Archivo de la etiqueta: Literatura Galega

Winter reading Wrap-Up

Como cada trimestre, y coincidiendo con el cambio de estación, me gusta echar la vista atrás y repasar todas esas lecturas realizadas. Este es un momento de reflexión en donde reencontrarse con todos esos libros de los que has disfrutado.

Poesía y teatro:

Un libre amor – Chus Pato. Como cada año, desde el 2019, mi propósito es empezar el año leyendo un libro escrito por una autora gallega, y en este caso se trata de un poemario firmado por esta autora ourensana, que es uno de los nombres más reconocibles del panorama literario a nivel gallego. “Un libre amor” es mi primera aproximación a la obra de Chus Pato, y espero poder seguir leyendo más poemarios de esta gran escritora en el futuro.

Os vellos non deben namorarse – Castelao. De los grandes nombres la literatura Galega, Castelao era uno de los pocos que me quedaba por descubrir. Así que me decidí a darle una oportunidad a su única obra de teatro, que tuve la fortuna de ver representada en un teatro hace ya varios años. Con el recuerdo de lo visto aquella tarde, me acerque a este libro en el que se recogen tres historias en las que nos encontramos con tres personajes como son: D. Saturio, D. Ramón e O Sr. Fuco, que ya forman parte de la cultura gallega. Me gustaría comentar que esta obra de teatro fue escrita en Nueva York y estrenada en Buenos Aires.

El mercader de Venecia – Shakespeare. Otro de esos proyecto personales de este 2020, es el de leer al menos una obra de teatro de Shakespeare cada trimestre, y tengo que reconocer que es uno de los proyectos que más ilusión me hacen. Siempre he disfrutado mucho de sus obras y en este caso la experiencia ha sido realmente fantástica.

Relatos:

Sherezade en el bunker – Marta Sanz. Como muchos ya sabréis la editorial Anagrama ha iniciado una iniciativa, que consiste en regalar de forma totalmente gratuita cinco de sus ebooks de la serie de Narrativas hispánicas durante los días que dure esta situación de confinamiento. Pero el gesto de Marta Sanz de publicar un relato sobre el tema del confinamiento, y hacerlo también de forma totalmente desinteresada, es algo que también hay que valorar muy positivamente. Sobre “Sherezade en el bunker” tengo que decir que el relato está muy bien, y los lectores de Sanz encontraran ese estilo tan característico de la autora madrileña.

El ojo castaño de nuestro amor – Mircea Cărtărescu. A pesar de que la prosa del autor rumano no me era desconocida, tengo que confesar que me he encontrado con una antología llena de grandes relatos, que me han ayudado a descubrir a un autor que me ha fascinado completamente. Con un corte autobiográfico, nos vamos encontrando con las inquietudes de un Cărtărescu que va mezclando lo dramático de la situación social con esas escenas típicas de la vida. Varios son los relatos que me han maravillado, pero tal vez “Mi primer vaquero” y “…Escu” sean los que más me han impresionado.

Novelas:

Narrativa en Gallego:

Carrusel – Berta Dávila. No me sorprende nada que “Carrusel” haya sido seleccionada como la mejor novela del 2019. Un libro en donde el lenguaje se usa para crear imágenes que ayuden al lector a comprender un texto de autoficción, en el que la autora describe temas que poco a poco van ganando un espacio en el panorama narrativo, en este caso las enfermedades mentales. Muy recomendable.

As Ramonas – Ana Cabaleiro. Tener un libro bajo tu radar y que quieres leer a toda costa, suele terminar habitualmente en decepción; sin embargo esto no fue lo que ocurrió con “As Ramonas”, porque este era el libro que yo andaba buscando desde hace varios años. Una historia potente, con personajes que de verdad te atrapan y te hacen ser testigo de su mundo interior. La situación de Mona Otero tiene un poco de todo, comedia y drama a partes iguales, pero sobretodo muchas aristas en la que la autora demuestra que ya se ha consagrado con su segunda publicación.

Narrativa española:

Cara de pan – Sara Mesa. Aunque aún tengo un par de libros pendientes por leer, puedo decir que Sara Mesa es mi escritora contemporánea favorita; y he disfrutado tanto de sus novelas y cuentos, como de su ensayo “Silencio Administrativo”. Es por ello que aún a pesar de que ya intuía lo que me esperaba en esta historia (ya había leído muy buenas reseñas), he disfrutado mucho de “Cara de Pan”, porque la forma de desarrollar la historia va atrapando al lector y también nos encontramos con esos temas que nos hacen pararnos a reflexionar tan típicos de la autora andaluza.

Canto yo y la montaña baila – Irene Solà. Esta novela de Solà era justo lo que necesitaba en este mes de Marzo, porque de verdad estamos ante uno de esos libros que te hacen viajar sin salir de casa, en este caso la autora nacida en Malla nos traslada a los Pirineos. “Canto yo y la montaña baila” es un libro en el que la naturaleza es protagonista, y en la que las relaciones entre los personajes se basan en vínculos muy fuertes que resuenan a lo largo de toda la novela.

