Archivo de la etiqueta: Libros

Diez años leyendo Millennium

Millennium.JPG

La entrada de hoy, la número 200 del blog, es una de esas que bien podría entrar en la categoría de anécdotas lectoras; y es que justo este mes, para ser más exactos el pasado jueves catorce de noviembre, se cumplían diez años desde que conseguí hacerme con un ejemplar de “Los hombres que no amaban a las mujeres”, la primera entrega de la popular trilogía del escritor sueco Stieg Larsson, y tengo que decir que este es un libro muy especial para mí.

Además estos diez años, también han sido mis diez primeros años como “lector”, y es que antes de esta fecha yo era una persona que no leía mucho, o mejor dicho no leía nada; por aquella época mis intereses estaban en la música (eso no ha cambiado), y también en los videojuegos (moda totalmente superada). Además me declaro, absolutamente, como único culpable, pues en mi familia hay una costumbre de comprar libros por el Día de Reyes, y yo siempre he recibido al menos un libro como regalo por esas fechas, por ejemplo los típicos libros de “La saga de Harry Potter” y “Las Crónicas de Narnia” e incluso un ejemplar de “Las dos torres”.

También quiero comentar cómo descubrí al escritor sueco; y la verdad es que fue gracias a la magia de la radio y es algo que recuerdo a la perfección. Hace diez años había un programa en Radio Nacional, Asuntos propios, que presentaban Toni Garrido y Tom Kallene (Tom, ‘El Sueco‘), y cada semana invitaban al escritor gallego, Domingo Villar, para hablar de libros; y hay que recordar que en 2009 se hablaba mucho del final de la trilogía Millennium (que se publicó en Junio de ese mismo año), y tras varias semanas escuchando a Tom y Domingo hablar sobre estas novelas me fue picando la curiosidad, hasta que un día estando en un centro comercial me acerque a una de esas cadenas de librerías y me compré el primero de los libros de Millennium.

La verdad es que para no haber leído muchos libros antes, me parece que no podía haber seleccionado un libro mejor, y es que rápidamente conecte con la historia y los personajes creados por Larsson. A decir verdad aún recuerdo que logré terminar el primer libro en menos de dos semanas, así que a finales del mes tenía que volver a la librería a comprar la segunda parte, y no hace falta mencionar que la tercera entrega no tardó mucho en caer en mis manos, con lo que en menos de tres meses pude finalizar la trilogía de Millennium, una obra que en cierta forma me cambió la vida.

Digo que leer a Larsson me cambió la vida, porque después de haber leído su obra, mi gusto literario estaba muy enfocado en la novela nórdica de corte policial y detectivesca, género que aún consumo en la actualidad; pero sobre todo me cambió la vida porque al leer los libros del genial autor sueco logré experimentar todas las cosas buenas de la lectura, y en cierta forma es algo que he ido buscando con cada nuevo libro que he empezado desde entonces.

Para concluir me gustaría indicar algunas de las cosas que más me gustan de la trilogía de Millennium, como son sus tramas, y especialmente las que se van desarrollando de una forma continua a través de los tres libros; también la forma tan detallista que tenía Larsson de contar sus historias, que de cierta manera nos hacía cómplices de la propia investigación; y sin dejar de mencionar su forma de denunciar los grandes asuntos de la sociedad sueca. Y aunque sea impopular decirlo, mi libro favorito de la trilogía siempre ha sido “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”, y es que este es el libro que nos permite conocer más al personaje de Lisbeth Salander; también es el que más temas interesantes trata, como por ejemplo toda la trama de Mia, Svensson y Blomkvist y su investigación periodística. En definitiva, ahora me gustaría volver a hacer una relectura de esta historia que siempre llevaré conmigo, y espero volver a reencontrarme con estos libros que están en un lugar especial de mis estanterías antes de que lleguemos al vigésimo aniversario…

End of the Year TBR, 2019

IMG_0001

Ahora que este tiempo otoñal nos invita a refugiarnos en las páginas de un buen libro, y así encontrar cobijo para estas lluviosas semanas que hemos estado padeciendo últimamente; me gustaría comentar de forma breve algunos de los libros que tengo pensado leer en las próximas semanas.

En esta ocasión he seleccionado cinco libros de cuentos o relatos cortos, un tipo de prosa que no suelo leer tanto como me gustaría, pero que me ha dado muchos buenos recuerdos en los últimos tres años. En esta ocasión las nacionalidades de los escritores están bastante repartidas por toda la geografía. Empezando por dos países europeos no muy conocidos como pueden ser Rumanía o la fría Rusia, pasando por el imperio del sol naciente, sin olvidarnos de los Estados Unidos o el Reino Unido.

