Archivo de la categoría: Deportes

España, país de BA-LON-CES-TO

España_Mundial_China.jpg

Antes de nada me gustaría decir que de las treinta y dos selecciones que tomaron parte de esta Copa del mundo de Baloncesto Masculino disputado en China, sólo dos has sido las que han sido capaces de emocionarme con su juego, y justamente esas dos han sido Argentina y España, y es que se podría decir que fueron los países que mejor baloncesto jugaron durante el campeonato. Teniendo todo esto en cuenta decir que Argentina ha sido justa finalista y han logrado una medalla de mucho mérito. Es por ello que en esta ocasión me parece un error de la FIBA el no haber incluido a nada más que a un jugador argentino en el quinteto ideal del torneo, especialmente teniendo en cuenta que este país derrotó de una manera muy clara tanto a Serbia como Francia, quienes sí fueron capaces de colocar a un jugador para reconocimiento.

Empezando por la final yo diría que la veteranía y la experiencia han sido la clave de esta final en la que España siempre fue por delante en el marcador, y en la que tampoco pasó muchos apuros para asegurarse su segundo Trofeo Naismith (2006 y 2019). Con un baloncesto solidario y grupal, España fue capaz de dominar todas las fases del juego, empezando en la defensa a Campazzo y Scola, y también en ataque con 6 jugadores consiguiendo dobles dígitos en anotación. No podemos negar que los campeonatos organizados por países del lejano oriente le traen bastante buena suerte al equipo español.

El mejor jugador de la final fue un Ricky Rubio, quien también repitió premio al mejor jugador del torneo; y la verdad tengo que decir que me parecen dos decisiones muy justas. Rubio fue el mejor de la final, y es algo que demuestran unos números que son realmente para enmarcar con 20 puntos (sólo Gabriel Deck anotó más que él -24 pnts-), 7 rebotes, 3 asistencias y 22 de valoración (sólo Marc Gasol valoró más que Ricky -27 de valoración-). Además es innegable la gran contribución del actual base de los Phoenix Suns, no sólo en anotación, sino que también en liderazgo, y siendo el faro del equipo en los momentos más complicados de los partidos de la selección, demostrando porque fue escogido con el número 5 en el Draft de 2009.

Otro jugador del que también hay que hablar es Marc Gasol, y su 2019 con el título de Campeón de la NBA y su segundo mundial. El mediano de los Gasol, que en esta temporada se ha ido a más de ciento diez partidos disputados, ha tenido una presencia muy importante con la selección española; pero quizás en esta ocasión podría decirse que fue realmente salvador en el partido de semifinales contra Australia en el que anotó la friolera de treinta y tres puntos para ganar a un rival que exigió el máximo esfuerzo para los de Sergio Scariolo.

Pero a lo largo de este campeonato has sido muchos los jugadores que han brillado con luz propia. Empezando con Juancho y Willy Hernangómez Geuer, los hermanos han demostrado que por sus venas corre baloncesto (por parte de padre y madre), y han logrado algo antes impensable en el baloncesto español, ya que los dos hermanos han logrado anotar 11 puntos cada uno en la final de un mundial (recordemos que Pau no pudo jugar la final de Japón). También Victor Claver, el valenciano que ha recibido muchas “críticas” en la redes sociales, comentarios negativos que no reflejan para nada ni la carrera ni el carácter de un jugador que se fue muy joven para la NBA y que ya lleva varias temporadas jugando en el Barcelona (uno de los mejores equipos de Liga Endesa, y uno de los grandes de Europa). Un Sergio Llull que ha ido creciendo con el transcurrir del campeonato, y ha estado totalmente desatado en ataque durante esta semana final. Y también Pau Rivas y Oriola que han sumado siempre en positivo saliendo desde el banquillo.

Ya por último me gustaría hacer una mención especial para Rudy Fernández, probablemente mi jugador español favorito, y el capitán que ha tenido el privilegio de poder levantar esta deseada copa en Pekín. Hablar de Rudy es hablar de un jugador que lidera desde el ejemplo y su compromiso, pero si analizamos su juego hemos de decir que Rudy siempre está en esos momentos más complicados (en los grandes partidos), pero también es capaz de ponerse el traje de faena y defender a un contrario sin ni siquiera mirar a la pelota. Pero Rudy es algo más que ese 3&D que dicen los americanos, es cierto que sus triples fueron muy importantes contra Polonia (cinco de cinco intentos), pero Rudy ha demostrado serenidad en los momentos claves del campeonato, y fue capaz de terminar varios encuentros con cuatro faltas y sin ser expulsado. Fernández es junto a Marc Gasol el único jugador español que puede presumir de ser dos veces campeón del mundo, y de verdad que me alegra ver como esta mezcla de veteranía y juventud le ha traído éxitos al baloncesto español.

Para ir concluyendo, remarcar mi disconformidad con el quinteto ideal de la FIBA, yo hubiera elegido uno con: Ricky Rubio y el Facu Campazzo de playmakers, con Rudy al tres (alero), y dos torres como Marc Gasol y Luis Scola para dominar el juego interior. También decir que confío mucho en Argentina y su brillante futuro para los Juegos de Tokio 2020. Y hacer un breve inciso en la gozada que es ver como España ha dominado el baloncesto en este 2019, año en el que el equipo nacional femenino ha logrado retener su cetro europeo con un campeonato maravilloso (que no pude comentar en el blog, pero disfrute con cada partido), y ahora con un segundo Mundial que de verdad es algo muy merecido para este grupo de jugadores y técnicos que ya están en la historia de este deporte.

Anuncios

Los 90 años de Ferrari

 

Ferrari.jpg

Para esta entrada me gustaría que dejarais aparcadas todas las ideas que comúnmente asociamos cuando escuchamos el nombre de este fabricante de coches de lujo, y el motivo es que en esta ocasión vamos a poner el acento en su faceta como equipo de la Fórmula 1, o mejor dicho como la Scuderia Ferrari.

No hace falta decir que cuando se piensa en el deporte rey de la velocidad y carreras de coches, el nombre de Ferrari es el primero que se nos viene a la cabeza, y la relación entre Fórmula 1 y los italianos está íntimamente ligada desde los inicios de la competición allá por el año 1950. Pero no fue hasta 1952 que los de Maranello empezaron a escribir su propia historia con letras de oro, gracias a Alberto Ascari y su primer título de campeón del mundo, proeza que sería capaz de repetir al año siguiente.

