Archivo de la etiqueta: Cuentos

Reseña: Granta – Los mejores narradores jóvenes en español, 2

Más información en la web de la editorial Candaya

Tengo que empezar esta entrada diciendo que en lo que llevamos de año he podido leer libros muy interesantes y de gran calidad literaria como pueden ser: “Cobiza” de María Reimóndez, “Los ojos cerrados” de Edurne Portela o “La ocasión” de Juan José Saer; pero también es cierto que no he leído ningún libro tan especial como “Los mejores narradores jóvenes en español, 2”, un libro en el que Granta ha seleccionado 25 autores nacidos a partir del 1 de enero de 1985, y que la editorial Candaya ha sacado al mercado el pasado día 12 de abril.

Este es uno de esos libros que al lector le ayuda a disfrutar al máximo de la experiencia lectora, primero porque ofrece la oportunidad de descubrir a nuevos autores y autoras, segundo porque nos ayuda a abrir nuestros horizontes como lectores y a conocer lo que se está haciendo en otros países, en tercer lugar al tratarse de un libro de relatos se fomenta una lectura relajada en la que solo tenemos que sentarnos y dejarnos atrapar por las historias que aparecen aquí recogidas, y finalmente porque este libro es una muy buena carta de presentación para jóvenes talentos que no solo son el presente sino que también son el futuro de la literatura en español.

Yo, personalmente, decidí acercarme a este libro antes de conocer los nombres y las nacionalidades de los autores y las autoras que aparecían en esta recopilación, y si digo la verdad lo hice movido por todas esas maravillosas personas que he conocido gracias al blog y que viven al otro lado del océano Atlántico, gente como Beat Books y Coremi, y me parece que este es un libro que tiende puentes y pone en valor el gran momento que los escritores que escriben en castellano están viviendo.

Pero tampoco voy a negar que un factor diferencial a la hora de acercarse a un libro como este es el poder conocer y leer a los escritores que aparecen entre esos 25 mejores escritores y escritoras jóvenes, así que me parece de justicia citarlos a todos por orden alfabético, primero de país y luego según su apellido. Argentina tiene tres representantes: Camila Fabbri (1989), Martín Felipe Castagnet (1986) y Michel Nieva (1988). Chile tiene dos representantes: Paulina Flores (1988) y Diego Zúñiga (1987). Por Colombia tenemos a José Ardila (1985). Por Costa Rica a Carlos Fonseca (1987). Cuba tiene tres representantes: Dainerys Machado Vento (1986), Carlos Manuel Álvarez (1989) y Eudris Planche Savón (1985). Por Ecuador tenemos a Mónica Ojeda (1988). España tiene 6 representantes: Andrea Abreu (1995), David Aliaga (1989), Munir Hachemi (1989), Cristina Morales (1985), Alejandro Morellón (1985) e Irene Reyes-Noguerol (1997). El representante de Guinea Ecuatorial es Estanislao Medina Huesca (1990). México presenta a cuatro autores como: Andrea Chapela (1990), Mateo García Elizondo (1987), Aura García-Junco (1989) y Aniela Rodríguez (1992). El representante de Nicaragua es José Adiak Montoya (1987). Por Perú tenemos a Miluska Benavides (1986). Y finalmente por Uruguay nos encontramos con el escritor Gonzalo Baz (1985).

Además me gustaría dedicarle unas líneas a esos relatos que más me han gustado. Y no se me ocurre una mejor manera que empezar por el primero, el que firma la escritora ecuatoriana Mónica Ojeda y lleva por título “Inti Raymi”, este es un texto muy potente, en el que uno puede sentir toda esa crueldad que un grupo de niños puede llegar a ejercer contra otro niño, además es un texto que tiene toques mágicos y misteriosos que me han gustado bastante. También es muy interesante el relato “Cápsula” del mexicano Mateo García Elizondo, un texto más reflexivo y pausado, en el que el autor nos propone ponernos en la piel de un criminal que tiene que pasar su condena encerrado en una cápsula espacial, en la que tendrá todo el tiempo del mundo para pensar en cómo ha terminado encerrado en aquella peculiar celda.