Empezamos con un libro que tiene un título que me ha llamado bastante la atención, y del que se podría decir que es una invitación al lector a acercarse a sus páginas, me refiero a “El ojo castaño de nuestro amor” de Mircea Cărtărescu. Del escritor Rumano, había leído previamente uno de sus relatos más conocidos “El ruletista”, y tras encontrar un estilo muy descriptivo y con un lenguaje exquisito, me he decidido a darle una oportunidad de verdad con uno de sus libros de relatos, y tal vez algún día animarme a leer alguna de sus novelas.

Un caso similar al de Cartarescu sería el de Murakami, y es que en 2018 pude estrenarme con el célebre escritor japonés gracias a “La chica del cumpleaños”, relato que me dejó una muy grata impresión. Ahora me encuentro leyendo “Hombres sin mujeres”, y tengo que decir que los dos relatos que he leído hasta la fecha me han gustado mucho y me parece que la faceta cuentista de Murakami puede ser muy de mi gusto.

Un libro que ya lleva algo más de un año en mis estanterías es esta recopilación de varios de los mejores cuentos firmados por la crème de la crème de la literatura Rusa, con nombres tan destacados como Aleksandr Pushkin o Nikolái Gógol. Pero he de decir que los que más me han llamado la atención son Fiódor Dostoyevski y Antón Chéjov, y es que he de confesar que nunca he leído a ninguno de estos dos gigantes de la literatura del pasado siglo XIX.

Pero si tuviera que elegir uno de los títulos más originales y sugerentes ese sería el de la colección de relatos con la que debutó este mismo año la escritora estadounidense Kristen Roupenian, “Lo estás deseando” es un título que da mucho juego, pero que no debería de distraernos de la prosa de una joven autora que ha venido para quedarse como bien demuestra este su primer libro.

Por último señalar una de esas grandes recopilaciones que siempre me llaman la atención cada vez que visito la web de Penguin Books, en este caso es “The Penguin Book of the British Short Story, Volume 2” que se centra en autores más actuales como pueden ser: Ian McEwan, Martin Amis, Ali Smith o Zadie Smith; pero sin olvidarse de esos autores que todos conocemos y apreciamos entre los que se encuentran: P.G. Wodehouse, Roald Dahl, Muriel Spark o Angela Carter. En definitiva más de cincuenta relatos que no puedes dejar de leer.

 

 

Cuatro libros para un puente

poesía-galega.jpg

Hoy me gustaría escribir sobre cuatro poemarios que he estado leyendo durante este puente de finales de Octubre, se trata de cuatro obras de cuatro poetas gallegas: que incluye una selección de tres autoras que ya conocía, y otra de la que no había leído nada hasta la fecha. También me gustaría mencionar que algunas de estas escritoras han publicado no sólo en Gallego sino que también lo han hecho en Castellano.

  • El primer libro del que me gustaría hablar lleva por título “Dun lago escuro” (2014) y lo firma Marta Dacosta. Está es mi primera aproximación a la obra de la viguesa y la verdad es que ha sido una agradable sorpresa. Dacosta es un poeta contemporánea que ha publicado tanto ensayo como poesía, y es en su desempeño como poeta en lo que destaca con un total de once publicaciones desde 1993 hasta la actualidad. Teniendo todo esto en cuenta ya he seleccionado un par de títulos para el futuro “As amantes de Hamlet” (2003) y “Setembro” (1998). Y para terminar reseñar que sus obras han sido publicadas tanto en Galaxia como en Xerais las dos grandes editoriales gallegas.
  • Ahora me gustaría mencionar a Mª do Carme Kruckenberg, una escritora de la que he leído varias obras y que nunca me ha decepcionado. A pesar de que Mª do Carme publicó su primera obra en el año 1956, y continuó con una producción esporádica durante las siguientes décadas, no fue hasta finales de los noventa y ya cumplidos los setenta años que empezaron a publicar varios de los poemarios más celebrados. Personalmente no puedo hablar de su evolución creativa a lo largo de su carrera, pero sí que me gustaría recomendar sus obras publicadas en los años 2000, y obviamente también esta “A voz da auga” (2010) que es una obra que está dividida en cuatro parte, y cada parte corresponde a cada una de las estaciones del año. De esta autora tengo anotadas dos obras “Jazz espido” y “Poemas sen resposta” ambas publicadas en 1999.
  • Otro de esos nombres de largo recorrido en la literatura galega es Luz Pozo Garza, y es que he publicado un total de veinte libros de poesía (cinco de ellos en español), y además ha colaborado en un gran número de antologías y obras colectivas. De Pozo Garza he leído cuatro obras tres de ellas en 2017, y una este pasado fin de semana; y tengo que decir que a pesar de que soy consciente de que ya he leído el que consideró su mejor poemario, siempre es una alegría encontrarse con una escritora que escribe tan bien y siempre mantiene un estilo reconocible que hace que el lector se sienta en un ambiente reconocible. Según palabras de la propia autora este “Pazo de Tor” (2018) es un libro en el que están presentes sus raíces, y donde destaca la figura de su madre. Teniendo en cuenta la importancia de esos entornos familiares me gustaría poder leer su obra “Ribadeo, Ribadeo”, localidad en la que nació Pozo Garza.
  • Y para terminar me he dejado el poemario que más me ha gustado de entre los cuatro que he leído en estos días, este poemario viene firmado por la santiaguesa María do Cebreiro y lleva por nombre “Non son de aquí” (2008). Me parece que este es uno de esos libros de poesía que uno tiene que leer desde el principio hasta el final, y demás ir dejando post-its en esos poemas que uno sabe que releerá en el futuro. Comentar que este libro ha sido una gran forma de reencontrarme con una escritora que no me había terminado de convencer en mi primer acercamiento a su obra, pero espero poder seguir leyendo más obras de esta autora que este año ha publicado “A herba de namorar” libro que repasa sus veinte años de carrera.
      MartaDacosta“Insiste” – Marta Dacosta

