Monthly Archives: February 2018

Todos los jugones sonríen igual

 

Ciertamente no se me ocurre mejor forma para empezar esta entrada sobre los diecinueve años de Luka Dončić que haciéndolo con esta frase del grandísimo Andrés Montes, frase que en cierta forma sirve para resumir la que ha sido una corta pero intensa carrera jugando al más alto nivel tanto con la selección eslovena como con el Real Madrid.

Cuando uno ve a Luka Dončić jugar al baloncesto, hay tres cosas que se nos vienen a la cabeza, la primera es esa concentración y anticipación de las jugadas, la segunda es el hecho de ser capaz de liderar a un equipo a pesar de que aún es un adolescente, y la tercera es que nunca pierde esa sonrisa que como bien dice el título de esta entrada comparte con todos aquellos que hacen de este juego un espectáculo.

Es cierto que mucho se ha hablado, comentado y escrito sobre el Genio de Ljubljana, especialmente desde que hace tres años debutaba con el primer equipo del Real Madrid, pero es que su progresión ha sido meteórica y dando pasos agigantados hasta convertirse en el mejor jugador de la Euroliga como demuestra su MVP del mes de Octubre o su datos de valoración por partido en la que acumula un total de 6 entradas, destacando una valoración máxima de 41 puntos.

No es de extrañar que al bueno de Luka se le conozca popularmente por el sobrenombre de Wonderboy, y es que las cosas que hace con la pelota en las manos nos hacen compararlo con los más grandes jugadores del pasado. Teniendo en cuenta que Dončić puede prácticamente jugar en casi todas las posiciones, hemos de decir que en las que mejor rinde y puede explotar sus virtudes son las de base-escolta (Point o shooting Guard) o la de alero (Small forward), y es por ellos que no es de extrañar que aparezcan las odiosas comparaciones con jugadores de la talla de Toni Kukoč (3 veces campeón de la NBA en los Bulls de Jordan) o Dražen Petrović (jugador que curiosamente también fue un genio adelantado a su época y que también jugó en Real Madrid).

Dončić es un jugador que llegó muy joven a Madrid, con doce años fue invitado por el club para participar en la minicopa y tras su exhibición su familia decidió que no había un lugar mejor para que Luka pudiera perseguir su sueño de convertirse en un jugador profesional. Ahora seis años después de todo aquello las expectativas lo sitúan para ocupar el primer puesto del próximo Draft de la NBA, algo que seguramente logrará ya que estamos ante uno los mejores jugadores de su generación y con una proyección que no conoce límites.

Su palmarés parece más bien parece el de un jugador veterano que está pensado en retirarse que el de un jugador que apenas  ha jugado tres años a nivel profesional. Destacando especialmente esa medalla de oro en el Eurobasket del año pasado con una selección, la eslovena, que ni mucho menos podría considerarse entre las 5 favoritas para alzarse con el trofeo continental, pero un superlativo Dončić fue capaz de llevar a su país hasta una final en la que su participación se vio comprometida por una lesión sufrida en el discurso de la misma. Con el Real Madrid conquistó los títulos de la Liga Endesa y la Copa del Rey en dos ocasiones, mientras que a nivel de Euroliga fue nombrado como la EuroLeague Rising Star del 2017.

Aquí dejo cinco vídeos breves de los mejores momentos de Luka Dončić.

 

Advertisements

El adiós de Mick Fanning

White Lightning.jpg

Hoy el propio Mick Fanning ha confirmado de manera oficial que se retira de la competición profesional, y lo hará en el Rip Curl Pro Bell Beach (Del 28 de Marzo al 8 de Abril) que es un evento que está muy ligado al legado del surfista australiano. Obviamente al hablar de Fanning no podemos dejar de mencionar que estamos ante un tres veces campeón del mundo y que además ha ganado un total de veintidós  eventos del World Championship Tour.

Esta noticia ha sido una auténtica sorpresa ya que apenas faltan doce días para el comienzo de la nueva temporada, temporada que para el australiano será la numero diecisiete y última (2001 – 2018). Repasando la anterior temporada, hay varios datos que merece la pena resaltar. Teniendo en cuenta que 2017 no fue un buen año para Mick ya que finalizó fuera del Top 10 y nunca fue capaz de pasar de los cuartos de final durante todo el año, su temporada ha estado plagada de grandes actuaciones como se refleja en sus estadísticas que nos señalan que su mejor ola fue un 9.93 y en su mejor manga alcanzo una puntuación total de 18.86.

Tal vez sus gestas deportivas no sean muy conocidas por la mayoría de la gente, pero seguro que muchos y muchas si recuerdan a aquel surfista que en 2015 fue atacado por un tiburón, en efecto ese surfista era Mick Fanning. Todo sucedió mientras Fanning se encontraba compitiendo en la final del J-Bay Open en Sudáfrica contra su compatriota Julian Wilson, cuando se vio sorprendido por el ataque de un enorme tiburón blanco, para defenderse Mick no dudó en darle una patada a la bestia e incluso emplear su tabla como barrera de protección, finalmente un heroico Wilson y el servicio de Jet-sky ayudaron a socorrer al bueno de Mick. Tras el ataque Fanning decidió que en 2016 se daría un pequeño descanso y que sólo participaría en unos cuantos eventos de aquella temporada, pero la casualidad quiso que fuese en Sudáfrica donde Fanning se reencontrara con la victoria.