La década de los cincuenta fue gloriosa para Ferrari, conquistando dos campeonatos más, y haciendo que su marca ganase en popularidad, y que terminase por llevarles a ser mundialmente conocidos por sus bólidos de carreras y sus fabulosos coches. El cambio de mentalidad se dio con la llegada del piloto argentino Juan Manuel Fangio, quien a día de hoy sigue siendo el piloto de más edad en ganar un mundial para los del Cavallino Rampante.

Pero ese reconocimiento mundial que empezó en los cincuenta se condicionaría durante la siguiente década, y en ello tienen gran culpa tres pilotos que muchas veces pasan desapercibidos, se trata de dos ingleses y un americano, que decidieron competir con un coche italiano para poder lograr ser el mejor de todos, ellos fueron Mike Hawthorn (Mexborough, campeón en 1958), Phil Hill (Florida, campeón en 1961) y John Surtees (Surrey, campeón en 1964).

Pero si se me permite un pequeña licencia personal, me gustaría añadir que no fue hasta 1974 que Ferrari no conoció a su primera leyenda, y este no es otro que el gran Niki Lauda, quien es uno de los pilotos que mejor demuestra que nunca se puede dudar del carácter competitivo de un campeón, y es que a pesar de su terrible accidente durante una carrera en el circuito alemán de Nürburgring en 1975, Lauda fue capaz de volver a ganar otro campeonato del mundo en 1976, siendo además el primer piloto capaz de ganar dos títulos mundiales con Ferrari desde que lo hiciera Ascari en 1953.

Sin embargo el precio que tuvieron que pagar los italianos fue demasiado alto, y tras saborear el éxito con Lauda pasaron más de veinte años en los que sólo fueron capaces de ganar en una ocasión; pero a pesar de que la travesía por el desierto fue larga, con la alianza Ferrari-Schumacher se formó un binomio imparable que dominó la Fórmula 1 desde el año 2000 hasta el 2004, dando como resultado cinco títulos más para las vitrinas de la Scuderia, y un total de 48 victorias durante esos cinco años que reflejan la extraordinaria carrera de un Michael Schumacher que se consagró como el mejor de todos los tiempos cuando decidió unir su camino con el de este mítico equipo.

Muchos son los que han intentado igualar el éxito de Schumacher cuando se unieron a Ferrari, pero sólo uno fue el único que logró ser campeón del mundo, estoy hablando del finés Kimi Räikkönen, campeón mundial en 2007 y ganador de seis carreras durante esa temporada, el éxito de Kimi no está sólo en que fue capaz de ganar el mundial en su primera temporada vestido de rojo, sino que además lo hizo doblegando a un equipo como McLaren que había hecho una gran inversión durante esa campaña. Kimi demostró ser el piloto ideal para Ferrari durante esos años difíciles, y además tiene el honor de ser el último piloto que hizo campeón a los italianos, como se suele decir mejor imposible para el bueno de Kimi.

Por último me gustaría reflexionar sobre los malos resultados cosechados últimamente por parte del equipo italiano, incapaces de ganar, con un elevado cambio de pilotos en los asientos de sus monoplazas, y proyectos que parecen nunca poder asentarse debido a los continuos cambios que desde la FIA parece que intenta dar más importancia a los ingenieros que a los propios pilotos. En mi humilde opinión Ferrari ya ha vivido esta situación en su pasado, y siempre han salido adelante con la ayuda de un gran piloto, y lo volverán a hacer cuando el piloto adecuado vuelva a ponerse al volante del bólido rojo; pero mientras tanto no olvidemos que Ferrari sigue siendo el equipo que más veces ha ganado en la Fórmula 1 y también el que más Grandes Premios ha conquistado en sus 90 años de historia.

Kawhi me a River: Toronto gana la NBA.

wethenorth.jpg
¿Quien podría pesar, hace un año, que Toronto estaría levantando el título de campeones de la NBA tras despedir al entrenador del año y cambiar a su mejor jugador por otro que sólo había jugado 9 partidos en aquella temporada? Pues sí, el baloncesto es impredecible y siempre nos da momentos inolvidables como este final de temporada que nos deja a los Toronto Raptors como el mejor equipo del mundo tras vencer a Golden State Warriors en un sexto partido para la historia.

Algo que tal vez no mucha gente conozca es que el inventor de este deporte llamado baloncesto, James Naismith, era canadiense, más concretamente de Almonte (Ontario), y es por ello que este primera victoria de un equipo canadiense tiene un sabor especial; por no decir que los Raptors se unen a un selecto grupo de equipos que han conquistado el anillo de campeones en su primera final, además con este triunfo los de Toronto se convierten en el vigésimo tercer equipo que ha ganado la NBA en los más de setenta años de competición.

Pero a pesar de este triunfo del colectivo y del espíritu de equipo que ha demostrado tener el conjunto entrenado por Nick Nurse, hay un nombre que destaca por encima del resto, y ese es Kawhi Leonard. Con esta temporada Leonard se consagró como el mejor jugador del mundo, con su segundo título a nivel personal y su segundo galardón como el MVP de las finales, y además aprovechó la ocasión para reivindicarse con una gran temporada ante todos los que decían (especialmente su anterior entrenador, Gregg Popovich) que no era capaz de liderar un equipo y que no estaba a la altura de otros grandes jugadores de su tiempo. Muy osados fueron aquellos que ante el infortunio de las lesiones dudaron de un jugador que es un anotador compulsivo y además nunca escatima ningún esfuerzo a la hora de defender, uno de esos jugadores que entiende el juego y lo juega de la forma que hace que el espectador quiera seguir viendo el partido, en definitiva un jugador de leyenda.

Volviendo al colectivo, y a un grupo de jugadores en los que a excepción de Kawhi ninguno de ellos se puede considerar una superestrella, tenemos que destacar una serie de jugadores que han sido muy importantes durante estas finales de los Playoffs.

Empezando por Pascal Siakam, el camerunés formado por la franquicia de Toronto fue el gran protagonista del primer partido de la serie anotando 32 puntos, y dando la sensación de que en Golden State no había ningún jugador que pudiera defenderlo (algo que hemos podido comprobar en varios partidos de la serie).

