Archivo de la categoría: Deportes

Análisis inicio de la temporada del Manchester United

Ahora que las grandes ligas paran debido a los compromisos de las selecciones nacionales, me parece un gran momento para dedicarle una entrada al Manchester United y su temporada hasta la fecha. Si uno mira la clasificación de la Premier League, y consulta el número de victorias, empates y derrotas del equipo mancuniano se encuentra con el nivel de irregularidad que el Manchester United ha demostrado en lo que llevamos de temporada, además de ser incapaz de encadenar dos victorias seguidas en la competición doméstica.

Otro dato que merece la pena resaltar es que, al consultar la clasificación general, también somos conscientes de que el Manchester United ya no es el mejor equipo de la ciudad (el Manchester City es cuarto y aventaja a sus vecinos en 9 puntos), y para empeorar la situación a día de hoy tampoco son el mejor “United” de la Liga (Sheffield United está en quinta posición, a pesar de ser un recién ascendido).

Pero antes de analizar con calma las posibles soluciones e intentar vislumbrar lo que le espera a este equipo durante los próximos encuentros, me gustaría comentar un par de aspectos positivos y negativos.

Empezando con las cosas buenas:

  • Jugar sin Pogba, jóvenes al poder. A pesar de lo que podría pensarse en un principio, la baja provocada por la lesión del campeón del mundo francés ha provocado que Ole Gunnar Solskjaer tenga que apostar por jugadores más jóvenes y que tienen ganas de demostrar que pueden dar un paso al frente; y nombres como los de Mason Greenwood, Angel Gomes, James Garner o Tahith Chong, ya han dejado de sonar extraños para los asistentes a Old Trafford.
  • Marcan goles bonitos, ya sea de acción individual o de jugada combinativa. Este es un aspecto en el que la mejoría es relativamente reciente, y es que parece que con el paso de las semanas los jugadores se empiezan a conocer más, y fruto de ello hemos podido disfrutar de buenas acciones de fútbol combinativo y también de buenas actuaciones de jugadores que parecen haber ganado en confianza.
  • El equipo está sacando los partidos en competición europea. No deja de ser sorprendente ver como el Manchester ya está clasificado para la siguiente ronda de la UEFA Europa League, y además se mantiene invicto en la segunda competición europea a nivel de clubes.
  • Dinero para fichar. En el seno de club se ha instalado la firme creencia de que ahora que ya han reforzado la defensa, el siguiente gran objetivo tiene que ser un delantero que pueda marcar esos goles que tanto necesita el equipo, y no sería extraño ver alguna incorporación en el próximo mercado invernal.

En el aspecto negativo.

  • No son capaces de mostrar la regularidad deseada para un equipo en el que se han invertido tantos millones. No es sólo el hecho de ver como el equipo lleva cuatro victorias, cuatro empates y cuatro derrotas en las doce primeras jornadas de liga; sino que además no deja de ser doloroso para sus aficionados ver como muchas de las veces que se adelantan en el marcador, el equipo rival es capaz de lograr la igualada, y en esa circunstancia el United no tiene argumentos para superar el empate que terminará reflejando el marcador.
  • Dudas con el entrenador, es realmente culpa de Ole Gunnar Solskjaer o es que realmente no hay más talento en la plantilla. Esta es tal vez la gran sombra de incertidumbre que pesa sobre el equipo en los últimos tiempos, y tal vez una de esas grandes incógnitas que no tengan solución. Personalmente me desmarco de las acusaciones que afirman que Solskjaer no tiene nivel para entrenar al United, y también me niego a pensar que el conjunto mancuniano no puede sacar un once titular de garantías que le permita jugarle de tú a tú a los otros grandes equipos de la Premier.
  • Nuevo organigrama y una persona de fútbol para acometer los fichajes. Esto es algo crucial, y en lo que el United lleva años de retraso con respecto a sus más inmediatos competidores. En mi opinión, en la época de Sir Alex Ferguson una figura como la del director deportivo era innecesaria y algo impensable para el fútbol inglés de aquellos años, pero ahora es una de las figuras claves en los equipos profesionales.
  • El club no genera ilusión, y el clima de tensión entre los aficionados y los propietarios del club (la familia Glazer). He de confesar que esta es mi gran preocupación, y es que a pesar de que todos sabemos que la ilusión ni gana partidos ni marca goles, no podemos olvidar que los aficionados acuden cada semana al estadio para pasar un buen rato viendo a su equipo jugar, y jugar en un club como el Manchester United significa entrega, pero además un buen juego de ataque.

Posibles soluciones:

  • Fichar un extremo. En ataque hay una pareja, Anthony Martial y Marcus Rashford, que funciona muy bien y que se complementan; pero necesitan un jugador de banda para abastecerles de balones desde el costado, y que tenga experiencia y puedar dar un rendimiento inmediato ayudando al equipo en la faceta ofensiva.
  • Puede que parezca más un problema que una solución, pero vender a Pogba e intentar reforzar el equipo en la ventana de fichajes del verano 2020 puede ayudar a dar estabilidad a un proyecto que aún tiene jugadores muy aprovechables.
  • Pero especialmente, la prioridad de los próximos meses ha de ser la de asentar un once titular reconocible para los aficionados, un equipo que se sepa cuál es su estilo y con el que el aficionado se sienta identificado.

Y para terminar me gustaría hacerlo mirando al calendario más próximo, y analizando a los cinco rivales con los que el Manchester United se verá las caras tanto en la Premier League como en la Europa League; y es que el nivel de exigencia irá de menos a más para terminar llegando a dos auténticos partidazos en la primera semana de Diciembre, en la que primero el Tottenham Hotspur y luego el Manchester City serán los encargados de examinar al equipo. Esto ha sido todo por mi parte, un análisis del primer tercio de una temporada, en la que el Manchester United divaga por tierra de nadie en una Premier League que ya no tiene ninguna opción de ganar.

La nueva y apasionante temporada NBA

lakers-AD_LeBron.jpg

Como cada año por esta fechas toca mirar a la NBA, la mejor liga del mundo, y ver como llegan cada uno de los treinta equipos al inicio de la nueva temporada. Temporada que se presenta como una de las mejores de todos los tiempos, tras un mercado de fichajes que ha dejado grandes movimientos en forma de traspasos y contrataciones sorprendentes en el mercado de agentes libres.

