Recensión: Illa decepción de Berta Dávila

Ilustración da cuberta pola propia autora

Non pasaron nin sequera dez meses desde que me achegaba por primeira vez á narrativa de Berta Dávila, pero con motivo do lanzamento deste “Illa decepción” non podía deixar pasar a oportunidade de volver a ler a unha das voces literarias, que nos traen unha aposta que tan ben conectou cos lectores e tanto aplaudiu a crítica especializada. “Illa decepción” é unha das novelas máis esperadas do outono, xa que foi distinguida co Premio narrativa breve Repsol 2020, e a autora foi galardonada co Premio da Crítica de narrativa galega do 2019 por “Carrusel”, obra tamén publicada pola Editorial Galaxia.

Nesta “Illa decepción” imos encontrar unha novela na que se reflexiona sobre os recordos e o paso do tempo, no relacionado coas nosas vivencias nas casas nas que vivimos, e abandonamos nunha mudanza. E faino cun diálogo entre a nosa narradora e unha personaxe tan especial como é Amandine Dupont, que coñeceremos por estar vencellada a unha destas casas, e terminará por establecerse unha amizade entre elas.

Outra cousa que temos que mencionar son as relacións familiares e persoais que aparecen nesta novela, empezando coa relación entre a narradora e o seu fillo, a da narradora e a súa avoa, e a da narradora cos seus pais e a súa irmá. E nos deixa un momento moi bonito no que se comenta o tema das fotos de familia, algo moi típico das reunións estivais nas que se xunta toda a familia, neste caso na casa da praia.

Algúns dos temas que podemos atopar nesta novela serían; a memoria e os recordos do pasado; a importancia dos cambios que vivimos na nosa vida, e os seus efectos; a maternidade e os fillos; as relacións persoais; a enfermidade, a morte, e a perda dos seres queridos. E tamén decir que neste libro está presente a pandemia da Covid-19, pero especialmente o confinamento. Ademais de dedicarlle algunhas páxinas o proceso da escrita desta novela. Sen olvidar a cultura, xa que o libro está cheo de referencias culturais.

A modo de conclusión, quero recomendar “Illa decepción” porque é un libro sobre a vida, na que os lectores atoparán situacións e sentimentos que non lle son alleos e poden sentir como seus. Son poucos os autores e as autoras que manexan tan ben a autoficción ou a ficción do eu como o fai Berta Dávila, e demostrao novamente cun espléndido relato que ten un comezo que atrapará os lectores durante toda a lectura.

Reseña: La voz del ángel

Cuando me encontré con este título, lo tuve muy claro, esta era una gran oportunidad para seguir leyendo literatura europea de calidad; porque no podemos negar que en Europa se publican muy buenos libros, especialmente en un país como Francia con una larga tradición literaria. Esta es la primera razón que me animó a darle una oportunidad a “La voz del ángel” del filósofo y escritor francés Frédéric Lenoir.

Dos historias paralelas, la de una mujer joven en la Europa de principio del siglo xx, (La primera historia nos lleva a la Polonia de 1945). Y la de un chico, Hugo, en la Francia de 2019 que conversa con una mujer, Blanche, en el invierno de su vida. Y es en la mitad del libro cuando las dos historias se encuentran en un punto, y descubrimos el nombre de nuestra primera narradora que nos estaba contando la historia de su huida de Auschwitz.

Blanche nuestra protagonista femenina fue profesora de filosofía y está pasando en el hospital los últimos días de su vida. Mientras que Hugo, el protagonista masculino, está ingresado en el hospital por intento de suicidio ya que no era capaz de afrontar la situación de fracaso provocada por no haber logrado pasar el examen para ser médico. Y es ella quien intenta contagiarle su placer por vivir, pero en un principio él se muestra reacio y cuestiona todo lo que ella le cuenta amparándose en su formación científica.

En esta novela en la que tenemos pocos personajes, y la acción está situada en pocos escenarios, son muchos los temas e ideas que el autor quiere compartir con los lectores, empezando por el optimismo como forma de entender la vida. La gestión de las expectativas ante el fracaso. Encontrar el amor verdadero. La juventud. El papel de las creencias religiosas en la sociedad. El espiritismo y los fenómenos paranormales. La importancia de la música como herramienta “sanadora”. Y todo ello con tintes sociales que sirven para reflejar la sociedad del siglo XXI.