Kyle Lowry, el capitán, quien tras la marcha de su gran amigo DeMar DeRozan el verano pasado, ha sido capaz ya no sólo de llevar al equipo a una final de conferencia, sino que además ha sido un jugador que con su actitud ha sido capaz de aportar muchas cosas positivas para su equipo en estas finales.

Al igual que han aportado también su granito de arena Danny Green y Serge Ibaka, y lo hicieron cuando más los necesitaba su equipo en el tercer y cuarto partido de una serie que había llegado a California, y fue en estos cruciales partidos cuando los jugadores del equipo canadiense consiguieron sus máximos registros anotadores con 18 y 20 puntos respectivamente.

Y sin olvidarme de un Marc Gasol al que únicamente le faltaba por ganar un anillo de campeón de la NBA tras una carrera plagada de éxitos, y lo ha logrado justamente en la temporada en la que abandonaba el equipo de sus amores los Memphis Grizzlies y recalaba en un equipo como los Toronto Raptors en donde uno de los entrenadores asistentes es Sergio Scariolo (Seleccionador Español). Curiosamente la aportación del de Sant Boi ha sido especialmente buena en los partidos impares de la serie, dejándonos en el primer partido (20 Pts Y 7 Reb), en el tercero (17 Pts y 7 Reb) y en el qunto (17 Pts y 8 Reb); números que han culminado con uno de esos hitos que ya forman parte de la historia del deporte, pues desde ahora los hermanos Gasol son los primeros en ganar, al menos, un anillo en la NBA cada uno.

Y para concluir, no podía faltar un merecido reconocimiento a Golden State Warriors, en un 2019 que ha sido realmente calamitoso para la franquicia de San Francisco. Es una pena que nunca podamos llegar a saber que hubiera sido de este equipo sin las graves lesiones que sufrieron durante este final de temporada dos de sus estrellas como son Kevin Durant (rotura del tendón de Aquiles) y Klay Thompson (rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda), además de otras lesiones de menor gravedad en jugadores como Kevon Looney y Andre Iguodala.

Teniendo en cuenta la lista de bajas, hay que decir que tiene mucho merito que el equipo liderado por Stephen Curry fuera capaz de forzar un sexto partido, partido en el que el jugador nacido en Akron (Ohio) terminó muy mermado tanto física como mentalmente ante todas las adversidades en forma de lesión de sus compañeros, pero no podemos negar que el base fue la pieza clave en el ataque de los Warriors con una anotación espectacular de más de ciento ochenta puntos en los seis partidos de las finales.

Ahora todo parece indicar que con estas lesiones tan graves los Golden State Warriors tendrán que hacer algunos cambios si quieren volver a estar en una finales; pero sin ninguna duda este equipo quedará para siempre en la memoria de todos los que aman el baloncesto, y no sólo por sus tres títulos en cuatro años, sino que además por esa forma de entender el juego y en cierta forma por haber cambiado el baloncesto.

 

La importancia del triunfo del Uni Girona

Keisha Hampton

Este pasado domingo, día 5 de Mayo, el Uni Girona se proclamaba campeón de la Liga DIA tras vencer al Perfumerías Avenida en el segundo partido de los play-offs por el título de campeón de España de baloncesto femenino. Este es el segundo título (2015 y 2019) del equipo catalán, y además supone un cambio de tendencia en el baloncesto femenino, pues Avenida había dominado la competición, con mano de hierro, ganando tres campeonatos consecutivos (2016,17 y 18).

Este cambio se empezó a gestar ya en le pretemporada, cuando el Uni se hizo con los fichajes de las internacionales españolas Bea Sánchez y Laia Palau, dos incorporaciones que les ayudaban a fortalecer tanto el puesto de base como el juego en la pintura. Con un equipo sólido, y fichajes de impacto instantáneo (Gabby Williams), el Girona se perfilaba como el gran favorito para alzarse con el título.

Sin embargo, durante la temporada, pudimos comprobar como los títulos de la Supercopa y de la Copa de la Reina terminaban en las vitrinas de un Perfumerías Avenida, que parecía que otra temporada más volverían a pelear por lograr el triplete. Todo ello a pesar de los cambios en la plantilla y el cese del entrenador a mitad de temporada; pero siendo sincero me atrevería a decir que fueron estos cambios los que motivaron la reacción que terminó por asegurarle al equipo salmantino el factor cancha durante las finales.

Viendo los resultados de los dos partidos de la final de la liga entre estos dos colosos del baloncesto (64-70 y 73-65 a favor de Girona), uno puede llegar a pensar que los partidos fueron muy igualados, pero a decir verdad Avenida nunca fue capaz de desplegar su juego habitual, y siempre fueron a remolque de un Uni Girona que dominó todas las facetas del juego, pero especialmente la defensa. Mi conclusión, es que la plantilla del Girona tenía una mayor profundidad de banquillo, y que cada jugadora sabía a la perfección cual era su rol.

Durante la temporada pudimos ver como el juego interior del equipo catalán estaba formado por dos jugadoras de gran nivel como son la brasileña Nadia Colhado y la estadounidense Keisha Hampton, mientras que en el banquillo esperaba su oportunidad una Julia Reisingerova con ganas de demostrar su inmensa calidad (MVP de las finales), oportunidad que le llegaría en este final de temporada tras la lesión de Colhado.

Otro de esos factores diferenciales de esta campaña ha sido la dirección del juego, ya que el Uni Girona contaba en sus filas con una dupla de bases de grandísimo nivel, dos jugadoras de gran talento y experiencia como son Nuria Martínez y la anteriormente mencionada Laia Palau, Palau que es la máxima asistente del baloncesto español y una de las piezas clave de los recientes éxitos de la selección.

Y me gustaría terminar esta entrada volviendo a esa idea del principio, esa que refleja la importancia que tiene el hecho de tener un nuevo campeón de liga, ya que de esta forma la Liga Dia crece, y estoy seguro que tanto Avenida como Girona tendrán que volver a estar atentos al mercado para poder mejorar sus equipos de cara a los nuevos desafíos de la próxima temporada, y es que mientras el equipo de Salamanca tiene que buscar jugadoras nuevas para recomponer su proyecto, el Girona deberá incorporar alguna jugadora para lograr el más difícil todavía y poder defender este título tan deseado y merecido.

Las notas de la temporada en la NBA

Me he dado cuenta de que últimamente mis entradas son cada vez más largas, y para evitar escribir otra entrada muy similar a la del año pasado, en la que comentaba mis impresiones acerca de los Playoffs de la NBA centrándome en cada equino, este año he pensado en dar notas del 1 al 10 a esos equipos y o jugadores que han sido protagonistas durante la temporada.