IV Día de las Escritoras

Una de esas entradas que no pueden faltar en este blog, y que casualmente fue la primera entrada publicada hace ya tres años, es la que celebra el Día de las Escritoras. Teniendo en cuenta que siempre me ha gustado leer libros escritos por mujeres, hoy me gustaría hacer una pequeña lista con varias sugerencias de autoras, y una de sus obras, que me gustaría leer más pronto que tarde.

  • Go set a watchman” – Harper Lee.
  • Un árbol crece en Brooklyn” – Betty Smith.
  • The lottery and other stories” – Shirley Jackson.
  • Hijas y esposas” – Elizabeth Gaskell.
  • Sentido y sensibilidad” – Jane Austen.
  • El molino del Floss” – Mary Anne Evans.
  • Amy e Isabelle” – Elizabeth Strout.
  • El secreto” – Donna Tartt.
  • La hija del sepulturero” – Joyce Carol Oates.
  • Normal people” – Sally Rooney.
  • Un lugar pagano” – Edna O’Brien.
  • El príncipe negro” – Iris Murdoch.
  • Accidental” – Ali Smith.
  • La mecanógrafa” – Kate Atkinson.
  • Tiempos de Swing” – Zadie Smith.
  • La casa de los espíritus” – Isabel Allende.
  • Kentukis” – Samanta Schweblin.
  • Desierto Sonoro” – Valeria Luiselli.
  • Léxico familiar” – Natalia Ginzburg.
  • Viaje de invierno” – Amélie Nothomb.
  • Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma” – Herta Müller.
  • Canto yo y la montaña baila” – Irene Solà.
  • Farándula” – Marta Sanz.
  • Días sin ti” – Elvira Sastre.
  • Todos los cuentos” – Clarice Lispector.
  • Amistad de juventud” – Alice Munro.
  • Zuleijá abre los ojos” – Guzel Yájina.
  • Soy vertical, pero preferiría ser horizontal” – Sylvia Plath.
  • Matria” – Raquel Lanseros.
  • Autobiografía de rojo: Una novela en verso” – Anne Carson.
  • A herba de namorar” – María Do Cebreiro.
  • Setembro” – Marta Dacosta.
  • Un libre favor” – Chus Pato.
  • Los que sueñan el sueño dorado” – Joan Didion.
  • Mujeres y poder: Un manifiesto” – Mary Beard.
  • La guerra no tiene rostro de mujer” – Svetlana Aleksiévich.

Además de estas treinta y seis recomendaciones, también me gustaría dejar un enlace a una noticia acerca del Día de las Escritoras que he visto en la web de la Biblioteca Nacional de España.

Hablando sobre el Nobel de literatura

ishiguro.jpeg
Ishiguro, último ganador en 2017.

Ahora que todo el mundo está hablando del Premio Nobel de Literatura, y teniendo en cuenta la gran relevancia de este galardón otorgado por la Academia Sueca, me gustaría compartir mis impresiones acerca de este importante premio, al igual que mis favoritos para hacerse con tan distinguida distinción.

Un hecho que no podemos pasar por alto es que en este año se otorgarán tanto el Premio Nobel de Literatura del 2019 como el de 2018; y es que es un ejercicio de responsabilidad muy recomendable el recordar por qué en 2018 no pudimos disfrutar del ciento quince Nobel de literatura. Además tampoco podemos olvidar que sólo catorce de estos galardonados eran autoras, lo que representa el ínfimo porcentaje del 12,28%.

