Archivo de la etiqueta: Lakey Peterson

Carissa Moore gana su 4º Mundial de Surf

 

Efectivamente, tras una gran temporada la hawaiana ha sido capaz de lograr un nuevo título que la consagra como una de las mejores surfistas de la WSL, y además lo hace en el último evento del año que se celebra en Honolua Bay (Maui). Carissa Moore que llevaba varios años buscando este resultado, logró hacerse con el liderato del mundial a mitad de temporada, y a base de regularidad y estar siempre presente en las rondas finales de las competiciones (su peor resultado ha sido un par de quintos puestos) ha dominado con contundencia un mundial, que ha ganado como sólo ella sabe hacer, con potentes maniobras que solo están al alcance de las grandes campeonas como ella.

La regularidad de Moore, y el siempre ser capaz de sacar adelante sus mangas, y lograr esas excelentes puntuaciones han marcado la participación de la hawaiana, no sólo a lo largo de este 2019, sino que también en Lululemon Maui Pro, evento en donde se lleva una semifinal. Sólo superada por Stephanie Gilmore y Tyler Wright, se podría decir que Carissa ha de darle las gracias a las dos australianas, ya que estas han sido las encargadas de eliminar de la ecuación a las dos máximas rivales de Carissa por este título de campeona del mundo. Además con los resultados obtenidos en este evento Moore se ha ganado un puesto para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como representante del equipo estadounidense.

Como he mencionado anteriormente, Tyler Wright ha vuelto a la competición profesional, tras una larga ausencia por enfermedad, y la verdad es que el resultado no puede ser mejor porque ha logrado un segundo puesto en la final del Maui Pro. Pero no hemos de quedarnos únicamente con este resultado, lo importante es volver a disfrutar de esta dos veces campeona del mundo que tiene un gran futuro por delante. Las señales que envía Wright son positivas, y su presencia en la final demuestra que a pesar de estar tanto tiempo fuera de la competición, hay algo que va más allá de la preparación física o de lo mucho que te puedas preparar para una competición, al final la calidad y el talento siempre vencen al trabajo.

La otra protagonista de esta final del Maui Pro ha sido una Stephanie Gilmore, quien a la postre se terminaría llevando el último evento del año, y que ya empieza a posicionarse como una de las favoritas para la próxima temporada. Su nivel durante la temporada ha sido algo irregular, pero con otro triunfo en Bali nos damos cuenta de que Steph siempre será una rival a tener en cuenta cuando las olas son grandes y la situación requieren no sólo de esa experiencia que sin duda posee la australiana, sino que también puede emplear toda su calidad para finalizar grandes giros y maniobras.

La cruz de este final de temporada ha sido Lakey Peterson, quien una vez más se ha quedado a sólo un paso de alzarse con un título tan ansiado por todas esas surfistas estadounidenses, quienes han estado esperando desde 1997 para poder llevar la corona del surf mundial a tierras norteamericanas y así encontrar una digna sucesora para Lisa Andersen. Sin embargo el fracaso de Peterson sólo refleja cual es el verdadero problema que padece el surf en Estados Unidos, y este no deja de ser otro que el bajo nivel de sus competidores tanto a nivel masculino como femenino; pero siendo justos han de sentirse orgullosas con los resultados obtenidos en estos últimos años, porque no lograran dar ese salto de calidad con la actual generación de surfistas que tienen en el circuito profesional en estos momentos.

Sin embargo hay una pequeña esperanza para el sueño americano, con una surfista del nuevo milenio, y es que cada vez que uno ve surfear a la joven Caroline Marks se da cuenta de que estamos ante una competidora sin miedo a nada y con un gran número de trucos guardados y listos para emplearlos cuando la ola los demanda. Marks es una surfista que se caracteriza por ser Goofy, pero sobretodo por su enorme talento, y debería ser ella la quien lidere la nueva generación de surfistas estadounidenses en la próxima década de la WSL.

Otras bonitas historias que nos deja este final de temporada es la de Nikki van Dijk quien, a última hora, ha logrado sacar el billete para la siguiente temporada con un grandísimo resultado en este evento, un quinto puesto en Maui que demuestra que van Dijk aún tiene margen de mejora y en la próxima temporada deberá de recuperar su mejor versión para no pasar tantos apuros. Un grupo de tres surfistas que también tienen mucho que celebrar es el formado por: Macy Callaghan, Keely Andrew y Bronte Macaulay, quienes también formarán parte de las competidoras de la próxima temporada, consolidando así la nueva generación de campeonas australianas quienes han demostrados que han venido para quedarse. Y para finalizar un reconocimiento especial para gente como Tatiana Weston-Webb (Brasil), Silvana Lima (Brasil), Johanne Defay (Francia) y Brisa Hennessy (Costa Rica) quienes también estarán en los juegos olímpicos.

