Archivo de la etiqueta: Edurne Portela

Mis 15+1 mejores lecturas del 2021

Ahora que ya hemos dejado atrás todas las fiestas navideñas, y el 2022 nos llama para retomar nuestra normalidad y el día a día, me parece que puede ser el momento perfecto para echar la vista atrás y repasar esas lecturas especiales, y de esta forma reunir en una misma entrada algunos buenos libros que pude disfrutar el año pasado.

En esta ocasión he querido huir de las listas, porque sinceramente 2021 ha sido un año de grandes lecturas y me parece injusto quedarme con sólo diez libros; así que he decidido agrupar varios de los libros leídos el año pasado en cinco categorías, mellor lectura en galego, mejor libro por un autor nacional, mejor obra de narrativa escrita por una autora extranjera, mejor obra de narrativa breve y poemario favorito.


Empezamos pola mellor lectura en galego:
2021 foi o ano no que por primeira vez achegábame á obra de Rosa Aneiros, unha das autoras máis destacadas dos últimos vinte anos tanto pola súa obra para un público infanto-xuvenil como para adultos. A principios de xuño deixeime atrapar pola historia de “Sibila” (Edicións Xerais), e quedeime fascinado tanto por esa historia que imos descubrindo aos poucos e está chea de suspense, como por ese uso da linguaxe case poética que utiliza a autora.

Tamén tiven a oportunidade de descubrir outra faceta dun autor xa coñecido, refírome a Domingo Villar, quen o ano pasado publicou Algúns contos completos” (Editorial Galaxia), un libro de contos que me sorprendeu moi gratamente. Os contos aquí recolleitos teñen un vínculo moi forte con Galicia, e isto é algo que vemos en todo o libro, empezando coa presenza do océano atlántico que atoparemos en varios relatos, ou esas historias máxicas presentes na nosa tradición.

E completa o pódium O lectorde Bernhard Schlink, obra que podemos ler en galego grazas á tradución de David A. Álvarez Martínez para a editorial Hugin e Munin. Este é un desos libros que cativaron a millóns de lectores en todo o mundo, e unha desas novelas que nos atrapa desde as súas primeiras páxinas. Unha novela de personaxes, na que o autor escribe sobre diversos temas, e que nos fará reflexionar sobre o lido.


Mejor libro por un autor o autora nacional:
Una de las mejores experiencias lectoras del pasado año fue descubrir a Edurne Portela, autora que ya conocía pero de la que nunca había leído nada. En Los ojos cerrados” (Galaxia Gutenberg) nos encontramos con una historia de la Guerra Civil Española, que es algo más que una historia sobre aquella época tan dolorosa, y de hecho la autora aprovecha para tratar otros temas como por ejemplo la amistad, la culpa y el dolor, la violencia y cómo afecta tanto al que la ejerce como a la sociedad, la vida rural en un entorno natural, y la reparación para la memoria de las víctimas.

Un libro que podemos decir que está en sintonía con el de Edurne Portela es El viaje de Gagarinde Agustín Fernández Paz (Kalandraka editora), un libro que tal vez no se centra en la historia con mayúsculas que puede ser los años de la dictadura, pero que nos deja una historia con muchas aristas que nos ayuda a comprender mejor lo que pasaba en aquellos años, una realidad que muchos vivieron en primera persona, pero que todos somos capaces de experimentar gracias a la excelente pluma de Fernández Paz.

También fue una sorpresa Los nombres propiosde Marta Jiménez Serrano (Editorial Sexto Piso), y digo sorpresa porque se trata de la primera novela de la autora madrileña, pero esta es una de esas obras que rápidamente han conectado con los lectores y además ha recibido elogios por parte de la crítica especializada. Hay que destacar que este es un libro sobre la vida, y en el que la autora comparte las reflexiones que cualquiera podría hacerse tras tomar las decisiones que van moldeando una vida.


Mejor obra de narrativa escrita por una autora extranjera:
La poda
de Laura Beatty (Impedimenta, y traducción de Ce Santiago) es uno de esos libros que sin ninguna duda fascinará a todos los lectores que se acerquen a sus páginas, a pesar de que esta es una historia bastante simple, en donde nuestra protagonista, una joven de quince años llamada Anne, decide abandonar su hogar y a su familia para irse a vivir al bosque. Pero mirando más allá, veremos que estamos ante una novela muy poderosa en la que los mensajes que la autora quiere transmitir están claros y ayudan a darle más entereza a una historia que está muy bien construida.

En La casa del tiempode Laura Mancinelli (Editorial Periférica, y traducción de Natalia Zarco) encontramos uno de esos libros que nos hacen viajar sin salir de casa, pero que a la vez nos hacen sentir como si estuviésemos en un lugar conocido. Nuestro protagonista es Orlando, un pintor que parece que ha perdido la inspiración, y que de repente se encuentra regresando al lugar que le vio nacer, y comprando una casa a la que está ligado emocionalmente. Quiero destacar esa forma de narrar sencilla de Mancinelli, quien pone el foco en la trama y los personajes.

