Archivos Mensuales: noviembre 2018

Stephanie Gilmore, 7 veces campeona del mundo.

steph_gilore-surf

Aunque parezca mentira la pasada madrugada la surfista australiana Stephanie Gilmore, de treinta años de edad, lograba su séptimo título mundial. Un título que la iguala con Layne Beachley como la surfista que más ha ganado en la historia del surf en competiciones femeninas, y la deja a sólo cuatro de Kelly Slater, que es la persona que más campeonatos del mundo ha ganado con un total de once.

Pero antes de entrar a comentar esta increíble gesta deportiva, me gustaría presentar los antecedentes para todas aquellas personas que no están al corriente de lo que ocurre en el mundo del surf.

Empezaremos por decir que las matemáticas en este caso era bastante sencillas; para que Gilmore pudiera ganar su séptimo mundial tendría que lograr al menos un quinto puesto (cuartos de final), y esperar a que su rival, la estadounidense Lakey Peterson, no ganase la última prueba del campeonato que se está disputando esta semana en Hawái.

Y aunque en efecto a día de hoy Gilmore sí que está clasificada para competir en los cuartos de final del Maui Pro; nadie podía imaginar que Peterson, muy regular durante todo el año, fuera a caer eliminada en segunda ronda a manos de una surfista invitada (Alana Blanchard) por la organización del mundial para cubrir las bajas por lesión.

Finalmente esto es lo que ha ocurrido en Honolua Bay, una de las localizaciones más emblemáticas del mundial de surf, y una ola que cuando las condiciones acompañan se vuelve muy difícil de surfear, pues las competidoras tienen que decidir sí es mejor hacer maniobras y giros durante la ola, o ir directamente hacía el tubo y finalizar con una única maniobra. En este terreno de incertidumbre e indecisión, la experiencia es capital y el conocimiento del lugar también.

A pesar de que muchos podrán pensar que está forma de ganar la resta emoción al final de temporada, pienso que realmente se ha premiado a la surfista que ha sido mejor durante todo el año. Sin querer quitarle merito a la gran temporada de Peterson, tenemos que decir que Gilmore ha disputado cinco finales este año, de las cuales ha ganado tres, y siendo dos de estas victorias ante la propia Peterson (Oi Rio Pro y J-Bay).

A modo de conclusión me gustaría decir que Lakey Peterson tiene que sentirse muy orgullosa por su trabajo realizado esta temporada; son dos victorias y dos segundos puestos de mucho valor, pues ha sido la única que le ha plantado cara a Gilmore está temporada, además tenemos que pensar que con apenas veinticuatro años tiene toda su carrera por delante. Obviamente no puedo negar que estoy muy contento por Stephanie Gilmore, porque de verdad creo que es una de las mejores surfistas del mundo, y probablemente también sea la persona con más estilo que hay o ha habido en la historia del surf como deporte profesional (sí, también incluyendo a los chicos). Así que si tenéis tiempo os recomiendo ver en la web de la WSL el desenlace de este Beachwaver Maui Pro, tal vez Steph pueda cerrar esta temporada con otra victoria.

 

Anuncios

Queen en 10 canciones

Header-Logo.png

Ahora que todo el mundo está hablando sobre la película “Bohemian Rhapsody”, que repasa la carrera musical de la banda liderada por Freddie Mercury; me parece que es una oportunidad perfecta para repasar esas canciones de Queen que han sido parte de la banda sonora de muchos jóvenes, y no tan jóvenes, a lo largo de los años.

