Monthly Archives: September 2017

Summer Wrap Up

20170918_092254

Como todo lo bueno, el verano también se acaba. Concretamente ha terminado hoy dando paso al otoño, el otoño es esa estación de transición hacía un descenso del mercurio y que además se caracteriza por la pérdida de las hojas en los árboles caducifolios.

Personalmente nunca he sido un entusiasta de esta estación, como decía anteriormente el cambio meteorológico es bastante molesto, especialmente esas continuas lluvias y  la humedad; y que puedo decir de esa brillante idea del cambio de hora. Aunque siempre nos quedará el veranillo de San Martín.

Con esta entrada, que sirve de resumen a todos esos libros que he leído durante el pasado verano, intentaré hacer un pequeño listado y comentar mis impresiones de cada libro.

En total he leído quince libros, y como siempre he intentado que la variedad fuera una de las características de mis lecturas, al igual que siempre trato de leer tanto a escritores como a autoras, en este aspecto el balance sería de empate a ocho, y es que a día de hoy aún no he terminado de leer How to be Both de la escritora escocesa Ali Smith.

El libro que más he disfrutado este verano ha sido Kiss Kiss de Roald Dahl. Este es un libro que recopila varias de las más famosas historias cortas del escritor galés, y todas ellas se caracterizan por tener un elemento de suspense e intriga que hacen que el lector quede atrapado y sienta esa necesidad de seguir leyendo.

Otra de esas lecturas que le recomendaría a todo el mundo es la de la autobiografía de Amelia Earhart, la aviadora estadounidense que pasó a la historia por ser la primera aviadora en cruzar el Atlántico. Por el placer de hacerlo es un libro muy entretenido y divertido, del que se puede aprender muchas cosas.

He de admitir que durante este verano no ha tenido ocasión de leer tantos clásicos como me hubiera gustado, pero hay veces que es mejor la calidad que la cantidad y esto es lo que ocurre con La prima Phillis de la escritora inglesa Elizabeth Gaskell. Por aquí dejo enlace a mi reseña del mes de Agosto.

Y para terminar el recorrido por las Islas Británicas, nos trasladamos a la isla Irlanda de la mano de dos de sus grandes escritores Oscar Wilde y W.B. Yeats. De verdad que hay pocas cosas que se puedan disfrutar más que el ingenio de Wilde y esa exquisita pluma de Yeats a la hora de hacer poesía.

Hablando de poesía, tengo que decir durante estos meses sentía que tenía que aprovechar para acercarme a esos grandes nombres que todo el mundo conoce (o debería de conocer), como por ejemplo Álvaro Cunqueiro, Juan Ramón Jiménez o Rosalía de Castro de quien he leído Follas Novas. Además he leído Edénica de Yolanda Castaño quien sin ninguna duda es uno de mis descubrimientos de este año.

Y para terminar me gustaría hablar de un comic que he leído a comienzos de verano y que de verdad que merece la pena darle una oportunidad, me refiero a Daredevil: Born Again. En esta historia que firma Frank Miller vemos la caída del héroe que tras tocar fondo ha de empezar de nuevo.

Advertisements

Sobre el Eurobasket y el milagro esloveno

Tras haber dejado pasar el correspondiente día de reflexión, me parece que ahora es el momento apropiado para hablar un poco sobre este último Eurobasket celebrado en Turquía, y que nos ha dejado a Eslovenia como campeona continental, sí, Eslovenia que durante esta competición ha demostrado como con menos se puede hacer mucho.

Repasando mentalmente lo que han sido casi algo más de dos semanas de baloncesto, uno siente que ha visto como al final el baloncesto repartía justicia en una final muy igualada que al final se decantó para el conjunto Esloveno que vencía a Serbia, sus vecinos balcánicos, por un ajustado 93 a 85.

Durante todo el campeonato los eslovenos habían dado sensación de que estaban concentrados en cada partido, pero a la hora de la verdad sobre el parqué se podía observar un equipo que se divertía jugando con el balón y que además hacía disfrutar al público. En definitiva el baloncesto pertenece a jugadores como Luka Dončić o Goran Dragić.