El cuento “Viajeras bajo la marquesina” del cubano Eudris Planche Savón me parece que tiene todo lo bueno que uno puede encontrar en esos libros sobre libros que tanto me gustan, y en este relato en el que dos chicas se encuentran en el tren, y una tiene un libro de Katherine Mansfield que le dejará a la otra para leerlo, de esta forma se va iniciando una especie de conversación entre las dos protagonistas del relato mientras comparten este viaje en tren. Otro relato en el que encontramos a dos protagonistas femeninas es “Mar de piedra” de la mexicana Aura García-Junco, en este caso se trata de una profesora que termina enamorándose profundamente de una alumna, una historia amor en la encontraremos elementos de misterio que estarán muy presentes a lo largo de este relato.

En “Nadie sabe lo que hace” de la argentina Camila Fabbri nos encontramos con un relato que reflexiona sobre la infancia y las relaciones familiares entre unas hermanas que van camino de la independencia familiar; y la relación que se da entre nuestra protagonista y su abuela materna cuando la familia se va a vivir a casa de la abuela, mientras los padres están en la fase final de su relación sentimental. También se trata el tema de la infancia en el cuento que presenta la andaluza Irene Reyes-Noguerol, un cuento que lleva por título “Niños perdidos”, en el que una madre bipolar que puede llegar a resultar aterradora para la hija, y como la enfermedad mental puede cambiar la vida de una persona, aunque a ojos de esa niña, siempre seguirá siendo su madre.

Dos cuentos que me han sorprendido mucho son “Wandaja” del autor ecuatoguineano Estanislao Medina Huesca, y “El color del globo” de la escritora cubana Dainerys Machado Vento. En el primero tenemos una temática más social, en la que el autor nos cuenta algunas de las situaciones que ocurren en su país, situaciones a las que una persona tiene que enfrentarse a diario u otras más peliagudas, pero me gusta porque al final tiene un toque cómico que funciona muy bien. También hay humor en “El color del globo”, pero aquí es más una crítica a esa modernidad que nos atrapa en ridículas situaciones que nos conducen a la pérdida de nuestra identidad.

Y para el final me he dejado los dos relatos que más me han impresionado. “Oda a Cristina Morales” de la galardonada con el Premio Nacional de Narrativa en 2019, Cristina Morales, este es el relato que cierra este volumen, y en él la escritora granadina relata varios casos en los que mujeres fueron capaces de responder con contundencia, y salir victoriosas, ante una serie de ataques físicos contra su integridad; para finalmente presentarnos el caso de la cuatro veces campeona del mundo de kick boxing, también llamada Cristina Morales, unas experiencias que dicen mucho sobre nuestra sociedad. “Días de ruina” de la mexicana Aniela Rodríguez, es un relato muy poderoso, intimista y que aborda un tema que funciona muy bien en el formato del cuento; y como se trata de un cuento bastante breve me parece que lo mejor que puedo hacer es no comentar nada más, pero recomendar a esta autora y este cuento que guarda en sus páginas sentimientos tan dolorosos pero tan humanos.

Para terminar me gustaría recomendar la lectura de “Granta – Los mejores narradores jóvenes en español, 2”, como dije anteriormente en un libro como este uno se encuentra con relatos que le gustan más que otros, pero esto no puede impedirnos el disfrutar de los veinticinco textos que aquí aparecen. Además me gustaría hacer una segunda recomendación, se trata de añadir una lista al final del libro, con cinco nuevos autores y autoras jóvenes de cada uno de los países seleccionados y de aquellos que no han logrado obtener representación, así de esta forma podremos crear una buena selección de autores que de verdad son muy recomendables.

Reseña: Volar a casa

Más información en la web de Páginas de Espuma

“Volar a casa” de Daniel Monedero es un libro de cuentos, en el que nos encontramos cinco cuentos, pero en el que también encontraremos más relatos “ocultos” dentro de estos cinco cuentos que aparecen en este libro publicado por Páginas de Espuma. La extensión de las historias que podemos encontrar en este libro varían, desde las que tienen menos de quince páginas a las que superan las cuarenta y cinco, pero sin duda alguna este es el libro perfecto para leer durante un de fin de semana.