  1. Empezamos con una de esas primeras canciones que fue originalmente incluida como versión instrumental en el primer álbum de Queen, pero que no fue hasta su segundo lanzamiento “Queen II” en la que pudimos escuchar su letra, me refiero a “Seven Seas of Rhye”, una de las canciones más populares de su primera etapa en la primera mitad de la década de los setenta.
  2. In the Lap of the Gods… Revisited” canción que sirve como cierre de su tercer álbum “Sheer Heart Attack”,y tengo que decir que esta me parece que era, sin duda alguna, la mejor forma posible de poner el punto final a un disco que para mi es uno de los mejores de Queen. Además de ser el disco en el que podemos apreciar con total nitidez toda la grandiosidad que le grupo alcanzaría solo un par de meses más tarde.
  3. En efecto, sólo un año separa el tercer disco de los londinenses del celebradísimo “A Night at the Opera”, doce meses en los que el grupo supo dar rienda suelta a todo su genio compositivo, para regalarle al público uno de los álbumes más icónicos de la historia de la música rock. De este disco uno puede seleccionar, fácilmente, ocho temas que son todos una maravilla musical, como por ejemplo “Love Of My Life” o “Bohemian Rhapsody”. Pero yo me quedo con “Death on Two Legs”, de este tema destacan tanto los coros como la guitarra de Brian May.
  4. Tie Your Mother Down” es un buen ejemplo para demostrar lo importante que es tener un grupo con una buena dinámica guitarrista-cantante, en la que estos se complementan, mientras que la sección rítmica va creando los cimientos de la canción.
  5. Obviamente, no podemos hacer una lista de canciones de Queen en la que no haya una canción que nos permita deleitarnos con el poderío vocal de Freddie, y es que una voz tan espectacular podía convertir las canciones más normales en algo especial, y esto se refleja en temas como “Let Me Entertain You”, pero especialmente en la versión que aparece en el álbum “Rock Montreal”.
  6. Another One Bites the Dust” es la canción que me convenció al cien por cien de que John Deacon era uno de los mejores compositores del grupo, o tal vez el mejor de ellos; y es que esta es una de esas canciones que a pesar de ser un éxito que marcó una época, a día de hoy sigue vigente sonando con la misma fuerza, y es que  realmente tiene un sonido que nunca pasará de moda.
  7. Alguien me dijo una vez que “Under Pressure” era el mejor dueto que había escuchado en su vida, así que yo sólo voy a añadir que esta canción lo tiene todo, pero sobre todo tiene la mejor unión vocal de la historia de la música inglesa gracias a Bowie y Mercury.
  8. Otro álbum muy popular es “The Works”, y es que es un disco lleno de autenticas joyas como “I Want to Break Free” o “Hammer to fall”, pero nuevamente miramos hacia una canción “menos conocida”, y me quedo con “Is This the World We Created…?”, una preciosa balada compuesta por May y Freddie en la que nos lanzan una pregunta para reflexionar y pensar.
  9. The Invisible Man”, tema que está en esta selección por su videoclip, y porque al verlo uno piensa que realmente ha viajado de vuelta a los años ochenta. Además no podía excluir un tema compuesto por Roger Taylor, y en el que se nombra a todos los componentes del grupo.
  10. Para finalizar, he decidido seleccionar una canción del disco “Inuendo” el último que se publicó estando Freddie Mercury vivo, y es por ello que voy a seleccionar un tema que el propio Freddie compuso en honor a uno de sus gatos; sí, me refiero a “Delilah”, que además es una canción que suena muy bien.

Bueno estas son las diez canciones que me gustaría resaltar de la carrera discográfica de Queen, un grupo al que le tengo un gran cariño y mucha admiración, a pesar de que ya no los escucho con tanta frecuencia. Sobre la película me gustaría decir que me ha encantado, y que me gustaría también dedicarle unas líneas en una entrada propia.

 

End of the year TBR

TBR.jpg

Ahora que, inevitablemente, nos acercamos al final del año, apenas quedan dos semanas para llegar a Diciembre, es buen momento para pensar en que lecturas queremos realizar en estos días. Como todos sabemos, hay gente que emplea este tiempo para completar desafíos personales establecidos a comienzos de año, por ejemplo leer el mismo numero de autores que de autoras. Mientras que también hay gente, que contagiada por el espíritu navideño, aprovecha estas semanas para leer libros relacionados o ambientados en estas fechas tan señaladas, un ejemplo sería leer los “Cuentos de Navidad” de Dickens.

Obviamente llevar a cabo estos objetivos, significa que uno es un lector concienciado con sus propósitos, y también responsable a la hora de cumplir lo que se propone. Sin embargo, no creo que esas características puedan aplicarse a un servidor; siempre he defendido que tiene que haber tiempo para todo, y también en lo relacionado con la lectura, es por ello que durante estas semanas seguiré leyendo lo mismo que he estado leyendo hasta la fecha, y eso es una mezcla de los libros que tengo en mis estanterías y alguna que otra novedad interesante que encuentre en la biblioteca.