Hablando de Dragić, tenemos que decir que fue designado como el mejor jugador (MVP) tanto de la final como del campeonato, y es que el capitán de Eslovenia se hecho el equipo a la espalda durante la final contra Serbia, en lo que podríamos definir como un vendaval ofensivo (35 puntos) durante los tres primeros cuartos.

Obviamente también debemos reconocer el titánico esfuerzo del combinado Serbio que lastrado por las bajas de hasta seis de sus más notables jugadores, fueron capaces de formar un equipo para competir con dignidad durante el Eurobasket, esto nos hace pensar que los entrenados por Sasha Djordjevic volverán incluso más fuertes.

Pero dejando de lado todo ese baloncesto “Yugoslavo” y centrándonos en nuestra querida ÑBA, me gustaría decir que de verdad me parece casi un milagro que esta gran generación de jugadores de baloncesto españoles puedan seguir regalándonos tantos grandes momentos y triunfos a pesar de los años.

Con la despedida de Navarro parece que la generación de los junior de oro ya ha asumido que es hora de ceder el testigo a una nueva hornada de jugadores, que son capaces de empezar a brillar con luz propia en una selección española en la que se mezcla la Juventus de Ricky Rubio con la experiencia de Marc o Pau Gasol.

Para terminar, me gustaría decir que a pesar de las muchas ausencias de esas estrellas del baloncesto europeo, al final hemos podido disfrutar de un gran espectáculo, y además decir que podemos sentirnos orgullosos de ver como nuestros jugadores franquicia son capaces de anteponer la selección a los intereses de sus equipos en la NBA, y eso también es un triunfo.

Los 7 mejores momentos de la 7ª temporada de GOT

Ahora que ya han pasado unos cuantos días tras el estreno del último capítulo de la serie, he decidido que es el momento oportuno para realizar esta entrada, y es que tras volver a disfrutar de cada uno de los siete capítulos de esta última temporada he de decir que hay algunas cosas que no me han terminado de convencer, pero en general se podría decir que los buenos momentos se imponen a los malos.

Así que dejando de lado las introducciones vamos con los siete mejores momentos de esta séptima temporada de Game of Thrones.

Primer episodio, Dragonstone. A pesar de que este primer episodio era uno de esos que sirven para poner en situación al telespectador, se podría decir que en esta ocasión nos encontramos ante un episodio lleno de grandes momentos. Pero para mí ninguno como la primera escena (el cold open) en la que vemos a Arya Stark haciéndose pasar por Walder Frey y cobrándose la dulce venganza contra la familia que vilmente asesinaba a su hermano y a su madre en la tercera temporada.

2

De esta escena cabe destacar la gran interpretación de David Bradley, y es que el experimentado actor británico parece que se está ganando ese merecido reconocimiento en esta etapa, que ya con setenta y cinco años lo ha llevado a formar parte de grandes superproducciones tanto en la pequeña pantalla como en el cine (Harry Potter, Capitán América o Doctor Who).

Segundo episodio, Stormborn. En esta segunda entrega nos centramos en como nuestros protagonistas están planeando como afrontar los inevitables enfrentamientos que se han de producir entre la corona gobernada por los Lannisters y la joven conquistadora Daenerys Targaryen, quien tras desembarcar con su extenso ejército en Westeros ahora ha de decidir cuál será su siguiente movimiento en esta batalla que por lo de ahora más bien parece una partida de ajedrez.

1

Para ello se reúne en Dragonstone, antigua fortaleza de la familia Targaryen, con todos sus aliados, y juntos toman la decisión de que una parte de su flota ha de navegar dirección Dorne para movilizar un ejército y así poder emprender una ofensiva desde el sur. Pero como a la inquisición española, nadie esperaba que el nuevo villano de la serie, Euron Greyjoy liderara el abordaje a los barcos que navegaban dirección Dorne, el resultado final de esta épica batalla naval es una primera victoria para la Reina Cersei Lanninster.