Nuevamente hemos de poner el foco en la conferencia Oeste, ya que cada año sus equipos siguen mejorando y reforzandose con grandes jugadores, y es que a pesar de que los Toronto Raptors ejercerán como defensores del título conquistado el pasado día trece de Junio, hemos de destacar que el movimiento de talento a equipos del Oeste, especialmente, a equipos de la ciudad de Los Ángeles.

Es innegable que este año los dos favoritos para alzarse con el título son los vecinos de la ciudad californiana, y es que tanto Lakers como Clippers se han reforzado con todas las intenciones de hacer algo grande esta temporada; para ello los Lakers han rodeado a LeBron James de una segunda superestrella como es Anthony Davis, mientras que los Clippers han conseguido llevarse no sólo a Kawhi Leonard (MVP de las pasadas finales), sino que además han incorporado a Paul George.

Sin embargo tengo que decir que el equipo que más me ha llamado la atención durante este verano ha sido New Orleans Pelicans, quienes han abrazado plenamente el periodo de reconstrucción con la llegada de varios jugadores jóvenes con los que poder crecer, pero sin renunciar a jugar un baloncesto atractivo para los espectadores. Habrá que tener un ojo puesto en la pareja que puedan formar Lonzo Ball (Número 2 del Draft 2017) y Zion Williamson (Número 1 del Draft 2019).

Otro de esos equipos que no renunciará al baloncesto ofensivo, y a jugar de manera más combinativa serán los Portland Trail Blazers, equipo en el que Pau Gasol cumplirá su decimonovena temporada en la NBA; precisamente la llegada del catalán está enfocada a traer una mentalidad ganadora y esa experiencia en grandes partidos que es algo que aún le falta al equipo liderado por C. J. McCollum y Damian Lillard.

Volviendo la vista a la Costa Este, tengo que decir que me parece que este año se ha dado un paso atrás ya que se ha producido una nueva “fuga de talento” con la pérdida de jugadores tan importantes como pueden ser Kawhi Leonard (cambia Toronto por Lakers) o D’Angelo Russell (cambia Brooklyn por Golden State Warriors). Sin embargo me atrevería a decir que los equipos fuertes de la conferencia se han hecho un poco más fuertes en este verano lleno de sorpresas.

El equipo que llevará el cartel de favorito este año será Philadelphia 76ers, quienes no sólo han podido retener a todos sus jugadores capitales (a excepción de Jimmy Butler), sino que han logrado unir a su proyecto a jugadores muy interesantes como pueden ser Josh Richardson o Al Horford. Pero no hemos de olvidar que todas las esperanzas de los 76ers están puestas en un Joel Embiid que nuevamente será la cara de la franquicia, esperemos que las lesiones respeten al camerunés y podamos verlo jugar como él sabe.

Un equipo que a pesar de haber sido el gran damnificado de esta agencia libre, consigue generar buenas sensaciones de juego y volver a llevar un poco de emoción a sus aficionados y aficionadas son los Boston Celtics. A pesar de salir perdiendo en el “cambio” que se producía en la posición de base, el equipo parece salir reforzado tras encontrar en Kemba Walker un líder no sólo en anotación, sino que también un hábil distribuidor de juego que tendrá que abastecer a sus compañeros, en una temporada que se presenta complicada para los de Massachusetts.

Y para terminar con el breve repaso a la conferencia del Este, me gustaría decir que Atlanta Hawks es el equipo que más ilusión me despierta, es cierto que ya han dejado ser una sorpresa, y ahora tendrán que intentar dar un paso más e intentar meterse entre los ocho mejores de sus conferencia (Playoffs), pero el equipo de Atlanta lo tiene todo para proporcionar a los aficionados un gran entretenimiento y muchas horas de baloncesto de calidad.

Y como punto final me gustaría compartir mis previsiones para los premios que se entregan al final de temporada premiando a los mejores de cada año:

  • MVP: Stephen Curry (Golden State Warriors).
  • Rookie del año: Tyler Herro (Miami Heat).
  • Mejor defensor: Rudy Gobert (Utah Jazz).
  • Sexto hombre: Lou Williams (LA Clippers).
  • MIP: Marvin Bagley III (Sacramento Kings).
  • Mejor entrenador: Doc Rivers (LA Clippers).
  • Equipo revelación: Chicago Bulls.
  • Máximo anotador: James Harden (Rockets).
  • Campeón de la NBA: Los Angeles Lakers.

Baloncesto en femenino

emma-meesseman-mvp-WNBA-finals.jpg

Para celebrar que ya son tres años desde que decidí empezar a escribir este blog, voy a “celebrarlo” escribiendo una entrada sobre un tema que me gusta mucho, y ese tema no podría ser otro que el baloncesto en femenino. Esta entrada se va a centrar en comentar tres noticias recientes muy importantes como son las nuevas campeonas de la WNBA, la Super Cup de la EuroLeague Women y la nueva Liga Femenina Endesa.

Washington Mystics reinan en la WNBA:

En efecto, el jueves por la noche y tras la disputa de un partido muy igualado contra Connecticut Sun, el equipo de Washington se proclamaba campeón de la WNBA por primera vez en su historia, y lo lograba justamente en el último partido de la final y con el apoyo de todos sus seguidores en el St. Elizabeth’s East Arena. A decir verdad la igualdad ha sido la clave de estas finales, y es digno de aplaudir el esfuerzo del equipo de Connecticut, quienes nunca se rindieron, y tuvieron sus opciones de llevarse el trofeo final, pero un último cuarto para olvidar (27-14, en contra) en la final las terminó condenando.

Hablando del equipo ganador, hay un par de nombres que se merecen brillar con luz propia. El primero es el de Elena Delle Donne, una jugadora espectacular que tiene una forma de jugar tanto efectiva como plástica y visual, en definitiva un jugona que ha liderado al equipo a través de las lesiones (incluyendo una pequeña lesión en el 2º partidos de las finales) y con un juego que la convierte en una de los mejores jugadores del baloncesto USA. Kristi Toliver también ha estado muy bien durante las finales, con grandes números en su aportación ofensiva de 15.2 puntos y 6.2 asistencias, una contribución que obviamente fue mayor en los partidos en donde Washington pudo conseguir la victoria (el primero, el tercero y el quinto).