Como siempre he intentado informarme lo mejor posible para escribir esta entrada, consultando varios medios, de los cuales me gustaría citar dos como son eldiario.es y The Guardian; estos son medios de prensa escrita que han dedicado varias noticias a este galardón. También he consultado las populares quinielas, o “concursos” para acertar a los ganadores que realizan las editoriales, como puede ser el que ha estado realizando Penguin Ramdon House durante esta pasada semana en sus redes sociales.

Como todos sabéis uno de los nombres que siempre aparecen en las quinielas de favoritos es el de Haruki Murakami, el japones es un favorito de los lectores y muchos lo ven como un digno ganador de este galardón, sin embargo la fortuna le ha sido esquiva durante estos años. Personalmente sólo he leído uno de sus libros, y además era un pequeño relato; sin embargo he de decir que tanto la calidad de su prosa, como el áurea que acompaña cada una de sus nuevas publicaciones me hacen pensar que no sería nada respetuoso no considerar al escritor nacido en Kioto como uno de los principales favoritos.

Un nombre menos conocido, pero que viene pisando fuerte, y se ha podido ver en casi todas las listas de favoritos es el de Anne Carson, de la que podemos decir que es una escritora de origen canadiense, y que ha publicado tanto poesía como ensayos en una carrera literaria que empezó en el año 1986. De Carson nunca he tenido el privilegio de leer ninguna de sus obras; pero tras echar un vistazo rápido a las que han sido traducidas al castellano, puedo decir que la que más me llama la atención es “Tipos de agua”, y es que se trata de un ensayo acerca del Camino de Santiago que parece muy interesante.

Igual de interesante parece la inclusión del nombre de Margaret Atwood en las quinielas de favoritos, y es que tras el éxito de la más reciente adaptación de su novela “El cuento de la criada” a la pequeña pantalla, parece que la canadiense goza de una enorme popularidad, esta sería una designación de carácter más populista algo a lo que la Academia Sueca nos tiene poco acostumbrados; pero no podemos dejar de mencionar que en una carrera de más de cincuenta años son más los aciertos que los patinazos de la de Ottawa.

Al igual que Atwood, Elena Poniatowska es una de esas escritoras que llevan años sonando para este tipo de grandes premios literarios; la ganadora del Premio Cervantes de 2013 es una de las grandes esperanzas para las letras mexicanas y para toda la comunidad de hispanohablantes. Un reconocimiento a Poniatowska sería algo realmente especial pues esta escritora es una de las voces más respetadas acerca del feminismo, tema presente en sus obras; además de esta forma se premiaría a una escritora capaz de adaptarse a todos los géneros y estilos ya sea poesía, teatro, narrativa o la crónica.

En una lista en la que destacan muchos nombres de autoras como las anteriormente mencionadas o el de la rusa Liudmila Ulitskaya, también hay espacio para otros nombres más exóticos como pueden ser Maryse Condé (ganadora del Premio Nobel Alternativo de literatura en 2018) o Salman Rushdie, y es de este último del que me gustaría hablar un poco más. El escritor nacido en Bombay es todo un superventas a nivel internacional, y muy respetado por el público y la crítica anglosajona, en su currículum figuran varios premios donde destaca el Booker Prize de 1981. Rushdie es un escritor muy prolífico, y ha publicado catorce novelas, en donde destaca su último libro publicado el pasado Agosto, “Quichotte”, que es una reinterpretación libre y muy personal del “Don Quijote de la Mancha”.

Ahora en este último párrafo me gustaría citar de forma más breve una serie de escritores que me gustaría ver ganando este premio. Empezando por Julian Barnes, uno de mis autores favoritos. Mircea Cartarescu, de los mejores escritores europeos de lo que llevamos de siglo. Joyce Carol Oates, mi asignatura pendiente, pero con una carrera envidiable con más de cien títulos publicados. O tal vez algún escritor español como podrían ser Javier Marías o Eduardo Mendoza.

Y para concluir un recordatorio de que mañana a las diez de la mañana (aprox.) se hará oficial el nombre de los dos nuevos ganadores del Premio Nobel de literatura.

Los libros de mi verano

20190924_015850.jpg

Como cada trimestre me gusta echar la vista atrás y compartir cuales han sido mis impresiones tras finalizar los libros leídos durante esa estación, me parece que es una buena ocasión para conocer esos aspectos que de una forma u otra definen mis gustos literarios.

Como siempre me gusta hacerlo por categorías, pero para variar, en esta ocasión, empezaré con las novelas leídas durante los meses veraniegos, en total han sido cinco, cuatro de ellas están firmadas por autoras y una la escribió uno de los nombres propios de la Generación Beat. Aunque también he leído poesía, teatro e incluso un poco de no-ficción.

