Monthly Archives: November 2017

Leyendas del United: primera parte

Aprovechando que hoy es el cumpleaños de Ryan Giggs, el jugador que más partidos ha jugado con la camiseta roja y el pantalón blanco del uniforme del Manchester United, he decidido dedicarles una entrada a todos aquellos futbolistas que ayudaron a escribir esas páginas de gloria en la historia del United.

Man-U-class-of-92

Obviamente me gustaría empezar con Giggs, The Welsh Wizard, uno de esos one-club men que debutó en la liga inglesa (First Division) en 1991 contra el Everton, y desde ese preciso instante hasta su retirada podemos decir que se adueñó de la banda izquierda de Old Trafford. Como he comentado anteriormente, Ryan Giggs es el jugador que más partidos ha disputado en el club, casi mil partidos repartidos en veintidós temporadas; además tiene el record de haber marcado en veintiuna de ellas. El Galés también es conocido por la cantidad de trofeos que levantó siendo uno de los capitanes del club, entre ellos 13 títulos de la Premier League o lo que es lo mismo la misma cantidad de ligas que tiene el Arsenal, o más títulos que los que suman el Chelsea, el Manchester City o el Tottenham Hotspur.

Otro de los jugadores de la quinta de Giggs que todo el mundo recuerda con gran admiración es Paul Scholes, y no sólo por el hecho de mantenerse fiel al club que le hizo debutar, sino por ser uno de esos jugadores capaces de hacer levantar a todo el estadio con sus golazos desde fuera del área o incluso desde una mayor distancia. Sus boleas eran la principal atracción del público, pero fue la forma en la que movía la pelota y como controlaba tanto el juego defensivo como ofensivo desde el centro del campo, lo que le convirtió en uno de esos jugadores que todo entrenador quería tener en su plantilla. La curiosidad que rodea la carrera de Scholes es que es el único jugador del United que se ha retirado dos veces en el mismo club (2011 y 2013).

Seguimos con David Beckham, uno de los compañeros de Giggs en aquella maravillosa noche en Barcelona de 1999, noche en la que el United ganaba su segunda Champions League. ¿Qué puedo decir del bueno de David? Tal vez el futbolista más famoso del planeta, un jugador con un golpeo del balón exquisito, técnicamente superdotado para el fútbol practicado en las islas, y con un currículum y palmares envidiables. Aquella noche en Barcelona el United se convertía en el primer equipo inglés en lograr el trébol o lo que es lo mismo ganar la Premier, la FA Cup y la Champions. Aquella final de Champions League es recordada como la más dramática, y es que tras noventa minutos de juego el United estaba sentenciado, y fue gracias a un córner que lanzo David en el añadido que el equipo pudo remontar el partido.

Pero como todos sabemos el fútbol es un juego donde gana el equipo que marca más goles, y para tres centrocampistas como Giggs, Scholes y Beckham no podía haber mejor sueño que jugar en un equipo que tuviera una dupla de delanteros que fueran unos especialistas en el área rival como lo eran Andy Cole y Dwight Yorke. El inglés y el Trinitense lideraron el ataque de los Diablos Rojos desde 1998 hasta el 2001. En ambos casos podríamos decir que la carrera de estos futbolistas mejoró cuando unieron sus destinos al del Manchester United; pero esta no es la única similitud que comparten, ya que ambos tienen un porcentaje de goles por partidos jugados muy similar: el de Cole es un 48% mientras que el de Yorke está en el 54%. En su primera temporada juntos jugaron cincuenta partidos y los dos superaron la veintena de goles para hacer un total de cincuenta y tres; en su segundo año lograron mantener esos registros con cuarenta y cinco partidos jugados y cuarenta y cinco goles anotados. Es normal pensar que tras esas dos temporadas tan buenas, aún a día de hoy Cole y Yorke son admirados en Old Trafford.

Y ahora toca hablar de otra leyenda que al igual que Beckham ha llevado el número 7 del United, pero en el caso de George Best podríamos decir que prácticamente estrenó ese ya mítico dorsal. El Beatle como lo bautizaron los periódicos lisboetas, tras una de sus exhibiciones contra el equipo del Benfica (uno de los dominadores del fútbol europeo) en 1966, se caracterizaba por ser un jugador de una calidad enorme, un talento natural con gran visión de juego y con mucho gol, o lo que es lo mismo un jugador total. Pero no todo fueron luces en la vida de Best, y es que con los triunfos deportivos llegaron el dinero y la fama (Balón del Oro del 68), y eso terminó acabando con él. Best nos dejó el veinticinco de Noviembre de 2005 tras haber luchado toda su vida contra el alcoholismo, una enfermedad a la que nunca pudo vencer.

