Tag Archives: Yolanda Castaño

Winter Reading Wrap-Up

20190320_214612.jpg

Ahora que la primavera ya ha llegado para dar color y luz a nuestros días, me parece el momento justo para echar una mirada al pasado y repasar todas las lecturas de los últimos tres meses. Antes de empezar me gustaría comentar que este ha sido un invierno en el que a pesar del bajo número de lecturas completadas, se podría decir que ha sido bastante variado en cuanto nacionalidades y géneros narrativos, y en general he podido descubrir nuevos autores y revisitar viejos favoritos.

Poesía:

Como decía en la introducción en estos meses he tenido la oportunidad de leer a varios escritores que sé que nunca me decepcionan y que ya los cuentos entre mis favoritos, este el caso de Yolanda Castaño y Elvira Sastre, dos de los referentes de la poesía a nivel nacional.

De Yolanda Castaño leí “O Puño e a letra” un repaso a sus veinticinco años de carrera en la que la propia autora seleccionó cuarenta de sus poemas favoritos para compartirlos, no sólo con los lectores, sino que también con otros cuarenta artistas gráficos que tenían como tarea adaptar ese poema a una viñeta o ilustración, creando así el primer libro en gallego de Cómic Poetry.

De Elvira Sastre he leído “La Soledad de un cuerpo acostumbrado a la herido”, y tengo que confesar que este poemario es probablemente mi obra favorita de todas las que he leído de la Segoviana. Este es uno de esos libros en los que uno va a encontrar pedacitos de su autora, pero en los que también verá reflejos de uno mismo, y en definitiva una lectura muy recomendable para entender todo el fenómeno de Elvira Sastre.

Finalmente he leído uno de esos grandes nombres de las letras españolas, uno que tenía bastante abandonado, me refiero a Federico García Lorca, el famoso escritor granadino que también destacó en el género dramático con varias obras de teatro que ya tengo apuntadas en mi lista de pendientes. Sin embargo ahora me gustaría hablar sobre un libro que recoge dos de sus obras más populares como son “Poema del cante jondo” y “Romancero gitano”, dos poemarios que me gustaron mucho, y de los que podemos decir que son una gran forma de adentrarse en la obra de este poeta universal.

Narrativa:

La narrativa ha estado dominada por los relatos, y de hecho casi la mitad de mis lecturas han sido cuentos o historias cortas, pero también ha habido tiempo para leer una novela que se encuentra entre los libros favoritos de todos los nacidos en la década de los noventa.

La novela en cuestión es “Harry Potter y el prisionero de Azkaban”, la tercera entrega de la popular saga creada por J.K. Rowling, y que llevaba desde 2002 en casa esperando a ser leída. En efecto, tengo que confesar que yo también soy uno de esos adultos, arrepentidos, que están leyendo la saga de Harry Potter cuando debería haberlo leído hace años, pero de verdad que con libros como este se hace cierto eso de que “nunca es demasiado tarde”.

Otro libro que parecía que llevaba siglos en mis estanterías era “Sherlock Holmes: Las Mejores Aventuras”, un libro de relatos que recoge varias de las historias más conocidas del detective e investigador londinense, y en la que aparecen varios casos que sirvieron para cimentar la fama de Arthur Conan Doyle. Este es un libro que empecé a leer en el año 2013 y que con los años fue quedando en el olvido, hasta que un buen día decidí que tenía que darle una nueva oportunidad y terminarlo de una vez por todas. Mi veredicto es que estamos ante un buen libro, pero que es recomendable leerlo con moderación.

Otros relatos que me gustaría comentar son: “A esencia da Cidade” de la escritora gallega María Reimóndez que trata sobre el tema de la violencia de genero en las primeras relaciones; por momentos difícil de leer, pero necesario en estos tiempos. “El ruletista” del escritor rumano Mircea Cărtărescu, este es mi primer acercamiento al famoso escritor rumano, y tengo que decir que ya me he apuntado el título de varias de sus obras para leer en un futuro porque de verdad pienso que Cărtărescu tiene una forma de contar las cosas que no sólo nos atrae por su belleza sino que también por lo que cuenta. Para terminar he elegido “Sonny’s Blues” que es un relato del estadounidense James Baldwin, y para mí este ha sido otro de eso grandes descubrimientos de este 2019; esta es una historia sobre dos hermanos, en la que descubrimos un escritor capaz de describir a la perfección no sólo aquellos ambientes musicales de la época, sino que también los deseos y frustraciones de la gente joven afroamericana en la década de los cincuenta.

Novela gráfica:

Teniendo en cuenta que siempre me gusta que mis lecturas sean lo más variadas posibles, es por ello que de vez en cuando le abro la puerta tanto a cómics como a la lectura de obras de teatro; en esta ocasión además he aprovechado esta oportunidad para volver a encontrarme con una pareja de escritor y dibujante que ya conocía y apreciaba, ellos son Ed Brubaker y Sean Phillips, creadores de “Fatale” y “Criminal”.