En conclusión recomiendo “La voz del ángel” porque en este libro se tratan temas muy actuales que están tanto en las noticias como en la calle, y Frédéric Lenoir es capaz de comunicar sus ideas acerca de estos temas mientras nos va dejando pequeñas pildoritas con referentes filosóficos y culturales.

Reseña: El amor en los tiempos del cólera

Es cierto que muchos hemos experimentado esa sensación agradable y de confort que produce el reencontrarse con un autor que nos ha proporcionado buenas horas de lecturas en el pasado; y exactamente ese sentimiento fue el que me motivó para volver a leer a Gabriel García Márquez, y no voy a negar que con “El amor en los tiempos del cólera” volví a disfrutar de la prosa de un autor, que poco a poco se va convirtiendo en uno de mis favoritos.

A pesar de que “El amor en los tiempos del cólera” fue una lectura que realice en el pasado mes de Septiembre, me parece que merece la pena dedicarle una entrada porque se ha convertido en uno de los mejores libros que he leído en lo que llevamos de año, un novelón de casi quinientas páginas para disfrutarlo desde el principio hasta el final.

En esta novela nos encontramos con dos historias de amor, en la que su protagonista femenina se ha visto envuelta a lo largo de su vida. Siendo presentada primero la historia de El doctor Juvenal Urbino y Fermina Daza, un matrimonio en donde ambos han aprendido a quererse, y han formado una familia. Mientras que la historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, es un amor más pasional, juvenil que aparece en la etapa de juventud de nuestros protagonistas, y terminará por convertirse en una obsesión para Ariza.

Como se puede ver, el amor es un tema fundamental en esta novela, y está presente en todas sus caras, incluyendo el amor fuera del matrimonio, y las aventuras amorosas con diferentes parejas, o ese amor puro y verdadero que protagoniza Jeremiah de Saint-Amour. Pero tampoco podemos dejar de mencionar que el tema de la muerte también está muy presente desde el primer capítulo, y se nos irá recordando con el paso de las páginas.

A modo de conclusión, me gustaría decir que es innegable ese talento narrativo de García Márquez, y que lo sitúa como uno de los nombres clave y que destaca entre sus coetáneos; pero me parece que es la constancia en su producción literaria lo que lo convierte en un autor tan admirado por los lectores y reconocido por la crítica. Y en lo personal, tengo que confesar que acercarme a sus libros me ha proporcionado grandes momentos lectores que espero volver a repetir más pronto que tarde.

Adiós Gigamesh. ¿Hola Vientos de Invierno?

Ilustración de la cubierta de “Juego de tronos” por E. Corominas

Como muchos ya sabréis ayer saltaba la noticia en el mundillo editorial español con la confirmación de que la editorial Gigamesh no seguirá publicando los libros de George R. R. Martin, a través de un escueto mensaje publicado en twitter en el que dan a entender que no pueden cubrir las exigencias del agente de Martin. Esta es una noticia que deja muy debilitada a la editorial barcelonesa ya que tenían en el autor de “Canción de Hielo y fuego” a su primer espada, y uno de los pilares de su facturación anual.

Se ha comentado que detrás de esta decisión podría estar una disputa por los derechos de la obra del autor estadounidense, y es que su obra ha sido publicada por al menos tres editoriales diferentes en nuestro país. Planeta está publicando actualmente los cómics de “Juego de Tronos”, sin embargo ha sido Penguin Random House Grupo Editorial el encargado de publicar en 2019 el último de los títulos del de New jersey “Fuego y sangre”, y todo ello mientras “Canción de Hielo y fuego” estaba en manos de una editorial más pequeña como Gigamesh.

Los lectores recordarán que este tema ya se había comentado con anterioridad, y era un miedo presente en la comunidad que ha disfrutado de la edición de Alejo Cuervo, las traducciones de Cristina Macía y las ilustraciones de Enrique Corominas.

