Tag Archives: Norte y sur

Mis mejores lecturas del 2017

El pasado año ha sido un año plagado de libros magníficos y grandes historias, pero también ha sido un año de descubrimientos y desafíos. En total han sido cincuenta y tres libros o lo que viene a ser lo mismo que una media aproximada de 4 libros por mes, lo cual tengo que reconocer que ha sobrepasado mis expectativas iniciales de leer treinta libros.

He intentado leer un poco de todo, y no centrarme únicamente en las novelas. Así que en 2017 hubo un poco de teatro, un par de comics, varias colecciones de relatos o cuentos, un poco de no-ficción y mucha poesía. Este ha sido el año de la poesía para mí, y es que casi la mitad de mis lecturas fueron poemarios, y de ellos la mayoría correspondían a autoras gallegas con un total de diecinueve.

También me gustaría comentar que en lo referente al número de autoras leídas el pasado año no podría estar más contento, tanto con el número 33 de 53, como con la calidad de los libros leídos; en donde destacan autoras como Yolanda Castaño, Elizabeth Gaskell, Elizabeth Strout o Sara Mesa.

Como decía anteriormente, también ha habido algún que otro desafío lector, como por ejemplo el de intentar leer en inglés y hacerlo cada vez con más constancia. Otro desafío, pero este de carácter personal, fue el de finalizar la autobiografía de Morrissey, casi tres meses para leer un libro, que tengo que decir que me ha encantado; pero con un letra más pequeña de los deseable y grandes parrafadas del genio Mancuniano no es lo que se dice literatura ligera.

Antes de comenzar con esos libros que han marcado mi 2017, me gustaría hacer unas menciones especiales a dos pequeños relatos que he escuchado narrados por dos autores tan diferentes como son: Ian McEwan y Zadie Smith, un gran descubrimiento para mí.

La Autobiografía de Morrissey

No creo que nadie se sorprenda si digo que Morrissey es uno de mis cantantes favoritos. Así que cuando Malpaso se decidió a publicar una versión traducida al castellano de esta obra decidí que quería comprarla y leerla; el precio me echó para atrás, pero justamente las navidades pasadas alguien de mi familia me regalaba un ejemplar. Ejemplar que como he dicho anteriormente tardé varios meses en leer, lo cual me sirvió para poder pasar más tiempo descubriendo ese lado más personal e íntimo de una de las mayores estrellas de la música británica de los últimos cuarenta años; un artista al que admiro y del cual antes de leer su autobiografía he de reconocer no conocía muy bien. Tenéis que entender que con Morrissey siempre hay un halo de misticismo, medias verdades y mentiras que el propio cantante ha creado para protegerse de las intromisiones de los tabloides ingleses, así que este es un libro que le recomiendo tanto a todos los fans de Morrissey como a los fans de la buena literatura.

Me llamo Lucy Barton

Mi relación con la literatura americana no es del todo buena, y durante años tengo que confesar que fue casi inexistente. Así que con buena fe y con altas expectativas decidí acercarme a un libro que podemos llamar popular o al menos que había gustado bastante, y ciertamente yo también terminé disfrutándolo, tanto que me gustaría seguir leyendo a Elizabeth Strout en el futuro.

Norte y Sur de Elizabeth Gaskell

Este fue el segundo novelón que leí en 2017, y fue todo un acierto y una gran lectura. Personajes memorables con los que es muy fácil empatizar, una historia muy bien elaborada y mejor contada, y sobre todo una lectura que te atrapará. Este era mi tercer libro de Gaskell y a pesar de que podía intuir que me iba a gustar, tengo que decir que fue aún mucho mejor de lo que me hubiera podido imaginar, en otras palabras un imprescindible y uno de esos libros que todos deberíamos de leer.

As Arpas de Iwerddon e A segunda Lingua

As Arpas de Iwerddon de Luz Pozo Garza y A segunda lingua de Yolanda Castaño son dos de los mejores poemarios que he leído en 2017, dos autoras que representa a la perfección la poesía gallega. Luz Pozo Garza una de las figuras más importantes de las letras galegas con una dilatada carrera de más de sesenta y cinco años, mientras que Castaño es una de las referentes de una poesía que podemos llamar más experimental y libre, que tras más de dos décadas desde su debut literario se ha convertido en una de las más conocidas autoras gallegas en la actualidad.

Shirley

De Shirley obra firmada por Charlotte Brontë; recuerdo haberla leído con mucho gusto, que durante aquellos días podía leer varias decenas de páginas sin ninguna dificultad, y que fue una historia en la que me sumergí completamente y como si fuera un rio de una corriente apacible, yo me deje llevar hasta llegar a lo orilla que en este caso fue un último capítulo que recuerdo a la perfección por ser justamente como yo lo hubiera escrito.