Empezamos con el 10 para Golden State Warriors, no sólo tienen el tercer mejor récord de la temporada (57-25), sino que además este año parece que todas sus superestrellas que forman el quinteto de la muerte empezarán estos Playoffs más descansados. A lo largo de este año hemos visto actuaciones estelares tanto de Kevin Durant, como de Klay Thompson y Stephen Curry (dos de los tres mejores tiradores de la historia), pero además DeMarcus Cousins se ha adaptado muy bien a su nuevo equipo y ha superado su lesión sin ningún problema reseñable.

9 para Toronto. Personalmente pienso que son el equipo más fuerte en el Este, tienen un equipo muy solido y una rotación con jugadores que pueden aportar varias y diferentes soluciones cuando los partidos se complican. Pero algo que valoró mucho de este equipo canadiense es la capacidad de reinventarse y su acierto a la hora de fichar, y no lo digo sólo por el trueque del verano pasado en el que los Raptors se desprendieron de DeRozan para fichar a Kawhi Leonard, es que además han añadido a un Marc Gasol que les aporta muchas más cosas que el pivot lituano Jonas Valančiūnas.

El 8 es para Giannis Antetokounmpo, el jugador griego y líder de los Bucks de Milwaukee va con todo a por el MVP de la temporada regular, pero aún así su participación en estos Playoffs genera muchas dudas; pues a pesar de ser el mejor equipo de lo que llevamos de competición, es ahora cuando se gana o se pierde.

El siete lo van a compartir dos franquicias que han pasado unos años en el ostracismo, pero que empiezan a ver la luz al final del túnel, me refiero a los Brooklyn Nets y a los Los Angeles Clippers. Estos dos equipos han dado con la tecla y eso les han llevado a estar entre los dieciséis mejore equipos de la temporada; los Nets tienen un equipo con ganas de demostrar que son capaces de ganarle a cualquiera, mientras que los angelinos entrenados por Doc Rivers han compitiendo de una forma brillante hasta llegar a este momento de la temporada.

En el seis tenemos a Luka Dončić y a Trae Young, dos rookies que han jugado como auténticos veteranos, e incluso se han echado a sus espaldas a sus equipos en momentos decisivos que han terminado dándoles victorias que parecían imposibles. Pero siendo justos hemos de reconocer que Luka ha sido más regular durante toda la temporada, jugando a un nivel muy alto desde el principio hasta esta ultima semana, es por ello que pienso que sería de justicia darle el premio al mejor novato del año.

En el quinto puesto tenemos a unos Boston Celtics, que por momentos, me han decepcionado bastante, pero ahora que ya ha finalizado la temporada regular me parece que lo han hecho bastante bien teniendo en cuenta todas las circunstancias. Además he de añadir que para nada me parce justo señalar a un jugador como Gordon Hayward como responsable de las derrotas, y no hemos de olvidar que ha superado una lesión que podría haber acabado con su carrera deportiva. Con todos los jugadores recuperados estoy convencido que Celtics volveran a luchar por llegar a una final de conferencia.

En el cuatro, y como primera de las decepciones de la temporada, tenemos que citar a los Rockets, un equipo en el que juega James Harden no puede terminar el año en cuarta posición; y en este caso hay que señalar tanto a los despachos como a los compañeros de Harden, pues no han estado a la altura de un jugador que lo ha dado todo y más por la ciudad de Houston.

3 para la decepción que han sido LeBron y sus Lakers, un proyecto fallido que empezó a tocar fondo con el no traspaso de Anthony Davis en febrero, un gran fracaso tanto para James como para Magic Johnson. Pero ese no ha sido el único error de un LeBron James que este año ha tenido su peor temporada como profesional.

Un 2 para Carmelo Anthony, el alero neoyorquino ha vivido una auténtica pesadilla esta temporada, temporada en la que se podría decir que ha estado ausente, pues sólo ha disputado un par de partidos con los Houston Rockets este año. Actualmente sin equipo, parece que la temporada 2019-20 será la temporada final de Carmelo en la NBA.

Un 1 para New Orleans Pelicans y todos los involucrados en el no traspaso de Anthony Davis a los Lakers. Me parece que enfurruñarse y no saber analizar los problemas que afectan a una organización es una grave falta en todo dirigente, y especialmente en este caso en el que Pelicans podría haber logrado llevarse varias de las jóvenes promesas de Lakers (con unos contratos asequibles), al cambio de un único jugador que ya ha dicho que quiere jugar en un equipo ganador. Este ha sido, sin ninguna duda, el gran fiasco del año en la NBA.

¿Qué podemos esperar de la nueva temporada de la WSL?

cali.jpg

A escasas horas de que de comienzo la nueva temporada de la WSL, el campeonato mundial de surf en el que compiten los mejores surfistas del planeta, me gustaría hacer un pequeño repaso a los principales favoritos para alzarse con el título de campeón y campeona del mundo, además de tratar de dar respuesta a varias de esas preguntas que muchos nos hacemos con respecto a esta temporada.

Este mundial que arranca hoy en Australia, más concretamente en Gold Coast (Queensland), nos permitirá disfrutar de los mejores surfistas en las mejores olas, y para ello se han realizado modificaciones y cambios en el calendario para garantizar un mayor espectáculo; además de incluir un nuevo destino para la competición femenina, que en este 2019 volverá a Portugal para disputar el MEO Rip Curl Pro en Peniche, localidad lusa conocida por sus increíbles olas tubulares.

Favoritos y favoritas para este 2019:

Empezando con la competición masculina, me parce que otro año más los brasileños acapararan toda la atención mediática, no sólo por el éxito reciente de su principal estrella, Gabriel Medina (dos veces campeón del mundo), sino que también por las grandes actuaciones de dos de sus escuderos de lujo como son, el paulista Filipe Toledo, e Italo Ferreira procedente de la localidad de Baía Formosa.