Pero debemos de hacer un ejercicio de sinceridad, y tratar de buscar una explicación que arrojé algo de luz en lo referente a las dudas que esta noticia ha generado entre los lectores.

  • La primera de ellas está relacionada con el momento en el que se ha dado a conocer, justo cuando el propio autor confesaba en su blog que se encontraba escribiendo capítulos de “Vientos de invierno”, el esperado sexto libro de la saga de fantasía. Es obvio que ya han aparecido varios personas conectando los dos acontecimientos, y afirman que la publicación de tan ansiado título está muy cerca; pero hemos de ser cautos y tendremos que seguir esperando hasta 2021, eso sí, sin negar que este primer movimiento está destinado a agrupar todos los derechos de la saga bajo un nuevo grupo editorial que le de una nueva dimensión a la obra de Martin.
  • La segunda incógnita es el efecto que podrá tener esto para los lectores. Sin querer engañar a nadie me parece que debemos decir Gigamesh tenía una política de precios que no se ajustaba al mercado actual, y es que es difícil de defender que un libro con encuadernación en tapas blandas saliese al mercado con un precio de treinta y ocho euros. En la comparación con “Fuego y Sangre” que ha salido con el sello Plaza & Janés en una edición de lujo con cubierta en cartoné por casi treinta y tres euros, y una edición más asequible por veintidós euros y con tapa blanda con solapas. Sin olvidar que “Fuego y sangre” está disponible en formato digital y audiolibro, opciones que Gigamesh nunca ofreció a sus lectores.
  • Y la tercera, y última de las incógnitas, es cómo afectará esto a nuestras colecciones de “Canción de hielo y fuego”. Mucha gente ha expresado en las redes sociales su afecto por los trabajadores de Gigamesh bajo el Hashtag #GraciasGigamesh, y en ellas se sentía un clamor por cómo quedarían sus libros pertenecientes a esta popular saga si la nueva editorial decidiese hacer las cosas de una nueva manera en lo referente al diseño de las cubiertas. Personalmente este tema no me genera ninguna preocupación, y debemos poner el foco en que parece que se están dando pasos, que nos hacen pensar que más pronto que tarde podremos disfrutar de este tan esperado sexto libro, y de esta forma ir conociendo el final de la historia.

Reseña: La casa de los espíritus

Son muchos los libros que encierran una apasionante historia en el interior de sus páginas, y a pesar de que eso se puede aplicar a esta novela firmada por Isabel Allende; tengo que empezar esta entrada diciendo que tuve serias dificultades a la hora de conectar con la historia, y no fue hasta el último tercio del libro en el que pude empezar a disfrutar de su lectura.

Es cierto que “La casa de los espíritus” es una novela que incluye un gran número de personajes, que abarca a varias generaciones de la familia Trueba mientras estos son protagonistas de los distintos sucesos políticos que han marcado la historia más reciente de Chile; sin embargo he de decir que esta saga familiar no es para nada una novela compleja de leer, ya que es bastante fácil de seguir la historia gracias a sus tres grandes protagonistas femeninas porque son los personajes que hacen avanzar la trama.

Sin entrar a desvelar mucho de la trama podemos decir que en esta obra de Isabel Allende hay dos nombres que uno no puede olvidar en ningún momento, el de Esteban Trueba, quien ejerce de narrador durante una parte de la novela, y el de su hija Blanca. De Estaban podemos decir que es el personaje arquetípico del patrón que desea labrarse una riqueza en la finca familiar Las Tres Marías, y conseguir prestigio para su familia a cualquier precio y sin pensar en las consecuencias de sus actos, muchos de ellos totalmente despreciables. Y luego tenemos a Blanca, y yo pienso que es Blanca y no su madre, ese gran personaje femenino que le aporta más matices a esta gran novela, empezando por la relación con su madre y hermanos, sus primeros amores, la historia con Jean de Satigny, el nacimiento de su hija -Alba-, y su papel en la última parte del libro que la hace brillar con luz propia en las horas más oscuras de su padre.