Pero la obra de la que me gustaría hablar hoy no es una de esas dos grandes sagas que les dieron la fama, sino que se trata de uno de sus últimos proyectos y que lleva por nombre “The fade out”, en el que se nos cuenta un asesinato que tiene como protagonista a una actriz del Hollywood de los años cincuenta, y que sirve a Brubaker como pretexto para comentar la represión que sufrieron los Diez de Hollywood o la caza de brujas de Joseph McCarthy, todo ello exquisitamente ilustrado por Sean Phillips.

20190117_225314-1.jpg

 

Advertisements

15 libros para leer en 2019

20190111_191352

Aprovechando estas primeras semanas del año, he estado pensando en que libros me gustaría leer durante este nuevo año, libros que tengo por casa y que ofrecen una curiosas mezcla entre escritores favoritos y nuevos descubrimientos personales.

A pesar de que nunca he sido muy bueno a la hora de completar este tipo de “retos”, si que pienso que ahora conozco más que tipo de literatura me gusta y cuales son los libros que me interesan; teniendo esto en cuenta he pensado en hacer esta entrada citando varios libros y escritores que espero leer y disfrutar en este 2019.

Sin olvidarme de mis grandes descubrimientos en la biblioteca municipal, me temo que este año no habrá tanto lugar para la sorpresa, y es que de verdad me parece prioritario darle una oportunidad a estos libros que ya llevan un tiempo esperando para ser leídos.

Otra cosa que también quiero mencionar son esos dos “compromisos” lectores para 2019, siendo el primero de ellos este “Reto Lector 2019” del blog Deshojando Libros que propone leer un libro biográfico o de hechos reales en Agosto, y el otro sería leer “Contar es escuchar” un ensayo muy interesante sobre la lectura y los libros que he descubierto gracias a Coremi.

Me gustaría empezar esta selección con cuatro escritores británicos, de los cuales tres de ellos ya son viejos conocidos, y la otra es una escritora que me interesa bastante; además de la nacionalidad, estos cuatro escritores tienen en común el privilegio de haber ganado el prestigioso premio Booker Prize, y ellos son: Ian McEwan, Julian Barnes, Ishiguro, y Anita Brookner.

Uno de los grandes nombres del pasado 2018 fue el de Philip Roth, quien nos dejaba el pasado 22 de Mayo, un escritor admirado por muchos y del que espero poder disfrutar este año gracias a uno de sus títulos más conocidos, “Pastoral Americana”, novela que ganó el Premio Pulitzer en 1998. También ganó el Pulitzer, pero en 2014, la escritora  estadounidense Donna Tartt, y lo hizo con un libro, “El Jilguero”, que siempre he creído que me iba a encantar, y aún a día de hoy no le he dado ninguna oportunidad.

Otro de eses apartados que nunca pueden faltar son los clásicos, y este año tengo dos objetivos entre ceja y ceja, uno de ellos es terminar de leer todas las obras de las hermanas Brontë y el otro es el reencontrarme con mi escritor favorito. De las Brontë ya sólo me faltan un par de libros por leer, siendo uno de ellos un libro de poemas de Emily, además de la segunda y última novela que escribió Anne y que llevaba por titulo “La inquilina de Wildfell Hall”. Aunque no lo comento habitualmente, mi escritor favorito es Tolstói, del escritor ruso he leído “Ana Karenina” en el verano de 2015, y ahora cuatro años después me parece que es el mejor momento para volver a disfrutar de su exquisita prosa con “Guerra y Paz”, esta será una lectura de verano porque sus más de mil trescientas páginas van a  exigir una total dedicación.

Además hay varias lecturas que me gustaría hacer en inglés, para seguir estando en contacto con el idioma de Shakespeare, y con este propósito he seleccionado estos tres libros (podrían ser un par de títulos más) que incluyen una novedad “Milkman” de Anna Burns, un libro de no ficción “My Autobiography” de Alex Ferguson (empezado en Dic.), y un libro muy popular que también está en mi radar “Conversations With Friends” de Sally Rooney.

Y para terminar, un breve repaso a dos poetas nacionales que me gustan bastante, me refiero a Elvira Sastre y Yolanda Castaño. Como ya comenté en la anterior entrada, la escritora gallega, Yolanda Castaño, publicó el pasado día once de octubre “O puño e a letra”, una colección que recoge cuarenta poemas escogidos por la propia autora para celebrar sus veinticinco años de carrera literaria, y lo hace en un libro que además supone un hito para la literatura galega porque este “O puño e a letra” es el primer libro de Comic Poetry editado en este idioma.

Estas son algunas de esas lecturas que a final de año, espero poder decir que han sido muy disfrutadas, hay un poco de todo y un pequeño margen para la improvisación o para añadir alguna relectura, ¿Quién sabe?

 

2018: un año de grandes lecturas

books.jpg

Tras terminar un 2018 lleno de grandes libros y muy buenas lecturas hay un par de datos que me gustaría compartir, estos son datos referentes a esos libros y que aportan conclusiones muy interesantes, por ejemplo, estas lecturas han sido mucho más “internacionales” que en el pasado, con un total de 17 nacionalidades diferentes, además este año he leído el mismo número de libros escritos por autores que por autoras.

A pesar de que uno de mis deseos para 2018 era el de activamente leer los libros que ya tenía por casa, he de confesar que he terminado haciendo justamente todo lo contrario, y es que casi todas mis lecturas han sido nuevos descubrimientos de autores que me he ido “encontrando” en la biblioteca municipal.