Novelas:

Así que empezando por orden de lectura, nos encontramos con “Milkman” una de las sensaciones literarias en el Reino Unido, y que le sirvió a Anna Burns para conquistar el Premio Man Booker en 2018. Este es un libro duro, que nos traslada a los tiempos del conflicto armado en Irlanda, pero lo hace de una forma tan personal y especial que uno tiene la sensación de estar mirando con sus propios ojos el retrato de otra época.

Luego viene uno de esos libros que de verdad todo el mundo debería de leer, estoy hablando de “El jilguero” de Donna Tartt, una historia maravillosa, adictiva, y de la que todos podemos aprender algo; lo que más me ha gustado de esta novela de más de mil cien páginas son las relaciones que nuestro protagonista establece con las personas que son importante para él, pro ejemplo: la señora Barbour, Boris o Hobie.

En el camino” de Jack Kerouac nos hace viajar no sólo a una época diferente, sino que también por un país tan lleno de contrates como era y sigue siendo Estados Unidos, una aventura sobre ruedas que nos garantiza páginas llenas de emoción mientras seguimos a nuestros carismáticos y peculiares protagonistas.

Crimen en directo novela de la popular escritora sueca, Camilla Läckberg, es un libro que uno tiene que tener ganas de leer, pues al principió se puede hacer un poco inaccesible mientras se están introduciendo las tramas, pero una vez que ya estás inmerso en la lectura esta se vuelve más ligera, y es más fácil llegar a conocer a los personajes, pero mucho ojo que en esta historia nadie parece ser quien dice. Tras tenerlo aparcado casi diez años en mis estanterías, al fin me decidí a darle una oportunidad a este libro, y la verdad es que ha sido un acierto.

Otro libro de misterio es “La casa de Riverton”, pero con una prosa más fina y delicada, Kate Morton nos sumerge en una historia llena de secretos que se irán resolviendo con el avanzar de la lectura. Este es un libro que tenía muchas ganas de leer, y por lo de ahora estoy seguro de que no será el último libro que lea de la autora australiana.

Además también he tenido la oportunidad de leer una colección de historias cortas escritas por Elizabeth Strout “Todo es posible”, y que repasa algunos nombres propios que han estado presentes de una forma u otra en la vida de Lucy Barton, personaje que ya había aparecido en la anterior novela de la autora nacida en el Estado de Maine.

Y para terminar con este bloque una pequeña obra de la escritora belga Amélie Nothomb titulada “Riquete el del copete”, que es una revisión de un cuento de Charles Perrault, y que realmente está muy bien para esos momentos en los que uno ha finalizado un libro y no sabe cual leer después.

Poesía, teatro y cómics:

Empezando por poesía tengo dos poemarios escritos en castellano, y uno de una escritora gallega que de verdad me gustaría que todos pudierais leer porque es realmente genial.

Los dos poemarios en castellano son de dos autores muy conocidos y respetados como son Joan Margarit y Luis García Montero, del primero he leído “Joana” que es un poemario que de verdad consigue emocionar al lector; mientras que del andaluz he leído “Habitaciones separadas” pero tengo decir que no me gustó nada de nada. Y como decía también he leído algo de una joven escritora gallega como es Noelia Gómez, y la verdad es que he quedado gratamente impresionado de este “O Xiro”, y espero poder seguir leyendo más obras de esta autora en el futuro.

En lo referente al teatro he seleccionado una de las obras magnas de la extensa bibliografía de William Shakespeare, “El rey Lear”, este era uno de esos títulos que siempre he sabido que tenía que leer, y ciertamente ha sido una de las mejores lecturas del año. Shakespeare nunca falla.

En mi reto personal de leer al menos un cómic cada trimestre del año, me he topado con una gran decepción, y el causante ha sido “Sabrina” del escritor norteamericano Nick Drnaso. El aburrimiento, y la simpleza del dibujo hicieron que me fuera imposible conectar con una historia que se caracteriza por repetir una y otra vez la misma idea de forma machacona a través de las más de doscientas páginas.

No-Ficción:

En estos tres meses también he podido disfrutar de dos libros de no-ficción que a decir verdad no tenía pensado leer.

El primero de ellos llegó a mis manos durante uno de esos días lluviosos del verano gallego, y casi por casualidad, el título “813” lo firma la pintora e ilustradora valenciana Paula Bonet, y se trata de una biografía a modo de repaso a la carrera del director de cine François Truffaut.

Mientras que el segundo es una crónica referente a la pobreza y sus prejuicios, y lo firma una escritora de la que ya había leído un par de obras en el pasado, y de la que puedo decir que es una de mis escritoras españolas favorita, ella es Sara Mesa y el título de este libro es “Silencio administrativo, la pobreza en el laberinto burocrático”; de este pequeño libro me gustarais decir que su lectura me parece imprescindible para comprender mejor el mundo en el que vivimos.