Si algo demuestra la vigencia de esta obra, es que los temas tratados en ella siguen siendo relevantes a día de hoy, y en ellos encontramos algunos que son propios de los coetáneos de Allende, y otros de esos temas que podríamos definir como recurrentes en la carrera de la escritora chilena, todo ello con un toque de realismo mágico que irá dando paso a ese estilo más social y realista. Los temas a destacar son: la familia, la religión, el feminismo, la política, las diferencias entre las clases sociales, y el golpe militar y posterior dictadura.

Otro gran aspecto que hay que destacar es la manera magistral de acelerar la trama en la parte final de la novela, momento en el cual la historia se acelera de una manera que el lector también sentirá ese vértigo que la sucesión de acontecimientos provocará en unos personajes que terminarán viéndose arrastrados por una situación que los supera, algo que supone un gran cambio con ese ritmo más lento que destila la primera mitad de la novela en la que la autora se deleita en esa parte fundamental de la presentación de personajes y las descripciones de los mismos.

Para terminar me gustaría mucho recomendar la lectura de “La casa de los espíritus”, un libro que no ha perdido su vigencia, que sigue siendo publicado tras más de treinta y cinco años desde que vio la luz, y que ya es parte indiscutible de la rica tradición literaria latinoamericana. Por mi parte aclarar que es cierto que me costó bastante conectar con la historia, pero no es algo que pueda atribuirse a la calidad de la misma, y tengo que decir que finalmente pude ser partícipe de la gran historia que tenía entre mis manos. Hay gente que prefiere ese toque misterioso de personajes como Clara Del Valle, pero no puedo negar que es cuando las cosas se ponen feas para nuestros protagonistas cuando más he disfrutado de esta historia que tan bien supo reflejar la triste realidad de un pueblo como el chileno.

El día de las escritoras 2020

Como cada año por estas fechas celebramos este día de reconocimiento a todas esas grandes autoras que todos apreciamos y con las que hemos pasado muchas horas de lectura. Es además una entrada que me encanta hacer, porque fue la primera entrada que publiqué en este blog hace ya cuatro años.

En el pasado las entradas relacionadas con este día tan especial estaban orientadas a destacar a una serie de autoras relacionadas con la iniciativa de Victober, o hacer listas con nombres y títulos de obras de autoras que tengo pensado ir leyendo en los próximos años.

Sin embargo, este año he decidido que voy a seleccionar a cuatro poetas gallegas y actuales que de verdad son muy recomendables. Todas ellas tienen en común el hecho de que a pesar de tener una carrera relativamente corta han sido multipremiadas con reconocimientos a un trabajo que ha ayudado a la contaste renovación de la poesía gallega.

Empezando con Regina Touceda y su premiado poemario “Deriva” (Editorial Espiral Maior, 2020), esta es una obra que ha acaparado elogios durante los últimos meses porque fue distinguida con el XXXII Premio Pérez Parallé de poesía de autores inéditos, así que este es uno de esos debut literarios que ha dejado una grata impresión.

En el otro extremo tenemos a una Arancha Nogueira, que ya es un nombre reconocido por todos y todas las personas que están interesadas en la actual escena poética gallega, y como ya viene siendo habitual nos encontramos con muchas autoras de gran calidad. De Nogueira he podido leer “Dente de leite” (Edicións Xerais, 2019), y la verdad es que espero poder seguir leyendo más obras de esta poeta.

De Tamara Andrés no he leído nada más que un par de poemas que aparecieron en la colección “Arrincando marcos 2020”, obra que tan amablemente pusieron de forma totalmente gratuita la gente de Edicións Positivas durante los meses más duros del confinamiento; y me tengo que decir que de Tamara Andrés me gustaría mucho poder leer su poemario “Bosque Vermello” (Edicións Positivas, 2019).

Y para concluir recomiendo mucho la lectura de Alba Cid y su “Atlas” (Galaxia Editorial, 2019); pero no sólo debemos leer a Cid, sino que también sería recomendable escuchar sus recomendaciones y su análisis sobre poesía en el Diario cultural, porque es realmente una puerta para descubrir y para aprender a apreciar la rica escena poética gallega, de la que Alba Cid también forma parte.