Los libros que he seleccionado son los siguientes:

Novela gráfica:

Es cierto que no suelo acercarme mucho a este tipo de narrativa, nunca he sido muy aficionado a leer ni cómics ni viñetas, pero desde hace unos años intento leer al menos un par cada año.

Es por ello que cuando me encontré con esta novela gráfica, en la que Martin Veyron nos pone en viñetas este maravilloso relato del maestro Tolstói, no me pude resistir. La historia no me es desconocida del todo, pero no recuerdo el haberla leído al completo, además me parece que nunca es más momento para reflexionar sobre lo que Tolstói nos propone en “¿Cuánta tierra necesita un hombre?”.

Mientras que “Dublinés” de Alfonso Zapico, repasa la vida de James Joyce, unos de los grandes escritores nacidos en tierras irlandesas; cabe destacar que el asturiano ganó con esta obra el Premio Nacional de Cómic en 2012.

Poesía en galego:

Como ya suele ser costumbre la mayoría de la poesía que leo está escrita en la lengua de Rosalía, y es que me parece que en Galicia tenemos muy grandes poetas y poetisas, es por ello que he seleccionado tres obras firmadas por tres de esos nombres propios de las letras galegas.

Empezando con la santiaguesa, María do Cebreiro, y sus poemario “O deserto”. Curiosamente, fue gracias a una charla sobre Rosalía de Castro, que se puede encontrar en el canal de YouTube de Biblioteca Nacional de España, que descubrí a María do Cebreiro.

Un libro al que le tengo muchas ganas es este “Galicia en bus”; y es que si hay algo que asocio a nuestra tierra es el bus y sus marquesinas. De María Reimóndez tampoco he leído nada, pero si no estoy equivocado, me parece que la luguesa ganó el año pasado el Premio  Johán Carballeira con este poemario.

Y finalmente, “Antídoto” de Emma Pedreira; que también supondrá otro descubrimiento para mí, pues será mi primera aproximación a la obra literaria de la escritora coruñesa, quien además, también escribe narrativa.

Novela:

Empezamos con “La luz que no puedes ver”, este es un libro que empecé a leer en los meses de verano, y aún sigue acompañándome. He leído algo más de la mitad del libro, y puedo decir que la historia me gusta, pero lo que no me convence es lo de ir cambiando de narrador con cada capítulo. De todas formas me gustaría llegar al final de la historia y así poder saber que ha pasado con estos personajes.

Seguimos con uno de mis primeros amores literarios como fue la novela policíaca, pero siendo justo he de confesar que llevo algunos años sin acercarme a este genero que tantos momentos de emoción me ha dado en un pasado no tan lejano. Para solucionarlo me encomiendo a uno de los nombre propios de la literatura sueca, Henning Mankell, y de él he escogido una novela muy especial, “Asesinos sin rostro” que corresponde al primer libro de la saga del inspector Kurt Wallander.

No podía faltar algo escrito en la lengua de Shakespeare, y nada mejor que una novela actual (2016), como esta de Sarah Moss que lleva por título “The Tidal Zone”. Este libro presenta una trama llena de suspense e intriga para el lector, y que nos promete hacernos replantear nuestra forma de vida, nuestros miedos, obsesiones y sueños.

Tampoco podía faltar en esta lista Ian McEwan, y es que este escritor inglés se ha convertido en mi gran descubrimiento de este 2018, y de él he leído al menos un libro en cada una de las estaciones de este año; así que en estos días de otoño y castañas, me gustaría leer esta novela corta titulada “En las nubes”. Estoy seguro de que no me decepcionará.

Esto es todo, y como se puede ver hay bastante variedad; tal vez falta algo de teatro, pero seguro que en navidad cae algo de Shakespeare.

Liebster Award

liebster

A pesar de que ya hace algo más de dos meses desde que el blog de Noctua Nival me nominó para contestar a sus preguntas de estos Liebster Award, no me gustaría dejar pasar la oportunidad para contestarlas de la mejor manera posible, y de paso recomendar su blog que tanto me gusta.