02.jpg

Reseña: En el camino de Jack Kerouac

enelcamino-portada.jpg

Me gustaría empezar diciendo que me hace especial ilusión escribir esta entrada, ya que se trata de una reseña de un libro que nunca pensé que leería, y que tras finalizarlo puedo afirmar que ha sido uno de los libros que más he disfrutado en lo que llevamos de 2019. “En el camino” de Jack Kerouc es sin duda alguna una de las obras cumbres de la generación beat, y uno de esos libros que han marcados a varias generaciones de lectores en todo el mundo desde que fuera publicado en el verano del 57.

Esta es una novela de viajes en carretera, locas aventuras viajando de costa a costa por los Estados Unidos de la primera mitad del siglo XX, pero sobretodo es una novela sobre la importancia de la vida y la juventud. Nuestros protagonistas son Sal Paradise (álter ego de Kerouac) y Dean Moriarty (Neal Cassady) dos buenos amigos que comparten una misma filosofía de vida y un gran amor por la música Jazz.

En mi humilde opinión, el éxito de este libro reside en tres pilares fundamentales de la narrativa contemporánea como son: las descripciones, los personajes y los diálogos. Podemos apreciar con todo lujo de detalles tanto la descripción de los lugares, como de todos los tramos del viaje de Sal Paradise, de una forma tan bien narrada que uno tiene la sensación de que también se encuentra haciendo autostop con nuestro narrador. Aunque sea un tópico, tengo que decir que los personajes que nos encontramos “En el camino” parecen tener vida propia, esto se explica porque de los más de cincuenta personajes que aparecen en la novela, la mayoría son personas reales y cercanas al autor, además de todas las personas que conoció durante sus viajes. Sobre los diálogos me gustaría decir que son realmente exquisitos.

En una novela marcada por su inconfundible estilo, son muchos los que se han fijado en los temas tratados para definir a la propia Generación Beat. El tema principal sería la alegría de vivir, este es un libro que contagia el entusiasmo de sus personajes al lector. También es importante el tema de la amistad, al igual que el de las relaciones personales. Otro de los grandes temas sería América y sus paisajes, y el contraste entre la vida en las ciudades y el mundo rural. No podemos dejar de mencionar las fiestas, con el uso de drogas y también una gran libertad sexual, especialmente en el viaje a México al final del libro. Y por último tenemos el tema de la desilusión de la realidad, algo que apreciamos durante todo el libro, ya sea en la relación entre Sal y Marylou o con el hecho de que Dean Moriarty nunca fuera capaz de encontrar a su padre.

A modo de conclusión, me gustaría decir que con este libro pongo fin a una deuda que tenía con la literatura estadounidense en general, y con la Generación Beat en particular; muchas veces se me presentó la oportunidad de leer este libro y por terquedad me negaba a hacerlo, este es un gran error que finalmente he podido corregir a tiempo. Obviamente considero que “En el camino” es uno de esos clásicos modernos que todo el mundo debería leer, su lectura nos llevará a visitar a una América que ya no existe, un estilo de vida poco aconsejable, con personajes con una moralidad discutible, pero también nos llevara a vivir una aventura épica llena de grandes reflexiones sobre la vida.

Reseña: Milkman de Anna Burns

20190729_005722

Hoy me gustaría escribir una reseña de un libro que he terminado de leer recientemente y me ha encantado. El libro en cuestión ha causado una gran impresión en el panorama literario anglosajón, con una gran acogida por parte de los lectores, y además ha ganado importantes premios como el Man Booker Prize en su quincuagésima edición. El libro del que estoy hablando lleva por título “Milkman” y está firmado por la escritora norirlandesa Anna Burn (Belfast, 1962).

En su tercera novela Burns nos lleva a una ciudad sin nombre en la que nuestra protagonista, “middle sister”, intenta vivir su vida de la mejor manera posible; pero la aparición de un misterioso hombre apodado “milkman” trastocará su día a día, tras establecerse el rumor de que ambos están manteniendo una relación. Ambientada en los años del conflicto armado en Irlanda del Norte (The Troubles), la tensión de esta complicada situación en la que se ve atrapada “middle sister” ira aumentado con el avance de la lectura.

Una cosa que me parece digna de comentar es el hecho de que en esta novela ni aparecen los nombres de los protagonistas de la historia, ni los lugares en los que se desarrolla la trama, en esta técnica empleada por la autora británica uno termina teniendo la sensación de que el caso aquí narrado bien podría servir como una fotografía para describir lo que era vivir en aquella irlanda de los años setenta. Pero no hemos de pensar que en este ambiente tan opresor nos lleva hacia una lectura depresiva, pues en realidad el libro está plagado de situaciones cómicas y ese humor tan fino y sutil típico de los habitantes de las islas.