* Me gustaría comentar que el pasado día 20 de Octubre Alba Cid fue distinguida con el Premio Nacional de Poesía Joven ‘Miguel Hernández’ 2020, obra que no me cansaré de recomendar a todo el mundo.

Victober 2020

A pesar de que ya nos encontramos transitando por la segunda mitad del mes de octubre, nunca es mal momento para recordar esta maravillosa iniciativa llamada Victober, que promueve la lectura y difusión de los libros publicados durante el reinado de la Reina Victoria del Reino Unido, período histórico durante el cual el imperio Británico alcanzó su máximo esplendor, algo que también se vio reflejado en la literatura de aquellos años (1837-1901).

Esta peculiar iniciativa tiene definidos diferentes requisitos para hacer más entretenida la lectura de clásicos de la época victoriana. Siendo el primero de ellos el de buscar un libro de la época victoriana, pero que siga el esquema de un género literario contemporáneo. El segundo sería, leer una novela epistolar o un diario de la época. En tercer lugar, leer una nueva obra de uno de tus autores favoritos. En cuarto lugar, leer uno de esos clásicos victorianos que tengas pendiente desde hace años, o uno que quisiste leer en las anteriores ediciones de Victober pero nunca pudiste finalizar. En quinto lugar, realizar la lectura mientras llevas ropa inspiradas en la época. Y finalmente, y de forma complementaria se trataría de leer “Shirley” de Charlotte Brontë.

En esta ocasión he decidido participar en esta iniciativa con un único libro, y se trata de “El molino del Floss” de Mary Ann Evans, quien firmaba sus libros bajo el seudónimo masculino de George Eliot. Con este título espero cumplir el primero y el tercero de los requisitos que aparecen en el segundo párrafo. Además, me gustaría añadir que, tras haber leído los dos primeros volúmenes de esta historia, me parece que esta es una de las obras más recomendables de la autora inglesa.

Conociendo más a Tolkien en la Meren Palantírion de la STE

Como muchos ya sabéis J. R. R. Tolkien es uno de mis escritores favoritos, y es que de este escritor inglés he leído varios de sus libros, y los he disfrutado todos por igual; es por ello que hoy le quiero dedicar una pequeña entrada a la Sociedad Tolkien Española y a su evento anual, la Mereth Aderthad o EstelCon, evento en el que podemos encontrar conferencias, talleres, música, lecturas…

Debido a la situación actual, este año los organizadores han decidido realizar todos los eventos de forma online, y así no tener que posponer o cancelar un evento tan especial que este año celebra su vigésimo quinta edición. Este nuevo evento digital tendrá el nombre de Meren Palantírion (quenya para Festival de las Piedras Videntes) o PalantirCon.

Lo más importante que tenéis que saber es que la PalantirCon empieza el día 9 de Octubre, y finalizará el próximo día 12 de Octubre con la entrega de los premios de la STE; para poder asistir a este encuentro digital sólo hay que completar un sencillo formulario, ya que se trata de un evento libre y totalmente gratuito.

Como decía anteriormente en la PalantirCon encontraréis un sinfín de actividades interesantes dedicadas a comentar, analizar, y en definitiva a disfrutar de la obra del profesor Tolkien. En la web de la Meren Palantírion ya han habilitado un horario con todas estas actividades, de las cuales yo recomiendo especialmente: la inauguración de la PalantirCon (Viernes 9, 17:00 horas), del Concilio al Palantir: la difusión de Tolkien en la era digital (Sábado 10, 19:00 horas), Professor Tollers: Tolkien y la Universidad (Domingo 11, 18:30 horas) y El Quizz ‘Regreso a Hobbiton‘ (Lunes 12, 17:00 horas).

Y para concluir, me gustaría hacer un llamamiento para asistir a este maravilloso evento que con tanto cariño y gran dedicación organiza la Sociedad Tolkien Española, quien a través de su canal de Youtube, emitirá la PalantirCon en directo. Recordad que las inscripciones para la PalantirCon se cierran esta noche (Jueves 8 de Octubre). No lo dudéis, serán unas jornadas muy interesantes para seguir descubriendo más aspectos de este gran autor y su obra.