Digo que es el libro de relatos perfecto para leer durante un fin de semana porque Daniel Monedero es capaz de construir cinco pequeños universos en apenas ciento cincuenta páginas, universos en los que habitan la chica que se tatuaba pájaros, una chica que tenía un grupo de Punk, una joven que llega a Nueva York para lograr su sueño, un hombre que va a la lavandería, un escritor que reflexiona sobre el proceso de creación literario, un hombre que se siente observado por un pez exótico, y un joven que escribe relatos.

Además de construir mundos y personajes tan interesantes, en los relatos que aparecen en “Volar a casa” el autor desarrolla temas como la percepción de la realidad, las decepciones de la vida, los sueños, el poder transformador de los cambios o el proceso de creación literaria. Todo con un lenguaje muy poético y preciosista; además en estos relatos el lector se encontrará con un sinfín de referencias culturales que van desde J. D. Salinger, Rosalía de Castro y Borges hasta Emily Dickinson y Franz Kafka quienes dan título al segundo y cuarto cuento, respectivamente.

A modo de conclusión me gustaría recomendar este libro de Daniel Monedero y que tiene un título tan sugerente como es “Volar a casa”, porque verdaderamente este es un libro en el que los lectores se sentirán como en casa, ya que la literatura es el gran tema de este libro, en el que se reflexiona sobre el cuento perfecto, descubriremos a un persona que parece tener un don para escribir historias y también encontraremos a gente que bailan al ritmo de la biblioteca de una madre ausente. Me gustaría comentar que me gustó mucho el final del segundo cuento; y que el último, “Alta literatura coreana”, fue el que me pareció que tenía una mayor carga emocional; pero si me tengo que quedar con uno, me quedo con el tercero, el que lleva por título “Un cuento perfecto” tanto por sus tres protagonistas, que me encantan, como por la historia que protagonizan.

Empezando 2021 con literatura argentina

Instantáneas de la Ciudad de Buenos Aires

Esta es una entrada que me hace mucha ilusión publicar, uno de mis primeros propósitos literarios para el próximo año, es empezar 2021 leyendo a tres escritores nacidos en Argentina, porque he notado que es una nacionalidad de la que he leído a muy pocos autores. Además es innegable que en el pasado hubo una gran conexión entre Galicia y Argentina; algo que yo no quiero romantizar, sino señalar como algo que ocurrió y en cierta manera aún queda en el recuerdo de mucha gente que sigue diciendo eso de “Buenos Aires, capital de la quinta provincia gallega en el mundo”.

Por otro lado está la cantidad de argentinos y argentinas que cada año visitan el blog, casi setecientas este año, un dato que lo sitúan en el top cinco de países que han visitado este espacio digital en sus cuatro años de vida. Y me gustaría mencionar a Coremi del blog Saltos en el Viento, que es uno de los primeros blogs que descubrí, y una persona de la que he ido apuntando varias y buenas recomendaciones que me gustaría poder leer y descubrir; de hecho fue a Coremi a quien le comenté si podía recomendarme algunos autores argentinos, y su respuesta fue de gran ayuda, así que haciéndole caso leeré algunos poemarios de Alejandra Pizarnik.

Mi primera idea era la de dedicarle el mes de enero a esta propuesta de empezar 2021 con literatura argentina, pero finalmente serán tres semanas y tres libros de tres autores que son grandes embajadores de la literatura del país, como son: Juan Jose Saer, Alejandra Pizarnik y Mariana Enríquez. Se trata de un poco de novela, poesía y cuentos, que funcionan como un crisol que refleja una tradición literaria que nos ha regalado grandes obras.