Narrativa internacional:

Los ingrávidos – Valeria Luiselli. El nombre de esta autora mexicana ha sido uno de los que más atención ha acaparado en el pasado año, gracias a un éxito a nivel de ventas y un reconocimiento por parte de la crítica; y no puedo negar que todo esto ejerció una influencia cuando me decidí a darle una oportunidad a este novela. Pero siendo sincero he de decir que mi experiencia leyendo a Luiselli ha sido mucho mejor de lo esperado, y espero poder leer más libros de esta autora en los próximos meses.

La única historia – Julian Barnes. Mi historia con Julian Barnes es una historia de amor incondicional, incluso antes de abrir un libro suyo ya sé que me va a gustar. “La única historia” es una de esas novelas que ofrecen al lector la posibilidad de reflexionar sobre diversos temas cuando termina de leerla, pero lo hace sin traicionar a unos personajes que se quedarán contigo varios días después de haber llegado al final de la historia.

El maestro y Margarita – Mikhail Bulgakov. La literatura rusa es la que más me atrae de toda la cultivada en el continente europeo, y teniendo en cuenta mis primeras experiencias, siempre que me encuentro con un autor de esta nacionalidad (Bulgakov nació en Kiev, 1891) dedicó un par de semanas a esta lectura, porque sé que con estos libros hay que disfrutar plenamente de su lectura. Y siguiendo esta receta, es normal que al final uno se encuentre con una experiencia lectora tan gratificante como la de pasar quince días leyendo y disfrutando de “El maestro y Margarita” por primera vez, libro que es uno de esos firmes candidatos a una relectura en el futuro.

La inquilina de Wildfell Hall – Anne Brontë. De los libros que tenía pendientes del año pasado, este de la pequeña de las Brontë era al que más ganas le tenía. Primero, porque se trataba del último de las Brontë que me quedaba por leer. Segundo, porque en 2020 se celebran los doscientos años del nacimiento de la escritora inglesa. Y tercero, porque tenía muchas ganas de volver a sumergirme en una de esas largas novelas victorianas, que a pesar de tener más de quinientas páginas, terminan haciéndose cortas. Sobre el libro no diré nada más que es muy recomendable. Para terminar me gustaría compartir una reflexión acerca de lo verdaderamente extraordinario, que es que tres hermanas escritoras hayan sido capaces de regalarnos tres obras maestras de la historia de la literatura como son “Jane Eyre”, “Cumbres Borrascosas” y este “La inquilina de Wildfell Hall”.

 

Carrusel de Berta Dávila

IMG_20200217_203956

Nesta primeira recensión escrita en galego gustaríame dedicarlle unhas palabras a un dos mellores libros do pasado ano, gañador do Premio García Barros de Novela, e elixido como mellor novela galega do ano 2019 pola revista dixital Fervenzas literarias; refírome a “Carrusel” obra que asina a escritora santiaguesa Berta Dávila.

Teño que confesar que descubrín esta historia gracias a unha entrevista cá autora no programa Zigzag da TVG; pero a pesar de que a historia parecíame moi interesante, non me atrevía a darlle unha oportunidade xa que nunca antes lera ningún texto de autoficción. Pero todo quedou resolto a principios de mes cando me atopei cun exemplar desta novela na biblioteca e decidín darlle unha oportunidade dunha vez por todas.

“Carrusel” é unha novela curta escrita en primeira persoa, na que se mesturan lembranzas de diversos períodos dá vida dá nosa protagonista. Ademais ó tratarse dunha novela de autoficción é moito maís doado conectar ca narradora. Gustaríame destacar tamen esa forma de empregar a linguaxe que presenta a prosa dá autora, capaz de construír imaxes poderosas que nos fan vivir a historia case na nosa propia pel, algo ó que tamén axuda esa atmosfera presente neste libro.

Temas tratados nesta novela poden ser a perda; a enfermidade mental vista desde un punto de vista próximo, sincero e realista; a familia e a maternidade; os recordos do pasado; e tamén mencionar a importancia tanto da música como das matemáticas moi presentes en toda a novela. Non debemos esquecer que esta é unha novela de carácter intimista que se centra na vida corrente.

Esta é unha viaxe literaria que nos transporta a un tempo convulso a nivel persoal da nosa narradora, no que como lectores somos testemuñas desas relacións familiares tan particulares que xorden entre a avoa, o tío, e a neta; xa cós tres comparten a mesma enfermidade mental, pero deciden afrontala de maneiras totalmente distintas. Como dicía anteriormente o tema da doenza mental está moi presente, e está tratado dunha forma moi real, próxima e orgánica.

Gustaríame finalizar esta recensión recomendando “Carrusel” a todo o mundo, un libro que a pesar de centrarse nas reflexións, os recordos, as vivencias e nos pensamentos, noutras palabras está cheo de momentos que o lector atesourará ao final da lectura. E Sobre Berta Dávila dicir que é unha escritora que empezou a escribir con vinte anos e é gañadora de prestixiosos premios literarios; e ademais unha autora total que escribe tanto poesía como narrativa; así que espero ler máis obras desta escritora no futuro.