Cuarteto de otoñode Barbara Pym (Gatopardo Ediciones, traducción de Irene Oliva Luque) es un libro que llevará a los lectores a reflexionar sobre temas de la vida, pero lo hace desde el punto de vista de personas mayores que viven una vida en soledad, y sólo comparten el espacio físico de la oficina en la que trabajan. Es un libro que mantiene un tono triste, pero también refleja a la perfección como la sociedad ve y trata a las personas mayores. Esta es una novela intimista y realista que ofrece una mirada pesimista de la vida, pero que se convierte en una experiencia lectora muy disfrutable.


Mejor obra de narrativa breve:
En De Homero y otros diosesde Irene Reyes-Noguerol (Maclein y Parker) nos encontramos con veinte relatos cortos, que están estrechamente conectados con el mundo clásico, una influencia que enriquece las historias que nos plantea la autora, ya desde el principio y con un título tan cautivador como el que tiene el libro. Una cosa que me ha maravillado de la lectura de este libro es la imaginación desbordante y esa poesía total que podemos disfrutar en sus casi ciento cincuenta páginas.

Yamiliade Chinguiz Aitmatov (Automática Editorial, traducción de Marta Sánchez-Nieves Fernández) es un libro que te atrapa, y lo hace con un estilo muy cuidado por parte del autor que hace que el lector sienta que está viviendo en esa aldea del Kirguistán, y casi conozca a Seit, Daniyar y a Yamilia de toda la vida. La prosa es sencilla pero muy evocadora, casi recreando ese estilo de un viejo recuerdo de una vivencia que impactó a nuestro narrador cuando era joven y ahora se niega a olvidar aquellos tiempos lejanos.

Las cosas que perdimos en el fuegode Mariana Enríquez (Anagrama) está compuesto por doce relatos que tienen un tono propio del género de terror, y en los que la autora irá aprovechando para mostrarle al lector algunas de sus preocupaciones con respecto a la sociedad en la que vivimos. Se podría decir que lo paranormal y lo social se dan la mano, en unos relatos que afectarán al lector desde varios y diferentes ángulos, y esto es algo que enriquece la experiencia lectora.


Mejor poemario:
Nimiedades
de María Paz Otero (Ediciones Hiperión) es un libro de poemas en donde encontraremos que hay muchos de ellos que tratan sobre una relación amorosa, y podemos afirmar que la autora es capaz de hacer una precisa disección sobre ese amor real y puro que uno desea poder encontrar alguna vez en la vida. Otros temas que podemos encontrar en este libro pueden ser la enfermedad y la vejez, y es por ello que me han gustado tanto los poemas dedicados a los abuelos. Este es un poemario que pone en valor las cosas sencillas que forman parte de nuestras vidas.

Transformacionesde Anne Sexton (Nórdica libros, traducción de María Ramos e ilustrado por Sandra Rilova) es un libro en el que se recogen dieciséis cuentos de hadas de los hermanos Grimm, con los que Sexton es capaz de crear una obra propia, repleta de referencias contemporáneas y nuevos matices que enriquecen estos poemas, todo ello con una visión irónica que también sirve para hacer una crítica social. Y me parece que este libro puede ser el lugar perfecto para empezar a descubrir a uno de los grandes nombres de la poesía estadounidense.

E para rematar, XelArias. Palabra á intemperiede Emma Padreira e con ilustracións de Laura Romero (Baía Edicións), un pequeno artefato poético que é unha homenaxe moi persoal que busca poñer en valor a figura de Xela Arias no ano que lle adicaron O Día das Letras Galegas. Ademais dunha aproximación na que a autora quere tender pontes entre a poeta Xela Arias e o lector. E non podemos deixar de mencionar, a orixinalidade deste novo libro de Emma Pedreira, que é un exercicio de creación literaria moi interesante, e que consiste en escribir novos poemas pero empregando versos que aparecen nos diferentes poemarios que publicou a de Sarria.


Y poniendo el broche final a esta entrada con la que repaso mis mejores lecturas del 2021, he decidido añadir un libro muy especial y que disfrute mucho leyendo, me refiero a “Granta – Los mejores narradores jóvenes en español, 2” (Editorial Candaya), un libro que recoge relatos de los veinticinco mejores escritores y escritoras jóvenes, y que nos permite a los lectores descubrir nuevas voces narrativas que con suerte nos acompañarán en los próximos años.

Anuncio publicitario

Reseña: Luces de invierno de Irati Elorrieta

Hoy quiero dedicarle una entrada a uno de esos libros que te enganchan desde la primera página, pero que te conquista cuando llegas al final y te das cuenta de todas las capas y la profundidad de la historia, me refiero a “Luces de invierno” de Irati Elorrieta (Premio Euskadi de Literatura en Euskera 2019), un libro que podemos encontrar en el catálogo de la editorial Galaxia Gutenberg desde el pasado mes de octubre.