Para quienes no lo sepan Best formaba parte de lo que se conoce como The United Trinity, este es el nombre con el que se conocía al tridente de jugadores que formaban Best, Bobby Charlton y Denis Law (todos ellos ganadores del Balón de Oro). Y es de Law del que me gustaría hablaros, tal vez no tan conocido como los dos otros integrantes del tridente, pero este fue un jugador capaz de anotar 18 hat-tricks (3 goles en un partido) en su carrera, además fue el máximo goleador de la temporada 1963-64, y actualmente ocupa el tercer puesto de los máximos goleadores del club con un total de 237 goles. Denis Law era un jugador diferente y uno de los pioneros que dejaron las islas para ir a jugar a otra liga, en este caso al Torino de la liga italiana, y tras pasar una temporada allí fichó por el Manchester United y como se suele decir el resto es historia.

Sir Bobby Charlton, aquel joven que sobrevivió al accidente aéreo de Múnich en 1958 y que en 1966 ganó el primer y único mundial de Inglaterra. Un accidente que de una forma u otra marcó su carrera deportiva y es que quién podría imaginar que diez años después de ese terrible accidente Charlton estaría levantando el trofeo más prestigio del fútbol a nivel de clubes. Pero Charlton era un goleador como nunca antes se había visto en el fútbol inglés, era un jugador de otra época. Para poder entender la huella que ha dejado en el club, tenemos que pensar que aún en la actualidad muchas decisiones que se toman en la junta directiva son consultadas con él. Además, desde 2016 una de las tribunas de Old Trafford lleva su nombre. Sus números lo sitúan como el segundo goleador histórico del United con doscientos cuarenta y nueve goles, y también ocupa el segundo puesto en lo referente al número de partidos disputados con un total de setecientos cincuenta y ocho.

Mención especial se merecen todos aquellos jugadores que perdieron su vida en el accidente aéreo de Múnich, aquel seis de Febrero de 1958, en aquel avión viajaba una generación de jóvenes jugadores conocida como los Busby Babes, estos talentosos jugadores habían sido entrenados en el club y a pesar de que la media de edad no superaba los veintidós años de edad conquistaron dos títulos ligueros de manera consecutiva (1955–56 y 1956–57). Siempre serán recordados como las flores de Manchester.

Advertisements

Películas para el otoño con Wes Anderson

Wes Anderson

Ahora que por fin ya han llegado las borrascas a la península, y también las tan necesarias lluvias por fin empezamos a “disfrutar” de ese verdadero tiempo otoñal que te invita a quedarte en casa viendo una película. Y sobre películas es de lo que me gustaría hablar en esta nueva entrada, pero más específicamente de las dirigidas por el aclamado director de cine estadounidense Wes Anderson.

Wesley Wales Anderson nació en una de las ciudades más importantes del estado sureño de Texas en el año 1969, y en su dilatada carrera que comenzó en el año 1994 ha conseguido ganar 4 premios de la Academia además de haber logrado trece nominaciones. En estos más de veinte años de carrera nos han dejado grandes películas que se han convertido en las favoritas de muchos amantes de ese cine más independiente y alejado de lo comercial.

Pero antes de hablar más en profundidad de sus películas tenemos que hablar del estilo Wes Anderson. Anderson es un director que suele hacer comedias con un toque melancólico, que sirve como contrapunto a muchas de las absurdas situaciones en las que se ven envueltos sus protagonistas. Los temas más frecuentes serían la pérdida de la inocencia, la familia disfuncional y la rivalidad entre hermanos, por nombrar unos cuantos.

Una de las características más llamativas para las personas que están adentrándose en la filmografía de este artista del celuloide, es que le gusta mucho trabajar con actores de su confianza, así que es normal que suelas ver a muchos de ellos interpretando a un nuevo personaje en cada película. Por ejemplo Bill Murray y Owen Wilson ha participado en siete películas, mientras que con cinco y cuatro participaciones tenemos a Jason Schwartzman y a Kumar Pallana respectivamente, y con tres tenemos un empate entre 10 actores entre los que destacan: Willem Dafoe, Jeff Goldblum, Edward Norton, Anjelica Huston o Adrien Brody.

Pero Anderson también pone especial interés en la música que aparece en sus películas, y es que con un gusto muy particular que se fundamenta especialmente en la música de los años sesenta, es comprensible que muchos piensen que sus bandas sonoras son casi tan buenas como la película. Pero si hay algo que no pasa desapercibido en las películas del bueno de Wes, es el uso del color, ya sea en el vestuario o en los objetos que aparecen en pantalla, es imposible no apreciar lo bien que combina una limitada paleta de colores que hasta ahora le ha resultado infalible.

Tengo que decir que de Wes Anderson como director he visto todas sus películas, pero no es algo tan excepcional si tenemos en cuenta que sólo ha dirigido un total de ocho largometrajes. Al igual que tampoco es nada fuera de común que una vez que las hayas visto todas empieces a volver a ver tus títulos favoritos.

Estas son mis cinco recomendaciones.

En quinto lugar tenemos The Darjeeling Limited o también conocida como Viaje a Darjeeling. Esta es la historia de tres hermanos que “deciden” hacer un viaje a la India con la finalidad de volver a reconstruir los puentes de su relación. Durante este viaje nos deleitaremos con una sucesión de paisajes espectaculares y con una historia en la que los hermanos vivirán todo tipo de situaciones que les harán reflexionar sobre su vida y experiencias previas.