Reseña: As Ramonas de Ana Cabaleiro

As-Ramonas

La reseña de esta semana me hace especial ilusión porque se trata de uno de los mejores libros que he leído en lo que llevamos de año, y además porque supone una pequeña reconciliación con la narrativa escrita en Gallego. “As Ramonas” de Ana Cabaleiro era un libro al que ya le tenía echado el ojo desde hace un par de meses, y al que le tenía muchas ganas.

Lo que me llamó la atención de esta novela fue por una parte su imponente portada, y por otra la sinopsis de la novela. Esta es la historia de una mujer luchadora y soñadora que persigue con ansia su meta de triunfar en el mundo del arte. Mona Otero, que es como se llama nuestra protagonista, ha sido sancionada con la pérdida del carné de conducir, y no puede disponer de coche propio, por lo que depende de otras personas para desplazarse.

Esta novela ganadora del premio García Barros en 2018 es la segunda obra publicada por Ana Cabaleiro (Silleda, 1974), y en ella nos cuenta una historia con un carácter claramente feminista, y en la que lo rural está muy presente pero visto desde una perspectiva más moderno y actual. Ambientada en Saídres, Lalín y Compostela (localizaciones unidas por la carretera nacional 525), se pone de manifiesto la diferencia entre el centrismo y la periferia, y quien define lo que está en el centro o en la periferia.

Como he dicho anteriormente los viajes en coche son algo muy importante en esta novela, pero tan bien es mencionado otro medio de transporte que es igual de importante para lo que la autora nos quiere transmitir, me refiero al tren; un tren poco operativo que es una imagen del abandono que sufre el rural.

Otro tema que podemos encontrar es el mundo femenino, y es algo que vemos en nuestras cinco Ramonas. Es cierto que Mona Otero como protagonista tiene mayor peso dentro de la historia, y en ella encontramos a esa mujer trabajadora e independiente que tiene que dejar el rural atrás para poder triunfar como fotógrafa. Pero también nos encontraremos con otras Ramonas que representan a la perfección su rol, y así tenemos: una madre, una abuela, esa mejor amiga desde la infancia, y hasta una concejal que jugará un papel muy destacado en el devenir de nuestra protagonista.

Recomiendo esta novela porque de verdad pienso que Cabaleiro ha creado una de esas historias que atrapan al lector desde el principio hasta el final, y que te hacen comprender a sus personajes, en otras palabras que puedes vivir la novela en primera persona. Además los temas aquí tratados reflejan una realidad muy presente en Galicia con la que muchas personas pueden sentirse identificadas. Y para finalizar me gustaría compartir una cita de la autora, que se puede aplicar perfectamente a este libro “A arte é para todos.”.

Mis mejores libros de 2019

El pasado año, 2019, fue un año plagado de grandes lecturas, pero especialmente de descubrimientos de nuevas voces narrativas que se traducen en nuevos autores a los que quiero seguirles la pista, y obras que desde ahora en adelante puedo considerar entre mis favoritas. En otras palabras, 2019 ha sido un gran año a nivel de lecturas, unas lecturas en la que por primera vez los escritores nacionales (tanto los que escriben en castellano como los que lo hacen en gallego) han superado tanto a los ingleses como a los estadounidenses, y en donde nuevamente vuelven a aparecen más nombres en femenino que en masculino.

Teniendo todo esto en cuenta me gustaría empezar este repaso anual con la narrativa, la que sigue ocupando gran cantidad de mis lecturas, ya sea en su forma más breve en forma de cuentos, o en la forma de novela. Pero he de confesar que este año la poesía se le ha acercado bastante, y espero que en el futuro aún se pueda equiparar más aún. También decir que en 2019 ha habido espacio para cómics, no-ficción, y un poco de teatro.

Narrativa:

Relatos:

Sin duda alguna “Todo es posible” de Elizabeth Strout es una de las mejores colecciones de relatos que he leído este año, esta forma de narrar diversas historias de forma interconectada hace que el lector tenga acceso a más detalles relacionados con la historia; y sin duda esta esa la fórmula más adecuada para contarnos la vida de los habitantes de Amgash, el pueblo en donde se había criado la protagonista de “Me llamo Lucy Barton” (publicada en 2016).

Mención especial para “Sherlock Holmes: Las mejores aventuras”, una colección de varias historias del genial detective creado por Arthur Conan Doyle, y que a día de hoy aún sigue fascinando a nuevos lectores. Tras tener varios años abandonado en mis estanterías este libro, en 2019 decidí saldar mi deuda con el genial escritor inglés; y el resultado no podría haber sido mejor. Las historias aquí reunidas son todas autoconclusivas, y algunas de ellas son tan populares que fueron adaptadas en varios episodios de la más reciente serie de la BBC.

Para terminar citar un par de relatos sueltos que también se merecen una mención,l son “El tigre” de Joël Dicker y “Mary Ventura y el noveno reino” de Sylvia Plath, lecturas perfectas para pasar una tarde de domingo.