Pero si hay un nombre que ha destacado por encima del resto ese el de Emma Meesseman, la jugadora belga valorada como la MVP de las finales a pesar de salir en todos los partidos desde el banquillo, demostró porqué está nombrada a dominar el baloncesto europeo en la próxima década con una actuación sensacional y dando una lección de baloncesto en la final. Meesseman es una jugadora total, ataque-defensa, con una gran capacidad para realizar las transiciones y de correr la pista (algo poco común para una pivot de de 1,93 metros de altura), por no hablar de su tiro de larga distancia que la hace prácticamente indefendible. Sin embargo Meesseman no destaca especialmente por todos estos atributos de su juego, la de Ypres es probablemente una de las jugadoras más inteligentes en el parqué, siempre haciendo el movimiento necesario, colocándose en el sitio oportuno a la hora de defender, en otras palabras sumando en intangibles para hacer a sus equipos campeones.

Y para cerrar este bloque, sería bueno recordar que justamente las Mystics no han logrado sólo ganar una final marcada por la igualdad; sino que las dirigidas por Mike Thibault han sido capaces de sobreponerse a la final perdida en 2018 contra Seattle Storm por un durísimo 3-0, resultado que podríamos decir que fue la gasolina que las llevó a conseguir un magnífico récord de 26 victorias y sólo 8 derrotas en esta temporada regular. Esperemos que las Washington Mystics sigan jugando así de bien en las próximas temporadas.

UMMC Ekaterinburg, domina Europa a placer:

La dinastía de Ekaterimburgo va viento en popa, y es que con un equipo de campanillas al que únicamente se le hacen pequeños retoques a modo de grandes fichajes veraniegos, es imposible que algún rival le pueda alejar de su objetivo final. No digo yo que el equipo ruso sea invencible, ni mucho menos, en el baloncesto no hay rival pequeño y a un partido cualquiera puede ganar; sin embargo hay que ser sinceros y decir que a día de hoy el equipo entrenado por el gallego Miguel Méndez es el máximo favorito para ganar la Euroliga (por tercer año consecutivo).

Una de las cosas que más me han llamado siempre la atención de UMMC es esa profundidad de banquillo, y el echo de que toda jugadora que sale a la cancha conoce a la perfección los esquemas, las jugadas y lo que tiene que hacer en cada situación del juego. Esta SuperCup conquistada ante el Nadezhda (87-67), viene a corroborar esta idea; y es que ante las bajas de la anteriormente citada Meesseman y de la española Alba Torrens (quien no pudo jugar el Eurobasket de Julio), el conjunto de los Urales fue capaz de sacar un equipo muy competitivo con jóvenes jugadoras nacionales como Viktoriia Zavialova, Dayana Dinza Ernandes, Raisa Musina y Maria Vadeeva, y todas ellas nacidas en 1998 o 1999.

La nueva temporada de la Euroliga empieza el próximo miércoles día dieciséis de Octubre, veremos si UMMC vuelve a plantarse de nuevo en la siempre apasionante Final 4, y también habrá que estar muy atentos para ver si aparecen otros equipos dispuestos a arrebatarle la corona del baloncesto europeo al equipo ruso.

Endesa llena de luz la Liga Femenina:

Ahora que por fin conocemos que Endesa será el patrocinador que dé nombre a la Liga Femenina española, al igual que ocurre con la máxima competición masculina (Liga Endesa –ACB-), podemos afirmar que la máxima categoría del baloncesto femenino nacional sigue creciendo año tras año. Sin entrar en detalles, los cuales obviamente desconozco, he de decir que me parece una gran noticia y también una decisión justa y que genera ilusión.

La Liga Femenina Endesa es una gran competición, en la que los aficionados podemos disfrutar de grandes partidos cada semana. Además hemos de decir que son muchas las buenas jugadoras que vienen a formarse a una liga muy competitiva; pero también hay grandes jugadoras que vienen a competir en unos clubes españoles que ya no sólo aspiran a ganar la liga y la copa, sino que además cada vez son más los que tienen su objetivo apuntando a Europa y hacer un buen papel en estas competiciones internacionales.

Ese crecimiento ha traído unos niveles de igualdad y emoción que hacia años que no se veían en una liga dominada por Perfumerías Avenida y el Uni Girona, los dos grandes gigantes de esta última década; pero con la aparición del Valencia Basket, y el buen hacer de equipos como Gernika KESB y Cadí La Seu parece que ninguno de los dos favoritos puede permitirse tener un mal día o dormirse en los laureles.

Como digo, esta nueva temporada genera mucha ilusión entre los y las aficionadas al baloncesto, especialmente viendo el posible quinteto titular de Avenida, y es que es casi imposible no emocionarse ante tanta jugadora de primer nivel compartiendo el balón, un auténtico equipazo; pero también es cierto que Girona ha realizado uno de los fichajes del verano con la contratación de la alero serbia Sonja Petrovic, una jugadora que aportará muchos puntos y ayudará a su nuevo equipo a dar un paso más en su objetivo de competir por estar entre los 8 mejores equipos de la próxima EuroLeague Women.

Y para concluir recordar, como siempre, que todos los partidos de la Liga Femenina Endesa se pueden ver de forma gratuita en la plataforma CanalFEB e incluso algunos en el Twitter de la Federación española, y los de Euroliga los suelen retransmitir por el canal de YouTube de la FIBA. Pero sobre todo, que os animéis todos a acercaros a los pabellones a ver los partidos en directo; de verdad que merece mucho la pena, y una vez que se disfruta del baloncesto en directo lo normal es repetir.