Rushmore es el nombre de la academia en donde está ambientada la segunda película de Wes Anderson. En Rushmore se nos cuenta la historia del joven y polifacético Max Fisher quien un buen día se enamora de la persona equivocada y desde ese momento empieza a sufrir una serie de desdichas que harán que termine expulsado de la academia que tanto supone para él. Esta película es muy recomendable para los que no conocen a Wes Anderson.

The Life Aquatic with Steve Zissou es una de esas películas que a pesar de no ser muy popular, merece la pena verla porque es una historia que además de entretener te enseña muchas lecciones sobre la vida. Steve Zissou es un famoso explorador submarino que un día mientras estaba rodando un documental, pierde a su mejor amigo a causa del ataque de un tiburón. Es el hecho de querer cobrarse venganza por la muerte de su amigo, lo que hará que Steve pierda el contacto con la realidad, se distancie de su mujer e incluso ponga en riesgo la vida de los tripulantes del Belafonte.

The Royal Tenenbaums, con los Tenenbaums siempre he tenido esa sensación de que todos hemos visto, tal vez incluso de manera involuntaria, alguna escena de esta película. Esta es tal vez la película en la que se cementa la carrera de Wes Anderson como director. Esta alocada comedia se centra en la familia de genios que forman los Tenenbaums, en la que cada uno de los tres hermanos ha de lidiar con tres diferentes traumas que arrastran del pasado. Mientras que Royal Tenenbaum intentará salvar su matrimonio y recuperar a su familia. No os puedo decir si el bueno de Royal (interpretado por Gene Hackman) conseguirá su objetivo, pero sí que os puedo decir que las risas están aseguradas.

Y en primer lugar tenemos la única película que he visto cuatro veces en el cine, una película que está entre mi tres películas favoritas de todos los tiempos, no es otra que The Grand Budapest Hotel. Y es que quien podría decirnos que una película basada en la vida del conserje de un hotel situado en el centro de Europa pudiera ser tan emocionante; pero estamos hablando de Monsieur Gustave H. quien obviamente es un conserje poco convencional, y su joven ayudante Zero Moustafa quien por causas que no puedo revelar acabará convirtiéndose en el dueño del hotel. Esta es la última producción de Wes Anderson, y ha sido una de sus películas mejor recibida tanto por el público (con una taquilla estimada en 175 millones de dólares) como por la crítica (en 2015 se alzaba con el Óscar al mejor Guion Original). Espero que le deis una oportunidad porque es una película que de verdad merece la pena, no sé yo si para verla cuatro veces, pero al menos para disfrutarla durante una de estas tardes en las que el tiempo otoñal nos invita a quedarnos dentro de casa.

Personajes Wes Anderson.jpg

 

Hawái decidirá a los campeones del mundial de surf.

maui.jpg

Desde la WSL (World Surf League) se han cansado de decirnos que Hawái decidirá a los dos campeones mundiales, y es que como casi siempre el paraíso del surf dictará sentencia en un final de temporada que promete ser espectacular y lleno de dramatismo hasta la última ola. Las expectativas están muy altas, y es que esta temporada ha sido realmente buena, especialmente lo ha sido esa primera parte de la gira en Australia y también los eventos europeos, estos últimos han respondido muy bien a las expectativas generadas tras unos años en los que Portugal no había producido tan buenas olas.

Empezando por las chicas que se jugaran la temporada ya este próximo sábado 25 en Honolua Bay, de la que tenemos que decir que es una de las olas que mejor representan a Maui; y es que Honolua Bay te ofrece tanto la posibilidad de realizar varias maniobras en una ola de largo de recorrido, como de ir a la búsqueda del tubo perfecto. En definitiva si las condiciones del mar son las propicias podremos disfrutar de un gran espectáculo.

Las encargadas de poner ese espectáculo no son otras que nuestras sospechosas habituales a la hora de repartirse las victorias en estos últimos tres años; las australianas: Sally Fitzgibbons, Tyler Wright y Stephanie Gilmore, la californiana Courtney Conlogue, y la local Carissa Moore. Entre estas cinco figuras del surf suman diez títulos mundiales (6 Gilmore, 3 Moore y 1 Wright), y todas ellas han ganado al menos un evento este año, sólo Conlogue ha logrado repetir (Bells Beach y Fiji), pero es Sally Fitzgibbons la persona que más tiempo ha estado ocupando la posición de líder en los rankings del World Championship Tour.

Como se puede ver la igualdad ha marcado una temporada que ahora está llegando a su fin. Predecir quien acabará levantado el trofeo de campeona del mundo es algo muy complicado. Pero siendo justos hemos de darle una cierta ventaja a Tyler Wirght que es la que ha de intentar defender la corona mundial antes dos surfistas (Fitzgibbons y Conlogue) que nunca han ganado en Hawai, sí que han ganado tanto Gilmore como Moore pero ellas tienen la desventaja de que tienen que remontar muchos puntos.

Teniendo en cuenta todo esto, para mí la favorita en Hawái siempre es Carissa Moore, su conocimiento de la ola de Honolua Bay es un factor determinante, y además Carissa es una persona muy competitiva que sólo piensa en ganar mundiales y más mundiales para un país como Hawái que hasta que ella apareció no tenía ningún título en categoría femenina.