El primer libro será “La Ocasión” de Juan Jose Saer, escritor nacido en Serodino (provincia de Santa Fe), un autor del que podemos disfrutar de toda su producción literaria gracias al trabajo de Rayo Verde Editorial. Saer es un escritor al que le tengo muchas ganas, porque ha sido descrito como “el gran escritor de la segunda mitad del siglo XX argentino”, y que fue capaz de poner su talento al servicio no sólo de la narrativa, sino que también es autor de poesía y ensayos, todo ello con un estilo inconfundible. Otra de esas grandes citas que definen a Saer como autor total sería la que dice que “la narrativa argentina, luego de Borges, solo se vio revolucionada con la aparición de la obra de Juan Jose Saer”.

Luego vendría Alejandra Pizarnik, quien ha sido publicada por Lumen, tanto sus poemas, como sus “Diarios”, y su “Prosa completa”. Como he dicho anteriormente, estoy interesado en leer algunos de sus poemarios, y la idea sería poder leer todo lo posible desde esa primera publicación que es “La tierra más ajena” de 1955, hasta “El infierno musical” de 1971, versos que se pueden encontrar en la primera mitad de ese precioso volumen titulado “Poesía completa”.

Para terminar con Mariana Enríquez, a la que muchos de vosotros y vosotras conoceréis de su galardonado “Nuestra parte de noche”, novela que en 2019 se llevó el Premio de la Crítica de narrativa castellana, además hay que comentar que el de Mariana Enríquez es uno de los nombre propios de Editorial Anagrama. En esta ocasión, he decidido leer un libro de relatos de la escritora nacida en Buenos Aires, “Las cosas que perdimos en el fuego”, y lo he escogido porque este fue uno de los títulos que Anagrama decidió poner a disposición de todos los lectores de manera totalmente gratuita durante los meses más duros de la pandemia, un gesto muy generoso y que merece mucho respeto.

En definitiva este es un proyecto que me ha generado mucha ilusión, espero encontrarme con tres buenas lecturas que abran la puerta a más y nuevos autores y autoras procedentes de argentina, y de esta forma poder seguir disfrutando de la buena literatura. Como siempre animar a todo el mundo a que le dé una oportunidad a estos tres autores y se acerquen a estos libros.

Winter reading Wrap-Up

Como cada trimestre, y coincidiendo con el cambio de estación, me gusta echar la vista atrás y repasar todas esas lecturas realizadas. Este es un momento de reflexión en donde reencontrarse con todos esos libros de los que has disfrutado.

Poesía y teatro:

Un libre amor – Chus Pato. Como cada año, desde el 2019, mi propósito es empezar el año leyendo un libro escrito por una autora gallega, y en este caso se trata de un poemario firmado por esta autora ourensana, que es uno de los nombres más reconocibles del panorama literario a nivel gallego. “Un libre amor” es mi primera aproximación a la obra de Chus Pato, y espero poder seguir leyendo más poemarios de esta gran escritora en el futuro.

Os vellos non deben namorarse – Castelao. De los grandes nombres la literatura Galega, Castelao era uno de los pocos que me quedaba por descubrir. Así que me decidí a darle una oportunidad a su única obra de teatro, que tuve la fortuna de ver representada en un teatro hace ya varios años. Con el recuerdo de lo visto aquella tarde, me acerque a este libro en el que se recogen tres historias en las que nos encontramos con tres personajes como son: D. Saturio, D. Ramón e O Sr. Fuco, que ya forman parte de la cultura gallega. Me gustaría comentar que esta obra de teatro fue escrita en Nueva York y estrenada en Buenos Aires.

El mercader de Venecia – Shakespeare. Otro de esos proyecto personales de este 2020, es el de leer al menos una obra de teatro de Shakespeare cada trimestre, y tengo que reconocer que es uno de los proyectos que más ilusión me hacen. Siempre he disfrutado mucho de sus obras y en este caso la experiencia ha sido realmente fantástica.

