Tag Archives: Boston Celtics

Vuelve la NBA

basketball hoop black and white board clouds

Hoy comienza un nuevo curso en la NBA, temporada que acogerá la ceremonia de entrega de los anillos de campeón a los jugadores de Golden State Warriors, equipo que pueden presumir de haber ganado tres de los últimos cuatro campeonatos. Tras la ceremonia, los Golden State recibirán a los Oklahoma City Thunders, en un duelo que enfrentará a dos de los mejores equipos del Oeste. Pero antes de todo esto, e inaugurando la temporada 2018-2019, viviremos un enfrentamiento clásico de la conferencia Este, que enfrentara a los Boston Celtics contra los Philadelphia 76ers.

Es por ello, que hoy repasamos a esos cuatro equipos que están llamados a dominar tanto la conferencia Este como la Oeste.

Conferencia Este.

  • Boston Celtics: Teniendo en cuenta lo bien que este equipo se sobrepuso a todas las adversidades vividas durante la pasada temporada, y sin olvidarnos de ese grupo de jóvenes promesas que ya son una realidad; me parece un objetivo razonable pensar que este equipo, dirigido por Brad Stevens y liderado por Kyrie Irving, debe aspirar como mínimo a ser el mejor equipo de la conferencia y pelear por hacerse con un sitio en las Finales de la NBA.
  • Toronto Raptors: Este año los canadienses lo tienen todo de cara, y no sólo por haber logrado el fichaje de Kawhi Leonard (Campeón y MVP de las finales de 2014); sino que además su pesadilla particular, LeBron James, ha puesto rumbo hacía el lejano Oeste, y no volverán a verse las caras hasta una hipotética final. Final que es con lo que sueñan todos los canadienses, tras una temporada, la del año pasado, en la que dominaron su conferencia.
  • Philadelphia 76ers: Ahora que parece que el famoso proceso ya ha finalizado, y tras una larga travesía por el desierto, todos los aficionados que acuden al Wells Fargo Center mantienen la esperanza en la tripleta mágica que forman: Markelle Fultz, Ben Simmons y Joel Embiid. Este es un equipo joven, construido desde el equilibrio entre el ataque y la defensa, algo que ejemplifica a las mil maravillas un Joel Embiid que me parece candidato al MVP de la temporada regular.
  • Para elegir este cuarto equipo he tenido muchas dudas, y es que son dos los equipos que me parece que podrían tener una buena temporada y ganar muchos partidos, estos son: los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo y los Indiana Pacers. Finalmente me quedo con Indiana porque son un equipo más coral, y además trabajan muy bien el apartado defensivo, en definitiva son un equipo peleón que da gusto ver.

Conferencia Oeste.

  • Golden State Warriors: Obviamente son los máximos favoritos. Sus principales estrellas están en el mejor momento de su carrera, se conocen entre ellos, y se podría decir que juegan de memoria. Pero por si no fuera suficiente, este verano han fichado a DeMarcus Cousins, quien para muchos es uno de los dos mejores pivots de la liga. Con estos movimientos en el mercado, el llamado quinteto de la muerte de Warriors es aún más letal.
  • Los Angeles Lakers: Este año la franquicia californiana volverá a disfrutar del Showtime gracias a LeBron James. Podríamos dejarlo aquí, pues es verdad que desde la retirada de Kobe Bryan, los aficionados que abarrotan el Staples Center cuando juegan los de dorado y purpura, no habían podido disfrutar de ninguna superestrella; pero ahora, con LeBron los Lakers volverán a ser respetados. Además, pienso que este grupo, que mezcla jóvenes talentos con jugadores experimentados, va a dar muchas sorpresas.
  • Houston Rockets: Los texanos son uno de los equipos que más dudas me generan a la hora de volver a repetir el éxito de la pasada temporada. No podemos olvidar que terminaron siendo el mejor equipo de la temporada, mientras que en play-offs cayeron en la final del Oeste contra Warriors. Pero en lo que es, sin duda alguna, una declaración de intenciones a favor de un baloncesto ofensivo, los Rockets se han desecho de dos de sus especialistas defensivos y han fichado como agente libre a Carmelo Anthony. Sólo el tiempo nos dirá si han acertado los de Houston.
  • Oklahoma City Thunder: Justamente me parece que el exequipo de Anthony es uno de esos equipos que podrían estar en los más alto de la clasificación cada semana. Un equipo que tiene una buena segunda unidad, y que además ha podido retener a Paul George, puede formar un equipo bastante interesante con el propio George, Steven Adams y Russell Westbrook (actualmente lesionado). Para lograr el triunfo final han de trabajar la regularidad, el talento de esta plantilla no se discute.

Como siempre podéis seguir la mejor información de la NBA en la web de la ESPN, y para contenido exclusivo recomiendo el canal oficial de YouTube de la NBA. Yo intentaré hacer alguna entrada más, dado que es un tema que me apasiona y encanta.

Bonus track.

Estas son mis previsiones para los premios que se entregan al final de temporada.