Y mientras las mejores surfistas del mundo se juegan su futuro, los mejore surfistas del planeta se enfrentan a la segunda parada de la Triple Corona del mundial de Surf patrocinado por Vans en el North Shore de Oahu, en la icónica playa de Sunset Beach.

Esta es una prueba que no está incluida en el calendario del WCT de los chicos, pero sí que es un evento muy importante ya que estamos hablando del último gran evento para que todos esos jóvenes surfistas que quieren calificarse mediante las Qualifying Series y de esta forma ascender a la gran liga del WCT.

Este evento de Sunset Beach es curiosamnete uno de los que mejor se adapta al estilo de los surfistas australianos quienes han conseguido llevarse el trofeo en diecisiete de las cuarenta y una veces que se ha disputado. Pero al comprobar la lista de los ilustres ganadores, es normal que te encuentres con nombres de grandes figuras de este deporte como son Mark Richards, Michael Ho, Tom Carrol, Sunny Garcia, Joel Parkinson, Andy Irons o más recientemente Mick Fanning y John John Florence.

Como aún faltan dos semanas para que dé comienzo el Billabong Pipe Masters (del 8 al 20 de Diciembre), que es la última prueba del circuito WCT; he decido esperar a que conozcamos a la próxima campeona, para hacer una entrada analizando quienes son esos surfistas que se jugarán la corona del surf mundial. Mientras tanto os dejo la dirección de la página web de la WSL para quienes quieran ver estos últimos eventos del año (me parece que también retransmiten algunas pruebas en Facebook).

 

Maui Women’s Pro Round 1 Match-Ups:

  • Heat 1: Johanne Defay (FRA), Sally Fitzgibbons (AUS), Keely Andrew (AUS)
  • Heat 2: Tatiana Weston-Webb (HAW), Sage Erickson (USA), Alessa Quizon (HAW)
  • Heat 3: Tyler Wright (AUS), Bianca Buitendag (ZAF), TBD
  • Heat 4: Courtney Conlogue (USA), Nikki Van Dijk (AUS), Chelsea Tuach (BRB)
  • Heat 5: Carissa Moore (HAW), Laura Enever (AUS), Lakey Peterson (USA)
  • Heat 6: Stephanie Gilmore (AUS), Malia Manuel (HAW), Coco Ho (HAW)

 

Música para la lectura

Para quien no lo sepa, una de las cosas que más me gusta es escuchar música, ya sea mientras voy conduciendo o con los cascos mientras salgo a correr, la música forma parte de mi vida. Y es que a pesar de que no sé tocar ningún instrumento, desde muy joven he ido cultivando un gusto muy particular. Gusto que se nutrió en aquellos primeros años de mi adolescencia con esas bandas míticas del Rock and Roll de los sesenta y los setenta. Pero a medida que iban pasando los años mis preferencias fueron creciendo, y al ir descubriendo nuevos grupos mi colección de discos se fue multiplicando exponencialmente a la par que mi gusto musical se volvía cada vez más ecléctico.

Pero si bien es cierto que habitualmente puedo escuchar tanto música Rock como Pop independiente o hasta un poco de música electrónica, nunca escogería estos estilos musicales para escuchar mientras estoy leyendo. Ya sé que el mundo se divide entre los que no toleran ningún ruido mientras están leyendo, y los que se ponen algo de música mientras disfrutan de un buen libro; así que esta entrada está dedicada a ese segundo grupo de lectores. Siempre hablando desde mi propia experiencia y de lo que me gusta escuchar a mí cuando tengo tiempo para leer, yo recomendaría la música clásica, sí, tanto a los grandes compositores como a esos esplendidos intérpretes que hacen las delicias de los más melómanos.

Y os preguntareis por qué, para mí en este caso la música ha de ser un elemento secundario, algo así como un acompañante de la lectura, y no una distracción. Muchos estudios han revelado que un uso selectivo de la música puede ayudar a un lector a mejorar su experiencia medianamente el enfoque, la concentración y la comprensión del texto. Mientras que otros expertos en la materia han señalado que escuchar música clásica puede ayudar a reducir la presión arterial. Además la música clásica es una muy buena herramienta para la relajación y la estimulación cerebral. Y no podemos negar que este tipo de música ayuda a mejorar la calidad del sueño; y en definitiva si duermes bien, vives mejor.

En este último párrafo quiero dejar algunas recomendaciones que me gustaría compartir en este blog. Empezando siempre por un álbum recopilatorio de grandes obras maestras de la música clásica, yo diría que esta recopilación realizada por la Deutsche Grammophon es el lugar perfecto para empezar a redescubrir la música clásica. Mi segunda recomendación es buscar un intérprete actual que te guste y escucha sus trabajos para descubrir más en profundidad a esos maestros de la composición que todos conocemos de las clases de música de cuando íbamos al colegio; en mi caso yo os recomiendo a Valentina Lisitsa, una pianista ucraniana mundialmente conocida por sus exquisitas interpretaciones del compositor ruso Sergei Rachmaninoff. Y mi último consejo es explorar internet en busca de todo ese material que hay, ya sea en alguna emisora de radio online o en otras plataformas que nos ofrecen horas y horas de música al alcance de todo el mundo.