Para esta entrada, siempre tan especial, he seleccionado un total de dieciocho títulos, en los que hay un poco de todo, y es debido a esto que he decidido agrupar los dieciocho títulos en cuatro grandes categorías que pueden ayudarnos a entender como ha sido este año lector.

Literatura en Gallego:

Y vamos a empezar este repaso con los escritores gallegos, o mejor dicho escritoras pues los tres nombres más destacados de este año corresponden a tres escritoras de la misma generación, me refiero a Emma Pedreira (A Coruña, 1978), Yolanda Castaño (Santiago 1977) y María Reimóndez (Lugo 1975).

De Pedreira leí “Bibliópatas e fobólogos” un libro de narrativa que reúne varios relatos y micro-relatos que giran en torno a los libros, los lectores, el lenguaje, y que podría decirse que juega con la retranca y los dobles sentidos; en definitiva un libro muy divertido para leer durante un fin de semana, y una muy buena forma de descubrir la obra de la coruñesa.

Mientras que en este año en el que Yolanda Castaño publicaba un nuevo libro, el primero de Cómic Poetry publicado en Gallego, yo aprovechaba para terminar de leer los dos poemarios que me faltaban para completar su obra poética, y de la cual me gustaría destacar el siguiente titulo, “Profundidade de campo”, uno de los mejores libros de poesía que he leído este año.

Y para terminar este bloque de literatura galega lo hacemos con la autora de la que más libros he leído este año, María Reimóndez, de quien he leído cuatro poemarios; y de entre esos cuatro me voy a quedar con el primero que leí, “Galicia en Bus” una novedad del pasado marzo que tenía muchas ganas de leer, y además me permitió conocer a una autora muy interesante.

Cuentos, poesía y teatro:

Empezando con el teatro y uno de los nombres propios de la literatura universal, Oscar Wilde, del irlandés he elido “El abanico de Lady Windermere”, una divertida obra de teatro que trata sobre las sospechas de Lady Windermere de que su marido puede estar manteniendo una relación con otra mujer, y sus disparatados intentos para descubrir si esto es real. Wilde nos deleita con unos profundos e ingeniosos diálogos sobre la naturaleza de las personas y las relaciones.

Ya nadie baila” de la poeta segoviana Elvira Sastre fue otro descubrimiento para mi, pero en esta ocasión se trata de uno que ha dejado un sabor especial, y es que Sastre no es sólo la escritora del momentos, sino que es una de esas personas que siempre tiene algo interesante que decir; este “Ya nadie baila” fue el primero de sus tres libros que he leído el año pasado, y ahora, en 2019, me gustaría completar toda su bibliografía. Además me parece que este año tiene preparada su primera novela.

En lo referente a los libros de relatos tengo tres títulos que me gustaría destacar; empezando por el más corto de los tres libros “The Missing Girl” de Shirley Jackson, esta pequeña selección de tres relatos de la escritora californiana es una perfecta carta de presentación a una autora que me ha recordado mucho a Roald Dalh, pues sus historias son muy intrigantes y siempre tienen un giro que como lector no te lo esperas.

Mientras que en “Mala letra” de Sara Mesa se abordan temas más realistas, y que tienen que ver con los sentimientos y las personas, y ciertamente la escritora andaluza lo hace de forma magistral en estos once cuentos, en los que vuelven a aparecer temas recurrentes como son la culpa o la falta de libertad.

En el caso de “Nocturnos” de Kazuo Ishiguro el hilo conductor es la música, y también como la realidad se ha cruzado ante los sueños de sus protagonistas, este es el primer acercamiento que he tenido a la obra del escritor británico, y sin ninguna duda estamos ante un libro que nos invita a repetir y leer más a Ishiguro.

Clásicos y clásicos modernos:

2018 no ha sido un año de muchos clásicos para mi, pero sí que ha habido varios buenos clásicos durante el año. Año que empecé con el audiolibro de “Animal Farm”, obra de George Orwen, y narrado de manera espléndida por el actor británico Bill Nighy. También hubo un libro clásico en el último trimestre del año, en Octubre le toco el turno a “Villette” obra de Charlotte Brontë, autora muy popular durante la época victoriana, y que se encuentra entre mis cinco escritores favoritos.

Durante el año también hubo otros libros que perfectamente podrían entrar dentro de esa definición de “clásico”, como son: “El Silmarillion” un clásico de la fantasía escrito por J. R. R. Tolkien, o “Cien años de Soledad” del premio Nobel de literatura Gabriel García Márquez, un clásico de la literatura latinoamericana. Estas dos lecturas fueron de lo más destacado de mi año lector, y es que estamos hablando de dos de esos libros que uno desearía poder volver a leer, ya sea por su historia o por la calidad de su prosa.

Ficción contemporánea:

Para terminar me gustaría hacerlo repasando esas novelas publicadas más recientemente, y que realmente supusieron un gran porcentaje de todo lo que leí en 2018, además estos son seis nuevos nombres, de cuatro escritores y dos autoras de los que me gustaría leer todos los libros que han publicado.