Las preguntas:

¿En qué te inspiraste para ponerle nombre a tu blog?

Antes de contestar diré que el nombre de mi blog es Daybreak Over the Ocean, y también me gustaría decir que el proceso de encontrar el nombre fue más tedioso y complicado de lo deseado, pero al final encontré un nombre que no sólo me convence, sino que también me gusta.

Como se puede ver en este blog la música es una parte fundamental de mi vida, así que me decidí a buscar un titulo de una canción que me gustase y que además hiciera referencia al océano o al mar, otra de mis pasiones; fue así como termine descubriendo esta canción de los legendarios Beach Boys.

Así que resumiendo, fue gracias a una canción de los Beach Boys. Esta es una canción que podréis encontrar en su vigésimo noveno álbum de estudio, “That’s Why God Made the Radio”, y para los más curiosos informarles de que el compositor de este tema es Mike Love, quien además es el responsable de ponerle voz.

“Days break over the ocean, moonlight still on the sea.”

¿Qué personaje de ficción detestas?

Este pregunta podría contestarse nombrando a cualquiera de los personajes de “Cumbres Borrascosas” novela escrita por Emily Brontë, pero de todos ellos es Hindley Earnshaw al que más detesto, porque es malvado, cruel, despiadado, envidioso, rencoroso, y un largo etcétera.

Si pudieras conocer a un personaje de ficción ¿Cuál sería? Y ¿Por qué?

Galadriel. Siempre Galadriel, y es que es uno de los personajes que posé esa característica de los personajes bien construidos, que a pesar de no ser protagonistas de la acción son capaces de despertar la curiosidad del lector. Como muchos y muchas otras, yo descubrí a este personajes gracias a “El Señor de los Anillos”, pero en mi caso no fue por los libros de Tolkien, sino que fue gracias a las películas de Peter Jackson; pero he de reconocer que disfrute más de este personaje cuando la compañía del anillo visita el reino de Lórien en el libro de “La Comunidad del Anillo”.

Otro motivo que me ha llevado a elegir a Galadriel es su protagonismo en “El Silmarillion”, otra vez más secundaria que protagonista, me parece que es un personaje especial, que ha vivido grandes aventuras en las diferentes Edades del Sol que tan bien quedan retratados por la pluma del profesor Tolkien.

¿Qué libro, película o animación te marco ya sea emocional o intelectualmente?

Tengo que reconocer que tengo dudas entre tres películas, que están todas ellas protagonizadas por mi admirado Sean Penn, siendo las tres muy recomendables y que nos cuentas tres historias que son capaces de transmitir muchas emociones al espectador, en parte gracias a la superlativa interpretación de Penn. Estas tres películas son: “I Am Sam” (Yo Soy Sam) de 2001, “Mystic River” de 2003 y “Milk” (Mi nombre es Harvey Milk) de 2008.

Sin desvelar nada de la trama, he de decir que Sean Penn interpreta en “Yo Soy Sam” A un discapacitado intelectual, que además de ser padre soltero, ha de luchar contra el estado  para evitar que lo separen de su hija. Mientras que en “Mystic River” da vida a un padre que intentará cobrarse venganza contra el asesino de su hija. Finalmente en “Milk” da vida al activista Gay Harvey Milk, quien fuera el primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público en los Estados Unidos.

Como decía anteriormente, estas son tres películas muy recomendable, que me hacen muy difícil el tener que decantarme por alguna de ellas, así que queda un triple empate.

Si pudieras vivir (cuanto tiempo quisieras) en un libro, película o animación ¿Cuál sería? Y ¿Por qué?

Obviamente tiene que ser “El Mago de Oz”, porque esta es una de mis películas favoritas. Además me atrevería a decir que estamos ante una de esas películas que es capaz de llegar a un sinfín de audiencias, desde niños hasta mayores, y a través de los años. Y como ya todos conocemos la historia no diré nada más, pero estoy seguro de que muchos de vosotros y vosotras también querríais poder visitar las tierras del país de Oz, si fuera posible.