 

España, país de BA-LON-CES-TO

España_Mundial_China.jpg

Antes de nada me gustaría decir que de las treinta y dos selecciones que tomaron parte de esta Copa del mundo de Baloncesto Masculino disputado en China, sólo dos has sido las que han sido capaces de emocionarme con su juego, y justamente esas dos han sido Argentina y España, y es que se podría decir que fueron los países que mejor baloncesto jugaron durante el campeonato. Teniendo todo esto en cuenta decir que Argentina ha sido justa finalista y han logrado una medalla de mucho mérito. Es por ello que en esta ocasión me parece un error de la FIBA el no haber incluido a nada más que a un jugador argentino en el quinteto ideal del torneo, especialmente teniendo en cuenta que este país derrotó de una manera muy clara tanto a Serbia como Francia, quienes sí fueron capaces de colocar a un jugador para reconocimiento.

Empezando por la final yo diría que la veteranía y la experiencia han sido la clave de esta final en la que España siempre fue por delante en el marcador, y en la que tampoco pasó muchos apuros para asegurarse su segundo Trofeo Naismith (2006 y 2019). Con un baloncesto solidario y grupal, España fue capaz de dominar todas las fases del juego, empezando en la defensa a Campazzo y Scola, y también en ataque con 6 jugadores consiguiendo dobles dígitos en anotación. No podemos negar que los campeonatos organizados por países del lejano oriente le traen bastante buena suerte al equipo español.

El mejor jugador de la final fue un Ricky Rubio, quien también repitió premio al mejor jugador del torneo; y la verdad tengo que decir que me parecen dos decisiones muy justas. Rubio fue el mejor de la final, y es algo que demuestran unos números que son realmente para enmarcar con 20 puntos (sólo Gabriel Deck anotó más que él -24 pnts-), 7 rebotes, 3 asistencias y 22 de valoración (sólo Marc Gasol valoró más que Ricky -27 de valoración-). Además es innegable la gran contribución del actual base de los Phoenix Suns, no sólo en anotación, sino que también en liderazgo, y siendo el faro del equipo en los momentos más complicados de los partidos de la selección, demostrando porque fue escogido con el número 5 en el Draft de 2009.

Otro jugador del que también hay que hablar es Marc Gasol, y su 2019 con el título de Campeón de la NBA y su segundo mundial. El mediano de los Gasol, que en esta temporada se ha ido a más de ciento diez partidos disputados, ha tenido una presencia muy importante con la selección española; pero quizás en esta ocasión podría decirse que fue realmente salvador en el partido de semifinales contra Australia en el que anotó la friolera de treinta y tres puntos para ganar a un rival que exigió el máximo esfuerzo para los de Sergio Scariolo.

Pero a lo largo de este campeonato has sido muchos los jugadores que han brillado con luz propia. Empezando con Juancho y Willy Hernangómez Geuer, los hermanos han demostrado que por sus venas corre baloncesto (por parte de padre y madre), y han logrado algo antes impensable en el baloncesto español, ya que los dos hermanos han logrado anotar 11 puntos cada uno en la final de un mundial (recordemos que Pau no pudo jugar la final de Japón). También Victor Claver, el valenciano que ha recibido muchas “críticas” en la redes sociales, comentarios negativos que no reflejan para nada ni la carrera ni el carácter de un jugador que se fue muy joven para la NBA y que ya lleva varias temporadas jugando en el Barcelona (uno de los mejores equipos de Liga Endesa, y uno de los grandes de Europa). Un Sergio Llull que ha ido creciendo con el transcurrir del campeonato, y ha estado totalmente desatado en ataque durante esta semana final. Y también Pau Rivas y Oriola que han sumado siempre en positivo saliendo desde el banquillo.

Ya por último me gustaría hacer una mención especial para Rudy Fernández, probablemente mi jugador español favorito, y el capitán que ha tenido el privilegio de poder levantar esta deseada copa en Pekín. Hablar de Rudy es hablar de un jugador que lidera desde el ejemplo y su compromiso, pero si analizamos su juego hemos de decir que Rudy siempre está en esos momentos más complicados (en los grandes partidos), pero también es capaz de ponerse el traje de faena y defender a un contrario sin ni siquiera mirar a la pelota. Pero Rudy es algo más que ese 3&D que dicen los americanos, es cierto que sus triples fueron muy importantes contra Polonia (cinco de cinco intentos), pero Rudy ha demostrado serenidad en los momentos claves del campeonato, y fue capaz de terminar varios encuentros con cuatro faltas y sin ser expulsado. Fernández es junto a Marc Gasol el único jugador español que puede presumir de ser dos veces campeón del mundo, y de verdad que me alegra ver como esta mezcla de veteranía y juventud le ha traído éxitos al baloncesto español.

Para ir concluyendo, remarcar mi disconformidad con el quinteto ideal de la FIBA, yo hubiera elegido uno con: Ricky Rubio y el Facu Campazzo de playmakers, con Rudy al tres (alero), y dos torres como Marc Gasol y Luis Scola para dominar el juego interior. También decir que confío mucho en Argentina y su brillante futuro para los Juegos de Tokio 2020. Y hacer un breve inciso en la gozada que es ver como España ha dominado el baloncesto en este 2019, año en el que el equipo nacional femenino ha logrado retener su cetro europeo con un campeonato maravilloso (que no pude comentar en el blog, pero disfrute con cada partido), y ahora con un segundo Mundial que de verdad es algo muy merecido para este grupo de jugadores y técnicos que ya están en la historia de este deporte.

Los 90 años de Ferrari

 

Ferrari.jpg

Para esta entrada me gustaría que dejarais aparcadas todas las ideas que comúnmente asociamos cuando escuchamos el nombre de este fabricante de coches de lujo, y el motivo es que en esta ocasión vamos a poner el acento en su faceta como equipo de la Fórmula 1, o mejor dicho como la Scuderia Ferrari.

No hace falta decir que cuando se piensa en el deporte rey de la velocidad y carreras de coches, el nombre de Ferrari es el primero que se nos viene a la cabeza, y la relación entre Fórmula 1 y los italianos está íntimamente ligada desde los inicios de la competición allá por el año 1950. Pero no fue hasta 1952 que los de Maranello empezaron a escribir su propia historia con letras de oro, gracias a Alberto Ascari y su primer título de campeón del mundo, proeza que sería capaz de repetir al año siguiente.