Pero no podemos olvidarnos de otro trió en el que me gusta incluir a esos surfistas que seguramente también veamos en las finales de cada evento, disputando de tu a tu el título final a los brasileiros. En este selecto grupo destaca el hawaiano John John Florence, dos veces campeón del mundo y que regresa a la competición tras un 2018 marcado por las lesiones. Junto a John John podemos encontrar al sudafricano Jordy Smith, un surfista con un estilo un poco diferente, más tradicional y con mucha potencia en sus maniobras, pero siempre muy fiable en todo tipo de condiciones, ventajas que otorga la experiencia de llevar tantos años en la élite. Y por último el aussie Owen Wright, que es uno de los principales candidatos cuando no adentramos en esas olas más grandes, y en las que el australiano puede desplegar su gran control sobre la tabla y un repertorio de maniobras amplias y agresivas que suelen gustar mucho a los jueces.

En el caso de la competición femenina, estoy prácticamente seguro de que este año será un campeonato más igualado que el del año pasado, y que tendremos un pequeño grupo de varias competidoras disputándose las victorias en cada evento. Nombres como los de las australianas Stephanie Gilmore y Sally Fitzgibbons no pueden faltar en esta lista, al igual que el de la hawaiana Carisa Moore (10 temporadas y 3 veces campeona del mundo); pero tengo que confesar que este año todas mis esperanzas residen en las tres representantes de Estados Unidos Lakey Peterson, Caroline Marks y Courtney Conlogue, y es que por primera vez en muchos años se presentan con tres surfistas que pueden hacer grandes cosas.

También hay que tener en cuenta que lograr un par de buenos resultados pueden ayudar a las surfistas menos favoritas a colocarse en las posiciones altas de la clasificación, y es por ello que también hay que hacer otro grupo de nombres que debemos tener muy en cuenta durante esta temporada. Empezando por Malia Manuel, quien es considerada por muchos la mejor surfista que nunca ha ganado un evento del WCT (World Championship Tour); al igual que también merece una mención especial la representante de Isla Reunión, Johanne Defay, quien se encuentra en constante mejoría, y cada año va dando pasos agigantados para convertirse en la mejor europea de la historia; y finalmente mencionar a la nueva sensación australiana Macy Callaghan, quien en 2018 se ganó el derecho a participar en el Dream Tour, en donde ya ha conseguido resultados sorprendentes (2º puesto en Francia) para una surfista de su edad (18 años).

Conclusión:

Este año promete ser apasionante, y con una igualdad nunca antes vista en la competición, cada vez es más difícil marcar las diferencias con el resto de competidores en el agua, y es complicado hacer previsiones de lo que puede ocurrir en esa temporada. Temporada en la que tanto Gilmore como Medina van a intentar revalidad sus coronas como campeones del mundo, y mientras tanto el resto de surfistas tendrán que intentar dar su mejor versión para poder dar alguna sorpresa.

Y para finalizar esta entrada me gustaría decir quienes son mis dos favoritos para ganar este año, ellos son: Courtney Conlogue y Filipe Toledo, dos surfistas que da gusto ver, capaces de conseguir grandes puntuaciones de olas pequeñas, y dos de los pocos escogidos capaces de finalizar una temporada logrando múltiples victorias.

Luka Modrić: el talento al servicio del equipo.

Modric.jpg

Como no podía ser de otra manera, hoy me gustaría dedicarle unas palabras al talentoso futbolista croata, Luka Modrić. Para muchos y muchas que disfrutan de este deporte, el Balón de Oro 2018 reconoce a un jugador diferente que emplea su calidad individual para crear y distribuir el juego de su equipo, en definitiva, Luka Modrić es el playmaker que hace jugar tanto al Real Madrid como a su selección nacional.

Si uno intenta describir a este jugador, la primera palabra que se nos viene a la mente es organizador, pues es él quien distribuye el juego; pero también tenemos que reconocer su trabajo defensivo a la hora de sacar el balón jugado desde atrás, o su entrega durante los noventa minutos. Todo esto lo convierte en un jugador que acapara muchas miradas, y que gracias a su buen criterio, es uno de esos futbolista que brillan con luz propia en el terreno de juego.

Hombre discreto, y no dado a muchos excesos; son muchos los que consideran que el croata es uno de esos genios que realmente se expresan a través de su trabajo, en este caso jugando el fútbol. Es cierto que no marca muchos goles, pero cada vez que consigue encontrar un balón suelto por la frontal del área del equipo rival, tanto sus compañeros como los rivales saben que ese balón irá entre los tres palos, y ese golpeo tan característico del croata terminará en un golazo que dará la vuelta al mundo; que sirva como ejemplo tanto el que le marcó a Argentina en el mundial, como uno que le hizo al Manchester United en la Copa de Europa.

Personalmente, me parece que este reconocimiento es más que merecido, ya no sólo por todo lo que ha ganado en su carrera deportiva, o por haber llevado a su país a disputar la final del pasado mundial de Rusia, sino que además con este Balón de Oro se premia a un jugador diferente; quien ahora entra a formar parte de ese grupo de grandes centrocampistas que como Pavel Nedvěd en 2003 y Zinedine Zidane en 1998 también ganaron el Balón de Oro.

Finalmente me gustaría decir que Luka Modrić, es uno de mis jugadores favoritos, y realmente lo considero como uno de los principales responsables que ayudaron a que el Real Madrid diera un paso adelante para volver a dominar en el fútbol europeo. Yo lo descubrí cuando jugaba en la Premier League, y desde la primera vez que lo vi, supe que tenía que jugar en el Madrid, así que en efecto, estoy muy contento de que sea Modrić el jugador que haya ganado el balón de oro en 2018.

 

También me gustaría decir que la futbolista noruega, Ada Hegerberg, que actualmente forma parte del Olympique de Lyon (el gran dominador histórico del futbol femenino en el viejo continente), ha sido galardona con el primer Balón de Oro que entrega la revista France Football a una mujer; personalmente he de decir que no sigo el fútbol femenino, pero sí que soy consciente de que el club francés tiene un gran equipo con muchas otras futbolistas que podrían ganar un premio como este.

Vuelve la NBA

basketball hoop black and white board clouds

Hoy comienza un nuevo curso en la NBA, temporada que acogerá la ceremonia de entrega de los anillos de campeón a los jugadores de Golden State Warriors, equipo que pueden presumir de haber ganado tres de los últimos cuatro campeonatos. Tras la ceremonia, los Golden State recibirán a los Oklahoma City Thunders, en un duelo que enfrentará a dos de los mejores equipos del Oeste. Pero antes de todo esto, e inaugurando la temporada 2018-2019, viviremos un enfrentamiento clásico de la conferencia Este, que enfrentara a los Boston Celtics contra los Philadelphia 76ers.

