Archivo de la etiqueta: Sylvia Plath

Autumn reading wrap up

 

Ahora que el final del año se acerca es momento de mirar atrás y repasar esos libros que han marcado esta estación que recientemente hemos despido, en otoño no he leído tanto como me hubiera gustado, pero si tengo que ser sincero han sido meses de descubrir nuevos autores favoritos y eso siempre es algo positivo.

Como se suele decir muchas veces es más importante la calidad que la cantidad, y es en este aspecto con el que me quedo en lo referente a estas lecturas otoñales. Muchas veces no elegimos lo que nos gusta, pero sí que podemos elegir si queremos jugar sobre seguro o arriesgarnos con un autor que nos es desconocido, y es por ello que intentaré repetir esta fórmula que tan buenos resultados me ha dado hasta la fecha.

Narrativa:

Empezamos por orden de lectura, y con uno de esos libros que tal vez no se pueda decir que sea la obra más representativa de su autora, pero que de verdad merece la pena, me refiero a “Silas Marner” de George Eliot (Mary Anne Evans). Lo que me gustaría decir de “Silas Marner” es que este ha sido el libro que me ha animado a leer más obras de Mary Anne Evans, y es que de verdad que uno querría poder vivir en los mundos creados por la fenomenal escritora inglesa y conocer a esos personajes creados en sus novelas.

Algo similar me ocurre con “El profesor” de Charlotte Brontë, este era el único libro que me faltaba por leer de Charlotte, y la verdad es que a pesar de que la obra no goza del reconocimiento de las otras novelas publicadas por la de Haworth, uno puede reconocer en un libro como este que estamos ante una escritora muy adelantada a sus época y con unas grandes cualidades para reflejar el mundo en el que vivía y las inquietudes de la gente de su época.

Otra novela que logra reflejar a la perfección las inquietudes de una generación es “La campana de cristal” de Sylvia Plath, esta es una de esas novelas que por los temas tratados y por su carácter semi-autobiográfico perdura en el tiempo; y es que es muy fácil ya no sólo llegar a “verse reflejado” en el personaje de Esther Greenwood sino que sentir una conexión con la historia narrada por Plath conectando de una manera muy intensa con la historia desde el principio hasta el final. Un libro de esos que te atrapan en sus reflexiones.

Después de estas tres novelas me gustaría comentar dos libros de cuentos o relatos, uno de ellos “Mary Ventura y el Noveno Reino” también de Sylvia Plath que es una historia muy recomendable para leer ahora estas fecha navideñas mientras uno pasa la tarde en familia. El otro es “Hombres sin mujeres” de Haruki Murakami, nueve relatos que me han ayudado a descubrir al popular escritor japonés y además me han ayudado a orientarme un poco en su extensa obra literaria en la que destaca tanto como novelista y cuentista.

Poesía:

Empezando por una recopilación de poemas de Emily Brontë que es realmente imprescindible para todos los amantes de la literatura, y es que uno al leer este volumen que recoge todos los poemas de la escritora inglesa se da cuenta de que Emily era ante todo una poeta, y es en este tipo de composición literaria en donde encontramos no sólo su talento sino que además está presente toda su esencia.

Y terminando con uno de los poemarios que Sylvia Plath escribió, pero que nunca pudo ver publicado, me refiero a “Ariel” (1965). Este poemario de apenas cien páginas es una buena forma de acercarse a la otra vertiente de la corta pero intensa carrera de Plath, la obra poética de una autora que de verdad que lo tenía todo para ser considerada como una de las más grandes autoras del pasado siglo.

Cómics:

El denominador común de estos cómics “Matar a un ruiseñor” y “La lotería”, es que ambos están basados en obras muy conocidas de la literatura estadounidense, y esta forma de acercarse a estas historias ha sido realmente enriquecedora para mí; partiendo del hecho de que se trata de dos historias muy conocidas, poder disfrutar de estos dos cómics ha sido de lo mejor de estos últimos tres meses, y es que no es sólo la presentación visual del formato cómics, sino el gran trabajo para convertir esta novela y este cuento en dos cómics demuestra que estamos ante dos obras con una carácter propio y muy recomendables.

Descubriendo a Sylvia Plath

Sylvia Plath.jpgRecientemente he tenido la oportunidad de acercarme y descubrir la obra de una autora muy querida por los lectores y también muy respetada por la crítica (primera ganadora de un Pulitzer a título póstumo), y que está considera como una de las autoras clásicas de la literatura estadounidense, y además goza de una reputación ganada con su pequeña pero excelente producción literaria. Hablar de Sylvia Plath es muy fácil, porque a pesar de que no llegó a ser plenamente consciente de todo su éxito (murió con apenas treinta años) estamos ante una de esas escritoras especiales capaz de trascender la barreras del tiempo con un novela que se leerá por generación y generaciones.