Relatos:

Sherezade en el bunker – Marta Sanz. Como muchos ya sabréis la editorial Anagrama ha iniciado una iniciativa, que consiste en regalar de forma totalmente gratuita cinco de sus ebooks de la serie de Narrativas hispánicas durante los días que dure esta situación de confinamiento. Pero el gesto de Marta Sanz de publicar un relato sobre el tema del confinamiento, y hacerlo también de forma totalmente desinteresada, es algo que también hay que valorar muy positivamente. Sobre “Sherezade en el bunker” tengo que decir que el relato está muy bien, y los lectores de Sanz encontraran ese estilo tan característico de la autora madrileña.

El ojo castaño de nuestro amor – Mircea Cărtărescu. A pesar de que la prosa del autor rumano no me era desconocida, tengo que confesar que me he encontrado con una antología llena de grandes relatos, que me han ayudado a descubrir a un autor que me ha fascinado completamente. Con un corte autobiográfico, nos vamos encontrando con las inquietudes de un Cărtărescu que va mezclando lo dramático de la situación social con esas escenas típicas de la vida. Varios son los relatos que me han maravillado, pero tal vez “Mi primer vaquero” y “…Escu” sean los que más me han impresionado.

Novelas:

Narrativa en Gallego:

Carrusel – Berta Dávila. No me sorprende nada que “Carrusel” haya sido seleccionada como la mejor novela del 2019. Un libro en donde el lenguaje se usa para crear imágenes que ayuden al lector a comprender un texto de autoficción, en el que la autora describe temas que poco a poco van ganando un espacio en el panorama narrativo, en este caso las enfermedades mentales. Muy recomendable.

As Ramonas – Ana Cabaleiro. Tener un libro bajo tu radar y que quieres leer a toda costa, suele terminar habitualmente en decepción; sin embargo esto no fue lo que ocurrió con “As Ramonas”, porque este era el libro que yo andaba buscando desde hace varios años. Una historia potente, con personajes que de verdad te atrapan y te hacen ser testigo de su mundo interior. La situación de Mona Otero tiene un poco de todo, comedia y drama a partes iguales, pero sobretodo muchas aristas en la que la autora demuestra que ya se ha consagrado con su segunda publicación.

Narrativa española:

Cara de pan – Sara Mesa. Aunque aún tengo un par de libros pendientes por leer, puedo decir que Sara Mesa es mi escritora contemporánea favorita; y he disfrutado tanto de sus novelas y cuentos, como de su ensayo “Silencio Administrativo”. Es por ello que aún a pesar de que ya intuía lo que me esperaba en esta historia (ya había leído muy buenas reseñas), he disfrutado mucho de “Cara de Pan”, porque la forma de desarrollar la historia va atrapando al lector y también nos encontramos con esos temas que nos hacen pararnos a reflexionar tan típicos de la autora andaluza.

Canto yo y la montaña baila – Irene Solà. Esta novela de Solà era justo lo que necesitaba en este mes de Marzo, porque de verdad estamos ante uno de esos libros que te hacen viajar sin salir de casa, en este caso la autora nacida en Malla nos traslada a los Pirineos. “Canto yo y la montaña baila” es un libro en el que la naturaleza es protagonista, y en la que las relaciones entre los personajes se basan en vínculos muy fuertes que resuenan a lo largo de toda la novela.

Narrativa internacional:

Los ingrávidos – Valeria Luiselli. El nombre de esta autora mexicana ha sido uno de los que más atención ha acaparado en el pasado año, gracias a un éxito a nivel de ventas y un reconocimiento por parte de la crítica; y no puedo negar que todo esto ejerció una influencia cuando me decidí a darle una oportunidad a este novela. Pero siendo sincero he de decir que mi experiencia leyendo a Luiselli ha sido mucho mejor de lo esperado, y espero poder leer más libros de esta autora en los próximos meses.

La única historia – Julian Barnes. Mi historia con Julian Barnes es una historia de amor incondicional, incluso antes de abrir un libro suyo ya sé que me va a gustar. “La única historia” es una de esas novelas que ofrecen al lector la posibilidad de reflexionar sobre diversos temas cuando termina de leerla, pero lo hace sin traicionar a unos personajes que se quedarán contigo varios días después de haber llegado al final de la historia.