Es por ello, que hoy repasamos a esos cuatro equipos que están llamados a dominar tanto la conferencia Este como la Oeste.

Conferencia Este.

  • Boston Celtics: Teniendo en cuenta lo bien que este equipo se sobrepuso a todas las adversidades vividas durante la pasada temporada, y sin olvidarnos de ese grupo de jóvenes promesas que ya son una realidad; me parece un objetivo razonable pensar que este equipo, dirigido por Brad Stevens y liderado por Kyrie Irving, debe aspirar como mínimo a ser el mejor equipo de la conferencia y pelear por hacerse con un sitio en las Finales de la NBA.
  • Toronto Raptors: Este año los canadienses lo tienen todo de cara, y no sólo por haber logrado el fichaje de Kawhi Leonard (Campeón y MVP de las finales de 2014); sino que además su pesadilla particular, LeBron James, ha puesto rumbo hacía el lejano Oeste, y no volverán a verse las caras hasta una hipotética final. Final que es con lo que sueñan todos los canadienses, tras una temporada, la del año pasado, en la que dominaron su conferencia.
  • Philadelphia 76ers: Ahora que parece que el famoso proceso ya ha finalizado, y tras una larga travesía por el desierto, todos los aficionados que acuden al Wells Fargo Center mantienen la esperanza en la tripleta mágica que forman: Markelle Fultz, Ben Simmons y Joel Embiid. Este es un equipo joven, construido desde el equilibrio entre el ataque y la defensa, algo que ejemplifica a las mil maravillas un Joel Embiid que me parece candidato al MVP de la temporada regular.
  • Para elegir este cuarto equipo he tenido muchas dudas, y es que son dos los equipos que me parece que podrían tener una buena temporada y ganar muchos partidos, estos son: los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo y los Indiana Pacers. Finalmente me quedo con Indiana porque son un equipo más coral, y además trabajan muy bien el apartado defensivo, en definitiva son un equipo peleón que da gusto ver.

Conferencia Oeste.

  • Golden State Warriors: Obviamente son los máximos favoritos. Sus principales estrellas están en el mejor momento de su carrera, se conocen entre ellos, y se podría decir que juegan de memoria. Pero por si no fuera suficiente, este verano han fichado a DeMarcus Cousins, quien para muchos es uno de los dos mejores pivots de la liga. Con estos movimientos en el mercado, el llamado quinteto de la muerte de Warriors es aún más letal.
  • Los Angeles Lakers: Este año la franquicia californiana volverá a disfrutar del Showtime gracias a LeBron James. Podríamos dejarlo aquí, pues es verdad que desde la retirada de Kobe Bryan, los aficionados que abarrotan el Staples Center cuando juegan los de dorado y purpura, no habían podido disfrutar de ninguna superestrella; pero ahora, con LeBron los Lakers volverán a ser respetados. Además, pienso que este grupo, que mezcla jóvenes talentos con jugadores experimentados, va a dar muchas sorpresas.
  • Houston Rockets: Los texanos son uno de los equipos que más dudas me generan a la hora de volver a repetir el éxito de la pasada temporada. No podemos olvidar que terminaron siendo el mejor equipo de la temporada, mientras que en play-offs cayeron en la final del Oeste contra Warriors. Pero en lo que es, sin duda alguna, una declaración de intenciones a favor de un baloncesto ofensivo, los Rockets se han desecho de dos de sus especialistas defensivos y han fichado como agente libre a Carmelo Anthony. Sólo el tiempo nos dirá si han acertado los de Houston.
  • Oklahoma City Thunder: Justamente me parece que el exequipo de Anthony es uno de esos equipos que podrían estar en los más alto de la clasificación cada semana. Un equipo que tiene una buena segunda unidad, y que además ha podido retener a Paul George, puede formar un equipo bastante interesante con el propio George, Steven Adams y Russell Westbrook (actualmente lesionado). Para lograr el triunfo final han de trabajar la regularidad, el talento de esta plantilla no se discute.

Como siempre podéis seguir la mejor información de la NBA en la web de la ESPN, y para contenido exclusivo recomiendo el canal oficial de YouTube de la NBA. Yo intentaré hacer alguna entrada más, dado que es un tema que me apasiona y encanta.

Bonus track.

Estas son mis previsiones para los premios que se entregan al final de temporada.

MVP: Anthony Davis
Rookie del año: Luka Dončić
Mejor defensor: Joel Embiid
Sexto hombre: Lou Williams
MIP: Lonzo Ball
Mejor entrenador: Brad Stevens
Equipo revelación: Phoenix Suns
Máximo anotador: James Harden

Septiembre, un buen mes para el basket Femenino.

2018WNBAChamps.jpg

Con motivo de la final de WNBA ganada por Seattle Storm, el pasado miércoles 12 de Septiembre; hoy vamos a hacer un pequeño resumen de la competición, y además comentaremos las próximas y apasionantes citas del baloncesto femenino a nivel mundial.

Aunque no soy un gran seguidor de la WNBA por motivos de horarios y de calendario, no hay que olvidar que es una competición que se disputa en verano, durante los meses de Mayo y Septiembre, sí que puedo decir que he podido ver algunos resúmenes de partidos e imágenes gracias a la ESPN.

Pero no nos engañemos, a pesar de la escasa cobertura recibida fuera de los medios especializados, la WNBA es baloncesto de primer nivel, con equipos míticos como son Los Angeles Sparks o Phoenix Mercury. Una liga que además de fomentar el talento y el desarrollo de las jugadoras del país, también ha sabido nutrirse de la flor y nata del baloncesto europeo.

Las justas ganadoras de la final son Seattle Storm, equipo en el que destacan dos nombres propios, la joven Breanna Stewart (MVP de las finales) y la leyenda Sue Bird (3 anillos, 11 veces All-Star y 15 temporadas, además de cuatro oros olímpicos). Pero sin duda el éxito de las de Seattle está construido sobre el trabajo y el sacrificio (sin olvidar la calidad), una receta que las ha llevado no sólo hacia la victoria final, sino que además les sirvió para dominar la temporada regular (campeonas de la conferencia Oeste) con un promedio de 26 victoria y 8 derrotas (el más alto de la liga), demostrando su poderío tanto en casa como fuera, donde sólo concedieron 4 derrotas (13-4). En otras palabras una temporada inolvidable.