Como se puede deducir lo importante de esta historia no son sus protagonistas, sino las reflexiones que estos se hacen sobre las grades preguntas de la vida como pueden ser la identidad personal, el amor, el desarrollo personal, en definitiva el significado de la vida, y todo a través de los ojos de una adolescente que está a las puertas de la vida adulta. Y esto es algo que podemos apreciar, especialmente, cuando nuestra narradora se encuentra en sus clases de francés.

Para concluir tengo que decir que Milkman es un libro con el cual he disfrutado mucho, una lectura que hace que el lector no pueda soltar el libro en ningún momento y eso a pesar de que no se trata de una novela plagada de acción, pero dadas las circunstancias uno tiene la impresión de que cualquier cosa puede ocurrir al pasar la página. Recomiendo este libro, no únicamente por que estoy convencido de que estamos ante un libro muy bien escrito, sino que además estoy seguro de que este es un tema muy interesante e importante, y además me parece que los escritores procedentes de la isla esmeralda tienen una magia especial que siempre termina apoderándose de sus historias.

Los 50 años de Anagrama

Muchas veces hemos visto como la gente elogiaba el trabajo de una editorial tras ver su colección de portadas, con diseños preciosistas y el detallismo del diseño del propio libro como objeto, es un encanto al que todos hemos sucumbido; sin embargo en mi humilde opinión, lo que hace a una editorial grande no son los diseños de sus portas, sino los nombres que aparecen en ellas.

Desde esta premisa, me gustaría dedicarle una entrada a una de las editoriales que más me gustan, y de las que más han trabajado para enriquecer el panorama literario nacional, ya sea trayendo un gran número de traducciones de los autores más punteros, o apostando por escritores españoles y latinos que están en la primera fila del panorama narrativo a ambos lados del atlántico.

El catálogo de Anagrama es muy amplio, e incluso podríamos decir que en él podemos apreciar la evolución de la literatura a lo largo de este medio siglo. Ya sea en lo referente a narrativa (Panorama de narrativas y Narrativas hispánicas) como a la no ficción (Argumentos y Biblioteca de la memoria) uno tiene la sensación de que en Anagrama se encuentra todos esos escritores que podrían considerarse dignos de ganar los premios más prestigiosos, y en este caso no es una afirmación para nada pretenciosa, sólo tenemos que fijarnos en ese British Dream Team de Jorge Herralde o todos esos rompedores escritores franceses e italianos que forman parte de la nomina de autores de la editorial catalana.

Pero no os voy a engañar mi primer amor y contacto con Anagrama fue gracias a su colección de Compactos, que reúne lo mejor de toda su colección en formato libro de bolsillo, y que se caracterizan por su cuidada y minimista edición y un precio realmente asequible (algo muy bueno para estudiantes). Tengo que confesar que el autor que me ayudó a descubrir a esta editorial, fue uno de sus escritores más emblemáticos, me refiero a John Kennedy Toole autor de “La conjura de los necios“; y también decir que este fue el primer libro con el que empecé mi pequeña biblioteca personal, en el verano de 2008, y tras verlo mencionado en el ejemplar conmemorativo de los 50 años de la revista Rolling Stone.

Mi relación con Anagrama me ha ayudado a descubrir muchos grandes libros, y a varios de mis escritores de cabecera de los cuales me gustaría leerlo todo. Pero también me ha permitido descubrir nuevos nombres, gracias al Premio Herralde de Novela (nombre como Marta Sanz -ganadora, 2015- y Sara Mesa -finalista, 2012-) o al Premi Llibres Anagrama de Novel·la (“Canto yo y la montaña baila”, 2019).

Para concluir me gustaría decir que nunca he pensado cual sería mi editorial favorita, pero no podemos negar que Anagrama es una de esas editoriales que hacen las cosas realmente bien, y de las que da gusto saber cuales serán sus novedades porque estas no suelen defraudar. Y desde aquí desearles que los próximos años estén plagados de grandes libros y buenas ventas.

Spring Wrap Up

Otro trimestre más ha pasado, y ahora le damos la bienvenida al verano, una estación en las que mucha gente se lleva libros a la playa o la piscina. Pero hoy me gustaría echar la vista atrás y comentar mis impresiones relativas a algunos de los libros que he leído en esta pasada primavera.

Cómics:

Me gustaría empezar con un cómic que me recomendó Beat Books, y que tuve la oportunidad de encontrar en la Red de Bibliotecas de Galicia. Este cómic lleva por título “Esclavos del trabajo”, y su autora y su protagonista es Daria Bogdanska. Lo que me gusta de esta historia es que es un fiel reflejo de la precariedad laboral en los países europeos, y las complicaciones que algunas minorías tienen a la hora de acceder al mercado laboral.