La década de los cincuenta fue gloriosa para Ferrari, conquistando dos campeonatos más, y haciendo que su marca ganase en popularidad, y que terminase por llevarles a ser mundialmente conocidos por sus bólidos de carreras y sus fabulosos coches. El cambio de mentalidad se dio con la llegada del piloto argentino Juan Manuel Fangio, quien a día de hoy sigue siendo el piloto de más edad en ganar un mundial para los del Cavallino Rampante.

Pero ese reconocimiento mundial que empezó en los cincuenta se condicionaría durante la siguiente década, y en ello tienen gran culpa tres pilotos que muchas veces pasan desapercibidos, se trata de dos ingleses y un americano, que decidieron competir con un coche italiano para poder lograr ser el mejor de todos, ellos fueron Mike Hawthorn (Mexborough, campeón en 1958), Phil Hill (Florida, campeón en 1961) y John Surtees (Surrey, campeón en 1964).

Pero si se me permite un pequeña licencia personal, me gustaría añadir que no fue hasta 1974 que Ferrari no conoció a su primera leyenda, y este no es otro que el gran Niki Lauda, quien es uno de los pilotos que mejor demuestra que nunca se puede dudar del carácter competitivo de un campeón, y es que a pesar de su terrible accidente durante una carrera en el circuito alemán de Nürburgring en 1975, Lauda fue capaz de volver a ganar otro campeonato del mundo en 1976, siendo además el primer piloto capaz de ganar dos títulos mundiales con Ferrari desde que lo hiciera Ascari en 1953.

Sin embargo el precio que tuvieron que pagar los italianos fue demasiado alto, y tras saborear el éxito con Lauda pasaron más de veinte años en los que sólo fueron capaces de ganar en una ocasión; pero a pesar de que la travesía por el desierto fue larga, con la alianza Ferrari-Schumacher se formó un binomio imparable que dominó la Fórmula 1 desde el año 2000 hasta el 2004, dando como resultado cinco títulos más para las vitrinas de la Scuderia, y un total de 48 victorias durante esos cinco años que reflejan la extraordinaria carrera de un Michael Schumacher que se consagró como el mejor de todos los tiempos cuando decidió unir su camino con el de este mítico equipo.

Muchos son los que han intentado igualar el éxito de Schumacher cuando se unieron a Ferrari, pero sólo uno fue el único que logró ser campeón del mundo, estoy hablando del finés Kimi Räikkönen, campeón mundial en 2007 y ganador de seis carreras durante esa temporada, el éxito de Kimi no está sólo en que fue capaz de ganar el mundial en su primera temporada vestido de rojo, sino que además lo hizo doblegando a un equipo como McLaren que había hecho una gran inversión durante esa campaña. Kimi demostró ser el piloto ideal para Ferrari durante esos años difíciles, y además tiene el honor de ser el último piloto que hizo campeón a los italianos, como se suele decir mejor imposible para el bueno de Kimi.

Por último me gustaría reflexionar sobre los malos resultados cosechados últimamente por parte del equipo italiano, incapaces de ganar, con un elevado cambio de pilotos en los asientos de sus monoplazas, y proyectos que parecen nunca poder asentarse debido a los continuos cambios que desde la FIA parece que intenta dar más importancia a los ingenieros que a los propios pilotos. En mi humilde opinión Ferrari ya ha vivido esta situación en su pasado, y siempre han salido adelante con la ayuda de un gran piloto, y lo volverán a hacer cuando el piloto adecuado vuelva a ponerse al volante del bólido rojo; pero mientras tanto no olvidemos que Ferrari sigue siendo el equipo que más veces ha ganado en la Fórmula 1 y también el que más Grandes Premios ha conquistado en sus 90 años de historia.

Kawhi me a River: Toronto gana la NBA.

wethenorth.jpg
¿Quien podría pesar, hace un año, que Toronto estaría levantando el título de campeones de la NBA tras despedir al entrenador del año y cambiar a su mejor jugador por otro que sólo había jugado 9 partidos en aquella temporada? Pues sí, el baloncesto es impredecible y siempre nos da momentos inolvidables como este final de temporada que nos deja a los Toronto Raptors como el mejor equipo del mundo tras vencer a Golden State Warriors en un sexto partido para la historia.

Algo que tal vez no mucha gente conozca es que el inventor de este deporte llamado baloncesto, James Naismith, era canadiense, más concretamente de Almonte (Ontario), y es por ello que este primera victoria de un equipo canadiense tiene un sabor especial; por no decir que los Raptors se unen a un selecto grupo de equipos que han conquistado el anillo de campeones en su primera final, además con este triunfo los de Toronto se convierten en el vigésimo tercer equipo que ha ganado la NBA en los más de setenta años de competición.

Pero a pesar de este triunfo del colectivo y del espíritu de equipo que ha demostrado tener el conjunto entrenado por Nick Nurse, hay un nombre que destaca por encima del resto, y ese es Kawhi Leonard. Con esta temporada Leonard se consagró como el mejor jugador del mundo, con su segundo título a nivel personal y su segundo galardón como el MVP de las finales, y además aprovechó la ocasión para reivindicarse con una gran temporada ante todos los que decían (especialmente su anterior entrenador, Gregg Popovich) que no era capaz de liderar un equipo y que no estaba a la altura de otros grandes jugadores de su tiempo. Muy osados fueron aquellos que ante el infortunio de las lesiones dudaron de un jugador que es un anotador compulsivo y además nunca escatima ningún esfuerzo a la hora de defender, uno de esos jugadores que entiende el juego y lo juega de la forma que hace que el espectador quiera seguir viendo el partido, en definitiva un jugador de leyenda.

Volviendo al colectivo, y a un grupo de jugadores en los que a excepción de Kawhi ninguno de ellos se puede considerar una superestrella, tenemos que destacar una serie de jugadores que han sido muy importantes durante estas finales de los Playoffs.

Empezando por Pascal Siakam, el camerunés formado por la franquicia de Toronto fue el gran protagonista del primer partido de la serie anotando 32 puntos, y dando la sensación de que en Golden State no había ningún jugador que pudiera defenderlo (algo que hemos podido comprobar en varios partidos de la serie).