Novelas:

Empezando con mi mejor lectura del 2019, “Guerra y paz” de Leo Tolstoy. Es realmente complicado poner en palabras todos los sentimientos que uno experimenta cuando está leyendo esta obra, que según el propio autor no podría decirse que es una novela. Lo que más me ha gustado de esta obra son los temas que trata: desde las guerras napoleónicas o la influencia de los padres en la decisiones de los hijos, sin olvidar esa sublime maestría para la narración que tenía el escritor ruso, o los personajes que parecen cobrar vida propia. En definitiva uno de esos libros que de verdad merecen la pena.

Otro libro que merece mucho la pena es “Milkman” de Anna Burns, con esta novela la escritora norirlandesa nos traslada a un tiempo pasado, en donde un clima de terror y pánico inundaba las calles de Belfast (ciudad en la que se ambienta la novela). Y en estas calles nos encontramos con nuestra protagonista quien parece vivir ajena al conflicto, hasta que en su vida se cruza milkman y empieza acosarla. Esta novela se centra en cómo las opiniones de los demás, las habladurías y su papel en la sociedad y como estas terminan distorsionando la realidad.

Una novela realmente cautivadora es la de “El Jilguero” de Donna Tartt. En esta novela galardonada con el Premio Pulitzer seguimos la vida de Theodore Decker desde los comienzos de la adolescencia hasta la madurez. La de Decker es una vida marcada por su suceso trágico, el sentimiento de desarraigo, una obsesión, y un secreto inconfesable. Y la historia de Tartt es una de esas que atrapa al lector desde el principio hasta el final.

Y finalmente tres novelas que personalmente recomendaría leer el mismo mes, ya que se trata de tres obras de tres escritores de la misma generación, los tres británicos y en la que podemos encontrar temas similares. Este grupo de obras serían “El sentido de un final” de Julian Barnes, “Expiación” de Ian McEwan y “Los restos del día” de Kazuo Ishiguro; todas ellas grandes novelas que han sido llevadas al cine y que también han sido premiadas por la gran calidad de su prosa.

Poesía:

Con al menos un poemario leído durante los doce meses del año he decidido que lo más apropiado es seleccionar seis títulos que reflejen este año lector, un año en el que nuevamente las poetas gallegas vuelven a ser mayoría, y en el que no podía faltar Yolanda Castaño. Al igual que no podía faltar Emily Brontë y el libro que recopila todos sus poemas, una lectura muy recomendable.

Y me gustaría empezar con “O xiro” de Noelia Gómez, joven poeta de Rianxo y ganadora del Premio de Poesía Gonzalo López Abente. Un libro que según la propia autora nace del sentimiento de pérdida entendido como parte de la vida, y la responsable de ese movimiento giratorio.

Tampoco podía faltar Federico García Lorca, el poeta granadino es tal vez el mayor exponente de la poesía en España, y uno de esos imprescindibles que no pueden faltar en ninguna biblioteca. En 2019 he leído “Poema del Cante Jondo” y “Romancero gitano”, pero estoy seguro de que no será lo último que lea de este fantástico escritor.

Otro de esos nombres de los que quiero seguir leyendo más poemas en el futuro es el de la poeta santiaguesa María do Cebreiro, y esta es una idea que nace tras haber leído “Non son de aquí”, un libro de poemas que realmente guarda entre sus páginas algunos de los mejores poemas que he leído este año.

Pero sin ninguna duda el libro que más me ha impactado y emocionado este año ha sido “Joana” del catalán y reciente galardonado Premio Miguel de Cervantes, Joan Margarit; este es un libro en que Margarit le rinde tributo a su hija fallecida de una forma muy hermosa y profunda.

Dun lago escuro” de Marta Dacosta también ha sido otro de esos agradables descubrimientos que me deja el 2019, el nombre de la autora me sonaba mucho y es comprensible con una trayectoria de más de treinta años, pero nunca había tenido la oportunidad de acercarme a su obra, hacerlo ha sido un gran acierto.

Y para finalizar lo hago con “La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida” de Elvira Sastre, un libro que me dejó la sensación de que esta era la cima de Sastre como poeta, y tras haber leído todos sus poemarios puedo decir que es difícil encontrar un libro firmado por la segoviana que me haya gustado más.

Teatro, No-ficción y cómics:

Y no se me ocurre mejor forma para finalizar esta entrada que señalando cuáles han sido mis mejores lecturas en lo referente al género dramático, al de la no ficción y al de la novela gráfica.

  • Empezando con “El rey Lear” de William Shakespeare, una de esas obras emblemáticas que genera bastante respeto, pero es un respeto que es proporcional a la satisfacción que provoca en el lector que decide acercarse a sus páginas.
  • Silencio administrativo” de Sara Mesa, un ensayo de esos que hacen falta para entender la sociedad en la que vivimos, un pequeño libro acerca de la aporofobia (el rechazo al pobre) que es muy necesario.
  • The fade out” trabajo firmado por Ed Brubaker (guionista), Sean Phillips (dibujante) y Elizabeth Breitweiser (colorista), que nos cuenta una historia con tintes de suspense y ambientada en los tiempos de la caza de brujas en Hollywood.