 

El milagro de los Boston Celtics.

BC

Aun sabiendo que estas entradas dedicadas al baloncesto no son tan bien recibidas como pudieran serlo otro tipo de entradas, me parece que es mi “deber” como aficionado a los Boston Celtics dedicarles unas cuantas palabras de respeto y admiración por el gran comienzo de curso que han tenido en esta nueva temporada de la NBA.

Los antecedentes nos llevan al verano de este 2017 cuando la franquicia de Massachusetts anunciaba no sólo la incorporación de una estrella a su proyecto de reconstrucción, sino la contratación de dos jugadores All Star como son el alero Gordon Hayward y el base campeón de la NBA y de las Olimpiadas Kyrie Irving. Boston estaba construyendo un equipo campeón. Pero la alegría duro poco, muy poco, y es que cuando a los cinco minutos del primer partido del curso Hayward cayo lesionado de gravedad con una fractura de tibia y un tobillo dislocado, todas las esperanzas de los Celtics se difuminaron con las lágrimas del nuevo ídolo.

Dos derrotas seguidas, la primera ante los Cleveland Cavaliers de LeBron James quienes se supone que han de liderar la conferencia Este junto a Boston, y otra en el estreno en casa ante los Bucks de Milwaukee dispararon todas las alarmas, los Celtics deberían lamerse las heridas y esperar a tener mejor suerte en 2019. Pero lo cierto es que ya han pasado dieciséis jornadas y los Celtics han logrado igualar un record de catorce victorias seguidas que se remontaba a la temporada 2010-2011, y ahora no solo lideran el Este sino que además son los que mejor racha llevan en la liga y se han consolidado como uno de los mejores equipos defensivos.

Sin embargo no debemos pensar que el éxito de este equipo sólo se debe a una organizada defensa que no permite a los rivales conseguir canastas fáciles al correr los contrataques o al presionar a los tiradores rivales para que no puedan encestar fácilmente de larga o media distancia. Es el trabajar duro, la ilusión y la convicción de que trabajando de esta manera se pueden lograr los objetivos lo que ha llevado a esta joven plantilla a sobreponerse tanto a sus rivales como a las múltiples lesiones que les han impedido jugar en todo su esplendor.

Estos Celtics son un equipo atípico que lucha contras las adversidades y está liderado por un Kyrie Irving que se ha echado a una de las más legendarias franquicias de la NBA a sus espaldas a sus veinticinco años y tras pasar tres a la sobra de LeBron en Cleveland. Pero Irving no está sólo, el australiano ha encontrado en Al Horford el mejor socio posible en la pintura. Pero sin duda algunas han sido dos jóvenes y talentosos jugadores como Jaylen Brown y Jayson Tatum los que más han sorprendido a la afición del TD Garden. Bueno siendo justos hemos de decir que este es un equipo con mayúsculas en el que todos los jugadores del roster contribuyen con acciones positivas cuando están en la cancha.

Para terminar me gustaría decir que aunque sea muy temprano para decir si este equipo puede llegar a las finales de la NBA, si hay que tenerlos en cuenta y contar con ellos para estar en la pelea por liderar la conferencia Este no sólo este año si no en el futuro. Todos sabemos que los Celtics son uno de esos equipos que tienen la sala de los trofeos llena de campeonatos (17 de liga y 21 de conferencia) y muchas son las camisetas de sus leyendas que han sido retiradas en señal respeto. Esperemos que dentro de un par de años esta camada de jugadores pueda unirse a nombres tan ilustres como los de Red Auerbach, Paul Pierce, Bill Russell o Larry Bird, será una buena señal para los de Boston.

Leyendo No-ficción en No-viembre

IMG_20171106_225354_876

He de confesar que siempre he sido una de esas personas que prefieren leer una buena novela que les entretenga, antes que leer algún ensayo sobre un tema de actualidad que les ayude a comprender mejor algún tema más específico. Es por ello que no suelo leer casi nada que no se corresponda a la sección de ficción de las librerías, pero sí que me gusta leer de vez en cuando alguna que otra biografía de alguna de esas personas a las que admiro.

Es por ello que para este mes de noviembre, al que ya cada vez le quedan menos días, he decidido que es el momento ideal para leer la autobiografía de Sir Alex Ferguson. Para quien no lo sepa, Sir Alex fue el entrenador del equipo de fútbol del Manchester United durante algo más de veintisiete años. El principal motivo que tengo para leer este libro es que el United es mi equipo desde que tenía nueve o diez años, y además me parece que es un libro perfecto para todos los amantes del deporte rey.

Como decía anteriormente las biografías es un género que me apasiona; pero en este caso al tratarse de una autobiografía escrita por una persona tan bien leída como Ferguson, tienes la certeza de que te vas a encontrar con una cierta calidad en la narración de unos hechos que para muchos fans como yo no son del todo desconocidos; pero es ese lado más personal el que me atrae para leer un libro que repasa los éxitos y los comienzos complicados de un entrenador Escocés que revolucionó el futbol Inglés.