Kyle Lowry, el capitán, quien tras la marcha de su gran amigo DeMar DeRozan el verano pasado, ha sido capaz ya no sólo de llevar al equipo a una final de conferencia, sino que además ha sido un jugador que con su actitud ha sido capaz de aportar muchas cosas positivas para su equipo en estas finales.

Al igual que han aportado también su granito de arena Danny Green y Serge Ibaka, y lo hicieron cuando más los necesitaba su equipo en el tercer y cuarto partido de una serie que había llegado a California, y fue en estos cruciales partidos cuando los jugadores del equipo canadiense consiguieron sus máximos registros anotadores con 18 y 20 puntos respectivamente.

Y sin olvidarme de un Marc Gasol al que únicamente le faltaba por ganar un anillo de campeón de la NBA tras una carrera plagada de éxitos, y lo ha logrado justamente en la temporada en la que abandonaba el equipo de sus amores los Memphis Grizzlies y recalaba en un equipo como los Toronto Raptors en donde uno de los entrenadores asistentes es Sergio Scariolo (Seleccionador Español). Curiosamente la aportación del de Sant Boi ha sido especialmente buena en los partidos impares de la serie, dejándonos en el primer partido (20 Pts Y 7 Reb), en el tercero (17 Pts y 7 Reb) y en el qunto (17 Pts y 8 Reb); números que han culminado con uno de esos hitos que ya forman parte de la historia del deporte, pues desde ahora los hermanos Gasol son los primeros en ganar, al menos, un anillo en la NBA cada uno.

Y para concluir, no podía faltar un merecido reconocimiento a Golden State Warriors, en un 2019 que ha sido realmente calamitoso para la franquicia de San Francisco. Es una pena que nunca podamos llegar a saber que hubiera sido de este equipo sin las graves lesiones que sufrieron durante este final de temporada dos de sus estrellas como son Kevin Durant (rotura del tendón de Aquiles) y Klay Thompson (rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda), además de otras lesiones de menor gravedad en jugadores como Kevon Looney y Andre Iguodala.

Teniendo en cuenta la lista de bajas, hay que decir que tiene mucho merito que el equipo liderado por Stephen Curry fuera capaz de forzar un sexto partido, partido en el que el jugador nacido en Akron (Ohio) terminó muy mermado tanto física como mentalmente ante todas las adversidades en forma de lesión de sus compañeros, pero no podemos negar que el base fue la pieza clave en el ataque de los Warriors con una anotación espectacular de más de ciento ochenta puntos en los seis partidos de las finales.

Ahora todo parece indicar que con estas lesiones tan graves los Golden State Warriors tendrán que hacer algunos cambios si quieren volver a estar en una finales; pero sin ninguna duda este equipo quedará para siempre en la memoria de todos los que aman el baloncesto, y no sólo por sus tres títulos en cuatro años, sino que además por esa forma de entender el juego y en cierta forma por haber cambiado el baloncesto.

 

La importancia del triunfo del Uni Girona

Keisha Hampton

Este pasado domingo, día 5 de Mayo, el Uni Girona se proclamaba campeón de la Liga DIA tras vencer al Perfumerías Avenida en el segundo partido de los play-offs por el título de campeón de España de baloncesto femenino. Este es el segundo título (2015 y 2019) del equipo catalán, y además supone un cambio de tendencia en el baloncesto femenino, pues Avenida había dominado la competición, con mano de hierro, ganando tres campeonatos consecutivos (2016,17 y 18).

Este cambio se empezó a gestar ya en le pretemporada, cuando el Uni se hizo con los fichajes de las internacionales españolas Bea Sánchez y Laia Palau, dos incorporaciones que les ayudaban a fortalecer tanto el puesto de base como el juego en la pintura. Con un equipo sólido, y fichajes de impacto instantáneo (Gabby Williams), el Girona se perfilaba como el gran favorito para alzarse con el título.

Sin embargo, durante la temporada, pudimos comprobar como los títulos de la Supercopa y de la Copa de la Reina terminaban en las vitrinas de un Perfumerías Avenida, que parecía que otra temporada más volverían a pelear por lograr el triplete. Todo ello a pesar de los cambios en la plantilla y el cese del entrenador a mitad de temporada; pero siendo sincero me atrevería a decir que fueron estos cambios los que motivaron la reacción que terminó por asegurarle al equipo salmantino el factor cancha durante las finales.

Viendo los resultados de los dos partidos de la final de la liga entre estos dos colosos del baloncesto (64-70 y 73-65 a favor de Girona), uno puede llegar a pensar que los partidos fueron muy igualados, pero a decir verdad Avenida nunca fue capaz de desplegar su juego habitual, y siempre fueron a remolque de un Uni Girona que dominó todas las facetas del juego, pero especialmente la defensa. Mi conclusión, es que la plantilla del Girona tenía una mayor profundidad de banquillo, y que cada jugadora sabía a la perfección cual era su rol.

Durante la temporada pudimos ver como el juego interior del equipo catalán estaba formado por dos jugadoras de gran nivel como son la brasileña Nadia Colhado y la estadounidense Keisha Hampton, mientras que en el banquillo esperaba su oportunidad una Julia Reisingerova con ganas de demostrar su inmensa calidad (MVP de las finales), oportunidad que le llegaría en este final de temporada tras la lesión de Colhado.

Otro de esos factores diferenciales de esta campaña ha sido la dirección del juego, ya que el Uni Girona contaba en sus filas con una dupla de bases de grandísimo nivel, dos jugadoras de gran talento y experiencia como son Nuria Martínez y la anteriormente mencionada Laia Palau, Palau que es la máxima asistente del baloncesto español y una de las piezas clave de los recientes éxitos de la selección.

Y me gustaría terminar esta entrada volviendo a esa idea del principio, esa que refleja la importancia que tiene el hecho de tener un nuevo campeón de liga, ya que de esta forma la Liga Dia crece, y estoy seguro que tanto Avenida como Girona tendrán que volver a estar atentos al mercado para poder mejorar sus equipos de cara a los nuevos desafíos de la próxima temporada, y es que mientras el equipo de Salamanca tiene que buscar jugadoras nuevas para recomponer su proyecto, el Girona deberá incorporar alguna jugadora para lograr el más difícil todavía y poder defender este título tan deseado y merecido.