Tercer episodio, The Queen’s Justice: En el comienzo de este capítulo ya vemos como Jon Snow, quien encabeza una pequeña delegación de norteños, ya ha llegado a la pequeña isla de Dragonstone. Allí se reencontrara con un viejo conocido suyo, me refiero a Tyrion, quien lo recibe con cordiales palabras. Cordiales palabras que no recibirá de Daenerys Targaryen, quien intentando mantener su posición de poder y fortaleza deberá tratar de convencer a Jon para que doble la rodilla y luché para ella.

3

Pero para mí lo mejor de este tercer episodio tiene que ver con la llegada de Bran Stark al castillo de Winterfell, castillo que no visitaba desde que tuviera que abandonarlo para completar su entrenamiento con el Cuervo de tres ojos. Pero volviendo a esta escena en la que podemos ver el reencuentro entre Bran y su hermana Sansa y además como Bran intenta explicarle sus nuevas habilidades.

Cuarto episodio, The Spoils of War. Antes de empezar me gustaría deciros que este ha sido mi episodio favorito, y a decir verdad por varias razones, pero es que tras volverlo a ver me he fijado que en este The Spoils of War hemos tenido grandes escenas con todos los protagonistas de la serie.
Bueno el capítulo empieza con las secuelas que ha supuesto la pérdida de Highgarden para una Daenerys Targaryen que no para de perder aliados. Esto hace que la joven conquistadora decida que es hora de intervenir personalmente en la batalla, y que mejor forma de hacerlo que liderando a su caballería Dothraki a lomos de su gigantesco dragón.

4
Se podría decir que emplear a Drogon en el ataque contra las tropas Lannister que regresaban a King’s Landing tras el saqueo de Highgarden es un acto innecesario y de gran crueldad; pero a pesar de arrasar con todo lo que se les ponía por delante, tanto el dragón como su jinete verán comprometida su integridad en el transcurso de esta batalla.
Y es que después de que la bestia voladora fuera alcanzada por una “flecha” disparada por Bron, y aprovechando que han de tomar tierra para recuperarse, es cuando Jamie Lannister en una acción heroica y desesperada, decida marchar contra Danny armado con una lanza, algo que obviamente Drogon no está dispuesto a consentir; pero justo antes de que la llamarada del dragón pueda alcanzar a Jamie es Bron quien consigue tirarlo del caballo y así salvarle la vida.

Quinto episodio, Eastwatch: Con la visión en la que Bran Stark ve al ejército del Night King dirigiéndose hacia el famoso muro, la trama da un giro de ciento ochenta grados, y ahora todos los protagonistas pasaran a centrarse casi en exclusiva en lo que ocurre en las tierras de más allá del muro y en la lucha contra estas criaturas que por lo de ahora se han mostrado intratables.

Esta revelación tendrá un gran impacto en varios personajes, pero principalmente en Jon Snow y su buen amigo Sam. Obviamente esto afecta a Jon quien decidirá emprender una misión para capturar a uno de los espectros para llevarlo a King’s Landing. Pero también tendrá un efecto en Sam quien decide abandonar la Ciudadela de Old Town tras ver como los archimaestres negaban la amenaza de los caminantes blancos.

5.jpg

Pero antes de dejar Old Town, la compañera de Sam, la salvaje Gili, nos sorprende con la revelación de que el príncipe Rhaegar ha solicitado la anulación de su matrimonio con Elia Martell; lo que quiere decir que Jon en realidad nunca ha sido un bastardo.

