Archivo de la etiqueta: Maui Pro

Carissa Moore gana su 4º Mundial de Surf

 

Efectivamente, tras una gran temporada la hawaiana ha sido capaz de lograr un nuevo título que la consagra como una de las mejores surfistas de la WSL, y además lo hace en el último evento del año que se celebra en Honolua Bay (Maui). Carissa Moore que llevaba varios años buscando este resultado, logró hacerse con el liderato del mundial a mitad de temporada, y a base de regularidad y estar siempre presente en las rondas finales de las competiciones (su peor resultado ha sido un par de quintos puestos) ha dominado con contundencia un mundial, que ha ganado como sólo ella sabe hacer, con potentes maniobras que solo están al alcance de las grandes campeonas como ella.

La regularidad de Moore, y el siempre ser capaz de sacar adelante sus mangas, y lograr esas excelentes puntuaciones han marcado la participación de la hawaiana, no sólo a lo largo de este 2019, sino que también en Lululemon Maui Pro, evento en donde se lleva una semifinal. Sólo superada por Stephanie Gilmore y Tyler Wright, se podría decir que Carissa ha de darle las gracias a las dos australianas, ya que estas han sido las encargadas de eliminar de la ecuación a las dos máximas rivales de Carissa por este título de campeona del mundo. Además con los resultados obtenidos en este evento Moore se ha ganado un puesto para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como representante del equipo estadounidense.

Como he mencionado anteriormente, Tyler Wright ha vuelto a la competición profesional, tras una larga ausencia por enfermedad, y la verdad es que el resultado no puede ser mejor porque ha logrado un segundo puesto en la final del Maui Pro. Pero no hemos de quedarnos únicamente con este resultado, lo importante es volver a disfrutar de esta dos veces campeona del mundo que tiene un gran futuro por delante. Las señales que envía Wright son positivas, y su presencia en la final demuestra que a pesar de estar tanto tiempo fuera de la competición, hay algo que va más allá de la preparación física o de lo mucho que te puedas preparar para una competición, al final la calidad y el talento siempre vencen al trabajo.

La otra protagonista de esta final del Maui Pro ha sido una Stephanie Gilmore, quien a la postre se terminaría llevando el último evento del año, y que ya empieza a posicionarse como una de las favoritas para la próxima temporada. Su nivel durante la temporada ha sido algo irregular, pero con otro triunfo en Bali nos damos cuenta de que Steph siempre será una rival a tener en cuenta cuando las olas son grandes y la situación requieren no sólo de esa experiencia que sin duda posee la australiana, sino que también puede emplear toda su calidad para finalizar grandes giros y maniobras.

La cruz de este final de temporada ha sido Lakey Peterson, quien una vez más se ha quedado a sólo un paso de alzarse con un título tan ansiado por todas esas surfistas estadounidenses, quienes han estado esperando desde 1997 para poder llevar la corona del surf mundial a tierras norteamericanas y así encontrar una digna sucesora para Lisa Andersen. Sin embargo el fracaso de Peterson sólo refleja cual es el verdadero problema que padece el surf en Estados Unidos, y este no deja de ser otro que el bajo nivel de sus competidores tanto a nivel masculino como femenino; pero siendo justos han de sentirse orgullosas con los resultados obtenidos en estos últimos años, porque no lograran dar ese salto de calidad con la actual generación de surfistas que tienen en el circuito profesional en estos momentos.

Sin embargo hay una pequeña esperanza para el sueño americano, con una surfista del nuevo milenio, y es que cada vez que uno ve surfear a la joven Caroline Marks se da cuenta de que estamos ante una competidora sin miedo a nada y con un gran número de trucos guardados y listos para emplearlos cuando la ola los demanda. Marks es una surfista que se caracteriza por ser Goofy, pero sobretodo por su enorme talento, y debería ser ella la quien lidere la nueva generación de surfistas estadounidenses en la próxima década de la WSL.

Otras bonitas historias que nos deja este final de temporada es la de Nikki van Dijk quien, a última hora, ha logrado sacar el billete para la siguiente temporada con un grandísimo resultado en este evento, un quinto puesto en Maui que demuestra que van Dijk aún tiene margen de mejora y en la próxima temporada deberá de recuperar su mejor versión para no pasar tantos apuros. Un grupo de tres surfistas que también tienen mucho que celebrar es el formado por: Macy Callaghan, Keely Andrew y Bronte Macaulay, quienes también formarán parte de las competidoras de la próxima temporada, consolidando así la nueva generación de campeonas australianas quienes han demostrados que han venido para quedarse. Y para finalizar un reconocimiento especial para gente como Tatiana Weston-Webb (Brasil), Silvana Lima (Brasil), Johanne Defay (Francia) y Brisa Hennessy (Costa Rica) quienes también estarán en los juegos olímpicos.

Estos es todo por mi parte tras una gran temporada de surf, los deberes para Carissa son los de revalidar el título, algo que se le ha resistido en tres de sus cuatro mundiales, esperemos ver a una Moore aún más agresiva y centrada en ganar cuantos más eventos mejor, sin duda alguna ella es perfectamente capaz de ganar todos los eventos del mundial, ya que estamos hablando de una surfista capaz de surfear las olas más pequeñas con esa energía y dinamismo que caracterizan su estilo tan reconocible, por no hablar de sus cualidades a la hora de afrontar olas tubulares de gran tamaño.

2019 ha sido un gran año para el surf femenino, con la igualdad en los premios y grandes actuaciones en el agua, pero estoy seguro de 2020 será aún mejor con el regreso de G-Land al calendario de la WSL.