Esto ha sido todo por mi parte, un 2019 que ha sido generoso en cuanto a buenas lecturas, y al que le estoy agradecido por haberme permitido descubrir tantos nuevos autores y autoras (24 nuevos autores, de un total de 47 leídos). Esperemos poder disfrutando de los libros en este 2020!!

 

Cuatro libros para un puente

poesía-galega.jpg

Hoy me gustaría escribir sobre cuatro poemarios que he estado leyendo durante este puente de finales de Octubre, se trata de cuatro obras de cuatro poetas gallegas: que incluye una selección de tres autoras que ya conocía, y otra de la que no había leído nada hasta la fecha. También me gustaría mencionar que algunas de estas escritoras han publicado no sólo en Gallego sino que también lo han hecho en Castellano.

  • El primer libro del que me gustaría hablar lleva por título “Dun lago escuro” (2014) y lo firma Marta Dacosta. Está es mi primera aproximación a la obra de la viguesa y la verdad es que ha sido una agradable sorpresa. Dacosta es un poeta contemporánea que ha publicado tanto ensayo como poesía, y es en su desempeño como poeta en lo que destaca con un total de once publicaciones desde 1993 hasta la actualidad. Teniendo todo esto en cuenta ya he seleccionado un par de títulos para el futuro “As amantes de Hamlet” (2003) y “Setembro” (1998). Y para terminar reseñar que sus obras han sido publicadas tanto en Galaxia como en Xerais las dos grandes editoriales gallegas.
  • Ahora me gustaría mencionar a Mª do Carme Kruckenberg, una escritora de la que he leído varias obras y que nunca me ha decepcionado. A pesar de que Mª do Carme publicó su primera obra en el año 1956, y continuó con una producción esporádica durante las siguientes décadas, no fue hasta finales de los noventa y ya cumplidos los setenta años que empezaron a publicar varios de los poemarios más celebrados. Personalmente no puedo hablar de su evolución creativa a lo largo de su carrera, pero sí que me gustaría recomendar sus obras publicadas en los años 2000, y obviamente también esta “A voz da auga” (2010) que es una obra que está dividida en cuatro parte, y cada parte corresponde a cada una de las estaciones del año. De esta autora tengo anotadas dos obras “Jazz espido” y “Poemas sen resposta” ambas publicadas en 1999.
  • Otro de esos nombres de largo recorrido en la literatura galega es Luz Pozo Garza, y es que he publicado un total de veinte libros de poesía (cinco de ellos en español), y además ha colaborado en un gran número de antologías y obras colectivas. De Pozo Garza he leído cuatro obras tres de ellas en 2017, y una este pasado fin de semana; y tengo que decir que a pesar de que soy consciente de que ya he leído el que consideró su mejor poemario, siempre es una alegría encontrarse con una escritora que escribe tan bien y siempre mantiene un estilo reconocible que hace que el lector se sienta en un ambiente reconocible. Según palabras de la propia autora este “Pazo de Tor” (2018) es un libro en el que están presentes sus raíces, y donde destaca la figura de su madre. Teniendo en cuenta la importancia de esos entornos familiares me gustaría poder leer su obra “Ribadeo, Ribadeo”, localidad en la que nació Pozo Garza.
  • Y para terminar me he dejado el poemario que más me ha gustado de entre los cuatro que he leído en estos días, este poemario viene firmado por la santiaguesa María do Cebreiro y lleva por nombre “Non son de aquí” (2008). Me parece que este es uno de esos libros de poesía que uno tiene que leer desde el principio hasta el final, y demás ir dejando post-its en esos poemas que uno sabe que releerá en el futuro. Comentar que este libro ha sido una gran forma de reencontrarme con una escritora que no me había terminado de convencer en mi primer acercamiento a su obra, pero espero poder seguir leyendo más obras de esta autora que este año ha publicado “A herba de namorar” libro que repasa sus veinte años de carrera.
    MartaDacosta

      “Insiste” – Marta Dacosta

Hablando de Yolanda Castaño

20180508_200546.jpg

Esta es una entrada que tenía pensada hacer desde Enero, pues tras finalizar 2017 sólo tenía pendientes de finalizar dos de sus ocho poemarios; y tras haber disfrutado mucho de sus producción literaria, era de esperar que más pronto que tarde llegaría ese día en el que pudiera decir que había leído toda su obra.

Ese día por fin llegó, para ser más específicos fue a principios de esta semana caudno terminé de leer “Libro de la Egoísta” y “Profundidade de Campo”, y como de costumbre me encontré con dos libros de poesía que de verdad que merecen mucho la pena, en ellos nos sumergimos en ese estilo tan particular de Castaño en el que mezcla tanto la sutil sugerencia con la poderosa imagen visual de las palabras.

Hablando sobre estos dos poemarios que aún tenía pendientes, tengo que decir que en líneas generales los dos me han encantado, pero de los dos ha sido “Profundidade de Campo” el que más me ha gustado, tanto por los temas tratados (El de la Identidad y el de la Belleza) como por la forma de los diferentes poemas que integran este poemario que fue premiado con el premio de poesía de la editorial Espiral Maior.