Kiss Kiss de Roald Dahl

Yo diría que esta colección de relatos es adictiva, y es que en ella se recogen varios de los relatos del escritor británico, relatos en los que Dahl reproduce esa perfecta formula en donde la intriga y la fascinación por sus peculiares personajes atrapan al lector que se verá sorprendido con un final que siempre tiene una vuelta de tuerca que pocos podríamos adivinar durante la lectura.

How to be Both de Ali Smith

How to be Both es uno de esos libros que del que a pesar de que no sabía gran cosa, estaba convencido de que me terminaría encantado, y en efecto esta novela en dos partes que firma la escocesa ha sido una de las mejores lecturas de 2017. Pensándolo bien, no recuerdo haber leído nunca nada parecido a este How to be Both y es que el estilo de Smith es único e inigualable.

La balada de la cárcel de Reading y De Profundis de Oscar Wilde

El 2017 fue el año de Oscar Wilde y es que durante el pasado año leí cinco obras del genial autor irlandés, aunque dos de ellas fueron en una escucha que realice a partir de unos video de YouTube en la que varias personalidades de la cultura británica leían la obra de Wilde, y lo hacían justamente desde el antiguo penal de Reading, está ha sido una gran experiencia que os recomiendo a todos y todas.

Cicatriz de Sara Mesa

Esta ha sido la última novela que leí en 2017, y fue una lectura que me sorprendió y me encanto. Cuando cogí prestada esta pequeña novela (185 páginas) no sabía que me esperaba, sólo recordaba haber visto a la autora andaluza en un programa de Página Dos, así que cuando encontré esta Cicatriz en mi biblioteca local, me decidí a darle una oportunidad. Este es un libro fácil de leer, es una historia de personajes atípicos, personajes que no generan simpatía, que refleja algunos de los defectos de nuestra sociedad, y que no todo lo bueno ha de ser bonito, un relato que te hará pensar y una autora a la que tenemos que seguir la pista.

Para finalizar, me gustaría (como siempre) animaros a todos y todas a que le deis una oportunidad a estos libros, y es que de verdad que merece la pena intentar salirle de la zona de confort. La próxima entrada será una con una recopilación de propósitos para este año 2018 que recientemente hemos comenzado.

Advertisements

Spring Wrap Up

Ahora que oficialmente ya ha llegado el verano me gustaría reflexionar sobre todos esos libros que he leído durante la pasada primavera y que tanto me han gustado. Durante estos meses he intentado leer un poco de todo y esto me ha ayudado a descubrir nuevos escritores que no conocía.  Este proceso de encontrar nuevos libros ha sido posible a mis múltiples visitas a la biblioteca municipal en donde además de encontrar un gran catalogo y también puedes conocer un montón de personas que comparten ese mismo entusiasmo por los libros.

Pero siendo objetivo lo que más he leído ha sido poesía, especialmente poesía de autores gallegos y en Gallego. Este era uno de mis propósitos para este año y durante el proceso me he encontrado varios poemarios que sin duda alguna me gustaría recomendar a todo el mundo, por ejemplo: “As arpas de Iwerddon” de Luz Pozo Garza, “Na noite estrelecida” de Ramón Cabanillas, “La segunda lengua” de Yolanda Castaño y “Luz para un novo amencer” de María do Carme Kruckenberg.

Me gustaría dedicarle unas pocas líneas más a Yolanda Castaño, la famosa poeta televisiva, quien presentó durante unos años el concurso Cifras y Letras en la televisión de Galicia, y es que durante el pasado mes de Mayo he estado leyendo y disfrutando de su obra literaria y ahora sólo me faltan por leer dos de sus trabajos poéticos: “O libro da egoísta” y “Profundidade de campo”.

También he dedicado buena parte de mi tiempo a leer tres grandes clásicos de la literatura inglesa, bueno en verdad dos grandes clásicos y una pequeña novela de Jane Austen. Empezando por esta última novela de Jane Austen, titulada “Los Watson”, y que sin duda alguna te dejará un poco ese sentimiento de decepción ya que se encuentra inconclusa. Además este mes me decidí a leer “Norte y Sur” de Elizabeth Gaskell, tras la grata experiencia de “La casa del páramo” era el momento de adentrarse en una de esas grandes novelas que definieron la carrera de esta autora británica. El tercero y último de este grupo está firmado por una coetánea de Elizabeth Gaskell y una de mis escritoras favoritas, Charlotte Brontë, además este ha sido el último libro que he finalizado antes de dar entrada a la nueva estación y no es otro que “Shirley”, sin duda alguna uno de los mejores libros que he leído este año.

También ha habido algo de literatura de principios del siglo XX, de la mano de Stella Gibbons y su “Bassett” que llegó a mis estanterías en forma de regalo de navidad y he de confesar que tanto la novela como su autora era un auténtico misterio para mí, pero al final puedo decir que ha sido una lectura muy amena y divertida, tanto que ya me he hecho con una copia de su primera novela “Cold Comfort Farm”.