Esta es una de esas novelas en las que viajamos tanto a nivel emocional, como por diferentes lugares, y lo hacemos con varias historias que como líneas paralelas finalmente se terminan cruzando. Es cierto que Berlín puede ser considerado el centro de esta historia, pero al final son todas las vivencias de Añes antes de llegar a la capital de Alemania las que terminan definiendo buena parte de esta novela.

Pero no debemos de confundirnos y pensar que en una novela cosmopolita y con toques multiculturales como esta no hay espacio para esos grandes sentimientos universales, en ella encontraremos un sentimiento de desarraigo que está muy presente desde el principio y se mantiene hasta el final, y es una característica que está presente en varios de los personajes que nos encontramos a lo largo de la novela. Pero si algo puede superar ese sentimiento es la amistad, y en este libro encontramos una gran exploración de lo que la palabra amistad significa en tiempos como estos. Además de otros temas como las relaciones de pareja, los recuerdos que nos persiguen o la migración y cómo establecer una pequeña comunidad de personas que comparten una misma experiencia.

Como se puede ver estoy evitando comentar la trama de esta novela, de la que podríamos afirmar que trata sobre la vida; y está construida con varias historias como la Añes, la de Marta, la de Xuan, la de Lasse o la de Kai, que al final terminan por llegar a ese punto en el que se tocan. Todo ello con descripciones que nos harán viajar de las playas de El País Vasco, a París, hasta terminar en esa ciudad central que es Berlín; además de unos diálogos muy profundos y reveladores que nos permitirán conocer más en profundidad a nuestros protagonistas.

Para finalizar, quiero recomendar la lectura de “Luces de invierno” de Irati Elorrieta (Galaxia Gutenberg), un libro maravilloso con un estilo narrativo muy poético, y una novela que es toda una experiencia. En este libro encontraremos a personajes reales, que comparten sus reflexiones y preocupaciones acerca de temas que todos hemos compartido en algún momento, pero es esto lo que nos da la grandeza de esta obra, hacer de ese transcurrir de días y vivencias una novela que ofrece varias lecturas, y que se queda con los lectores una vez finalizado el último capítulo.

Reseña: Los ojos cerrados de Edurne Portela

Más información en la web de Galaxia Gutenberg

Tengo que confesar que aunque no suelo leer muchos libros que tratan el tema de la Guerra Civil, ni la Segunda Guerra mundial, reconozco que podemos encontrar grandes historias ambientadas en esta época, es algo que me ocurrió al leer “Expiación” de Ian McEwan, y que ahora también he sentido al leer “Los ojos cerrados” de Edurne Portela (Galaxia Gutenberg, Marzo del 2021). Y tengo que decir que me ha encantado poder descubrir a esta gran autora con una novela tan maravillosa como esta.

En esta novela en la que nos encontramos con una serie de personajes de los que se nos cuenta sus vidas en el presente, a la vez que se intercalan relatos acerca de sucesos que marcaron sus vidas en el pasado, uno siente que va destapando poco a poco el misterio que rodea a Pueblo Chico y a sus vecinos.

También merece la pena mencionar que tanto Pueblo Chico como la sierra que forma parte de su entorno, y sin olvidarme de esa niebla que cubre el pueblo con su espesor y densidad en algunos momentos de la historia, son un personaje fundamental en este libro que lleva la firma de Portela. Las descripciones de estos lugares, pero fundamentalmente el impacto que estos tienen en los protagonistas de la novela nos deja entrever que la naturaleza además de hermosa también puede ser una amenaza, y un lugar que atesora recuerdos de nuestras vidas.

La Guerra Civil es el marco temporal en donde se sitúa gran parte de la trama, pero es cierto que también hay una parte en el presente, en donde nos encontramos con Ariadna y su pareja, quienes han decidido que cambiar la ciudad por un ambiente más agreste podría ayudarles y se han mudado recientemente al pueblo, y es gracias a sus excursiones al monte y a sus conversaciones con los vecinos que iremos descubriendo esos recuerdos del pasado que vuelven para señalar a Ariadna las cuentas que tiene pendientes con su pasado.

Otra cosa que me ha gustado de “Los ojos cerrados” es que además de los recuerdos, podemos encontrar otros temas tan interesantes como por ejemplo la amistad que se establece entre Pedro y Andresito, la culpa y el dolor, la violencia y como esta puede afectar tanto al que la ejerce como a la sociedad, la vida rural en un entorno natural, y la reparación para la memoria de las víctimas.

Y para terminar, me gustaría decir que no exagero si digo que en “Los ojos cerrados” de Edurne Portela me he encontrado con la mejor prosa que he leído en lo que llevamos de año, y es por ello que me parece que es muy recomendable la lectura de un libro que además de tratar un tema tan importante, lo hace con un estilo muy amable con el lector y que te atrapa desde el principio, y un lenguaje precioso, lo que nos garantiza varias horas de buena lectura. En mi caso tengo que comentar que he disfrutado mucho de esta lectura, incluso me atrevería a afirmar que he disfrutado desde la primera página y hasta de los agradecimientos que aparecen al final, en donde la autora comenta sus orígenes gallegos por parte de padre.