Los dos primeros libros de los que me gustaría hablar son “Amsterdam” de Ian McEwan, y “El ruido del tiempo” de su compatriota, Julian Barnes. A pesar de que estos libros son muy distintos, los dos tienen en común que son historias donde los personajes son muy importantes, y en este aspecto tan importante se han enfocado estos dos mastodontes de las letras inglesas, en dar vida a personajes (Clive y Vernon en “Amsterdam“, y Dmitri Shostakóvich en “El ruido del tiempo“) con los que es fácil empatizar, y que nos irán lanzando diversas preguntas durante el avance de nuestra lectura.

Algo similar ocurre con “Un hombre en la oscuridad” de Paul Auster, aunque esta es una novela más experimental en su forma, y que puede parecer poco accesible al lector en sus primeros capítulos, pero sin embargo se va convirtiendo en una novela más familiar en la que nuestro protagonista nos ira contado cosas sobre su vida.

El crimen del conde Neville” de la escritora de origen Belga, Amélie Nothomb, reinterpreta la clásica obra de Oscar Wilde “El crimen de Lord Arthur Savile“, y lo hace con ese agudo ingenio y sentido del humor que caracterizaba la obra del escritor irlandés; en definitiva este es un libro corto, pero muy divertido, que puede ser una buena recomendación para todos aquellos que no conozcan a la escritora belga.

Otro de esos libros que deberías de leer para empezar con su autor, es “Asesinos sin rostro” de Henning Mankell, y es que esta novela del genio de la novela negra nórdica es la primera entrega de la serie del inspector Wallander, además se trata de un libro que es bastante adictivo, y que aborda diferentes conflictos como puede ser: el envejecer sin compañía, las relaciones personales, la inmigración, o el abandono del mundo rural.

Y para terminar lo hacemos con el que ha sido el mejor libro del 2018, y no podía ser otro que “La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey” de Mary Ann Shaffer y Annie Barrows, una lectura de esas que te acompañaran para siempre, no sólo por la historia que encierra sus páginas, sino que además por lo bien narrada que está, y sin olvidar a sus personajes que parecen cobrar vida a medida que los vamos conociendo; no tengo mucho más que decir, pero espero que todos y todas le deis una oportunidad a este libro.

Spring Wrap Up

Spring Wrap Up

Con el inicio de cada nueva estación me gusta revisar esas lecturas que me han acompañado durante los pasados meses que ya dejamos atrás, un ejercicio de memoria que realmente ayuda a calibrar cuales han sido esas historias que me han dejado una buena impresión. Así que sin más reticencia vamos a repasar esas lecturas.

Novelas

Como siempre empezando con las novelas. Esta primavera ha estado marcada por una gran novela a la que le tenía muchas ganas, y otras tres más ligeras que he ido leyendo cada mes.

Esta gran novela, es El Silmarillion de  J. R. R. Tolkien, y en ella se nos cuenta los orígenes de la Tierra Media y todas las edades del mundo creado por el escritor Inglés. Como tengo muchas ganas de escribir una entrada sobre El Silmarillion, sólo voy añadir que lo que más me gustó fueron todas esas historias de los reinos de los Elfos, especialmente todo lo relacionado con el reino oculto de Gondolin.

Como no podía ser de otra manera en Abril leía Cascará de Nuez, mi segunda aproximación al genial escritor Ian McEwan. Con un narrador tan original como puede ser un feto nonato, sólo puedes esperar que este libro este repleto de grandes momentos, como los que nos deja el propio feto reflexionando sobre el inminente asesinato de su padre que están preparando entre su madre y su tío con el fin de heredar la cada de este. Una obra que se ha inspirado en Hamlet y en la que McEwan aprovecha los pensamientos de su narrador para expresar su opinión.

En Si Los Gatos Desaparecieran Del Mundo de Kawamura Genki nos encontramos una historia más reflexiva, y que nos ayudará a darnos cuenta que por muchas cosas que tengamos, al final siempre son más importantes las personas. En esta novela de apenas ciento setenta páginas, nos encontramos con que nuestro personaje está al borde de la muerte, pero antes lo visitará el diablo, quien le tentará con ayudarle a prolongar su tiempo en la tierra si accede a eliminar de la misma un objeto por cada día de vida extra. Al principio nuestro protagonista accede a eliminar varios objetos, pero cada objeto que va eliminado lo va acercando más a su familia, especialmente a su padre. Una historia que merece mucho la pena, y de la que todos podemos aprender algo.

Obviamente en esta primavera no podía faltar una novela de la época victoriana, y en este caso se trata de una historia muy querida, me refiero a Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll. Reconozco abiertamente que ninguna de las versiones cinematográficas me han terminado de convencer del todo. Volviendo a la historia de Carroll, he de decir que me ha encantado desde el principio hasta llegar a las últimas páginas, es divertida, entretenida, y con el recuerdo de la película parece que incluso estuviéramos avanzando más rápido en su lectura.

Teatro y Poesía

Me gustaría empezar resaltando el hecho de que durante los primeros meses de esta primavera finalicé mi reto personal de leer toda la obra poética de Yolanda Castaño, y en ello ha jugado un papel muy importante la biblioteca municipal de la ciudad en la que vivo, pues de no ser por esta institución tal vez nunca me hubiera animado a cercarme a la obra de la santiaguesa.