Mis nominados:

Saltos en el Viento.

Beat Books.

Through the looking glass.

Deshojando libros.

Aránzazu Gordillo.

Mis preguntas:

  • ¿A qué autor o autora te llevarías a una isla desierta… o a cualquier otro lugar?
  • ¿Alguna librería de cabecera?
  • ¿Alguna editorial que nunca te defrauda?
  • ¿Cuál es tu sitio favorito para leer?
  • ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído? y ¿Qué recuerdo tienes de su lectura?

Muse en 7 canciones

Teniendo en cuenta que este próximo nueve de Noviembre Muse publica su nuevo y esperado álbum de estudio, Simulation Theory, el octavo de su carrera sin contar con dos álbumes en directo. Es por ello que he decidido repasar la carrera del grupo de Devon, y celebrarlo con una pequeñas lista de siete de sus mejores canciones, una por cada álbum ya publicado, y para ello intentaré huir de sus canciones más famosas, porque me parece que muchas veces estas eclipsan a otras que son realmente buenas.

  • De su primer álbum, Showbiz (1999), me quedo con Overdue. Overdue es una de las ultimas canciones del disco, que no llega a los dos minutos y medio: pero aún así me parece la perfecta para escuchar y que nos sirva como carta de presentación del sonido de la banda durante sus primeros años, o lo que es lo mismo esa gran combinación entre el piano y las distorsiones de la guitarra de Matt Bellamy.
  • De su segundo disco, Origin of Symmetry (2001), Darkshines, donde el protagonismo recae exclusivamente en una pegadiza sección rítmica, que nos deja ver la gran compenetración que hay entre Chris Wolstenholme (bajo) y Dominic Howard (batería), también al final nos encontramos con uno de los mejores solos de guitarra de la primera etapa de Muse.
  • De su tercer álbum, Absolution (2003), me quedo con Butterflies and Hurricanes. Esta canción que fue el sexto single, de un álbum que les ayudo a dar el salto definitivo en su carrera y convertirse en el grupo que son ahora, nos demuestra lo que hace que Muse sea un grupo tan especial y diferente, me refiero a sus letras.
  • De su cuarto trabajo discográfico, Black Holes and Revelations (2006). En álbum repleto de temazos, me gustaría mencionar una canción que tal vez pueda pasar desapercibida, a pesar de que se trata de la primera pista del disco; me refiero a Take a Bow, que es una canción que nos deja un claro mensaje de las preocupaciones de Matt Bellamy.
  • Del quinto disco, Resistance (2009), me gustaría seleccionar Guiding Light. Al igual que ocurre con la mayoría de las canciones de este disco, en este tema podemos observar la madurez del grupo, en lo que parece una más que correcta asimilación del éxito, y el crecimiento del grupo año a año. Por cierto, recuerdo que esta canción la tocaron en directo la ultima vez que visitaron Galicia, y sonaba muy bien, con esa línea de bajo tan potente, y el solo en el medio de la canción que es una clara demostración de virtuosismo.
  • Del sexto, The 2nd Law (2012), me quedo con el precioso mensaje que transmite Follow me. Esta canción que compuso Matt Bellamy, tras el nacimiento de su primer hijo, es una preciosa balada que nos transmite un mensaje positivo sobre como afrontar los problemas que podamos ir encontrando a lo largo de nuestra vida. En el plano musical podemos encontrar sonidos más electrónicos, algo que se repetirá en varias canciones del álbum, pero que de ninguna manera deslucen este tema.
  • Del séptimo álbum, Drones (2015), tenemos dos canciones que yo siempre las he considerado como una única pieza indisoluble, me refiero a The Globalist y Drones. El tema que se trata en esta canción es la deshumanización de la sociedad moderna, además de ser un alegato en contra del uso de drones en misiones militares. The Globalist son diez minutos de canción, en la que tenemos todos los elementos que han construido la carrera musical de Muse al servicio de la historia que nos cuentan los de Teignmouth. Un viaje emocional e instrumental realmente exquisito.
  • Y como bonus track, y para poner el broche de oro a esta selección tan personal, finalizamos con uno de los temas que el grupo ha adelantado para promocionar este nuevo disco llamado Simulation Theory, ese tema es Preassure, y en él el trío británico han contado con la colaboración de la banda musical de la UCLA.