Reseña: Un artista del mundo flotante

Aprovechando que este próximo jueves, día 8 de Octubre, se entrega el Premio Nobel de Literatura 2020 voy a compartir mis impresiones y reflexiones acerca de esta novela de Kazuo Ishiguo, el escritor británico galardonado por la Academia Sueca en 2017. “Un artista del mundo flotante” (1986) es la segunda obra publicada por Ishiguro, y tiene algunos puntos en común con su popular obra “Los restos del día” (1989).

Esta es la historia de Masuji Ono, un anciano pintor, que en las más de doscientas páginas de esta novela repasa algunos capítulos de su vida y reflexiona sobre su carrera artística. En esta novela que explora los temas del pasado y el recuerdo somos testigos de cómo se entremezclan esos instantes perfectos con las decisiones erróneas que definen una vida.

Si hay una cosa que hace a las mil maravillas Ishiguro es construir sus historias con narradores subjetivo, esa figura literaria que en este caso representa Ono, y es él quien nos cuenta la historia desde su punto de vista; pero siendo el autor totalmente consciente de los mensajes que quiere transmitirle al lector, algo que logra mediante las interacciones de nuestro narrador con el resto de protagonistas de la novela.

También hay que destacar la relación de Ono con sus dos hijas, Setsuko y Noriko, y especialmente la que se produce entre el anciano artista y su nieto Ichiro. Como ya he comentado anteriormente las interacciones familiares presentes en esta obra son muy reveladoras, y son responsables de mover la trama.

Tras haber leído varias obras de esta autor brtianico me es fácil reconocer que en su prosa hay temas que son realmente importantes, y suelen ser recurrentes, uno de ellos podría ser el paso del tiempo y la fragilidad de la memoria; pero en esta ocasión nos encontramos otros temas como por ejemplo: la identidad propia y lo que podría llamarse identidad nacional, nuevos valores para un nuevo mundo como consecuencia de la derrota nipona en la Segunda Guerra Mundial, además de la belleza y el arte.

Sin desvelar mucho de esta preciosa historia firmada por Ishiguro tengo que comentar que me ha gustado mucho esa contraposición acerca del viejo y nuevo Japón tras la guerra, dos formas de entender el mundo, y también dos maneras totalmente contrarias de reaccionar a una situación por parte de la sociedad japonesa, y algo que en esta novela ejemplifica a la perfección un elenco de personajes con los que nuestro protagonista se ha encontrado a lo largo de su vida.

Para concluir me gustaría mucho recomendar este libro, soy consciente de que tal vez “Un artista del mundo flotante” no sea la obra más conocida de Kazuo Ishiguro, pero de verdad que es una novela imprescindible de uno de los grandes autores de nuestra época. Personalmente me ha gustado mucho esta pequeña novela, en la que he encontrado algunas similitudes con “Los restos del día”, y espero poder seguir leyendo a este autor que tanto me gusta y del cual ya he leído un tercio de su obra publicada.

Tres meses de verano en nueve libros

Ahora que ya han llegado las borrascas y parece que definitivamente tendremos que asumir el fin del verano, es momento de repasar esos libros leídos durante los meses de estío. Como muchos lectores sabrán es durante el verano cuando uno puede experimentar ese pequeño placer de la lectura al aire libre, y tengo que decir que en esta parte del mundo disfrutamos de ese equilibrio, casi perfecto, entre el sol y la sombra que hace que las tardes de lectura sean de lo más placenteras.

Cuentos y relatos:

Empezando este repaso de la mano de una de las grandes damas de la literatura estadounidense, como es Flannery O’Connor, quien además es una de las mejores cuentistas del pasado siglo. De esta gran autora leí una de sus obras más populares, “A good man is hard to find”, se trata de un cuento que me ha encantado, y seguramente no sea lo último que lea de esta autora nacida en Savannah (Georgia).