También gracias a la biblioteca he podido descubrir a la poeta segoviana Elvira Sastre. Y es que si fue en Abril cuando tuve la oportunidad de leer “Baluarte” y “Ya nadie baila”, a principios de este mes de Junio cayó sobre mis manos su más reciente publicación “Aquella orilla nuestra”.

En lo referente al teatro he disfrutado del ingenio de mi admirado y querido Oscar Wilde, quien probablemente sea uno de mis cinco escritores favoritos, y lo hice leyendo “El abanico de Lady Windermere”. Historia que a pesar de tener un final un tanto previsible, está llena de momentos muy graciosos y divertidos que te sacaran una sonrisa. La historia es la típica historia de una mujer, Lady Windermere, que sospecha de que su marido la engaña con otra mujer; y a pesar de que el marido de Lady Windermere se reúne varias veces con la señora Mrs Erlynne estas reuniones tienen más que ver con la propia Lady Windermere que con su marido, y hasta aquí puedo leer.

Short Stories o Cuentos

En este apartado vuelve aparece el nombre de Oscar Wilde, pues recientemente he leído “El fantasma de Canterville y otros cuentos”, y me parece que esta selección de relatos puede ser una magnifica forma de empezar a descubrir el legado literario del Irlandés, ya que en estos cuentos nos encontramos todo eso que caracteriza su prosa, y además son muy accesibles. En definitiva una selección que te dejará con más ganas de Wilde.

Algo similar me ocurrió cuando terminé de leer “Nocturnos” de Kazuo Ishiguro, una recopilación de cinco historias cortas relacionados con la música, los músicos, y en definitiva historias en las que se nos relatan la vida de estos músicos que han visto como la vida ha truncado sus expectativas y sueños. Este ha sido mi primer Ishiguro, pero ya tengo pendiente su novela “Los Restos del día“.

Audiolibros

Y para ir terminado, me gustaría dedicarle unas líneas a dos audiolibros que narran dos historias escritas por Tolkien pero que no están ambientadas en la Tierra Media, a pesar de que en ellas nos encontramos con hadas y dragones, me refiero a “El herrero de Wootton Mayor” y “Egidio, el granjero de Ham”.

Hablando de Yolanda Castaño

20180508_200546.jpg

Esta es una entrada que tenía pensada hacer desde Enero, pues tras finalizar 2017 sólo tenía pendientes de finalizar dos de sus ocho poemarios; y tras haber disfrutado mucho de sus producción literaria, era de esperar que más pronto que tarde llegaría ese día en el que pudiera decir que había leído toda su obra.

Ese día por fin llegó, para ser más específicos fue a principios de esta semana caudno terminé de leer “Libro de la Egoísta” y “Profundidade de Campo”, y como de costumbre me encontré con dos libros de poesía que de verdad que merecen mucho la pena, en ellos nos sumergimos en ese estilo tan particular de Castaño en el que mezcla tanto la sutil sugerencia con la poderosa imagen visual de las palabras.

Hablando sobre estos dos poemarios que aún tenía pendientes, tengo que decir que en líneas generales los dos me han encantado, pero de los dos ha sido “Profundidade de Campo” el que más me ha gustado, tanto por los temas tratados (El de la Identidad y el de la Belleza) como por la forma de los diferentes poemas que integran este poemario que fue premiado con el premio de poesía de la editorial Espiral Maior.

Yolanda Castaño es poesía reivindicativa, poesía intimista, poesía actual, pero sobretodo es poesía Galega, y esto es algo que me encanta de esta autora que abraza sus raíces y es, además, una gran comprometida con la dinamización cultural, como bien refleja su inmensa labor a la hora de promover intercambios con poetas de otras esquinas del mundo, para dar a conocer la realidad de Galicia.

De su obra merecen destacarse: “Elevar as pálpebras” 1995, Premio Fermín Bouza Brey; “Delicia” 1998, “Vivimos no ciclo das Erofanías” Premio de la Crítica española; “Edénica” 2000; “O libro da egoísta” que cuenta con edición bilingüe galego-castelán desde 2006 y publicada en Visor; “Profundidade de campo” 2007, XV Premio Espiral Maior de Poesía; “Erofanía” 2009; y “A segunda lingua” que a día de hoy sigue siendo su última publicación poética.

Y como no podía ser de otra manera, para concluir esta entrada dejo unos cuantos poemas de Castaño que a mi parecer, es leyéndolos cuando de verdad nos acercamos a su obra.

 

 

Mis mejores lecturas del 2017

El pasado año ha sido un año plagado de libros magníficos y grandes historias, pero también ha sido un año de descubrimientos y desafíos. En total han sido cincuenta y tres libros o lo que viene a ser lo mismo que una media aproximada de 4 libros por mes, lo cual tengo que reconocer que ha sobrepasado mis expectativas iniciales de leer treinta libros.

He intentado leer un poco de todo, y no centrarme únicamente en las novelas. Así que en 2017 hubo un poco de teatro, un par de comics, varias colecciones de relatos o cuentos, un poco de no-ficción y mucha poesía. Este ha sido el año de la poesía para mí, y es que casi la mitad de mis lecturas fueron poemarios, y de ellos la mayoría correspondían a autoras gallegas con un total de diecinueve.