Yolanda Castaño es poesía reivindicativa, poesía intimista, poesía actual, pero sobretodo es poesía Galega, y esto es algo que me encanta de esta autora que abraza sus raíces y es, además, una gran comprometida con la dinamización cultural, como bien refleja su inmensa labor a la hora de promover intercambios con poetas de otras esquinas del mundo, para dar a conocer la realidad de Galicia.

De su obra merecen destacarse: “Elevar as pálpebras” 1995, Premio Fermín Bouza Brey; “Delicia” 1998, “Vivimos no ciclo das Erofanías” Premio de la Crítica española; “Edénica” 2000; “O libro da egoísta” que cuenta con edición bilingüe galego-castelán desde 2006 y publicada en Visor; “Profundidade de campo” 2007, XV Premio Espiral Maior de Poesía; “Erofanía” 2009; y “A segunda lingua” que a día de hoy sigue siendo su última publicación poética.

Y como no podía ser de otra manera, para concluir esta entrada dejo unos cuantos poemas de Castaño que a mi parecer, es leyéndolos cuando de verdad nos acercamos a su obra.

 

 

Planes lectores para la primavera

20180327_234423

Para hoy tengo una entrada muy especial, y no sólo por el hecho de la alegría de compartir mis planes lectores para los próximos meses de primavera, sino que además con esta entrada alcanzo el simbólico número de las cien entradas publicadas en este blog.

Así que sin más dilación empecemos con los libros que estoy actualmente leyendo y me gustaría poder finalizar antes de que termine el mes de Abril. Este es un objetivo bastante razonable, pues uno de estos dos libros es Nocturnos del escritor Kazuo Ishiguro, y el otro es La luz que no puedes ver una novela de Anthony Doerr.

Nocturnos está compuesto por cinco historias cortas que tienen como hilo conductor la música. He de confesar que a pesar de no haber leído nada de este autor inglés de origen japonés, me he quedado gratamente sorprendido con la primera historia de este libro “El Cantante melódico”, y no sólo por su exquisita prosa sino por los temas tratados. Espero poder leer alguna de sus novelas en un futuro no muy lejano.

En lo referente a La luz que no puedes ver me gustaría decir dos cosas, la primera es que me parece que es un libro muy accesible, especialmente teniendo en cuenta que trata el tema de la invasión Francesa por parte de los Alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, este es un libro que pueden leer tanto los jóvenes como personas más adultas; y también decir que me está gustando mucho el poder encontrar estos dos puntos de vista en una historia tan peculiar es como esta.

Otros libros que me gustaría leer en los próximos meses son:

Empezando por el teatro y la poesía, pues recientemente hemos celebrado tanto el Día Mundial del Teatro (27 de marzo) como el Día Mundial de la poesía (21 de Marzo). Además se da la casualidad de que la semana pasada descubrí a la joven poeta segoviana Elvira Sastre, y he pensado que la mejor forma de acercarse a su obra sería haciéndolo a través de sus poemas, el poemario que he seleccionado lleva por título “Ya Nadie Baila”.

Otro de mis objetivos es el de leer toda la obra de Yolanda Castaño, así que seguramente será durante estos meses de abril o mayo que me decida a leer “Libro de la egoísta” y “Profundidad de campo”, estos son los dos poemarios que aún tengo pendientes de la santiaguesa. Al igual que tengo pendiente El Rey Lear del dramaturgo inglés William Shakespeare.

En lo referente a la narrativa, son tres los títulos que más han llamado mi atención últimamente, estos son tres libros que tengo aparcados en mis estanterías esperando turno a ser leídos.

El primero de ellos es Nora Webster de Colm Tóibín, de este autor irlandés tengo que decir que hace ya un par de años que lo descubrí gracias a su novela Brooklyn, y desde entonces lo he tenido muy presente entre mi lista de escritores a descubrir más en profundidad.

Mientras que el segundo es un libro muy popular de un escritor que es muy querido y respetado, estoy hablando de Cien años de Soledad, del ganador del Premio Nobel en 1982 Gabriel García Márquez, y sobre esta obra de arte sólo voy a decir que tengo la sensación de que me va a ser una muy buena lectura para mí.

Y la tercera novela que me gustaría finalizar en el próximo trimestre es Cold Comfort Farm, traducido al español como “La hija de Robert Poste”, de la inglesa Stella Gibbons, autora que está considerada como una de las mejores escritoras cómicas de todos los tiempos, este sería mi segundo Gibbons ya que en 2017 leí su segunda novela Basset.

Bueno esto ha sido todo por mi parte, intentaré mantenerme dentro de mis planes, y además finalizar algún que otro audiolibro como por ejemplo el de “El Profesor” de Charlotte Brontë, el cual empecé el pasado domingo y aún no he terminado.