MVP: Anthony Davis
Rookie del año: Luka Dončić
Mejor defensor: Joel Embiid
Sexto hombre: Lou Williams
MIP: Lonzo Ball
Mejor entrenador: Brad Stevens
Equipo revelación: Phoenix Suns
Máximo anotador: James Harden

Advertisements

Nada más que la verdad

Paul_Pierce.jpg

Hoy los Boston Celtics retiran la camiseta de Paul Pierce, el mítico alero de la franquicia de Massachusetts que formó parte de aquel superequipo que en 2008 ganaba la NBA en una final ante sus eternos enemigos de los Angeles Lakes.

Muchos son los que apuntan a que Pierce ha sido un jugador que ha dejado su huella en los Celtics, y es que debemos tener en cuenta que el alero pasó 15 temporadas defendiendo los colores de los de Boston.

Es por ello que este sentido homenaje es muy especial, hoy se le retira el dorsal a uno de los mejores, o tal vez el mejor, jugador de ataque de la historia de la franquicia; como dato nos quedamos con esos más de veinticuatro mil puntos que lo sitúan entre los tres mayores anotadores de la historia del club.

The Truth, apodo por el que popularmente se conoce a Pierce, rápidamente se convirtió en uno de jugadores favoritos de los aficionados que cada día abarrotan el TD Garden, y es que el hecho de que los Boston Celtics eligieran a Paul con la décima elección (pick) del draf de 1998 fue capital para la reconstrucción de un equipo que estaba falto de liderazgo desde la época de Larry Bird.

Confieso que mi verdadero amor este equipo nació gracias a jugadores como Paul Pierce, y un equipo como los Boston Celtics que con jugadores como Paul Pierce, Kevin Garnett, Ray Allen y Rajon Rondo enamoraban con un juego grupal en el que cualquiera que lo viera podía sentirse identificado.

Por todo esto todos los fans de los Celtics estamos más que agradecidos a Paul Pierce por todos sus años de compromiso y dedicación defendiendo la camiseta blanca y verde de Boston.

El milagro de los Boston Celtics.

BC

Aun sabiendo que estas entradas dedicadas al baloncesto no son tan bien recibidas como pudieran serlo otro tipo de entradas, me parece que es mi “deber” como aficionado a los Boston Celtics dedicarles unas cuantas palabras de respeto y admiración por el gran comienzo de curso que han tenido en esta nueva temporada de la NBA.

Los antecedentes nos llevan al verano de este 2017 cuando la franquicia de Massachusetts anunciaba no sólo la incorporación de una estrella a su proyecto de reconstrucción, sino la contratación de dos jugadores All Star como son el alero Gordon Hayward y el base campeón de la NBA y de las Olimpiadas Kyrie Irving. Boston estaba construyendo un equipo campeón. Pero la alegría duro poco, muy poco, y es que cuando a los cinco minutos del primer partido del curso Hayward cayo lesionado de gravedad con una fractura de tibia y un tobillo dislocado, todas las esperanzas de los Celtics se difuminaron con las lágrimas del nuevo ídolo.

Dos derrotas seguidas, la primera ante los Cleveland Cavaliers de LeBron James quienes se supone que han de liderar la conferencia Este junto a Boston, y otra en el estreno en casa ante los Bucks de Milwaukee dispararon todas las alarmas, los Celtics deberían lamerse las heridas y esperar a tener mejor suerte en 2019. Pero lo cierto es que ya han pasado dieciséis jornadas y los Celtics han logrado igualar un record de catorce victorias seguidas que se remontaba a la temporada 2010-2011, y ahora no solo lideran el Este sino que además son los que mejor racha llevan en la liga y se han consolidado como uno de los mejores equipos defensivos.

Sin embargo no debemos pensar que el éxito de este equipo sólo se debe a una organizada defensa que no permite a los rivales conseguir canastas fáciles al correr los contrataques o al presionar a los tiradores rivales para que no puedan encestar fácilmente de larga o media distancia. Es el trabajar duro, la ilusión y la convicción de que trabajando de esta manera se pueden lograr los objetivos lo que ha llevado a esta joven plantilla a sobreponerse tanto a sus rivales como a las múltiples lesiones que les han impedido jugar en todo su esplendor.

Estos Celtics son un equipo atípico que lucha contras las adversidades y está liderado por un Kyrie Irving que se ha echado a una de las más legendarias franquicias de la NBA a sus espaldas a sus veinticinco años y tras pasar tres a la sobra de LeBron en Cleveland. Pero Irving no está sólo, el australiano ha encontrado en Al Horford el mejor socio posible en la pintura. Pero sin duda algunas han sido dos jóvenes y talentosos jugadores como Jaylen Brown y Jayson Tatum los que más han sorprendido a la afición del TD Garden. Bueno siendo justos hemos de decir que este es un equipo con mayúsculas en el que todos los jugadores del roster contribuyen con acciones positivas cuando están en la cancha.

Para terminar me gustaría decir que aunque sea muy temprano para decir si este equipo puede llegar a las finales de la NBA, si hay que tenerlos en cuenta y contar con ellos para estar en la pelea por liderar la conferencia Este no sólo este año si no en el futuro. Todos sabemos que los Celtics son uno de esos equipos que tienen la sala de los trofeos llena de campeonatos (17 de liga y 21 de conferencia) y muchas son las camisetas de sus leyendas que han sido retiradas en señal respeto. Esperemos que dentro de un par de años esta camada de jugadores pueda unirse a nombres tan ilustres como los de Red Auerbach, Paul Pierce, Bill Russell o Larry Bird, será una buena señal para los de Boston.