Archivo de la etiqueta: John Kennedy Toole

En busca de la gran novela americana

Durante estos meses de Julio y de Agosto estaré leyendo sólo a escritores estadounidenses, en esta pequeña meta que me he marcado está el firme propósito de encontrar esa gran novela americana que trata de ilustrar la cultura de los Estados Unidos en un momento determinado de su historia.

Para alcanzar este objetivo he decidido seleccionar a cuatro autores diferentes, que a pesar de que casi se podría decir que comparten la misma generación, tienen en común ese deseo de escribir un libro que trate de dar respuesta a la pregunta de ¿qué novela nos explica a nosotros?

El primero del que me gustaría hablar es James Baldwin (Nueva York, 1924), un escritor neoyorquino muy conocido por ser un autor total capaz de escribir tanto ficción como ensayos, además de haber firmado alguna que otra obra teatral. Personalmente descubrí a este autor gracias al programa Página 2, en su sección de cine que conduce Desirée de Fez, en ella que discutían la adaptación cinematográfica de “El blues de Beale Street”, que en principio será el título que yo lea de Baldwin.

Y sin salir de la gran manzana nos encontramos con una de esas grandes damas de la literatura estadounidense como es Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938), autora prolífica que no sólo destaca por su elevado número de publicaciones, sino que además lo hace por el gran nivel de las mismas. Con fama de escribir buenas novelas, Oates también se ha prodigado en otros formatos como el cuento. Sin embargo en esta ocasión me he decidido por uno de sus títulos más conocidos como es “La hija del sepulturero”.

Otro de esos grandes nombres que nos ha dado la literatura norteamericana es el de Philip Roth (Nueva Jersey, 1933), escritor que siempre solía formar parte de las quinielas para ganar el Premio Nobel de literatura, pero que a pesar de no haber sido distinguido con este reconocimiento, se podría decir que fue uno de los favoritos tanto de la crítica especializada como de los lectores. De Roth estoy leyendo su novela “Pastoral americana”, de la que por lo de ahora sólo tengo buenas palabras.

Y he dejado para el final “La conjura de los necios” de John Kennedy Toole (Nueva Orleans, 1937), un libro muy especial para mí, que empecé a leer en el verano de 2008 y nunca logré terminar. A pesar de que ya han pasado más de diez años, siempre he guardado este libro en un lugar destacado de mi estantería, sabedor de que era una lectura que tenía que finalizar por lo mucho que había disfrutado de aquellos capítulos leídos. Sobra decir que estoy deseando volver a encontrarme con esa exquisita pluma de Toole, y ese personaje tan peculiar y genial que es Ignatius Reilly.

Y me gustaría terminar recomendado estos cuatro escritores a todo el que quiera disfrutar de la buena literatura, además de enlazar un interesantísimo artículo publicado En El diario vasco acerca de la gran novela americana.

Los 50 años de Anagrama

Muchas veces hemos visto como la gente elogiaba el trabajo de una editorial tras ver su colección de portadas, con diseños preciosistas y el detallismo del diseño del propio libro como objeto, es un encanto al que todos hemos sucumbido; sin embargo en mi humilde opinión, lo que hace a una editorial grande no son los diseños de sus portas, sino los nombres que aparecen en ellas.

Desde esta premisa, me gustaría dedicarle una entrada a una de las editoriales que más me gustan, y de las que más han trabajado para enriquecer el panorama literario nacional, ya sea trayendo un gran número de traducciones de los autores más punteros, o apostando por escritores españoles y latinos que están en la primera fila del panorama narrativo a ambos lados del atlántico.

El catálogo de Anagrama es muy amplio, e incluso podríamos decir que en él podemos apreciar la evolución de la literatura a lo largo de este medio siglo. Ya sea en lo referente a narrativa (Panorama de narrativas y Narrativas hispánicas) como a la no ficción (Argumentos y Biblioteca de la memoria) uno tiene la sensación de que en Anagrama se encuentra todos esos escritores que podrían considerarse dignos de ganar los premios más prestigiosos, y en este caso no es una afirmación para nada pretenciosa, sólo tenemos que fijarnos en ese British Dream Team de Jorge Herralde o todos esos rompedores escritores franceses e italianos que forman parte de la nomina de autores de la editorial catalana.

Pero no os voy a engañar mi primer amor y contacto con Anagrama fue gracias a su colección de Compactos, que reúne lo mejor de toda su colección en formato libro de bolsillo, y que se caracterizan por su cuidada y minimista edición y un precio realmente asequible (algo muy bueno para estudiantes). Tengo que confesar que el autor que me ayudó a descubrir a esta editorial, fue uno de sus escritores más emblemáticos, me refiero a John Kennedy Toole autor de “La conjura de los necios“; y también decir que este fue el primer libro con el que empecé mi pequeña biblioteca personal, en el verano de 2008, y tras verlo mencionado en el ejemplar conmemorativo de los 50 años de la revista Rolling Stone.

Mi relación con Anagrama me ha ayudado a descubrir muchos grandes libros, y a varios de mis escritores de cabecera de los cuales me gustaría leerlo todo. Pero también me ha permitido descubrir nuevos nombres, gracias al Premio Herralde de Novela (nombre como Marta Sanz -ganadora, 2015- y Sara Mesa -finalista, 2012-) o al Premi Llibres Anagrama de Novel·la (“Canto yo y la montaña baila”, 2019).

Para concluir me gustaría decir que nunca he pensado cual sería mi editorial favorita, pero no podemos negar que Anagrama es una de esas editoriales que hacen las cosas realmente bien, y de las que da gusto saber cuales serán sus novedades porque estas no suelen defraudar. Y desde aquí desearles que los próximos años estén plagados de grandes libros y buenas ventas.