Estos es todo por mi parte tras una gran temporada de surf, los deberes para Carissa son los de revalidar el título, algo que se le ha resistido en tres de sus cuatro mundiales, esperemos ver a una Moore aún más agresiva y centrada en ganar cuantos más eventos mejor, sin duda alguna ella es perfectamente capaz de ganar todos los eventos del mundial, ya que estamos hablando de una surfista capaz de surfear las olas más pequeñas con esa energía y dinamismo que caracterizan su estilo tan reconocible, por no hablar de sus cualidades a la hora de afrontar olas tubulares de gran tamaño.

2019 ha sido un gran año para el surf femenino, con la igualdad en los premios y grandes actuaciones en el agua, pero estoy seguro de 2020 será aún mejor con el regreso de G-Land al calendario de la WSL.

¿Qué está pasando este año en la WSL?

WSL

Hoy me gustaría hacer un repaso de como va el mundial de surf; pero a diferencia de las entradas realizadas en el pasado comentando como marchaban las cosas a mitad de temporada tanto en el mundial de categoría masculina como en femenina, este año sólo me centraré en la competición femenina, porque realmente es la única que estoy siguiendo de forma regular y además me parece que este año está realmente emocionante.

Si hay una palabra que podría describir esta temporada del mundial de surf esta sería igualdad, con seis ganadoras distintas en las primeras seis pruebas disputadas desde el mes de Abril hasta la última celebrada a finales de Julio; y con la emoción de mirar la clasificación e encontrarnos que las seis primeras clasificadas están separadas por algo menos de diez mil puntos, o lo que es lo mismo una victoria.

Emoción, igualdad, peros sobre todo regularidad, y todos sabemos que esto puede ser incluso más importante que las victorias. Especialmente viendo los números de Carissa Moore, actual líder del mundial, y que gracias a estar regularmente compitiendo por las victorias le ha ayudado a conseguir unos resultados realmente buenos, en los que como peor resultado nos encontramos dos quintos puestos logrados de manera consecutiva a comienzos de la temporada. Pero si hay que ponerle una pega a Moore es que le ha costado mucho conseguir su primera victoria del año, pero viendo el espectáculo que la hawaiana ofreció en las playas de Sudáfrica podemos pensar que esta será la primera de muchas victorias para la de Oahu.

Quien no ha tenido la temporada que esperaba ha sido la actual campeona del mundo, Stephanie Gilmore, y es que tras un buen inicio de año ganado en las costas de Bali y además logrando un 10 en la final; también ha tenido que lidiar con varias derrotas en los días más decisivos de la temporada, lo que ha impidiendo que la australiana pudiera recuperar una posición destacada en la clasificación. Pero tengo la sensación de que con las cuatro pruebas que nos quedan por disputar, volveremos a ver a Stephanie compitiendo por la victorias, y quien sabe si volviendo a lograr esa tan ansiada licra amarilla que llevan las campeonas.

Como se puede ver Australia y Hawai siempre son protagonistas en el mundillo del surf, al igual que lo es Estados Unidos, pero más si cabe este año en el que todas sus representantes han logrado una victoria. Primero fue Caroline Marks en la prueba inaugural, seguida de Courtney Conlonge en la mítica prueba de Bells BeachBells Beach, y finalmente Lakey Peterson ganando en la costa Oeste de Australia para lograr un triplete de victorias en las seis pruebas disputadas hasta la fecha, y dándose la casualidad de que todas estas victorias fueron logradas en las playas australianas. Pero tampoco ha habido muchas más alegrías para este grupo de surfistas, que seguramente esperan volver a la senda de los buenos resultados en el próximo mes de Septiembre, cuando el mundial de surf visite California para competir en el Surf Ranch de Kelly Slater, evento en el que tanto Caroline, Lakey y Courtney sentirán el apoyo de los fans en esta singular prueba que se disputa en una “piscina de olas”.

También tengo que comentar que me está sorprendiendo gratamente la buena temporada que está realizando la sufista australiana Sally Fitzgibbons, sobretodo si tenemos en cuenta sus malos resultados del año pasado, cuando finalizo en sexta posición y sin ninguna victoria. Pero este año las cosas parecen ser totalmente diferentes, y la de Nueva Gales del Sur marcha en segunda posición al acecho del primer puesto de Carissa Moore, a la que superó para ganar el Oi Rio Pro en Brasil el pasado mes de Junio. Sólo el tiempo dirá si Fitzgibbons podrá lograr su sueño de convertirse en campeona mundial, pero con temporadas como esta se está ganando ser nombrada como una de las mejores surfistas de su generación.