Las notas de la temporada en la NBA

Me he dado cuenta de que últimamente mis entradas son cada vez más largas, y para evitar escribir otra entrada muy similar a la del año pasado, en la que comentaba mis impresiones acerca de los Playoffs de la NBA centrándome en cada equino, este año he pensado en dar notas del 1 al 10 a esos equipos y o jugadores que han sido protagonistas durante la temporada.

Empezamos con el 10 para Golden State Warriors, no sólo tienen el tercer mejor récord de la temporada (57-25), sino que además este año parece que todas sus superestrellas que forman el quinteto de la muerte empezarán estos Playoffs más descansados. A lo largo de este año hemos visto actuaciones estelares tanto de Kevin Durant, como de Klay Thompson y Stephen Curry (dos de los tres mejores tiradores de la historia), pero además DeMarcus Cousins se ha adaptado muy bien a su nuevo equipo y ha superado su lesión sin ningún problema reseñable.

9 para Toronto. Personalmente pienso que son el equipo más fuerte en el Este, tienen un equipo muy solido y una rotación con jugadores que pueden aportar varias y diferentes soluciones cuando los partidos se complican. Pero algo que valoró mucho de este equipo canadiense es la capacidad de reinventarse y su acierto a la hora de fichar, y no lo digo sólo por el trueque del verano pasado en el que los Raptors se desprendieron de DeRozan para fichar a Kawhi Leonard, es que además han añadido a un Marc Gasol que les aporta muchas más cosas que el pivot lituano Jonas Valančiūnas.

El 8 es para Giannis Antetokounmpo, el jugador griego y líder de los Bucks de Milwaukee va con todo a por el MVP de la temporada regular, pero aún así su participación en estos Playoffs genera muchas dudas; pues a pesar de ser el mejor equipo de lo que llevamos de competición, es ahora cuando se gana o se pierde.

El siete lo van a compartir dos franquicias que han pasado unos años en el ostracismo, pero que empiezan a ver la luz al final del túnel, me refiero a los Brooklyn Nets y a los Los Angeles Clippers. Estos dos equipos han dado con la tecla y eso les han llevado a estar entre los dieciséis mejore equipos de la temporada; los Nets tienen un equipo con ganas de demostrar que son capaces de ganarle a cualquiera, mientras que los angelinos entrenados por Doc Rivers han compitiendo de una forma brillante hasta llegar a este momento de la temporada.

En el seis tenemos a Luka Dončić y a Trae Young, dos rookies que han jugado como auténticos veteranos, e incluso se han echado a sus espaldas a sus equipos en momentos decisivos que han terminado dándoles victorias que parecían imposibles. Pero siendo justos hemos de reconocer que Luka ha sido más regular durante toda la temporada, jugando a un nivel muy alto desde el principio hasta esta ultima semana, es por ello que pienso que sería de justicia darle el premio al mejor novato del año.

En el quinto puesto tenemos a unos Boston Celtics, que por momentos, me han decepcionado bastante, pero ahora que ya ha finalizado la temporada regular me parece que lo han hecho bastante bien teniendo en cuenta todas las circunstancias. Además he de añadir que para nada me parce justo señalar a un jugador como Gordon Hayward como responsable de las derrotas, y no hemos de olvidar que ha superado una lesión que podría haber acabado con su carrera deportiva. Con todos los jugadores recuperados estoy convencido que Celtics volveran a luchar por llegar a una final de conferencia.

En el cuatro, y como primera de las decepciones de la temporada, tenemos que citar a los Rockets, un equipo en el que juega James Harden no puede terminar el año en cuarta posición; y en este caso hay que señalar tanto a los despachos como a los compañeros de Harden, pues no han estado a la altura de un jugador que lo ha dado todo y más por la ciudad de Houston.

3 para la decepción que han sido LeBron y sus Lakers, un proyecto fallido que empezó a tocar fondo con el no traspaso de Anthony Davis en febrero, un gran fracaso tanto para James como para Magic Johnson. Pero ese no ha sido el único error de un LeBron James que este año ha tenido su peor temporada como profesional.

Un 2 para Carmelo Anthony, el alero neoyorquino ha vivido una auténtica pesadilla esta temporada, temporada en la que se podría decir que ha estado ausente, pues sólo ha disputado un par de partidos con los Houston Rockets este año. Actualmente sin equipo, parece que la temporada 2019-20 será la temporada final de Carmelo en la NBA.

Un 1 para New Orleans Pelicans y todos los involucrados en el no traspaso de Anthony Davis a los Lakers. Me parece que enfurruñarse y no saber analizar los problemas que afectan a una organización es una grave falta en todo dirigente, y especialmente en este caso en el que Pelicans podría haber logrado llevarse varias de las jóvenes promesas de Lakers (con unos contratos asequibles), al cambio de un único jugador que ya ha dicho que quiere jugar en un equipo ganador. Este ha sido, sin ninguna duda, el gran fiasco del año en la NBA.

¿Qué podemos esperar de la nueva temporada de la WSL?

cali.jpg

A escasas horas de que de comienzo la nueva temporada de la WSL, el campeonato mundial de surf en el que compiten los mejores surfistas del planeta, me gustaría hacer un pequeño repaso a los principales favoritos para alzarse con el título de campeón y campeona del mundo, además de tratar de dar respuesta a varias de esas preguntas que muchos nos hacemos con respecto a esta temporada.

Este mundial que arranca hoy en Australia, más concretamente en Gold Coast (Queensland), nos permitirá disfrutar de los mejores surfistas en las mejores olas, y para ello se han realizado modificaciones y cambios en el calendario para garantizar un mayor espectáculo; además de incluir un nuevo destino para la competición femenina, que en este 2019 volverá a Portugal para disputar el MEO Rip Curl Pro en Peniche, localidad lusa conocida por sus increíbles olas tubulares.

Favoritos y favoritas para este 2019:

Empezando con la competición masculina, me parce que otro año más los brasileños acapararan toda la atención mediática, no sólo por el éxito reciente de su principal estrella, Gabriel Medina (dos veces campeón del mundo), sino que también por las grandes actuaciones de dos de sus escuderos de lujo como son, el paulista Filipe Toledo, e Italo Ferreira procedente de la localidad de Baía Formosa.