Para terminar me gustaría decir que hay dos lugares que uno asociará siempre al nombre de Mick Fanning. Obviamente uno de ellos es Sudáfrica y sus cuarto victoria en el J-Bay Open (2002, 2006, 2014 y 2016), siendo la de 2016 su última victoria hasta la fecha. Y el otro tiene que ser Bells Beach, evento que ha ganado también en cuatro ocasiones (2001, 2012, 2014 y 2015), incluyendo su primera victoria como profesional, victoria que el australiano consiguió gracias a una invitación (Wildcard) que otorga Rip Curl a los jóvenes talentos, es por ello que no se me ocurre un mejor lugar para poner fin a una carrera llena de grandes momentos. Para muchos White Lightning, apodo con el que se conoce al de Penrith, siempre será considerado uno de los tres mejores surfistas de la historia, y es que fue de los pocos capaces de luchar de tú a tú contra Kelly Slater y Andy Irons.

Franz  Ferdinad vuelven con Always Ascending

Alex-kapranos-franz-ferdinand-02.jpg

Always Ascending de Franz  Ferdinad es un claro ejemplo de eso que suele decirse que muchas veces dar un pasa atrás, nos puede servir para avanzar dos; y es que en este quinto disco los escoceses se rescuentran con ese sonido más electrónico que tanto éxito les dio en su celebrado tercer álbum. Y parafraseando al título del álbum podemos ver como la banda liderada por Alex Kapranos ha sabido avanzar en la dirección adecuada a pesar de la salida del grupo de Nick McCarthy, quien decidía distanciarse de Franz Ferdinand para dedicarse a hacer música con su esposa.

Este nuevo disco de estudio ha estado marcado por la entrada de los dos nuevos integrantes (Julian Corrie y Dino Bardot), que no solo han ayudado a enriquecer el proceso creativo; sino que además han sido de gran ayuda para volver a conectar con ese sonido más bailable sobre el que se cimenta buena parte del éxito de este grupo. Se podría decir que con estas canciones se establece una vuelta a esas canciones pegadizas con ese sonido tan inconfundible de los de Glasgow.

La estructura del disco nos deja dos partes bien definidas. La primera de esas partes es la que tiene esa carga pesada de sintetizadores que podría decirse que ha sido influenciada por su tercer álbum Tonight; y correspondería a las cuatro primeras canciones incluyendo la pista que da título al álbum y la sorprendente “Finally”.  De estas cuatro es justamente Finally la que más me gusta, tal vez sea una de las mejores canciones del disco, y es que como digo tiene una sonido muy fresco y actual, y la letra transmite un mensaje muy positivo (Finally I found my people. Found the people who were meant to be found by me. Finally, finally, finally I’m here, in my place…).

En la segunda parte nos adentramos en este terreno del medio tiempo que tan bien le sienta a la voz de Kapranos, y aquí nos reencontramos con ese tipo de canciones que tan bien Franz Ferdinand han sabido combinar en sus anteriores trabajos discográficos, así que ninguna sorpresa en esta parte en las que uno simplemente puede relajarse y distraerse en una letras más elaboradas y un sonido que según palabras del propio Kapranos es más europeo. De entre todas estas canciones yo me quedo con: The Academy Award y con el tema que cierra el disco Slow Don’t Kill Me Slow.

Otras canciones que merece la pena destacar es la reivendicativa Huck And Jim de la que destacan tanto ese riff de guitarra del principio como unos coros en el estribillo que le dan un toque muy especial. También me ha gustado mucho Glimpse of Love, y es que en esta canción se puede apreciar claramente la influencia del grupo estadounidense Sparks con el que los escoceses se juntaron en 2015 para crear el supergrupo FFS. Además no me gustaría terminar esta entrada sin mencionar la que para mí es la mejor canción del disco, Feel the Love Go, que es sin ninguna duda una canción 100% Franz Ferdinand, y que sirva como prueba ese videoclip que sigue el canon estilístico de los de Glasgow.

En definitiva Fran Ferdinand están de vuelta, y además lo hacen con un disco perfecto tanto para los que no conocen al grupo, como para todos aquellos que como yo los llevan siguiendo desde 2004.

Nada más que la verdad

Paul_Pierce.jpg

Hoy los Boston Celtics retiran la camiseta de Paul Pierce, el mítico alero de la franquicia de Massachusetts que formó parte de aquel superequipo que en 2008 ganaba la NBA en una final ante sus eternos enemigos de los Angeles Lakes.

Muchos son los que apuntan a que Pierce ha sido un jugador que ha dejado su huella en los Celtics, y es que debemos tener en cuenta que el alero pasó 15 temporadas defendiendo los colores de los de Boston.

Es por ello que este sentido homenaje es muy especial, hoy se le retira el dorsal a uno de los mejores, o tal vez el mejor, jugador de ataque de la historia de la franquicia; como dato nos quedamos con esos más de veinticuatro mil puntos que lo sitúan entre los tres mayores anotadores de la historia del club.

The Truth, apodo por el que popularmente se conoce a Pierce, rápidamente se convirtió en uno de jugadores favoritos de los aficionados que cada día abarrotan el TD Garden, y es que el hecho de que los Boston Celtics eligieran a Paul con la décima elección (pick) del draf de 1998 fue capital para la reconstrucción de un equipo que estaba falto de liderazgo desde la época de Larry Bird.

Confieso que mi verdadero amor este equipo nació gracias a jugadores como Paul Pierce, y un equipo como los Boston Celtics que con jugadores como Paul Pierce, Kevin Garnett, Ray Allen y Rajon Rondo enamoraban con un juego grupal en el que cualquiera que lo viera podía sentirse identificado.

Por todo esto todos los fans de los Celtics estamos más que agradecidos a Paul Pierce por todos sus años de compromiso y dedicación defendiendo la camiseta blanca y verde de Boston.