Pero los focos del baloncesto también están puestos en España, quien tendrá la oportunidad de albergar un mundial de Baloncesto Femenino durante este mes, en concreto será durante los días 22 y 30 de Septiembre. El escenario escogido para esta cita será el precioso archipiélago de las Islas Canarias, y en este campeonatos podremos disfrutar de las dieciséis mayores potencias a nivel mundial repartidas de las siguiente manera, 5 de Europa, 4 de Asía, 3 de América, 2 de África, USA en su condición como campeón olímpico, y obviamente España que lo hace no solo como anfitriona sino que además representa lo mejor del baloncesto del viejo continente al ser la actual campeona del Eurobasket.

Dieciséis equipos en donde obviamente hay claros favoritos como pueden ser: USA con todas sus estrellas de la WNBA y que además conocen bien a sus rivales españolas pues muchas de sus jugadoras comparten equipo en la EuroLeague Women, las francesas actuales subcampeonas europeas y cuartas en Rio 2016, o las australianas que querrán mejorar esa tercera plaza conseguida hace cuatro años. Pero también puede haber lugar para las sorpresas, como las que seguramente quieran provocar esos países que no sienten esa presión por lograr resultados y cuentan con jugadoras de primer nivel entre sus filas, como por ejemplo: Turquía, Bélgica o Canadá.

Y que puedo decir sobre la selección española, jugando en casa, con un público que las ha de llevar en volandas y animar en todo momento, además de disfrutar de ese baloncesto combinativo de las nuestras, en donde el colectivo es siempre más importante que los nombres propios, y en donde la calidad de las jugadoras españolas está al servicio del bien común. Pero sin olvidarnos de jugadoras como Alba Torrens (campeona de la Euroliga esta temporada), Laia Palau y Sílvia Domínguez las playmakers del equipo,  Laura Nicholls y Astou Ndour en la pintura, Laura Gil siempre presionando a la jugadora rival, o la calidad de la nueva promesa (ya realidad) que es María Conde.

Bueno esto es todo por mi parte. Os recuerdo que se podrá seguir el mundial en el canal de YouTube de la FIBA sin ningún coste y que los partidos duran sobre una hora (10 minutos por cuatro cuartos). Espero que todos y todas podamos seguir disfrutando del baloncesto femenino, pues ya sólo falta un mes para el comienzo de la próxima temporada de la Liga Día (13-14 de octubre).

selfemESP

El Mundial de Rusia

 

Teniendo en cuenta que faltan pocos minutos para el partido inaugural del Mundial de fútbol en Rusia, me parece una excelente oportunidad para analizar desde mi humilde perspectiva a varias de las diferentes selecciones que participaran en este gran torneo internacional.

Antes de nada me gustaría decir que lo más justo es empezar por el campeón del anterior mundial (Alemania) celebrado en Brasil 2014, dejando para el final a la selección Española. Además espero que nadie se tome a mal que le dedique más líneas a los países Europeos, pues en verdad son las ligas domesticas de estos países las que más sigo, y en cierto modo me es más sencillo poder analizar a estas selecciones con un cierto nivel de rigor y sin meter cometer muchos errores.

Alemania:

Antes de nada tengo que confesar que Alemania es una selección que siempre me ha gustado, y es por algo muy simple, los jugadores alemanes nunca se rinden, y eso hace que los partidos de la Mannschaft sean siempre muy entretenidos para los espectadores.

Tampoco podemos obviar que Alemania tiene una gran tradición en lo referente a la formación de jugadores de gran nivel desde las categorías inferiores, y eso es algo en lo que actual seleccionador (Joachim Löw) ha basado su éxito, el equipo antes que lo individual.

Los jugadores que más destacan de este equipo son: el portero y capitán Manuel Neuer, el joven y atrevido lateral Joshua Kimmich, el habilidoso Marco Reus en la línea de ataque, y Toni Kroos, quien para mí es uno de los mejores jugadores alemanes de los últimos 25 años.

Argentina:

Probablemente la selección argentina represente el lado opuesto al futbol germano, y eso no quiere decir que este hecho sea algo negativo; pues si algo ha caracterizado la participación de la albiceleste en los mundiales, ha sido el poder contar con dos genios del balón como: Maradona y Leo Messi, dos futbolistas que muchos consideran que están entre los mejores de la historia.

Sin embargo he de decir que me parece que Argentina ha formado un gran equipo para esta cita mundialista, en la que podemos ver una mezcla de veteranía y juventud, y un sinfín de nombres de jugadores que forman parte de los mejores equipos del mundo, por ejemplo, Ángel Di María quien juega en el París Saint-Germain, o Nicolás Otamendi actualmente en el Manchester City, Paulo Dybala e Higuain quienes son compañeros en La Juventus, y el anteriormente mencionado Leo Messi que ha hecho su carrera en el F.C. Barcelona.

Nigeria:

Ciertamente las selecciones procedentes de países africanos han sido como bien dicen los ingleses un hit or miss, y es que en el pasado muchas de ellas nos han dejado actuaciones para el recuerdo, aunque también es cierto que otras grandes favoritas sufrieron severos fracasos a pesar de tener un buen equipo y además rivales asequibles.

Las Super Agilas como se conoce a la selección de Nigeria, parece que lo tiene todo para hacer un buen papel en este mundial, un papel protagonista como los tienen sus principales estrellas en los equipos con más pedigrí del continente europeo, y me refiero a jugadores de la talla de John Obi Mikel un jugador que formó parte del imparable Chelsea de Mourinho, Kelechi Iheanacho joven promesa que actualmente juega en la Premier League, al igual que lo hace Victor Moses y ya por último el experimentado goleador Emmanuel Emenike quien milita en el Olympiacos Griego.

Croacia:

Con Croacia he de confesar que tengo una debilidad, y es que es un combinado que realiza un futbol espectacular y combativo, en el cual el balón es el protagonista. Para ellos los de Zlatko Dalić han decidido apostar por una idea bastante sencilla, pero a la vez efectiva, como es la de la superpoblación del mediocampo por jugadores con un exquisito manejo del esférico y un gran acierto en el pase, como bien demuestra su capitán Luka Modrić.

Algo que también ejemplifica a la perfección Modrić es ese carácter combativo a pesar de las dificultades que tan bien representa a los pueblos balcánicos, una especia de epicidad que los impulsa a dar se mejor versión cada vez que se ponen la camiseta de su país.