Tras haber finalizado el primer capítulo estoy totalmente convencido de que voy a disfrutar mucho de este libro, y espero poder hacer una reseña que le haga justicia, y además espero dedicarle al menos un par de entradas más al Manchester United.

La Batalla de los Sexos

Battle-of-the-Sexes

Esta película recoge uno de los mayores espectáculos deportivos del pasado siglo, el conocido como La batalla de los Sexos, un partido de tenis que en Septiembre del año 1973 enfrentó a Bobby Riggs, ganador de la triple corona de Wimbledon (individual, dobles y mixtos), contra una Billie Jean King que era la referente del circuito femenino y que en el año anterior había ganado todos los Grand Slams en los que había tomado parte (tres de tres, ausente en el Australian Open). Esta película nos llevará a revivir lo sucedido los días anteriores a este épico partido, y como el mismo afectó a sus protagonistas.

Para quien no conozca los antecedentes sólo decir que Billie Jean King era de las tenistas más populares de su generación (aún en día goza de mucha popularidad al ser una luchadora por los derechos LGTB) accedió a jugar un partido de exhibición contra  Bobby Riggs. Riggs previamente había relanzado su carrera al haber derrotado de una forma muy contundente a la tenista australiana Margaret Court, y eso a pesar de ser un tenista retirado al que los días de gloria ya le quedaban muy lejos; recordar que Bobby Riggs había ganado el campeonato de Wimbledon en 1939, pero la Segunda Guerra Mundial eclipso todo su éxito.

Una cosa que hace muy bien esta película es contextualizar los hechos, y es que además de centrarse en ese partido que revolucionó no sólo el mundo del tenis sino a toda una generación, también hay espacio para adentrarse un poco en la vida de estas dos figuras del tenis que tan bien representaron a los Estados Unidos. Por un lado tenemos a una joven y exitosa Billie Jean King quien emprenderá un viaje de autodescubrimiento personal; mientras que en el caso de Bobby vemos como un tenista ya retirado intenta recuperar la gloria que nunca pudo disfrutar, además de intentar superar sus problemas con el juego.

Otros datos de interés.

  • Billie Jean King era una gran fan de Bobby Riggs, y tras el partido forjaron una maravillosa relación de amistad, e incluso participaron juntos en el popular programa de la ABC “The Odd Couple” donde al final del capítulo jugaban un partido de tenis mesa.
  • Riggs realmente no era ese “cerdo machista” que decía ser y tampoco pensaba que no debería de haber mujeres en las pistas de tenis, de hecho él ganó dos torneos del Grand Slam en categoría mixta (Wimbledon en el 1939 y el US Open en el 40).
  • La también tenista Rosie Casals solía formar pareja con Billie Jean en los dobles femeninos, y lo hicieron cosechando grandes resultados, destacando especialmente el hecho de haber ganado hasta en cinco ocasiones los dobles femenino en Wimbledon (6 veces ganaron las hermanas Williams y 7 Martina Navratilova).
  • Ya por último, Margaret Court la gran rival de King ostenta el record de triunfos en el abierto de Australia con 24 títulos en total (individual, dobles y mixtos). Además en 1970 lograba el Golden Gram Slam al ganar el Australian Open, Roland-Garros, Wimbledon y el US Open.

En lo referente a la película tengo que decir que tenía muchas ganas de ir a verla al cine, y es que me gusta tantísimo Emma Stone como actriz que siempre intento ir a ver sus películas, y a decir verdad me parece que con esta ya son cinco las películas suyas que he visto en el cine. Además también soy un gran admirador de Steve Carel (The Office). Y me gustaría resaltar sus interpretaciones porque ambos están realmente magníficos dando vida a Billie Jean King y a Bobby Riggs.

Pero también se merecen una mención especial la pareja de directores que rodaron esta película, me refiero a Jonathan Dayton y Valerie Faris; este matrimonio de California que ya habían dirigido juntos anteriormente, y además con grandes resultados como Ruby Sparks y Little Miss Sunshine, pero yo pienso que con esta Batalla de los Sexos se han vuelto a superar.

Concluyendo esta es una película que van a disfrutar todas esas personas a las que le gustan todos esos grandes espectáculos deportivos, pero también aquellas personas que prefieran una película con mensaje, en ese caso el de la Igualdad. Y para todos aquellos o aquellas que al salir del cine se hayan quedado con ganas de saber más sobre este partido y sus protagonistas, mi recomendación es el documental Battle of the Sexes de New Black Films, yo lo pude ver a principios de año y es muy recomendable.