Otros nombres a tener en cuenta son el de la debutante Brisa Hennessy quien fue capaz de encadenar tres buenos resultados tras un mal inicio, y que está realizando una temporada más que digna en este siempre complicado primer año en la élite. Igual de contenta puede estar la hawaiana Malia Manuel, que desde la comodidad que le da su séptimo puesto puede preparar esta segunda parte de la temporada para intentar su primera victoria mundialista.  Mientras que son surfistas como Silvana Lima o Nikki Van Dijk, ambas con gran experiencia y victorias en el WCT, las que más tendrán que trabajar para darle la vuelta a su mala temporada, y es que tanto la brasileña como la australiana no estarían clasificadas para competir en la máxima categoría del surf mundial para la próxima temporada.

A modo de conclusión, recordar que ahora sólo quedan cuatro pruebas por disputarse, primero California, luego parada europea en Francia y Portugal (Supertubos, Peniche), para finalizar otro año más en Hawaii y conocer a la nueva campeona mundial. Como siempre decir que todos los eventos de la WSL se puede seguir totalmente gratis a través de la página web de la organización.

Stephanie Gilmore, 7 veces campeona del mundo.

steph_gilore-surf

Aunque parezca mentira la pasada madrugada la surfista australiana Stephanie Gilmore, de treinta años de edad, lograba su séptimo título mundial. Un título que la iguala con Layne Beachley como la surfista que más ha ganado en la historia del surf en competiciones femeninas, y la deja a sólo cuatro de Kelly Slater, que es la persona que más campeonatos del mundo ha ganado con un total de once.

Pero antes de entrar a comentar esta increíble gesta deportiva, me gustaría presentar los antecedentes para todas aquellas personas que no están al corriente de lo que ocurre en el mundo del surf.

Empezaremos por decir que las matemáticas en este caso era bastante sencillas; para que Gilmore pudiera ganar su séptimo mundial tendría que lograr al menos un quinto puesto (cuartos de final), y esperar a que su rival, la estadounidense Lakey Peterson, no ganase la última prueba del campeonato que se está disputando esta semana en Hawái.

Y aunque en efecto a día de hoy Gilmore sí que está clasificada para competir en los cuartos de final del Maui Pro; nadie podía imaginar que Peterson, muy regular durante todo el año, fuera a caer eliminada en segunda ronda a manos de una surfista invitada (Alana Blanchard) por la organización del mundial para cubrir las bajas por lesión.

Finalmente esto es lo que ha ocurrido en Honolua Bay, una de las localizaciones más emblemáticas del mundial de surf, y una ola que cuando las condiciones acompañan se vuelve muy difícil de surfear, pues las competidoras tienen que decidir sí es mejor hacer maniobras y giros durante la ola, o ir directamente hacía el tubo y finalizar con una única maniobra. En este terreno de incertidumbre e indecisión, la experiencia es capital y el conocimiento del lugar también.

A pesar de que muchos podrán pensar que está forma de ganar la resta emoción al final de temporada, pienso que realmente se ha premiado a la surfista que ha sido mejor durante todo el año. Sin querer quitarle merito a la gran temporada de Peterson, tenemos que decir que Gilmore ha disputado cinco finales este año, de las cuales ha ganado tres, y siendo dos de estas victorias ante la propia Peterson (Oi Rio Pro y J-Bay).

A modo de conclusión me gustaría decir que Lakey Peterson tiene que sentirse muy orgullosa por su trabajo realizado esta temporada; son dos victorias y dos segundos puestos de mucho valor, pues ha sido la única que le ha plantado cara a Gilmore está temporada, además tenemos que pensar que con apenas veinticuatro años tiene toda su carrera por delante. Obviamente no puedo negar que estoy muy contento por Stephanie Gilmore, porque de verdad creo que es una de las mejores surfistas del mundo, y probablemente también sea la persona con más estilo que hay o ha habido en la historia del surf como deporte profesional (sí, también incluyendo a los chicos). Así que si tenéis tiempo os recomiendo ver en la web de la WSL el desenlace de este Beachwaver Maui Pro, tal vez Steph pueda cerrar esta temporada con otra victoria.

 

¿Qué está pasando este año en la WSL?