Reseña: Villette de Charlotte Brontë.

20181101_015922.jpg

Para empezar este mes de noviembre he decidido escribir una reseña sobre mi ultima lectura del anterior mes, Villette, este es un libro que he disfrutado mucho y me parece que tiene muchas cosas para compartir.

Villette, publicado en 1853, es la última novela que escribió Charlotte Brontë, y es la tercera de un total de cuatro obras publicadas por la escritora inglesa, cabe destacar que en esta obra reencontramos temas que se podrían calificar como recurrentes en la obra de Charlotte, sin olvidar ese estilo de narración en primera persona que ya aparecía en su obra más famosa “Jane Eyre”.

La protagonista de Villette es Lucy Snowe, una mujer joven que trabaja como profesora de inglés en el colegio de Madame Beck, colegio al que ha llegado tras abandonar Inglaterra en búsqueda de una vida mejor; esta es una medida desesperada con la que nuestra protagonista busca encontrar un empleo que la ayude a ganarse la vida, y poder vivir de forma independiente de los pocos familiares o amigos que ha dejado en las islas.

El hecho de que Lucy Snowe sea huérfana, y no posea parientes que la puedan ayudar, es algo que marcará el carácter de este personaje. Especialmente si tenemos en cuenta que nuestra protagonista se marcha a la ciudad de Villette, un lugar desconocido para ella en donde tendrá que empezar de cero. Todo esto acabará provocando un efecto negativo en Lucy, quien al verse sola durante el periodo estival, llegará a sufrir un colapso nervioso, que, muy hábilmente, Charlotte Brontë utiliza para finalizar la primera parte del libro.

Tras una primera parte que sirve como introducción de los personajes, y que nos ayuda a conocer un poco más la vida de Lucy antes de tomar la decisión de dejar Inglaterra. En la segunda parte empezamos a ver como Lucy se va recuperando, en parte, gracias al descubrimiento de que su madrina también se había mudado al continente junto con su hijo; el hecho de tener a sus familiares cerca le dará nuevos motivos para vivir, y revolucionara su vida por completo.

Mientras que en la tercera y ultima parte, los familiares ocupan un papel menos importante, pues es durante este tiempo en el que vemos como Lucy se va convirtiendo en una profesora cada vez más integrada en la escuela de Madame Beck, y como empieza a surgir una amistad con otro de los profesores, Monsieur Paul Emanuel.

Temas que se tratan en esta novela son: la religión, especialmente el conflicto entre católicos (los habitantes de Villette) y protestantes (Lucy Snowe); el trabajo y la realización personal a través del mismo; la soledad y la depresión; el amor no correspondido; y las diferencias de clases en la época victoriana.

Muchos son los que tras leer Villette han trazado paralelismos con la propia vida de Charlotte Brontë, y los años que la escritora paso en Bruselas, lugar que le sirvió como inspiración para crear el reino de Labassecour, donde se encuentra la ciudad de Villette. Pero también es cierto que durante toda la novela se respira un ambiente misterioso, ya sea por la poca fiabilidad que presenta el personaje de Lucy Snowe como narradora, o por los elementos góticos que introduce de forma casual Charlotte Brontë en varios capítulos y que al final tienen una explicación bastante convincente para el lector.

Para concluir me remitiré a una cita de la gran George Eliot, quien recomendaba la lectura de Villette diciendo, “Villette is a still more wonderful book than Jane Eyre. There is something almost preternatural in its power.“. Obviamente, yo también recomiendo su lectura, pues en esta historia uno es capaz de llegar a ver el mundo con los ojos de un personaje tan singular y espacial como es Lucy Snowe. También me gustaría decir que a pesar de que la primera parte me pareció un poco extensa de más, al final ha sido la que más me ha gustado. Igualmente, tampoco podemos negar que el libro gana mucho con la aparición de Monsieur Paul Emanuel como personaje protagonista, regalándonos grandes momentos con Lucy, en el que los dos reflexionan sobre varios temas en unos diálogos que son realmente exquisitos.