El maestro y Margarita – Mikhail Bulgakov. La literatura rusa es la que más me atrae de toda la cultivada en el continente europeo, y teniendo en cuenta mis primeras experiencias, siempre que me encuentro con un autor de esta nacionalidad (Bulgakov nació en Kiev, 1891) dedicó un par de semanas a esta lectura, porque sé que con estos libros hay que disfrutar plenamente de su lectura. Y siguiendo esta receta, es normal que al final uno se encuentre con una experiencia lectora tan gratificante como la de pasar quince días leyendo y disfrutando de “El maestro y Margarita” por primera vez, libro que es uno de esos firmes candidatos a una relectura en el futuro.

La inquilina de Wildfell Hall – Anne Brontë. De los libros que tenía pendientes del año pasado, este de la pequeña de las Brontë era al que más ganas le tenía. Primero, porque se trataba del último de las Brontë que me quedaba por leer. Segundo, porque en 2020 se celebran los doscientos años del nacimiento de la escritora inglesa. Y tercero, porque tenía muchas ganas de volver a sumergirme en una de esas largas novelas victorianas, que a pesar de tener más de quinientas páginas, terminan haciéndose cortas. Sobre el libro no diré nada más que es muy recomendable. Para terminar me gustaría compartir una reflexión acerca de lo verdaderamente extraordinario, que es que tres hermanas escritoras hayan sido capaces de regalarnos tres obras maestras de la historia de la literatura como son “Jane Eyre”, “Cumbres Borrascosas” y este “La inquilina de Wildfell Hall”.

 

Reseña: Hombres sin mujeres

murakani.JPG

El libro del que me gustaría hablar hoy supone un gran reto personal, y también una pequeña responsabilidad; digo esto porque este es el primer libro que he leído del célebre escritor nipón, y además soy plenamente consciente de que Murakami es uno de los escritores más leídos del mundo. Sin embargo, tengo muchas ganas de hacer esta entrada ahora que también he descubierto todas las virtudes de la prosa del japonés, y estoy convencido de que me gustaría seguir leyendo más obras de su extensa y popular bibliografía.

Con Murakami he jugado sobre seguro, ya que el autor nacido en Kioto destaca tanto en su faceta de novelista con títulos que todos conocemos, como a la hora de crear cuentos o relatos cortos. Sin embargo yo siempre tuve muy presente que la forma de introducirme en su mundo narrativo sería a través de sus cuentos, y es que tras haber leído “La chica del cumpleaños” en 2018 quedé gratamente sorprendido. Es por ello que tras consultar con la wikipedia y pasar un buen rato en la biblioteca, me decidí a darle una oportunidad a esta colección que lleva por título “Hombres sin mujeres”.

Hombres sin mujeres” está compuesto por un total de siete cuentos, lo que lo hace perfecto para ir leyendo estos cuentos durante el transcurso de una semana. En estos relatos nos encontramos con un tema central que está presente en todos los relatos, y que tiene tanta importancia que incluso aparece en el título del propio libro, este tema es el de los hombres que han sido abandonados por las mujeres que han formado parte de su vida, o incluso han sido privados de su presencia. En otras palabras diferentes formas de afrontar el amor, el desamor, la soledad o la angustia.

Considero que el nivel de los relatos es bastante bueno, y he de decir que la extensión de los mismos (no superior a las cuarenta y cinco páginas) es la ideal para poder combinarlos con otras lecturas o leerlos por separado. Sin embargo uno de esos aspectos “negativos” de esta colección es que tras finalizar su lectura uno se queda con ganas de más historias, de hecho esta es una de las colecciones de Haruki Murakami que menos relatos reúne.

A pesar de que he disfrutado de cada uno de los siete relatos, me gustaría destacar tres que se podrían decir que son los que más me han gustado. Siendo el primero de ellos “Kino” que trata sobre un hombre engañado que decide romper con todo, y empezar de cero como propietario de un bar en el que viviremos momentos muy interesantes y fascinantes. Igual de fascinante, pero algo más enigmática es la historia de “Sherezade”. Mientras que en “Un órgano independiente” nos encontraremos con un personaje cautivador, el doctor Tokai, con el que viviremos en primera persona lo que puede llegar a ser para “algunas personas” el sentirse no sólo engañado, sino que también estafado por una mujer a la que creemos conocer.