Pero si algo me preocupa de esta selección es su defensa, pues estamos ante uno de esos equipos claramente descompensado en lo que sería el balance Ataque-Defensa, del medio campo para arriba nos encontramos con jugadores de primer nivel, algo que en la franja defensiva es más difícil de ver.

Brasil:

La pentacampeona en busca de un nuevo mundial, ese podría ser el titular de cualquier revista futbolística en estas próximas semanas. Los brasileiros son los claros favoritos para hacerse con la victoria final, tanto por un juego que enamora como por los nombres de los seleccionados por Tite.

Sin centrarme en individuales diré que en la Seleção nos encontramos, línea por línea, con jugadores que han ganado la Champions League (algunos de ellos en múltiples ocasiones), y es este gran nivel que roza el Sobresaliente lo que me indica que Brasil está más preparada que nunca para hacer algo grande en el mundial.

Pero además de todo esto que hace que los jugadores de la Seleção sean temidos por sus rivales y admirados por un país que prácticamente se parara durante los partidos de la Canarinha, no podemos olvidar que el fuego que propulsa a este equipo es una humillante derrota contra Alemania en el mundial de 2014 celebrado en Brasil.

Colombia:

Este país fue tal vez la gran sorpresa del pasado mundial, y en el brilló un jovencísimo James Rodríguez. Cuatro años han pasado y si algo ha caracterizado a los de Pekerman durante este tiempo, es que han pasado de ser una promesa a ser una realidad. Y gran mérito lo tiene el entrenador argentino, principal responsable de mantener al grupo durante la larga lesión y recuperación de su estrella y capitán Radamel Falcao.

Los cafeteros se caracterizan por su futbol preciosita y una defensa sólida, equilibrio que han alcanzado gracias tanto a eso jugadores jóvenes que tienen ganas de demostrar, como a esos pesos pesados que ya han participado anteriormente en el combinado nacional, y entre ellos destacan nombre como: el portero David Ospina, Davinson Sánchez jugador que juega en el Tottenham Hotspur, Juan Guillermo Cuadrado, el atacante Luis Muriel, o los anteriormente mencionados James y Falcao.

Bélgica:

 Bélgica es una de mis favoritas, una selección que me recuerda mucho a esa España de antes de 2010, que con un gran juego colectivo es capaz de controlar todas las facetas del juego. Una selección la Belga, capaz de reunir a jugadores que juegan en las mejores ligas, y que en ellas además se han “adueñado” por su protagonismo con el balón de los mejores equipos del viejo continente.

Como decía anteriormente con Brasil, Bélgica es una selección que a pesar de tener muchas cosas buenas, y algunas de ellas muy buenas, también tiene una pequeña sombra que me genera alguna que otra duda. Esa sombra la proyecta principalmente su entrenador, el español Roberto Martínez, quien en su periodo como seleccionador ha cosechado más polémicas que éxitos a pesar de tener un equipo con cracks mundiales, como por ejemplo: el guardameta Thibaut Courtois, el experimentado central Jan Vertonghen, la magia de Eden Hazard o los goles del infalible delantero  centro Romelu Lukaku.

España:

He de confesar que ahora que estoy a punto de finalizar esta entrada, aún tengo dudas de por donde empezar a analizar a nuestra querida selección Española, así que mejor iremos directos a la almendrilla y abordaremos el tema del seleccionador.

En mi humilde opinión, lo que le han hecho algunos periodistas a Julen Lopetegui roza los límites del acoso y la persecución publica, y lo peor de todo el asunto es que el actual presidente de la selección española ha sido cómplice de todo ello. Destituir unilateralmente, a falta de dos días para el comienzo del mundial, al responsable de que España participe en este evento es vergonzoso, y me da igual todo lo que digan en la prensa, Lopetegui ha estado trabajando es este proyecto  durante varios meses y se merecía la oportunidad de representar a su país en un mundial que estamos jugando gracias a su profesionalidad como seleccionador. Y para las personas que piensan que ha sido desleal a la federación, o que al fichar por un Club de futbol podría verse distraído o alterado de sus labores, les sugiero que busquen en Google el nombre de Lucas Mondelo, quien compaginas sus deberes al frente de la selección absoluta de baloncesto femenino con su trabajo como entrenador del Dynamo Kursk (Rusia).

A parte del ridículo ocasionado por esta triste situación, otras polémicas también han salpicado a la selección, un viaje (finalmente cancelado) con un precio desorbitado a Rusia para directivos de la Real Federación de Futbol Español, patrocinadores y familiares para acudir al Mundial de Rusia. Además del ya típico asunto de las controvertidas primas por ganar el mundial, en el cual cada jugador español recibirá el doble que los jugadores alemanes (actuales campeones mundiales).

Dejando a un lado todos estos asuntos que más tienen que ver con la pésima gestión de la Federación Española, no podemos olvidarnos que son los futbolistas los que juegan los partidos, y en ese aspecto yo creo que podemos estar tranquilos. España ha formado una platilla de campanillas con la firme intención de repetir el éxito logrado en Sudáfrica 2010, jugadores que juegan tanto en el Atlético de Madrid, el F.C. Barcelona o el Real Madrid serán protagonistas en el once del nuevo seleccionador (Fernando Hierro) y estarán rodeados de otros que compiten en la Premier League o grandes equipos Europeos.

Los nombres a tener en cuenta de la Selección española son: en la portería un gran David de Gea que es líder del Manchester United y el primero en la línea defensiva de la selección, en la defensa también será muy importante Dani Carvajal quien se ha recuperado a tiempo de una lesión para estar con el equipo, en el medio Thiago Alcántara será el encargado de distribuir el juego e incluso de sacar la pelota jugada desde atrás, para que arriba gente como Isco y David Silva puedan poner su talento al servicio del gol, y goles son lo que tendrán que aportar jugadores como Rodrigo, Diego Costa o (mi favorito) Iago Aspas.

 

En definitiva esto es todo por mi parte, un análisis que me ha quedado más largo de lo esperado, pero en el que he querido dedicarle al menos dos pequeños párrafos a esos países que me parece que serán protagonistas en este Mundial de Rusia. Soy consciente que no he citado a otras favoritas como son Uruguay o Francia, ni a selecciones como Peru, Egipto o Japón que también darán guerra en la fase de grupos; pero entonces tendríamos una entrada de casi dos mil palabras, y eso no puede ser.