También me gustaría comentar que en lo referente al número de autoras leídas el pasado año no podría estar más contento, tanto con el número 33 de 53, como con la calidad de los libros leídos; en donde destacan autoras como Yolanda Castaño, Elizabeth Gaskell, Elizabeth Strout o Sara Mesa.

Como decía anteriormente, también ha habido algún que otro desafío lector, como por ejemplo el de intentar leer en inglés y hacerlo cada vez con más constancia. Otro desafío, pero este de carácter personal, fue el de finalizar la autobiografía de Morrissey, casi tres meses para leer un libro, que tengo que decir que me ha encantado; pero con un letra más pequeña de los deseable y grandes parrafadas del genio Mancuniano no es lo que se dice literatura ligera.

Antes de comenzar con esos libros que han marcado mi 2017, me gustaría hacer unas menciones especiales a dos pequeños relatos que he escuchado narrados por dos autores tan diferentes como son: Ian McEwan y Zadie Smith, un gran descubrimiento para mí.

La Autobiografía de Morrissey

No creo que nadie se sorprenda si digo que Morrissey es uno de mis cantantes favoritos. Así que cuando Malpaso se decidió a publicar una versión traducida al castellano de esta obra decidí que quería comprarla y leerla; el precio me echó para atrás, pero justamente las navidades pasadas alguien de mi familia me regalaba un ejemplar. Ejemplar que como he dicho anteriormente tardé varios meses en leer, lo cual me sirvió para poder pasar más tiempo descubriendo ese lado más personal e íntimo de una de las mayores estrellas de la música británica de los últimos cuarenta años; un artista al que admiro y del cual antes de leer su autobiografía he de reconocer no conocía muy bien. Tenéis que entender que con Morrissey siempre hay un halo de misticismo, medias verdades y mentiras que el propio cantante ha creado para protegerse de las intromisiones de los tabloides ingleses, así que este es un libro que le recomiendo tanto a todos los fans de Morrissey como a los fans de la buena literatura.

Me llamo Lucy Barton

Mi relación con la literatura americana no es del todo buena, y durante años tengo que confesar que fue casi inexistente. Así que con buena fe y con altas expectativas decidí acercarme a un libro que podemos llamar popular o al menos que había gustado bastante, y ciertamente yo también terminé disfrutándolo, tanto que me gustaría seguir leyendo a Elizabeth Strout en el futuro.

Norte y Sur de Elizabeth Gaskell

Este fue el segundo novelón que leí en 2017, y fue todo un acierto y una gran lectura. Personajes memorables con los que es muy fácil empatizar, una historia muy bien elaborada y mejor contada, y sobre todo una lectura que te atrapará. Este era mi tercer libro de Gaskell y a pesar de que podía intuir que me iba a gustar, tengo que decir que fue aún mucho mejor de lo que me hubiera podido imaginar, en otras palabras un imprescindible y uno de esos libros que todos deberíamos de leer.

As Arpas de Iwerddon e A segunda Lingua

As Arpas de Iwerddon de Luz Pozo Garza y A segunda lingua de Yolanda Castaño son dos de los mejores poemarios que he leído en 2017, dos autoras que representa a la perfección la poesía gallega. Luz Pozo Garza una de las figuras más importantes de las letras galegas con una dilatada carrera de más de sesenta y cinco años, mientras que Castaño es una de las referentes de una poesía que podemos llamar más experimental y libre, que tras más de dos décadas desde su debut literario se ha convertido en una de las más conocidas autoras gallegas en la actualidad.

Shirley

De Shirley obra firmada por Charlotte Brontë; recuerdo haberla leído con mucho gusto, que durante aquellos días podía leer varias decenas de páginas sin ninguna dificultad, y que fue una historia en la que me sumergí completamente y como si fuera un rio de una corriente apacible, yo me deje llevar hasta llegar a lo orilla que en este caso fue un último capítulo que recuerdo a la perfección por ser justamente como yo lo hubiera escrito.

Kiss Kiss de Roald Dahl

Yo diría que esta colección de relatos es adictiva, y es que en ella se recogen varios de los relatos del escritor británico, relatos en los que Dahl reproduce esa perfecta formula en donde la intriga y la fascinación por sus peculiares personajes atrapan al lector que se verá sorprendido con un final que siempre tiene una vuelta de tuerca que pocos podríamos adivinar durante la lectura.

How to be Both de Ali Smith

How to be Both es uno de esos libros que del que a pesar de que no sabía gran cosa, estaba convencido de que me terminaría encantado, y en efecto esta novela en dos partes que firma la escocesa ha sido una de las mejores lecturas de 2017. Pensándolo bien, no recuerdo haber leído nunca nada parecido a este How to be Both y es que el estilo de Smith es único e inigualable.

La balada de la cárcel de Reading y De Profundis de Oscar Wilde

El 2017 fue el año de Oscar Wilde y es que durante el pasado año leí cinco obras del genial autor irlandés, aunque dos de ellas fueron en una escucha que realice a partir de unos video de YouTube en la que varias personalidades de la cultura británica leían la obra de Wilde, y lo hacían justamente desde el antiguo penal de Reading, está ha sido una gran experiencia que os recomiendo a todos y todas.