Sin embargo, he decir que considero que Plath era ante todo poeta, y esto es algo que también se aprecia en su narrativa, su dominio y maestría del lenguaje y las palabras que hacen que el lector disfrute de cada línea que lee. En mi propósito de leer parte de la obra de la bostoniana decidí empezar por uno de sus poemarios más conocidos, “Ariel”, tengo que decir que me parece que la decisión fue la correcta ya que en esta última obra de Plath nos encontramos con poemas como: “The Night Dances”, “The Arrival of the Bee Box” y “Daddy” que realmente merecen la pena.

También me decidí a darle una oportunidad a su única novela publicada, “La campana de cristal”, esta obra de carácter semi-autobiográfico es una exploración de la vida de una joven, y que poco a poco se va sumiendo en una reflexión personal en la que se recogen su visión acerca del mundo en el que le ha tocado vivir. En esta novela de iniciación conocemos a Esther Greenwood, un personaje que nos va describiendo cómo es su vida en la gran ciudad y sus dificultades para adaptarse a ese estilo de vida, pero también veremos como la vida de Esther da un vuelco cuando ve sus sueños desaparecer y cada vez se va sintiendo más fuera de sitio y alejada del mundo. Me gustaría decir que aunque me ha encantado el libro, hay pasajes realmente duros y sobrecogedores que pueden llegar a ser difíciles de leer para algunas personas.

Y finalmente leía “Mary Ventura and the Ninth Kingdom” un pequeño cuento en el que ya vemos varias de las características más reconocibles de Plath como autora, y a pesar de que este es un pequeño relato que escribió con veinte años. La ambientación, el uso de metáforas y potentes imágenes que se quedaran grabadas en la mente del lector, hacen que este relato de apenas 50 páginas sea mucho más interesante de lo que pueda parecer en un principio. He de decir que al principio la idea de leer una historia sobre una niña que realiza un viaje sola en tren me parecía poca cosa; pero he de confesar que con Plath hasta las cosas más pequeñas tienen un matiz especial que las hacen realmente geniales, y es por ello que también podría ser recomendable leer este pequeño cuento como forma de introducirse en la obra de Plath.

Bueno esto ha sido todo por mi parte, descubrir a una autora es siempre un motivo de alegría en la vida de un lector, encontrarse con algo nuevo, especialmente en este caso con una autora tan especial y de capacidades tan excelsas para plasmar sobre el papel todos sus sentimientos y preocupaciones. Definitivamente seguiré leyendo más cosas de Sylvia Plath, e incluso es probable que le de una segunda lectura a estas obras que yo he conocido gracias a una serie de audiolibros con varias de sus obras, en los que he echado en falta algunos de sus otros poemarios como son: “Crossing the Water”, “Winter Trees” y especialmente “The Colossus”, y quien sabe tal vez algún día también le pueda dar una oportunidad a los diarios de una escritora que, sin ninguna duda, podemos decir que está entre las más grandes.

Acercarse a la poesía a través de internet

Con motivo de este de este Día Mundial de la poesía he pensado que está es la ocasión perfecta para compartir cuales son las mejores formas que he encontrado para acercarme a la poesía desde Internet, y como gracias a esta poderosa herramienta podemos ampliar nuestros límites y descubrir nuevos poemas.

Me gustaría comenzar esta entrada recomendando Cultura Colectiva, esta es una plataforma de apoyo al talento emergente a partir de una vinculación con los artistas, y lo hacen apoyando artistas, quienes vean en la plástica, la gráfica, el video o la instalación una vía para manifestar sus universos. Y obviamente también hacen una gran labor de divulgación de los nuevos poetas y poetisas.

La iniciativa “Cinco poemas de…” de la plataforma digital de Zenda libros una idea amparada por la compañía Iberdrola, y de la que el famosísimo escritor murciano, Arturo Pérez Reverte, es su cofundador y editor. En Zenda podemos encontrar un portal digital lleno de contenido muy interesante que va desde  las reseñas de libros interesantes, columnas de opinión, blogs, recomendaciones, noticias, entrevistas y obviamente también hay espacio para la poesía.

Ya en la lengua de Shakespeare tenemos dos páginas webs que también son muy recomendables. Siendo la primera de ellas la correspondiente a la revista de publicación en formato físico, The Rialto magazine. Y también la famosa revista Poetry London, revista que recoge y publica poemas y reseñas de varios países anglosajones como son UK, Iralanda, USA, Canadá o incluso traducciones de autores del resto del mundo; lo que más me gusta de Poetry London es su sección de Read & Watch que nos permite leer de forma totalmente gratuita algunos de los poemas que aparecerán en la revista, además de poder ver pequeños fragmentos de vídeo en donde diferentes autores recitan sus poemas.

Y para terminar decir que se puede encontrar poesía en las redes sociales, en Twitter por ejemplo hay gente muy capaz de escribir algo de calidad con tan solo 140 caracteres, o también aquí en WordPress donde seguro que todos seguimos algún que otro blog de gente que dedica su tiempo a crear y compartir sus maravillosos poemas, y por supuesto también en YouTube y Spotify.