Tenemos que hablar de Johnny

20171107_114959

Esta es una entrada que me gustaría dedicarle al gran Johnny Cash, que fue uno de los grandes nombres de la música en los Estados Unidos desde la década de los cincuenta hasta el año 2003 cuando tristemente nos dejó para siempre. Para quien no lo sepa Cash no es sólo una de las principales figuras de la música Country estadounidense, sino que además fue todo un icono, y hombre admirado por apoyar a los jóvenes talentos musicales en su programa de televisión, en el cual aparecieron por primera vez un jovencísimo Bob Dylan o una desconocida muchacha canadiense llamada Joni Mitchell, además de artistas más consagrados como Ray Charles o Louis Armstrong.

Esta idea se me ocurrió mientras estaba leyendo el prólogo del libro “Eternas palabras: los poemas inéditos de Johnny Cash”, un libro muy recomendable para todos los fans del Hombre de Negro, y también para esas personas que no conocen muy bien su trayectoria artística. Pero mi consejo siempre será ir directamente a sus canciones y especialmente a las de sus primeros álbumes. Aunque para esas personas que quieran conocer más en profundidad su vida personal, les recomendaría ver la película “Walk the Line” en donde el Joaquín Phoenix y Reese Witherspoon interpretan a Johnny Cash y June Carter.

Empezando por “Eternas palabras: los poemas inéditos de Johnny Cash” tengo que decir que este libro de poemas editado por Sexto Piso en una edición que incluye tanto los poemas originales en inglés como también su traducción al castellano, y además un montón de fotografías de los textos originales escritos a mano por el propio Cash. Sobre los poemas se podría decir que es una forma más completa para apreciar la totalidad del artista que hizo de la palabra su mejor aliada para expresar sus sentimientos más profundos, así que no es de extrañar que en estos poemas se traten temas tan intimistas como son: el amor y el desamor, la mortalidad, la adicción a las drogas, la espiritualidad, la libertad y también la resignación ante esas situaciones en las que uno no puede hacer nada.

Hablando sobre la película “Walk the Line” tengo que confesar que yo la vi hace varios años y a pesar de ello hay escenas que aún tengo muy presentes. Especialmente una de las del principio, en donde vemos la tragedia que sacudió a la familia Cash cuando perdieron al pequeño Jack (el hermano pequeño de Johnny) en un accidente mortal con una sierra; muerte de la cual Johnny siempre se sintió responsable y cuyo dolor obviamente siempre lo acompaño. Pero también se centra en aspectos más positivos como la primera vez que Cash intento convencer a un productor para grabar un single, y este lo rechazo por hacer lo que todo el mundo ya estaba haciendo, pero no os preocupéis que Cash insistió hasta que al final grabó esa canción en un single.

Pero si tuviera que destacar lo que mejor recuerdo de la película, eso que podría resumirla perfectamente, yo diría que “Walk the Line” es la historia de Johnny Cash y June Carter. Para quien no lo sepa Cash conoció a June Carter (quien era parte de una familia muy conocida de músicos y cantantes) cuando estaba casado con su primera mujer, pero obviamente él ya sabía que terminaría pasando el resto de sus días al lado de June, porque a pesar de ser una mujer divorciada (no olvidemos que estaba muy mal visto en aquella época) eran justo tal para cual. De hecho uno de los hijos del matrimonio sugirió que la “verdadera causa” del fallecimiento de su padre fue la prematura perdida de su mujer.

Y en lo referente a la música que podemos decir de un hombre que grabó cincuenta y cinco álbumes de estudio, además de varios directos tan memorables como el que recogía la grabación de aquel mítico concierto ofrecido a los reclusos de la prisión federal de San Quentin. Lo que es curioso que con una carrera tan extensa y plagada de éxitos, al final todo el mundo recuerde al bueno de Cash por esa versión de Hurt que era la banda sonora de un popular anuncio de Nike.

Así que este es mi top 10 de canciones de Johnny Cash que todo el mundo debería conocer.

  • Empezando obviamente por Hurt, versión de un tema del grupo NiN que Cash hizo suya a base de dotarla de un mayor sentimiento al interpretarla de una forma mucho más directa y simplemente acompañado de su guitarra y un piano.
  • A Boy Named Sue, es obviamente una de las canciones que todo el mundo asocia con Cash, pero a pesar de no haber compuesto este tema, su interpretación por primera vez en la cárcel de San Quentin nunca será olvidada ya que fue una de las favoritas del público.
  • Ballad of a Teenage Queen era la canción que abría su segundo álbum, esta canción publicada en 1958 nos cuenta la historia de cómo una persona puede echar su vida a perder tras haber tomado la decisión errónea.
  • Ring of Fire, originalmente compuesta por June Carter, se podría decir que resume a la perfección la relación tan especial que tenían June y Johnny. Y es cierto tal vez suene muy cursi, pero es una gran canción.
  • Folsom Prison Blues, una de sus canciones más conocidas, que se caracteriza por ese ritmo acelerado tan típico del de Arkansas y esa voz inigualable. Si no me falla la memoria esta canción la compuso estando en Alemania Occidental durante el servicio militar e inspirado por la película “Inside the Walls of Folsom Prison”.
  • Jackson, esta es una de las muchas veces que los talentos de Johnny Cash y June Carter se juntaban para crear un dueto que como siempre terminaba resultando todo un éxito ya que los dos se complementaban perfectamente.
  • Man in Black, es otra de esas canciones más que conocidas que a pesar de haber sido publicada hace cuarenta y seis años sigue teniendo mucha vigencia porque en la actualidad, el mensaje que transmite es simple, el negro siempre ha sido el color de esos tipos duros que como Johnny Cash han experimentado los sinsabores de la vida.
  • Get Rhythm, es una de esas canciones especiales que a pesar de ser la cara B de uno de sus primeros singles y se convirtió rápidamente en una de sus canciones más populares.
  • I Walk the Line, probablemente esta sea mi favorita de todas sus canciones.
  • God’s Gonna Cut You Down, una parte muy importante de la personalidad de Johnny Cash está ligada a la religión y eso es algo que no sólo se puede apreciar en este tema, sino que es recurrente a lo largo de su carrera. Además el video está realmente bien con todos esos famosos rindiéndole un más que merecido tributo.