Cicatriz de Sara Mesa

Esta ha sido la última novela que leí en 2017, y fue una lectura que me sorprendió y me encanto. Cuando cogí prestada esta pequeña novela (185 páginas) no sabía que me esperaba, sólo recordaba haber visto a la autora andaluza en un programa de Página Dos, así que cuando encontré esta Cicatriz en mi biblioteca local, me decidí a darle una oportunidad. Este es un libro fácil de leer, es una historia de personajes atípicos, personajes que no generan simpatía, que refleja algunos de los defectos de nuestra sociedad, y que no todo lo bueno ha de ser bonito, un relato que te hará pensar y una autora a la que tenemos que seguir la pista.

Para finalizar, me gustaría (como siempre) animaros a todos y todas a que le deis una oportunidad a estos libros, y es que de verdad que merece la pena intentar salirle de la zona de confort. La próxima entrada será una con una recopilación de propósitos para este año 2018 que recientemente hemos comenzado.

The Mid-Year Book Tag

  1. Best book you’ve read so far in 2017.

Actually, the best book that I read this year it’s one of the first books that I read back in February, and it’s called The Moorland Cottage. It’s a small novella by Elizabeth Gaskell and I believe that it is really worth your time.

  1. Best sequel you’ve read so far in 2017.

I have to say that I’m not really into series, so I don’t read so many sequels or prequels.

  1. New release you haven’t read yet, but want to.

House of Name by Colm Tóibín. I read and loved Brooklyn last year, so, I’m really looking forward to read more books by this Irish author.

  1. Most anticipated release for the second half of the year.

Well, I’m not sure, but I’ve heard that Kate Morton is going to publish her sixth book in November. Despite the fact that I’ve never read any of her books, I believe that I’d like to read them all. Don’t ask me why, becuae I really don’t know.

  1. Biggest disappointment.

V for Vendetta, I started this well-known graphic novel yesterday, and I have to admit that I hated it. I have to say that it’s not an easy read because it involved a lot of violence and sexual abuse as well. I didn’t expect that and I don’t want to read about those topics, it’s so disturbing.

  1. Biggest surprise.

Bassett by Stella Gibbons, this book came to me as a Christmas gift. Bearing in mind that I didn’t know who Setlla Gibbons was and I didn’t know what to expect, I have to say that at the end it was a really good reading experience for me.

  1. Favourite new author.

Yolanda Castaño. Yolanda Castaño is a Galician poetess; who is quite popular here in Galicia, because she used to work in a TV game show that it’s pretty similar to Countdown, I believe. Besides, she has published eight poetry collections so far and some children books, as well.

  1. Newest fictional crush.

It may sound quite strange but I don’t usually have a fictional crush while reading.

  1. Newest favourite character.

It has to be Caroline from Shirley. I really like Charlotte Brontë, she writes beautifully and building amazing character is one of her many writing skills.

It’s true that you will find that Shirley it’s a strong character in this book; however, it seems to me that Caroline is a more realist character, and it’s also easy to understand her and sympathize with her. In other words, I could see myself sharing the same thoughts that Caroline has when she is dealing with certain issues.

  1. Book that made you cry.

I really don’t know. It’s true that I cried a little when I was reading Shirley by Charlotte Bronte, there is a scene when Caroline Helstone realized that Mrs. Pryor is her mother, that was quite touching. However, I can’t recall one book in particular that made me cry, maybe some situations were more difficult to handle without sheading a tear.

  1. Book that made you happy.

The Picture of Dorian Gray, you have to admit that Oscar Wilde’s style was the funniest and wittiest of all the Victorians. The interactions in this book are splendid and it’s hard not to laugh when Lord Henry speaks.

  1. Favourite book to film adaptation you saw this year.

Macbeth, this was the first book that I read in 2017, and a couple of months ago I watched an adaptation with David Tennant in it.

  1. Favourite review you’ve written / favourite video you’ve made this year.

Making reviews it is quite hard sometimes; however it gets easy if you really loved the book. So, I’ve chosen for this question, my review of My name is Lucy Barton. If you want to know why, you should check it out in this link.

  1. Most beautiful book you’ve bought so far this year (or received)

Well, I would say that this picture speaks for itself.

20170721_091837.jpg

I will be rereading this soon.

  1. What books do you need to read by the end of the year?

Let me start by saying that I don’t need to read any book. Actually, I would say that I read because I want, so the books that I want to read by the end of the year are:

  • The House at Riverton by Kate Morton
  • The Goldfinch by Donna Tartt
  • How to Be Both by Ali Smith

Introducción a la poesía (2ª Parte)

Para esta segunda entrega de introducción a la poesía he decidido hacer una entrada a modo de resumen de todos los poemarios y recopilaciones de poemas que he leído últimamente. Como de costumbre he seguido disfrutando de los talentosos escritores gallegos, y además en esta ocasión me he animado a leer una colección de poemas de una autora uruguaya y también un par de nombres propios del panorama nacional.