Pero no podemos olvidarnos de otro trió en el que me gusta incluir a esos surfistas que seguramente también veamos en las finales de cada evento, disputando de tu a tu el título final a los brasileiros. En este selecto grupo destaca el hawaiano John John Florence, dos veces campeón del mundo y que regresa a la competición tras un 2018 marcado por las lesiones. Junto a John John podemos encontrar al sudafricano Jordy Smith, un surfista con un estilo un poco diferente, más tradicional y con mucha potencia en sus maniobras, pero siempre muy fiable en todo tipo de condiciones, ventajas que otorga la experiencia de llevar tantos años en la élite. Y por último el aussie Owen Wright, que es uno de los principales candidatos cuando no adentramos en esas olas más grandes, y en las que el australiano puede desplegar su gran control sobre la tabla y un repertorio de maniobras amplias y agresivas que suelen gustar mucho a los jueces.

En el caso de la competición femenina, estoy prácticamente seguro de que este año será un campeonato más igualado que el del año pasado, y que tendremos un pequeño grupo de varias competidoras disputándose las victorias en cada evento. Nombres como los de las australianas Stephanie Gilmore y Sally Fitzgibbons no pueden faltar en esta lista, al igual que el de la hawaiana Carisa Moore (10 temporadas y 3 veces campeona del mundo); pero tengo que confesar que este año todas mis esperanzas residen en las tres representantes de Estados Unidos Lakey Peterson, Caroline Marks y Courtney Conlogue, y es que por primera vez en muchos años se presentan con tres surfistas que pueden hacer grandes cosas.

También hay que tener en cuenta que lograr un par de buenos resultados pueden ayudar a las surfistas menos favoritas a colocarse en las posiciones altas de la clasificación, y es por ello que también hay que hacer otro grupo de nombres que debemos tener muy en cuenta durante esta temporada. Empezando por Malia Manuel, quien es considerada por muchos la mejor surfista que nunca ha ganado un evento del WCT (World Championship Tour); al igual que también merece una mención especial la representante de Isla Reunión, Johanne Defay, quien se encuentra en constante mejoría, y cada año va dando pasos agigantados para convertirse en la mejor europea de la historia; y finalmente mencionar a la nueva sensación australiana Macy Callaghan, quien en 2018 se ganó el derecho a participar en el Dream Tour, en donde ya ha conseguido resultados sorprendentes (2º puesto en Francia) para una surfista de su edad (18 años).

Conclusión:

Este año promete ser apasionante, y con una igualdad nunca antes vista en la competición, cada vez es más difícil marcar las diferencias con el resto de competidores en el agua, y es complicado hacer previsiones de lo que puede ocurrir en esa temporada. Temporada en la que tanto Gilmore como Medina van a intentar revalidad sus coronas como campeones del mundo, y mientras tanto el resto de surfistas tendrán que intentar dar su mejor versión para poder dar alguna sorpresa.

Y para finalizar esta entrada me gustaría decir quienes son mis dos favoritos para ganar este año, ellos son: Courtney Conlogue y Filipe Toledo, dos surfistas que da gusto ver, capaces de conseguir grandes puntuaciones de olas pequeñas, y dos de los pocos escogidos capaces de finalizar una temporada logrando múltiples victorias.

Luka Modrić: el talento al servicio del equipo.

Modric.jpg

Como no podía ser de otra manera, hoy me gustaría dedicarle unas palabras al talentoso futbolista croata, Luka Modrić. Para muchos y muchas que disfrutan de este deporte, el Balón de Oro 2018 reconoce a un jugador diferente que emplea su calidad individual para crear y distribuir el juego de su equipo, en definitiva, Luka Modrić es el playmaker que hace jugar tanto al Real Madrid como a su selección nacional.

Si uno intenta describir a este jugador, la primera palabra que se nos viene a la mente es organizador, pues es él quien distribuye el juego; pero también tenemos que reconocer su trabajo defensivo a la hora de sacar el balón jugado desde atrás, o su entrega durante los noventa minutos. Todo esto lo convierte en un jugador que acapara muchas miradas, y que gracias a su buen criterio, es uno de esos futbolista que brillan con luz propia en el terreno de juego.

Hombre discreto, y no dado a muchos excesos; son muchos los que consideran que el croata es uno de esos genios que realmente se expresan a través de su trabajo, en este caso jugando el fútbol. Es cierto que no marca muchos goles, pero cada vez que consigue encontrar un balón suelto por la frontal del área del equipo rival, tanto sus compañeros como los rivales saben que ese balón irá entre los tres palos, y ese golpeo tan característico del croata terminará en un golazo que dará la vuelta al mundo; que sirva como ejemplo tanto el que le marcó a Argentina en el mundial, como uno que le hizo al Manchester United en la Copa de Europa.

Personalmente, me parece que este reconocimiento es más que merecido, ya no sólo por todo lo que ha ganado en su carrera deportiva, o por haber llevado a su país a disputar la final del pasado mundial de Rusia, sino que además con este Balón de Oro se premia a un jugador diferente; quien ahora entra a formar parte de ese grupo de grandes centrocampistas que como Pavel Nedvěd en 2003 y Zinedine Zidane en 1998 también ganaron el Balón de Oro.

Finalmente me gustaría decir que Luka Modrić, es uno de mis jugadores favoritos, y realmente lo considero como uno de los principales responsables que ayudaron a que el Real Madrid diera un paso adelante para volver a dominar en el fútbol europeo. Yo lo descubrí cuando jugaba en la Premier League, y desde la primera vez que lo vi, supe que tenía que jugar en el Madrid, así que en efecto, estoy muy contento de que sea Modrić el jugador que haya ganado el balón de oro en 2018.

 

También me gustaría decir que la futbolista noruega, Ada Hegerberg, que actualmente forma parte del Olympique de Lyon (el gran dominador histórico del futbol femenino en el viejo continente), ha sido galardona con el primer Balón de Oro que entrega la revista France Football a una mujer; personalmente he de decir que no sigo el fútbol femenino, pero sí que soy consciente de que el club francés tiene un gran equipo con muchas otras futbolistas que podrían ganar un premio como este.