Cuentos:

En lo referente a las historia cortas o relatos me gustaría decir que las he aprovechado para darle la oportunidad a nuevos autores que me eran desconocidos.

De esta forma le daba una oportunidad a “El tigre” del conocido escritor suizo Joël Dicker. De Dicker había visto varios de sus libros en todas las librerías de la ciudad e incluso en los grandes almacenes; pero nunca me había terminado de llamar la atención del todo, sin embargo todo cambió cuando descubrí que el suizo había escrito un pequeño cuento ambientado en Rusia, y me decidí a darle una oportunidad a un libro que terminó convenciéndome de que tengo que leer alguna de las novelas de este escritor europeo.

No ocurrió lo mismo con Kristen Roupenian, joven escritora procedente de Estados Unidos que en este 2019 publicaba su primer libro de relatos en Español gracias al trabajo de la editorial Anagrama, así que a modo de preparación decidí buscar en la sección de short stories del New Yorker su historia “Cat Person”, y lo que no me gusto de esta historia es que me recordó mucho a “El guardián entre el centeno”; a pesar de ello considero que esta es una historia que todo el mundo debería de leer.

Novela:

En estos últimos meses mis lecturas han estado bastante salpicadas de autores nuevos para mí, y libros de viejos escritores que ya había leído con anterioridad, y esto es algo que se ve reflejado en tres de las cuatro novelas que he leído durante la primavera del 2019.

En este selecto grupo que bien podaría llamarse el “British Dream Team” he seleccionado cuatro libros de diferentes escritores, que tienen en común que todos ellos han ganado el prestigioso premio Man Booker Prize. Ellos son: Anita Brookner, Ian McEwan, Kazuo Ishiguro y Julian Barnes.

Me gustaría decir que estos autores son una gran muestra de como ha ido cambiando la literatura, y especialmente la novela, en una Inglaterra que también ha ido cambiando en las últimas décadas. También me gustaría recomendarle estos libros a todas esas personas que aún no saben que van a leer durante estas vacaciones, pues se trata de cuatro novelas cortas, y que tranquilamente se pueden leer durante estos próximos meses bajo la sombra de la sombrilla y con el sonido de las olas de fondo.

Audiolibros:

Como siempre no todo puede ser una felicidad constante, y a muchos nos ha pasado que hemos leído la sinopsis de un libro y hemos pensado “este es el libro que quiero leer”, pero al final nos hemos llevado una decepción, y eso es exactamente lo que me ocurrió con “Sabado, domingo” la última novela de Ray Loriga.

A pesar de tener una premisa bastante interesante en eso de que el tiempo es nuestro único juez, y explorar temas como la culpa o los remordimientos; Loriga consigue que uno se canse tanto de Chino, como de Gini y de nuestro narrador que son realmente  aburridos, repetitivos y previsibles. No lo recomendaría este libro a nadie, y me parece que ha sido el peor que podía haber elegido para leer por primera vez a un Loriga que, dicho sea de paso, goza de gran reputación en el panorama literario nacional.

Libros en ingles:

Estos meses también me han ayudado a recobrar viejos hábitos, como por ejemplo el de leer en la lengua de Shakespeare. Los culpables son “Alex Ferguson: My Autobiography” y “Conversations with Friends” de Sally Rooney. Estos eran dos libros a los que les tenía bastantes ganas, y la verdad es que han sido dos libros que no me han defraudado.

El primero, como bien indica su título, es un breve repaso por la carrera de Sir Alex y sus años como entrenador del Manchester United. Mientras que en “Conversations with Friends” nos encontramos con una novela actual y en la que el foco se encuentra en sus protagonistas y las relaciones que se establecen entre ellos. Me imagino que este no será el último libro que lea de Sally Rooney.

 

Y para terminar me gustaría hacer una mención especial a un libro que aún no he terminado, pero que llevo leyendo desde el pasado mes de mayo, me refiero a “Guerra y paz”. Este gran clásico de la literatura universal, que firma uno de los nombres propios de las letras Rusas como es Lev Tolstói, este es uno de esos tochos que echa a muchos lectores para atrás, ya sea por su elevado número de páginas, o por el miedo a perderse entre todos los personajes que aparecen en este libro.

Pero, si se me permite, me gustaría utilizar este pequeño espacio en Internet para fomentar la lectura de un libro que es una autentica maravilla y además una lectura muy accesible. Sus capítulos cortos, unidos a la maestría de Tolstói, hacen que uno pueda sumergirse de inmediato en una historia que poco a poco te va atrapando; y gracias a estos personajes que parecen cobrar vida, uno puede llegara sentir esas penurias y miserias del ejercito ruso en su lucha contra Napoleón. Sin olvidarnos de nuestra bonita historia de amor entre Natasha y el príncipe Andréi. En definitiva ese libro que no puedes dejar de leer.