Sexto episodio, Beyond the Wall. Este es sin ninguna duda el peor episodio de la temporada y uno de los peores de los episodios de lo que llevamos de serie. Durante el mismo hemos visto como los guionistas se inventan cosas que claramente van en contra de lo que se puede deducir de los libros de George R.R. Martin, especialmente en todo lo relacionado con los White Walkers, y obviamente a estas alturas de la película son las cosas como esta las que hace que los fans se sientan como mínimo confusos. Pero al menos al final de esta batalla más allá del muro parece que las fuerzas se han igualado bastante gracias a la trágica adquisición de uno de los tres dragones de Daenerys al ejército del Night King.

6.jpg

Último episodio, The Dragon and the Wolf. Muchos podrán pensar que ver al Night King a lomos de Viserion, mientras que este destruye una gran parte del muro, ha sido lo mejor de la temporada. Otros dirán que la reunión en el Dragonpit fue bastante interesante porque nos permitió ver a muchos de nuestros protagonistas reunidos en un mismo lugar.

7.jpg

Y todos  tienen razón, pero para mí lo mejor de este capítulo final ha sido la escena del juicio, condena y ejecución de Littlefinger; y es que no por ser una escena muy esperada no ha dejado de sorprendernos. Ver a Lord Baelish suplicando de rodillas por su vida ha sido uno de esos momentos que ningún fan podrá olvidar, y además nos deja como resultado la unión entre las dos hermanas Stark quienes una dictando la sentencia (Sansa) y otra ejecutándola (Arya) ahora parecen más unidas que nunca.

          Bueno esto ha sido todo por mi parte, ahora tendremos que esperar a la octava temporada. Temporada final que se espera para el verano de 2019 y con la que se pondrá el punto final a una de las mejores series de fantasía y aventuras de la televisión americana.

¿Es Buddy Guy el mejor guitarrista de todos los tiempos?

tumblr_nqf3onpMtP1rbufqpo1_1280

He de decir que esta es una pregunta bastante difícil de responder; pero si me preguntan a mí, yo no tengo ninguna duda de que este bluesman de Louisiana es uno de los mejores, y no sólo por su extensa carrera, ni por la infinidad de grandes estrellas de la música con las que el bueno de Buddy ha compartido escenario. Y es que con Guy hay algo más profundo, es como que cada vez que lo escuchas puedes apreciar que es un auténtico genio, un pionero, un revolucionario que hizo del blues algo más, que hizo del blues su forma de vida.

Yo descubrí a Buddy Guy hace ya seis años, en 2011, gracias a los Rolling Stones con los que Guy tiene una gran relación basada en el respeto mutuo y en su pasión por la música blues tanto del Delta del Misisipi como el blues estilo Chicago que tan bien representa Buddy Guy. Digamos que si los españoles inventaron la guitarra, fueron los esclavos de las plantaciones de algodón en Estados Unidos los que convirtieron este instrumento en una forma de escape para todo su sufrimiento.

Como dije anteriormente, la primera vez que vi a Buddy Guy tocando con los Stones, recuerdo perfectamente que me sorprendió su forma de tocar tan poco convencional y tan alejada de los estándares del blues, y obviamente al ver su mítica guitarra de lunares ya me conquistó. Y desde esa primera escucha hasta el día de hoy mi cariño, respeto y admiración hacia Buddy Guy nunca ha sufrido ningún altibajo.

George Guy de ochenta y un años de edad, ha disfrutado de una amplia carrera musical que empezó en la década de los sesenta tocando para las grandes figuras de la época, e incluso participó como músico contratado en algún que otro concierto de Jimmy Hendrix. Pero su éxito comercial no llegaría hasta la década de los noventa, cuando fichó por la discográfica Silvertone y coincidiendo con la publicación de sus discos más celebrados como “Damn Right, I’ve Got the Blues” o “Feels Like Rain”. El éxito continuó con el cambio de siglo y aún se mantiene en activo publicando grandes discos como pueden ser “Skin Deep” de 2008 o “Born to Play Guitar” de 2015.

Para todas esas personas que nunca han sentido la necesidad de acercarse a este género musical, les recomiendo que empiecen por Buddy Guy, todo un virtuoso de la guitarra que además tiene una voz muy poderosa que te emocionará.