Lo primero que he leído en estos últimos meses fueron dos de las grandes figuras de la poesía Galega como son Ramón Cabanillas y Luz Pozo Garza, dos autores que todo el mundo debería de leer. Del primero leí una de sus obras más conocidad “Na noite estrelecida” y a decir verdad me encantó. De Pozo Garza leí dos poemarios: “Códice Calixtino” y “As arpas de Iwerddon”, este último fue una grata experiencia que al leerlo te transporta directamente hasta las tierras de esa preciosa isla llamada Irlanda.

También he tenido tiempo para seguir descubriendo más la figura poética de Yolanda Castaño, de la cual ya puedo decir que es una de mis poetas favoritas. Yo no sé cómo explicarlo, pero cada vez que leo algo de Castaño termina encantándome. Tres buenas recomendaciones sobre esta autora compostelana serían: “A segunda lingua”, “Erofanía” y “Edénica”.

Recomendaciones de otros poetas y poetisas gallegos serían: “Camarada” de Begoña Díaz Sanz y “Ollos de ambar” de Martín Veiga. Estas fueron dos lecturas que a pesar de que no me gustaron tanto como las anteriormente mencionadas, me parece que también se merece una mención.

Como decía anteriormente, también he “viajado” hasta el continente Americano (más concretamente hasta Uruguay) con una selección de “Poemas escogidos” de Sara de Ibañez, y la verdad es que este tipo de colecciones son una gran forma de tener un primer contacto con un autor que nos es desconocido. En un futuro no muy lejano me gustaría seguir descubriendo otros autores de diferentes partes del mundo.

Finalmente, una mención a dos escritores españoles que no necesitan presentación como son Gloria Fuertes y Juan Ramón Jimenez. La semana pasada leí una compilación de Gloria Fuertes titulada “Me crece la barba” que me ha encantado y que me gustaría recomendar a todo el mundo, y otro título que también disfrute mucho fue “Elegias” de Juan Ramón Jimenez.

Para despedirme una muestra de un poema de Yolanda Castaño:

20170710_204558

Spring Wrap Up

Ahora que oficialmente ya ha llegado el verano me gustaría reflexionar sobre todos esos libros que he leído durante la pasada primavera y que tanto me han gustado. Durante estos meses he intentado leer un poco de todo y esto me ha ayudado a descubrir nuevos escritores que no conocía.  Este proceso de encontrar nuevos libros ha sido posible a mis múltiples visitas a la biblioteca municipal en donde además de encontrar un gran catalogo y también puedes conocer un montón de personas que comparten ese mismo entusiasmo por los libros.

Pero siendo objetivo lo que más he leído ha sido poesía, especialmente poesía de autores gallegos y en Gallego. Este era uno de mis propósitos para este año y durante el proceso me he encontrado varios poemarios que sin duda alguna me gustaría recomendar a todo el mundo, por ejemplo: “As arpas de Iwerddon” de Luz Pozo Garza, “Na noite estrelecida” de Ramón Cabanillas, “La segunda lengua” de Yolanda Castaño y “Luz para un novo amencer” de María do Carme Kruckenberg.

Me gustaría dedicarle unas pocas líneas más a Yolanda Castaño, la famosa poeta televisiva, quien presentó durante unos años el concurso Cifras y Letras en la televisión de Galicia, y es que durante el pasado mes de Mayo he estado leyendo y disfrutando de su obra literaria y ahora sólo me faltan por leer dos de sus trabajos poéticos: “O libro da egoísta” y “Profundidade de campo”.

También he dedicado buena parte de mi tiempo a leer tres grandes clásicos de la literatura inglesa, bueno en verdad dos grandes clásicos y una pequeña novela de Jane Austen. Empezando por esta última novela de Jane Austen, titulada “Los Watson”, y que sin duda alguna te dejará un poco ese sentimiento de decepción ya que se encuentra inconclusa. Además este mes me decidí a leer “Norte y Sur” de Elizabeth Gaskell, tras la grata experiencia de “La casa del páramo” era el momento de adentrarse en una de esas grandes novelas que definieron la carrera de esta autora británica. El tercero y último de este grupo está firmado por una coetánea de Elizabeth Gaskell y una de mis escritoras favoritas, Charlotte Brontë, además este ha sido el último libro que he finalizado antes de dar entrada a la nueva estación y no es otro que “Shirley”, sin duda alguna uno de los mejores libros que he leído este año.

También ha habido algo de literatura de principios del siglo XX, de la mano de Stella Gibbons y su “Bassett” que llegó a mis estanterías en forma de regalo de navidad y he de confesar que tanto la novela como su autora era un auténtico misterio para mí, pero al final puedo decir que ha sido una lectura muy amena y divertida, tanto que ya me he hecho con una copia de su primera novela “Cold Comfort Farm”.

Y finalmente he leído “Me llamo Lucy Barton”, algo de literatura contemporánea y además de una escritora de los Estados Unidos que tantas buenas críticas y alabanzas a recibido con este libro, y no es de extrañar que tanto crítica como lectores hablen tan bien de esta pequeña novela ya que es un viaje emocional a través de las relaciones personales entre una madre y su hija.

Si se compara con los planes que tenía hace tres meses, se puede apreciar que sólo he podido finalizar dos de los libros mencionados en aquella entrada, justamente estos dos últimos aquí mencionados, pero a decir verdad uno ha de disfrutar de la experiencia lectora y dejarse envolver por esas historias que nos van llegando en cada momento.