No logré encontrar la misma reacción con la lectura de “Pura Pasión”, un libro al que le tenía muchas ganas ya que nunca había leído nada de Annie Ernaux, la famosa escritora francesa ganadora del Premio Formentor en 2019. Sin embargo, no voy a tirar la toalla con una autora de la que sólo he escuchado buenas palabras.

Poesía con acento gallego:

Como no podía ser de otra manera, y a pesar de la situación actual, en este pasado trimestre también he tenido la oportunidad de seguir descubriendo nuevos poemarios, y para ello nada mejor que la plataforma creada por la red de bibliotecas públicas en donde podemos encontrar una gran selección tanto de los clásicos de la poesía gallega como las jóvenes promesas.

En esta ocasión seleccione dos libros de dos poetas que ya había leído previamente, pero de las cuales quería seguir leyendo más obras y de esta forma asegurarme de cuál era mi opinión al respecto. Y la verdad es que esta fue una de las mejores experiencias lectoras de todo el verano.

Los poemarios escogidos fueron “Dente de leite” de Arancha Nogueira, y “Os hemisferios” de María do Cebreiro; y a pesar de que fue el segundo el que más me gustó, puedo decir que cualquiera de estos dos títulos son muy recomendables.

Novela:

Sin perder esa conexión con la buena literatura gallega, tengo que mencionar la novela de Domingo VillarOllos de auga” como una de mis mejores lecturas en lo referente a la narrativa del género policial o de novela negra. Este tipo de obras en la que el protagonista es un inspector de la policía, es uno de los principales culpables de mi amor por la literatura, es por ello que no podía dejar escapar la oportunidad para descubrir los casos del inspector Leo Caldas, a pesar de que este libro ha estado esperando más de diez años en mis estanterías para ser leído.

Podría decirse que algo similar me ha ocurrido con “La conjura de los necios”, pero en este caso no han sido diez, sino doce, los años que esta gran novela escrita por John Kennedy Toole ha estado “olvidada”. Y obviamente, la palabra tiene que “olvidada” porque en este caso en particular ya había leído más de la mitad del libro antes de abandonar esta novela, que me ha encantado poder finalmente leer en este 2020.

Como todos sabéis, 2020 será un año difícil de olvidar, y para muchos será recordado por el movimiento en contra de la discriminación racial en Estados Unidos (Black Lives Matter), un problema endémico que James Baldwin supo reflejar a la perfección en su novela “El blues de Beale Street”. Baldwin es un escritor total, y su pluma siempre ha estado asociada a esa gran literatura que es capaz de resistir al paso del tiempo por su propia calidad; y esto es algo que podemos apreciar en esta novela que a pesar de haber sido publicada en 1974, bien podría parecer que estuviera narrando una historia actual.

Tampoco podía faltar ese tocho de casi setecientas páginas, que ya casi es sinónimo del verano de cualquier amante de la literatura. En este caso se trata de “La hija del sepulturero” de Joyce Carol Oates, una novela que he disfrutado mucho. Dividida en varias partes que corresponden a diferentes episodios de la vida de nuestra protagonista, vemos como hay dos ideas centrales que sirven como nexo de unión para cada una de estas partes en las que está dividida la novela, siendo la primera de esta ideas la de que el pasado nos persigue y siempre nos atrapa, y en segundo lugar tenemos la música como salvación. Una lectura imprescindible en la que descubriremos una preciosa historia de superación protagonizada por una madre y su hijo.

Y para finalizar, esa gran lectura veraniega que define tu año lector, ese libro que asociarás para siempre a un determinado año, esa novela que leíste en aquel verano; un honor que en esta ocasión recae en “Pastoral americana” de Philip Roth. Considerada por muchos como la gran novela americana, cualquier cosa que yo pueda decir se queda corta ante semejante obra maestra. Pero dejando de lado las palabras rimbombantes, tengo que decir que “Pastoral americana” es una novela sobre la vida misma, y aquí es donde está la clave de su éxito; Roth es capaz de reflejar a la perfección una realidad que atrapa al lector desde la primera página, aquí no hay ni trampa ni cartón, aquí hay sentimientos.

Bueno, esto ha sido todo por mi parte, un verano cargado de muy buenas lecturas, y libros que uno nunca dejará de recomendar.