Gilmore_and_Peterson_sharing_the_podium_at_the_2018_J-Bay_Open
Stephanie Gilmore y Lakey Peterson compartieron podium en el J-Bay Open. WSL / Kelly Cestari

Ahora que ya hemos superado el ecuador de la temporada, y estando a falta de cuatro eventos (5 en la categoría masculina) para conocer a los nuevos campeones del mundo de surf, me parece que es el momento apropiado para repasar esta más que disputada temporada. Una temporada que ha estado llena de grandes momentos, muchos cambios, nuevos y apasionantes eventos para los surfistas del WCT (World Championship Tour), épicas victorias, y sobretodo mucha igualdad.

Mirando los rankings provisionales podemos sacar varias e interesantes conclusiones. Por ejemplo en la categoría masculina podemos observar como los surfistas brasileiros dominan este año con más fuerza que nuca; un dominio aplastante en el que resalta Filipe Toledo, líder de la clasificación. Además de tener al mejor surfista, los brasileños pueden presumir de que entre los ocho mejores, la mitad son surfistas de su país. Otro dato que merece la pena resaltar es que de los seis eventos disputados hasta la fecha, cinco los han ganado surfistas nacidos en Brasil.

Mientras que en la categoría femenina nos encontramos con que hay dos nombres que están brillando con luz propia, y ya se encuentran muy destacadas con respecto a las otras competidoras, estas son la australiana Stephanie Gilmore (6 veces campeona del mundo) y la californiana Lakey Peterson. Otro nombre del que hay que hablar es el de Courtney Conlogue, quien actualmente se encuentra en una inusual decimosexta posición debido a una lesión que la ha tenido apartada del agua, lesión que ha comprometido sus opciones de luchar por el título mundial, y también comprometen su participación para la próxima temporada (sólo el Top 10 tiene la clasificación asegurada), aunque no sería de extrañar que la WSL le concediera una wildcard o invitación para participar en la próxima temporada a causa de su lesión.

Analizando un poco más en profundidad la temporada, aunque sólo en lo referente a la categoría femenina, ya que es la única que he tenido ocasión de seguir con más regularidad debido a los siempre complicados horarios. Me gustaría decir que no me sorprende ver a Peterson entre las favoritas para ganar el título mundial, ya que me parece una surfista muy completa que puede tanto sacar sus mangas cuando escasean las olas como mostrar todo su poderío en los escenarios más complicados; y además siempre es bueno para la competición que Gilmore sea capaz de surfear a su mejor nivel y con ese deseo por triunfar y ganar que siempre la ha caracterizado. Estas dos mujeres están llamadas a disputarse la corona del surf mundial en la última prueba del campeonato que como cada año se celebra en Hawái (Honolua Bay, Maui).

Por lo de ahora es la australiana la que tiene una ligera ventaja, ya que cuenta con tres victoria (una más que Peterson); y además ha estado más regular durante toda la temporada (ha logrado llegar o pasar de Cuartos de Final en todos los eventos del año); pero especialmente hay algo en lo que la australiana le tiene tomada la delantera a la californiana, y es que Gilmore le ha ganado dos finales a Lakey (Brasil y Sudáfrica). Veremos si estas dos pueden mantener el ritmo y seguir ganando eventos.

También hay igualdad en la parte baja de la clasificación, y es que entre la octava clasificada (Sally Fitzgibbons) y la decimocuarta (Sage Erickson) hay poco más de 4000 puntos de diferencia; además en este grupo podemos encontrar nombres tan ilustres como los de: Silvana Lima, las hawaianas Coco Ho y Malia Manuel, o las australianas Nikki Van Dijk o Keely Andrew.

Otras dos grandes campeonas que han encontrado más dificultades de las deseadas han sido; la dos veces campeona del mundo Tyler Wright quien además de un terrible comienzo de temporada se ha visto envuelta en una serie de lesiones que le han obligado a perderse los dos últimos eventos (J-Bay y el próximo Vans US Open of Surfing); y Carissa Moore quien esperaba sumar un cuarto mundial a su colección, pero quien actualmente se encuentra en tierra de nadie, sexta en la clasificación (un lugar por detrás de Wright) y a 20.000 puntos del liderato. Esperemos que en esta segunda mitad de temporada puedan encontrar esa tabla mágica que les haga volver a ser competitivas y ganar un par de competiciones para despedir la temporada de la mejor forma posible.

Bueno esto es todo por mi parte. Desde aquí aprovecho para recordar que el mundial de surf de la WSL se puede ver en directo, y de forma totalmente gratuita en su web y en su Facebook. Aún queda mucho mundial por disputarse, e incluso campeonatos tan importante como el Tahiti Pro (celebrado en Teahupoo), los eventos los Estados Unidos (2 para las chicas), Europa (2 para los chicos) y para cerrar la temporada Hawái.