Winter Reading Wrap Up

No habiendo leído mucho en cantidad, sí que me atrevería a decir que si en lo referente a calidad, y definitivamente en variedad; se me antoja especialmente importante ordenar por categorías mis lecturas del pasado invierno que recientemente hemos dado por finalizado, y así de esta forma crear una pequeña instantánea que me permita ubicar cada una de mis lecturas en una forma más justa y equitativa, pues en verdad que he disfrutado bastante de cada una de ellas.

Narrativa nacional:

Empezamos con las narrativa nacional, algo que tal vez en el pasado había dejado un poco desatendido, principalmente por mi falta de conocimientos sobre el actual panorama literario aquí en España; algo que me he propuesto cambiar en este año 2018. Aquí tengo que citar tres títulos, todos ellos muy recomendables de dos autoras bastante concordias que tiene en común que tanto la una como la otra han ganado o quedado finalista del Premio Herralde de Novela, me refiero a Marta Sanz y Sara Mesa. De Marta Sanz he leído una de sus últimas publicaciones, Clavícula, y tengo que decir que en general me ha gustado bastante y me parece que su estructura es muy innovadora y los temas que trata son temas interesantes de los que se puede reflexionar durante horas. Mientras que de Sara Mesa he leído su archifamosa novela Cicatriz, y su colección de cuentos titulada Mala letra, las dos obras me engancharon de principio a fin, y tengo que decir que me gustaría seguir leyendo más cosas de esta autora andaluza.

Novela internacional:

Aquí he de confesar que es donde he sufrido el mayor bajón, y es que sólo he finalizado una novela escrita por un escritor británico en lo que llevamos de 2018, pero la verdad es que es una novela que merece la pena comentar en profundidad. Esta novela es Ámsterdam de Ian McEwan, uno de esos títulos que tenía pendiente para este año, año en el que estoy seguro que McEwan va a estar muy presente porque estrena una nueva película “On Chesil Beach” y publicará un nuevo libro “My Purple Scented Novel”. Sobre Amsterdam decir que es una novela que a pesar de su breve extensión, si no recuerdo mal sobre doscientas páginas, es una historia muy completa en la que se mezclan los temas de cómo afrontar el paso del tiempo, el fracaso laboral y social, la ética periodística, y la eutanasia, todo ello muy bien narrado de la mano de uno de los mejores escritores de su generación.

Teatro y poesía:

Obviamente no podía faltar en este resumen un poemario de algún autor Gallego, y en esta ocasión este honor recae sobre Paco Barreiro y su primer poemario titulado “Beixos de lingua”, aunque no conozco mucho la trayectoria profesional de Barreiro, me parece que es un conocido músico y compositor, y esto es algo que está muy presente en sus poemas, pues en cada uno de ellos percibimos esa melodía musical que ya de por sí tienen la mayoría de las palabras de la lengua Gallega, rítmica y musicalidad para disfrutar de la poesía de autor.

En lo referente al teatro he tirado de uno de los clásicos, una apuesta segura como es Shakespeare y su “Sueño de una noche de verano”, lectura que acompañe con esta extraordinaria representación a cargo de los alumnos de la Real Escuela Superior de Arte Dramático, una experiencia muy recomendable aun a pesar de verlo a atreves de la pantalla.

Audiolibros:

Empezando por una de esas historias que todo el mundo debería de conocer, y disfrutar; ya que además de su interés lúdico, es una de esas historias de la cual se pueden aprender varias lecciones sobre la vida. Estoy hablando de Animal Farm del británico George Orwell, una historia que nos enseña valores en favor de los animales y en contra de los totalitarismos. Este audiolibro está narrado por el siempre genial actor inglés Bill Nighy, un aliciente más para disfrutar de este audiolibro que en poco más de una hora nos llevara a cuestionarnos todas nuestras creencias.

Otro audiolibro accesible para escuchar mientras se disfruta de un buen paseo sería el de Daisy Miller, del autor neoyorquino Henry James, todo un clásico perfecto para esas pocas tardes soleadas que pudimos disfrutar el pasado mes de febrero y que en estos meses de duro invierno nos invita a reflexionar sobre esa vida que por desgracia no podemos vivir. Una historia de amor con final trágico que sintetiza en una pequeña novella esa elevada prosa de James.

Y para finalizar dos historias cortas narradas por sus autores (Zadie Smith y Ian McEwan) en el Podscat (The author’s voice) del New Yorker. He de decir que fue gracias a este periódico que me anime a darle una oportunidad a McEwan, y es que gracias a The authors voice uno puede descubrir una gran variedad de diferentes escritores.

Bueno esto ha sido todo, en definitiva buenas lecturas, y varias horas disfrutando de la compañía de buenos libros que de verdad os recomiendo a todos y todas.

Autumn Reading Wrap Up

Ahora que ya hemos pasado el primer día de este invierno me parece que es una gran ocasión para echar la vista atrás y repasar todos esos títulos que tanto he disfrutado en el pasado otoño; ciertamente esta ha sido un otoño plagado de grandes libros, especialmente el pasado mes de octubre y también estas últimas semanas del año.