Y finalmente he leído “Me llamo Lucy Barton”, algo de literatura contemporánea y además de una escritora de los Estados Unidos que tantas buenas críticas y alabanzas a recibido con este libro, y no es de extrañar que tanto crítica como lectores hablen tan bien de esta pequeña novela ya que es un viaje emocional a través de las relaciones personales entre una madre y su hija.

Si se compara con los planes que tenía hace tres meses, se puede apreciar que sólo he podido finalizar dos de los libros mencionados en aquella entrada, justamente estos dos últimos aquí mencionados, pero a decir verdad uno ha de disfrutar de la experiencia lectora y dejarse envolver por esas historias que nos van llegando en cada momento.

Norte y Sur

20170403_231050

Hoy vengo a hablaros de un libro que me ha gustado mucho y de hecho ya se ha convertido en uno de mis libros favoritos de este 2017; estoy hablando de Norte y Sur de la escritora inglesa Elizabeth Gaskell y para ser justo tengo que decir que seguramente este libro se convierta en uno de mis 10 libros favoritos.

A pesar de que tardé un mes en terminar de leer esta gran novela que es todo un clásico de la literatura victoriana, tengo que confesar que una serie de eventos se cruzaron en mi camino y me alejaron por un momento de la lectura; pero como suele ocurrir con todos los grandes libros que te atrapan y enganchan a la historia, retomar la lectura supuso que al final incluso disfrutara más de esos capítulos finales.

Norte y Sur nos cuenta la historia de Margaret Hale, una joven del sur de Inglaterra que por circunstancias familiares se ve obligada a trasladarse al norte (podríamos decir que Milton representa a la ciudad de Manchester donde residía Gaskell), es así que utilizando esta dramática mudanza la autora aprovecha para mostrarnos los conflictos sociales y políticos derivados de la revolución industrial en la Inglaterra de mediados del siglo XIX. Para la heroína, el sur donde ha nacido simboliza el idilio rural; frente a él, el norte es sucio, rudo y violento.

Pero no debemos dejarnos engañar por esta breve sinopsis, Norte y Sur es algo más que un canto de amor a la campiña inglesa, de hecho; se podría decir que es una novela de denuncia contra la explotación laboral que se daba en aquella época y además tiene un bonito romance que se da entre dos personajes que no podrían ser más diferentes, me refiero a la señorita Hale y el señor Thornton.

Se podría decir que esta es una novela de personajes, pues en ella se recogen diferentes muestras de todos los estratos sociales que nos podríamos encontrar en una ciudad industrial y todos ellos reflejan a la perfección sus preocupaciones y ambiciones. Desde el esquirol que revienta la huelga hasta el patrono sin corazón que sólo puede pensar en cumplir con los pedidos de su fábrica, nos encontramos una serie de personajes que capitulo a capitulo van evolucionando.

Pero si tengo que quedarme con dos personajes esos serían Bessy Higgins y la propia Margaret; pues desde que la familia Hale está instalada en Milton, se establece una fuerte unión de amistad entre estos dos personajes y es a través de lo que ocurre en la casa de Bessy que nos vamos enterando de lo que está ocurriendo en la ciudad de Milton; por ejemplo la huelga y sus consecuencias para el pobre padre de Bessy que tiene grandes dificultades para encontrar trabajo al ser uno de los sindicalistas que promovían la huelga entre los trabajadores de la ciudad.

Lo único malo en cuanto a los personajes es que no terminamos de conocer en profundidad al señor Thornton y es un poco una pena porque es un personaje muy interesante, un hombre hecho a sí mismo y con un carácter muy rígido y severo que con la ayuda del señor Hale quiere convertirse en un hombre más culto y en una figura respetada en la sociedad.

Para finalizar me gustaría resaltar un par de aspectos que me han dejado pensando en otra de las obras cumbres de la literatura inglesa como es Jane Eyre y es que si se lees con algo de atención es fácil encontrarse con varios aspectos que son bastante similares. El primero de ellos se da al final del libro y es que el amor entre nuestros dos personajes protagonistas sólo se convierte en realidad cuando uno de ellos se encuentra en una situación extrema y totalmente desamparado, al igual que el señor Rochester se encontraba en un estado de ceguera tras el incendio de Thornfield. Y la segunda similitud es que tanto la familia Hale como el Señor Rochester tienen algo que ocultar; en el caso de Norte y Sur, los Hale ocultan a uno de sus hijos que ha tenido que abandonar Inglaterra tras participar en un motín en un barco y ahora se encuentra en busca y captura.

Es así como me gustaría terminar esta reseña con la recomendación de este libro a todas esas personas que disfrutan con la lectura de los clásicos de la literatura y es que tal vez Elizabeth Gaskell no sea tan conocida como las hermanas Brontë o Jane Austen (con la que erróneamente suelen compárala) pero sin ninguna duda Gaskell nos ha dejado un par de grandes novelas que todo el mundo debería de leer.