Todos los jugones sonríen igual

Ciertamente no se me ocurre mejor forma para empezar esta entrada sobre los diecinueve años de Luka Dončić que haciéndolo con esta frase del grandísimo Andrés Montes, frase que en cierta forma sirve para resumir la que ha sido una corta pero intensa carrera jugando al más alto nivel tanto con la selección eslovena como con el Real Madrid.

Cuando uno ve a Luka Dončić jugar al baloncesto, hay tres cosas que se nos vienen a la cabeza, la primera es esa concentración y anticipación de las jugadas, la segunda es el hecho de ser capaz de liderar a un equipo a pesar de que aún es un adolescente, y la tercera es que nunca pierde esa sonrisa que como bien dice el título de esta entrada comparte con todos aquellos que hacen de este juego un espectáculo.

Es cierto que mucho se ha hablado, comentado y escrito sobre el Genio de Ljubljana, especialmente desde que hace tres años debutaba con el primer equipo del Real Madrid, pero es que su progresión ha sido meteórica y dando pasos agigantados hasta convertirse en el mejor jugador de la Euroliga como demuestra su MVP del mes de Octubre o su datos de valoración por partido en la que acumula un total de 6 entradas, destacando una valoración máxima de 41 puntos.

No es de extrañar que al bueno de Luka se le conozca popularmente por el sobrenombre de Wonderboy, y es que las cosas que hace con la pelota en las manos nos hacen compararlo con los más grandes jugadores del pasado. Teniendo en cuenta que Dončić puede prácticamente jugar en casi todas las posiciones, hemos de decir que en las que mejor rinde y puede explotar sus virtudes son las de base-escolta (Point o shooting Guard) o la de alero (Small forward), y es por ellos que no es de extrañar que aparezcan las odiosas comparaciones con jugadores de la talla de Toni Kukoč (3 veces campeón de la NBA en los Bulls de Jordan) o Dražen Petrović (jugador que curiosamente también fue un genio adelantado a su época y que también jugó en Real Madrid).

Dončić es un jugador que llegó muy joven a Madrid, con doce años fue invitado por el club para participar en la minicopa y tras su exhibición su familia decidió que no había un lugar mejor para que Luka pudiera perseguir su sueño de convertirse en un jugador profesional. Ahora seis años después de todo aquello las expectativas lo sitúan para ocupar el primer puesto del próximo Draft de la NBA, algo que seguramente logrará ya que estamos ante uno los mejores jugadores de su generación y con una proyección que no conoce límites.

Su palmarés parece más bien parece el de un jugador veterano que está pensado en retirarse que el de un jugador que apenas  ha jugado tres años a nivel profesional. Destacando especialmente esa medalla de oro en el Eurobasket del año pasado con una selección, la eslovena, que ni mucho menos podría considerarse entre las 5 favoritas para alzarse con el trofeo continental, pero un superlativo Dončić fue capaz de llevar a su país hasta una final en la que su participación se vio comprometida por una lesión sufrida en el discurso de la misma. Con el Real Madrid conquistó los títulos de la Liga Endesa y la Copa del Rey en dos ocasiones, mientras que a nivel de Euroliga fue nombrado como la EuroLeague Rising Star del 2017.

Aquí dejo cinco vídeos breves de los mejores momentos de Luka Dončić.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s