Para finalizar, tengo que decir que “Hombres sin mujeres” ha sido un libro que he disfrutado mucho, y de verdad que me parece un lugar más que recomendable para empezar con el Murakami más cuentista. Personalmente considero que seguiré leyendo más obras del autor japonés, y ya tengo en mi radar una de sus colecciones de relatos más populares como es “Sauce ciego, mujer dormida”, que está compuesta por veinticuatro cuentos, y entre los que destacan algunos títulos como “La chica del cumpleaños” o “Tony Takitani”.

End of the Year TBR, 2019

IMG_0001

Ahora que este tiempo otoñal nos invita a refugiarnos en las páginas de un buen libro, y así encontrar cobijo para estas lluviosas semanas que hemos estado padeciendo últimamente; me gustaría comentar de forma breve algunos de los libros que tengo pensado leer en las próximas semanas.

En esta ocasión he seleccionado cinco libros de cuentos o relatos cortos, un tipo de prosa que no suelo leer tanto como me gustaría, pero que me ha dado muchos buenos recuerdos en los últimos tres años. En esta ocasión las nacionalidades de los escritores están bastante repartidas por toda la geografía. Empezando por dos países europeos no muy conocidos como pueden ser Rumanía o la fría Rusia, pasando por el imperio del sol naciente, sin olvidarnos de los Estados Unidos o el Reino Unido.

Empezamos con un libro que tiene un título que me ha llamado bastante la atención, y del que se podría decir que es una invitación al lector a acercarse a sus páginas, me refiero a “El ojo castaño de nuestro amor” de Mircea Cărtărescu. Del escritor Rumano, había leído previamente uno de sus relatos más conocidos “El ruletista”, y tras encontrar un estilo muy descriptivo y con un lenguaje exquisito, me he decidido a darle una oportunidad de verdad con uno de sus libros de relatos, y tal vez algún día animarme a leer alguna de sus novelas.

Un caso similar al de Cartarescu sería el de Murakami, y es que en 2018 pude estrenarme con el célebre escritor japonés gracias a “La chica del cumpleaños”, relato que me dejó una muy grata impresión. Ahora me encuentro leyendo “Hombres sin mujeres”, y tengo que decir que los dos relatos que he leído hasta la fecha me han gustado mucho y me parece que la faceta cuentista de Murakami puede ser muy de mi gusto.

Un libro que ya lleva algo más de un año en mis estanterías es esta recopilación de varios de los mejores cuentos firmados por la crème de la crème de la literatura Rusa, con nombres tan destacados como Aleksandr Pushkin o Nikolái Gógol. Pero he de decir que los que más me han llamado la atención son Fiódor Dostoyevski y Antón Chéjov, y es que he de confesar que nunca he leído a ninguno de estos dos gigantes de la literatura del pasado siglo XIX.

Pero si tuviera que elegir uno de los títulos más originales y sugerentes ese sería el de la colección de relatos con la que debutó este mismo año la escritora estadounidense Kristen Roupenian, “Lo estás deseando” es un título que da mucho juego, pero que no debería de distraernos de la prosa de una joven autora que ha venido para quedarse como bien demuestra este su primer libro.

Por último señalar una de esas grandes recopilaciones que siempre me llaman la atención cada vez que visito la web de Penguin Books, en este caso es “The Penguin Book of the British Short Story, Volume 2” que se centra en autores más actuales como pueden ser: Ian McEwan, Martin Amis, Ali Smith o Zadie Smith; pero sin olvidarse de esos autores que todos conocemos y apreciamos entre los que se encuentran: P.G. Wodehouse, Roald Dahl, Muriel Spark o Angela Carter. En definitiva más de cincuenta relatos que no puedes dejar de leer.