Victober llega a su fin

vic

Escribo esta nueva entrada a modo de resumen, y con la intención de compartir mi experiencia tras haber estado leyendo durante el pasado mes de Octubre literatura de la época Victoriana; bueno, a decir verdad realmente sólo han sido un par de semanas las que he podido dedicarle a esta gran iniciativa que es Victober.

Antes de nada me gustaría decir que por desgracia me he visto obligado a hacer unos pequeños retoques sobre mis planes lectores de los que os había hablado el pasado mes. Pero en general tengo la sensación de que los cambios han terminado siendo positivos, y es que se podría decir que Octubre ha sido un muy buen mes y además repleto de buenas lecturas.

Los cambios más significativos afectan especialmente a la propuesta que consistía en leer un libro victoriano con un elemento supernatural o de suspense. Yo había pensado que sería muy apropiado leer “Otra vuelta de tuerca” del escritor americano afincado en el condado de East Sussex, Henry James. Pero al enterarme de que esta novela había sido seleccionada para el club de lectura de la Escuela de Idiomas, he pensado que lo mejor sería leerla con ellos.

También ha habido cambios en ese reto que consistía en leer un libro victoriano que no sea muy popular. Mis primeros pensamientos estaban más encaminados en leer algo de Thomas Hardy, pero finalmente me he decido por un poema de Oscar Wilde llamado “Balada de la cárcel de Reading”.

Pero mejor dejemos las introducciones y pasemos a hablar de esos libros que encandilaron a miles y miles de lectores británicos durante los años en los que se extendió en reinado de la Reina Victoria.

El primer libro del que me gustaría hablaros es Agnes Grey de Anne Brontë; esta es la primera de las dos novelas publicadas por la pequeña de las hermanas Brontë, y para mí era la primera toma de contacto que tenía con su obra, obra de la cual sólo puedo tener palabras de admiración y respeto. Agnes Grey es una historia conmovedora, realista y tan bien narrada que se quedará contigo y te hará reflexionar aún después de haber terminado la última página. en definitiva es uno de esos libros que uno sabe que ha de volver a leer en el futuro.

Siguiendo con las hermanas Brontë, también he leído una pequeña selección de poemas compuestos por Emily Brontë, estos poemas tiene como tema principal la muerte y el paso del tiempo. Esta selección que forma parte de la línea editorial de Penguin Little Black Classics lleva por nombre The Night is Darkening Round Me. A pesar de que el tema de la muerte no es un tema que me apasione especialmente, tengo que decir que me ha encantado leer estos poemas, y es que al leerlos realmente puedes sentir toda esa pasión que Emily transmite en sus creaciones literarias.

La gran novedad para mí vino de la mano de una autora que me era prácticamente desconocida, George Eliot o mejor dicho Mary Anne Evans. De esta escritora inglesa he leído una historia corta que he de reconocer que podría haber sido perfecta para leer durante la noche de Halloween, y es que El Velo Alzado es una de esas historias con suspense y misterio que cuando se van acercando a su desenlace llevan al lector a un estado de desasosiego e inquietud. Estas poco más de cien páginas demuestran que es cierto eso que se dice que el perfume viene en un frasco pequeño.

Por último este Victober me ha llevado hasta las costas Irlandesas donde nació el gran Oscar Wilde, no hemos de Olvidar que Irlanda formaba parte del impero británico durante la época Victoriana. Como comentaba anteriormente he aprovechado esta acoasión para reencontrarme en forma de “audiolibro” con un poema muy especial para mí, Balada de la cárcel de Reading, poema que descubrí estando en el último año del instituto y que pude leer completo hace cinco años. Y además he tenido la ocasión para leer La importancia de llamarse Ernesto una obra de teatro muy divertida y plagada de momentos memorables.

En definitiva estas dos semanas de Victober han sido fantásticas y las he intentado aprovechar para intentar descubrir un poquito más ese periodo tan fascinante de la historia que no has dejado tantos y tantos libros que merecen la pena ser leídos. Y ya sea leyendo novelas, poesía, historia cortas o teatro, leyendo a tus escritores favoritos o descubriendo nuevos autores, yo creo que hay un clásico victoriano para cada persona y ahora solo falta que cada uno encuentre el suyo.