El primer libro del que me gustaría hablar es How to be Both de Ali Smith, ya que fue un libro que realmente me encanto y con el que disfrute mucho, tanto leyéndolo como después de finalizarlo y reviviendo algunos pasajes días más tarde. Este un libro que se queda contigo y que te enseña sin proponérselo algunas lecciones de la vida. Tal vez el estilo de Smith sea un poco fuera de lo convencional, pero merece la pena acercarse a la obra de la escocesa.

También ha habido algo de las hermanas Brontë y es que el otoño es la estación que mejor se adapta a ese estilo tan inconfundible que estas tres hermanas escritoras tenían. Yo me decanté por una novel de la más pequeña de las hermanas, Anne, y por un poemario de Emily. El resultado obviamente fue todo uno acierto ya que tanto los poemas como esa pequeña novelita titulada “Agnes Grey” superaron mis expectativas.

Pero si hablamos de un libro que ha superado mis expectativas durante esta pasado otoño, o mejor dicho en este 2017, ese honor ha de recaer en un libro que era todo un desconocido para mí y del cual ahora sólo puedo decir cosas buenas, me refiero a “El velo alzado” de George Eliot, una lectura muy recomendable y perfecta tanto para una tarde de lluvia otoñal como de frio invernal.

Aunque en menos cantidad también ha habido algunos poemarios que me gustaría compartir y recomendar. Empezando por un libro que recopila antiguos poemas y canciones de la leyenda del country Johhny Cash. Además también me gustaría dedicarle unas palabras a “Rosa Tántrica” la última publicación de Luz Pozo Garza, hay que recordar que esta poeta y miembro de la Real Academia das Letras Galegas ya ha superado los noventa años de edad, así que tiene mucho mérito el poder seguir disfrutando de su creación literaria. Y por último un pequeño poema que me encontré en la biblioteca local y que tras leer la primera página me cautivo de tal manera que no pude dejarlo hasta haberlo finalizado, el titulo de ese poemario es “Para iso está o futuro” de David Otero con ilustraciones de Manuel Fragoso.

Lo último que he leído, bueno mejor dicho, el ultimo audiolibro que he escuchado este año, ha sido una narración muy emotiva de la carta que en “De Profundis” le dedicaba Oscar Wilde a su amante Bosie; y me gustaría aprovechar la oportunidad para recomendarselo a todas las personas que tengan conocimientos en inglés ya que la narración de Neil Bartlett es absolutamente genial.

Bueno esto es todo, y espero que este invierno que recientemente hemos empezado nos traiga no sólo buenas lecturas sino que también muy buenos momentos para recordar cuando llegue el tan ansiado equinoccio primaveral; y no me refiero a ganar la lotería.

 

Introducción a la poesía (2ª Parte)

Para esta segunda entrega de introducción a la poesía he decidido hacer una entrada a modo de resumen de todos los poemarios y recopilaciones de poemas que he leído últimamente. Como de costumbre he seguido disfrutando de los talentosos escritores gallegos, y además en esta ocasión me he animado a leer una colección de poemas de una autora uruguaya y también un par de nombres propios del panorama nacional.

Lo primero que he leído en estos últimos meses fueron dos de las grandes figuras de la poesía Galega como son Ramón Cabanillas y Luz Pozo Garza, dos autores que todo el mundo debería de leer. Del primero leí una de sus obras más conocidad “Na noite estrelecida” y a decir verdad me encantó. De Pozo Garza leí dos poemarios: “Códice Calixtino” y “As arpas de Iwerddon”, este último fue una grata experiencia que al leerlo te transporta directamente hasta las tierras de esa preciosa isla llamada Irlanda.

También he tenido tiempo para seguir descubriendo más la figura poética de Yolanda Castaño, de la cual ya puedo decir que es una de mis poetas favoritas. Yo no sé cómo explicarlo, pero cada vez que leo algo de Castaño termina encantándome. Tres buenas recomendaciones sobre esta autora compostelana serían: “A segunda lingua”, “Erofanía” y “Edénica”.

Recomendaciones de otros poetas y poetisas gallegos serían: “Camarada” de Begoña Díaz Sanz y “Ollos de ambar” de Martín Veiga. Estas fueron dos lecturas que a pesar de que no me gustaron tanto como las anteriormente mencionadas, me parece que también se merece una mención.

Como decía anteriormente, también he “viajado” hasta el continente Americano (más concretamente hasta Uruguay) con una selección de “Poemas escogidos” de Sara de Ibañez, y la verdad es que este tipo de colecciones son una gran forma de tener un primer contacto con un autor que nos es desconocido. En un futuro no muy lejano me gustaría seguir descubriendo otros autores de diferentes partes del mundo.

Finalmente, una mención a dos escritores españoles que no necesitan presentación como son Gloria Fuertes y Juan Ramón Jimenez. La semana pasada leí una compilación de Gloria Fuertes titulada “Me crece la barba” que me ha encantado y que me gustaría recomendar a todo el mundo, y otro título que también disfrute mucho fue “Elegias” de Juan Ramón Jimenez.

Para despedirme una muestra de un poema de Yolanda Castaño:

20170710_204558