Reseña: Y eran una sola sombra de Isabel-Cristina Arenas Sepúlveda

Más información en la web de Candaya.

Muchas veces cuando estamos buscando nuestra próxima lectura entre los muchos libros interesantes que queremos leer nos encontramos con libros que nos llaman la atención por su historia, que conectan con nosotros sólo con leer unas pocas líneas de la información que sale en la contraportada; pero otras veces ese libro conecta contigo de otra forma distinta, y esto fue lo que me llevó a acercarme a este libro de Isabel-Cristina Arenas Sepúlveda que se titula “Y eran una sola sombra” y que podéis encontrar publicado por la editorial Candaya.

Este es un libro que recoge una pequeña historia familiar encuadrada dentro de un gran período de tiempo, que para algunos nos acerca a una época desconocida pero en la que encontraremos sentimientos conocidos, ya que los grandes protagonistas de esta novela , Isabel y Alfredo, son personas que no por ser extraordinarias dejan de ser normales y cercanas.

Un libro sobre la memoria y la familia, pero también sobre la pérdida de una madre y una esposa. Y como se puede apreciar este es un libro que recoge en sus páginas, y de una manera muy notable, ese aspecto más centrado en las relaciones humanas, y en primer lugar están las relaciones familiares que la autora nos trae de primera mano al central la historia en sus propios abuelos; pero lo hace sin dejar de transmitir lo que estaba ocurriendo en aquella época en Colombia, y esto es algo que también está muy presente en la novela.

Una Colombia que conocemos a través de la fábrica de tabaco y la zapatería, Calzado «El Cisne», dos lugares que son sitios de referencia durante toda la historia, el primero asociado con Isabel, mientras que la zapatería que regenta Alfredo está asociada a toda la familia, y además es un emblemático enclave en el que trascurrirán muchos acontecimientos importantes. Y como no podía de ser de otra manera estos lugares también son mencionados en uno de los pasajes más interesantes del libro, me refiero a la serie de entrevistas que la propia Isabel-Cristina Arenas Sepúlveda realizó con su abuelo entre 2000 y 2006.

Para terminar la entrada me gustaría destacar que hay muchas pequeñas historias que también se han ganado un hueco en este libro, y al hacerlo lo han enriquecido, como la de Octavio y los pájaros, la del Chucho y sus zapatos especiales, o la relación madre hija entre Isabel y Luz que es especialmente emotiva en los últimos capítulos. También señalar que el libro está repleto de testimonios fotográficos que ayudan a que la inmersión en esta historia sea aún mayor, pues de verdad se aprecia que la autora no sólo conoce sobre lo que está escribiendo sino que además quiere que el lector se sienta parte de ella. Y es por ello que quiero recomendar la lectura de este “Y eran una sola sombra” de Isabel-Cristina Arenas Sepúlveda (Candaya, abril 2022) un libro para disfrutar y reflexionar.

Anuncio publicitario

1 comentario en “Reseña: Y eran una sola sombra de Isabel-Cristina Arenas Sepúlveda

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s